viernes, 4 de mayo de 2007

Asignaciones, la misma emoción como hace... mil años...

En pocos días llegará una vez más, proveniente de la lejana China un paquete cargado de vida y de dudas, cargado de ilusiones y de algunos miedos...
Lo recibirán cientos de familias españolas, y miles de familias de otros varios países del mundo.

Tuvimos la suerte de vivirlo en 1999, en 2002 y en 2005. Cada vez fue un poco distinto, ni más ni menos bonito, ni más ni menos emocionante.
Simple y tremendamente especial y maravilloso.

Distinto, cómo con cada hija se vive una relación especial y única.
Quiero muchísimo a las tres, pero soy de los que afirman rotundamente que no se puede querer "igual" a todos los hijos!!!
Y no se trata de hacer baremos de intensidad o medidas, si no de reconocer que la relación entre un padre y un hijo nunca puede ser exactamente igual con y entre todos los hijos, por que ni somos iguales los padres mientras nos hacemos grandes y viejos :-) ni son iguales nuestros hijos.
Y la relación es de dos, un ir y venir constante de empujes y condiciones únicas y personales...

Creo que ya desde le primer momento a las familias asignadas las fotos de su pequeña o pequeño :-) entran por caminos que se hacen cada día más especiales.

Ese momento tan emocionante no es nada fácil de explicar.
Las familias que hemos adoptado, cuando quien nos mira ha pasado por la misma experiencia,
nos alegramos de poder expresar todo ese cúmulo de sensaciones y sorpresas con una simple mirada o una palabra: "asignación"

A quién no sabe lo que eso significa es complicado transmitirle la exacta medida de esta original y fantasiosa realidad. Una foto... unos papeles ...

Dejadme que haga una comparación, fruto del éxito cinematográfico del momento en mi casa: Happy Feet.
Recordad la escena de la película cuando Mumble en la clase de canto intenta expresar lo que lleva dentro. A él le sale un blooom, frrrrr, shhhh, frrrrr, blooom que hace reír a casi todos y después intentando imitar lo que sería el lenguaje musical compartido por todos y que la maestra le propone, le sale al pequeño pingüino un grito ensonreceder y desentonado que hasta rompe el hielo...

Un día que intenté explicar a unos conocidos lo que probé el día de las asignaciones expresándome con sincera espontaneidad, me miraron con una cara entre sorprendida, irónica, desconfiada y me sentí tan incomprendido como el pobre Mumble entre sus pares.

El día de las asignaciones, que he vivido con miles de familias en estos años, se repetirá en breve.

Es una pena que por culpa de los tiempos que se han ido alargando, para algunos la alegría de mañana puede llegar a ser recordada entremezclada con tantos otros momentos de desilusión, de "tampoco este mes nos ha tocado"...

Os invito a que esto no pase.
No os estropeéis ese momento mágico.

Si lees estas líneas y eres una o uno de los desesperados que ha vivido la espera cómo quien vislumbra en un sueño la salida de la oscuridad más profunda, y a cada parpadear una manita mala y cruel estiraba un poquito más el camino, si eres uno de los que nunca hubiesen imaginado tantos meses de tortura... escucha mi consejo.
No hay enemigos de nuestra felicidad que trabajan para estropearnos las ilusiones.

En este caso no sirve buscar culpables, sólo hay que esperar y el momento llegará.

Es cierto!!!

un abrazo y muchas felicidades a todos los asignados!!!

4 comentarios:

