viernes, 12 de enero de 2007

La batalla del pipí


Son casi las tres de la madrugada, duermo poco, a veces poquísimo. Esto, que en el fondo es un hecho personal, lo voy a aprovechar para hablar de un problema que preocupa a muchas familias.
Que no seamos pocos los que tenemos hijos que tienen problemas con los pipís nocturnos lo demuestra el hecho que en los supermercados exponen todo un catálogo de pañales de hasta no sé cuantos kilos y años de edad.
Y si se exponen quiere decir que se venden y se venden quiere decir que hay siempre más niños con un problema de control del pipí.
Hay muchos motivos que pueden ser causa de esta situación, a menudo más de uno coincidente.
A menudo díficil de identificar o dificiles de encontrar todos si son más de uno. En algunos casos puede ser necesario acudir a un profesional.
De momento no hemos querido agobiar a la niña con tratamientos e instrumentos de tortura. Pero ya empieza a tener edad de encontrarse en situaciones desagradables por este problema.
Es posible que haya otros problemas a atacar, pero lo cierto es que uno de estos problemas es la profundidad del sueño de mi hija.
Siplemente: no se despierta.
La he llevado al baño ya 4 veces, desde las nueve y algo a las tres de la madrugada. No ha bebido mucho, pero cada pis es una catarata.
Quien la conoce un poco ya no se impresiona, pero lo cierto es que puede eliminar litros de líquido a pesar de haber bebido casi nada.
Entonces ¿cómo pedirle que no beba? Bueno, se lo pedimos y nos hace caso.
La despierto, mejor dicho intento despertarla, la llamo, la muevo, pero no se despierta. La levanto, casi de peso, en brazos, pesa eh! Se sienta en el water, hace pis, pero sigue dormida!!!
Le hablo suavemente, si bien con cierta decisión e insistencia, recordandole lo que quería conseguir antes de irse a la cama: ganar otra batalla.
Lo conseguiremos!!
Me mira, parece despierta.
No estoy tan seguro.

El juego ahora, que hemos decidido de hacer otro intento en serio (uno nuevo ya ha habido varios sin llegar a conseguir nada o casi nada) es que se trata de una batalla.
He tenido dudas sobre este planteamiento, por qué: ¿y si no lo conseguimos? cómo se tomará esto de haber perdido la guerra¿?

Bueno, no perderemos. Sencillo ¿no?
Nunca se pierde cuando se intenta conseguir algo que cuesta mucho trabajo. Aunque no hayas llegado hasta la meta final.
Iré otra vez, la quinta.

Bueno, resulta que ayer hablando del tema antes de ir a la cama, me suelta: papá a lo mejor la señora en la que he estado en la tripa se hacía pipí por la noche ¿verdad?
Puede que también el señor, por que el señor pone su semillitas y eso cuenta mucho ¿verdad?

Me dejaré de comentarios, por que me he quedado tan sorprendido como vosotros.
Hoy 7 años dan para mucho.
Mientras me contenía... (estaba a punto de ir a comprar pañales de talla 14 años! )
me salió esta respuesta: Eso hija mía no lo explixca todo. Por que si eso lo explicara todo, también todos los hijos serían iguales, idénticos a sus papás, y sabes que nos es así.
Hay que luchar para conseguir las cosas que se desean y los hijos consiguen siempres nuevas cosas con respecto a sus papás.
Así que aunque la señora que te ha tenido en la tripa se hacía pis todas las noches, no es justificación suficiente para que tu no te esfuerces para no hacerla.
Mamá y papá van a ayudarte, pero tu piensa mucho en que tienes ganas ya de no usar pañales por las noches. Si lo vas pensando al final conseguirás despertarte y no se escapará el pipí.
Necesitaremos un poco de tiempo, pero ya verás que sí.

Bueno, a ver si lo conseguimos, ya os contaré.
Feliz año!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China