miércoles, 13 de diciembre de 2006

Ya no es lo que era


Ya no es lo que era
y no será lo que es.

China ha sido la mamá generosa para miles de familias desde hace muchos años. En España la adopción en China empezó hace uno 10 años, más de 5000 niñas hoy españolas han sido adoptadas en este tiempo. Mucho antes en Estados Unidos, Canadá y otro países decenas de miles de casas gozaban y gozan de las sonrisas de una pequeña y de algunos pequeños de origen chino.
En Italia acaban de entrar en el restringido círculo de los privilegiados, a penas 16 estados, que tienen acuerdo de adopción con la República Popular.
Entran en el peor momento.
Aclaramos esta expresión: “peor momento” con respecto a los años pasados, en este sentido peor momento, pero en ningún otro que no sea comparativo, ya que China seguirá siendo para miles de familias la cuna de su felicidad.
Sólo que tanta felicidad ha regalado China y con una generosidad, una honestidad, una seguridad que no tienen parangón, ni de lejos, con ninguna otra realidad adoptiva internacional, que los cambios que se ven llegar, y se venían previendo desde hace algún tiempo, serán traumáticos para muchos.

Pero en el fondo no se trata de nada excepcional.
Con más del doble de solicitudes con respecto a los menores adoptables, y una diferencia que va en cresciendo, se empezarán a aplicar criterios de selección de las “mejores familias”. Una expresión horrible: “mejores familias” no más terrible de lo que muchas familias han escrito en su carta a los reyes magos, en este caso en traje de directores del CCAA: niñas pequeñas, sanas, sin problemas físicos, ni psicológicos, huérfanas o abandonadas... qué no pase que alguien la reclame... con un abanico de edad cuanto más pequeño mejor, posiblemente guapas...

Sé que muchos se enfadarán en leer estas líneas, pero ¿no es así?

Entonces por que extrañarse que las autoridades chinas extremen las medidas de protección a favor de los menores y digan qué ya es hora de ser un poco más rígidos en el sentido contrario: en la carta a los futuros papás se requiere que estos sean sanos, jóvenes (es un decir, que no tengan más de 50 años), que tengan recursos económicos suficientes o que sean suficientemente honestos para declarar lo que ganan, que le dure una pareja algo más que un suspiro...
No se sientan aludidos los inocentes, no va por ellos, pero está en la naturaleza humana hacer las cosas imperfectas y ser la principal responsable, en las decisiones tomadas, de fomentar la injusticia que le vapulea.

China ya no será la mamá más generosa del mundo, ya no lo será para todos. Unos brazos enormes abiertos a cualquiera que exprese un deseo, ya no será así.

Es muy probable que padres estupendos acaben teniendo que renunciar y otros muchos peores consigan lo que quieren.
La buena gente no tiene el privilegio de estar con más frecuencia entre los ricos, ni entre los cultos, es verdad que tampoco lo contrario.

Los tiempos cambian. Y todo sigue igual.

Ojala los orfanatos estén de verdad vacíos. Estas medidas tendrían mayor sentido.
Probablemente no es así.

Si este mundo fuese otro, ningún niño se quedaría sin papás, ningún niño estaría en un centro de acogida, pero no es así y si vamos bajando y bajando nos sorprendería descubrir que todos los hilos que nos anclan a este Planeta acaban enlazados en una única cuerda de la que colgamos todos, por más o menos tiempo.

Y pido disculpa, por adelantado, a todos los que justamente pensarán “este tío tiene un morro que se lo pisa”
Tengo tres hijas y me permito el lujo de pontificar.
Lo siento y perdón.

Feliz Navidad

5 comentarios:

  1. Roberto como siempre das en el clavo. Me encantaría que fuese verdad esto de que no tienen suficientes niñ@s adoptables para tanta demanda, pero bueno no podemos hacer nada más que esperar que todo vaya relativamente bien y que much@s niñ@s encuentren pronto a su familia. Gracias por etar ahi como siempre, una vez más con otro medio más, como este blog, a pesar de que no se como lo haces, como tienes tiempo para tanto. Enhorabuena por todo lo que haces, tus hijas seguro que se sienten y sentirán orgullosas.
    Eva.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Eva!
    El truco... es dormir muy poco
    Roberto

    ResponderEliminar
  3. Ciao Roberto. non so perchè, però avevo scritto un testo ed si è sfumatto¡¡
    Mi chiamo Paola.Ho 30 anni Sono Asturiana, e mi sento a morire si penso en las últimas noticias sobre las restricciones entorno a China; vine a un ciber a informame más seriamente sobre lo que escuché en los telediarios, y a lo que no daba crédito¡¡¡ que duro es para mí.
    Yo no tengo opción ya¡¡¡¡¡
    Este año ha sido un infierno per me, molto duro, e tutta la mia vita è cambiata. Sono stata molto malata y si hanno fatto con me "drásticas" decisiones. Non potrò avere figli, la cosa più desiderata per me. Avevo anche un lavoro stabile, però anche lo ho perso per "essere malata", e penso di essere "nubile"(se diceva cosí? il resto de la mia vita....
    ma che cosa posso fare Roberto¡¡¡¡
    solamente desidero piangere perche ..... ADESSO CHE COSA FACCIO???
    ti prego di un aiuto.
    grazie.

    ResponderEliminar
  4. Al hilo del requisito: "que dure la pareja más de un suspiro"...ya sabes bien que muchas parejas llevamos muchos años suspirando por ser padres. Las cosas están realmente difíciles ahora. Sólo espero que los papás que no puedan ver sus deseos cumplidos en China, lo consigan en otro país. También desearía que fuese cierto que no hay niñas esperando en China.

    Un saludo,
    Eva (otra diferente a la del mensaje del 21.12.06!!)

    ResponderEliminar
  5. Felicidades Roberto, por este recién encontrado espacio de desahogo personal que espero no olvides abrumado por tus muchos proyectos...Las terapias de grupo son muy utiles 1' para uno mismo...y por extension para los que menos esperas...

    Pasito a pasito sin olvidar el objetivo final...que quizas no sea otro que el caminar..

    Besazos Merche

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China