  1. Hola Roberto. Tienes toda la razón, la palabra asignación es algo más que una asociación de letras, es la magia hecha realidad. Recuerdo nuestra asignación con nostalgia, con alegría, con magia, con una felicidad plena. Parí a mi pequeña Natalia hace 4 años, y parí de corazón a Marta el verano pasado. Mis niñas son mi mayor tesoro, y agradezco a la ciencia y a China lo que han hecho por mi, por nosotros. Adoro a mis hijas, vivo y respiro por ellas, no hay ni un solo minuto del dia que no las tenga presentes, aunque la reunión sea importante, aunque el trabajo me deje absorta,,, no, no hay nada que me las saque de la cabeza. Sólo espero que algun dia pueda disfrutar más de ellas. Estoy tan poco tiempo con ellas que a veces me siento frustrada.
    Quisiera repetir en China,, me apetece muchísimo,, en fin, esperaremos y este verano ya se verá la decisión que tomaremos.
    Roberto, gracias por tus reflexiones. Cuando empezamos,, el primer mensaje que escribimos en las listas porque los servicios sociales aqui en Valencia querían entrevistar a solas a Natalia con 2 años, me lo contestaste tú. Desde entonces eres un referente para mí. Aunque no lo sepas,, estoy aquí agachadita vigilándote. Has pasado momentos duros, la gente a veces es muy ruin. Pero te felicito porque has salido victorioso a flote.
    Besitos de una familia amiga en Valencia
    Rosa, Arturo, Natalia y Marta Lugao

    http://www.youtube.com/watch?v=LTs6nrXoSu4

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón tienes Roberto , como siempre ;-)
    Recuerdo que fue un momento mágico , pese al chasco de recibir la asignación dos días después que el resto del grupo , pero eso siempre se olvida .
    Lo que no olvidaré tampoco fueron la semanas siguientes preparando el viaje , el estado de alelamiento en el que me encontraba y los nervios organizando el viaje.No te acordarás , somos tantos los que durante éstos años hemos abusado de tu sabiduría y predisposición , pero fui a visitarte hecho un mar de dudas para que me asesoraras sobre si podía adelantar el viaje o debía esperar a las fechas que otros querían viajar .Y lo hiciste acertadamente , rompimos el grupo y viajamos antes , con un pequeño grupo de gente fantástica , grandes amigos desde entonces.
    Pero nunca fui tan feliz como los quince días en China , con mi preciosa hija , mi querida mujer y mis nuevos y fantásticos amigos.
    Reconozco que no esperaba reaccionar como lo hice , pero cuando tuvimos es preciosidad con nosotros todo cambió . Fue mi segunda fase de alelamiento , hasta mi mujer me lo decía , y es que estaba atontadito con mi niña .Cómo no iba a estarlo , era un bombón precioso , un trocito de cielo .Ahora con cuatro años recién cumplidos , es además una renacuaja sabelotodo , con un carácter que me hace temer un envejecimiento prematuro .
    JOD..... tiene sólo cuatro años y cuando se cuadra tiemblo .Ya nos decían en China que las mujeres de Chongqin tenían carácter , ¿Pero con cuatro años? Y lo que nos espera , :-).
    Bueno , ahora esperando a la segunda .

    Besos , Jandro

    ResponderEliminar
  3. Hola Rosa:
    GRACIAS por tu mensaje, por tus palabras que llegan directas a mi corazón (y lo poco que me queda de cerebro :-)))
    Acabo de veros en el video que enlazas :-)) lugares que compartimos, y muchas emociones, muchas... guapos!!!
    y recuerdo tu mensaje!
    Ya no estoy en ninguna lista, y ni me alegra, ni descanso, para nada... ahora publicaré en este simple blog unas líneas que he escrito por Panel de Noticias.
    Cuando sabes que hay cientos de miles de niños en los orfanatos chinos y comparas esta realidad con la felicidad de nuestra casa, de nuestras familias, me pregunto cómo puede ser, cómo he llegado a oir, que se considere menos urgente y prioritario trabajar para animar, apoyar y favorecer la adpción en China...
    Una vez más gracias por vuestro mensaje!!!

    ResponderEliminar
  4. Caracter... pues jandro, te copio: razón tienes y mucha :-))
    Esta tarde le he hecho un par de fotos a Blanca, volviendo del cole, en una de su sentadas... cómo las llama su madre.
    En medio de la acera, decidió que de allí no se movía... bueno me has dado una idea para otro post en el blog, "las prepotentes" podría ser el título :-) esta palabra en italiano se utiliza con los niños, en castellano sé que suena demasiado fuerte, pero después de conocer a nuestras deliciosas petardas seguro que más de uno cambiaría de idea :-))

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China