jueves, 12 de julio de 2007

me atrevo

En la previsión que hice sobre las últimas asignaciones acerté sobre la fecha de salida de las mismas desde el Centro Chino, pero me equivoqué de unos días en cuanto a fecha de entrega a las familias.
Quizás podría echar la culpa a otros :-)) pero no lo haré.

En fin, hoy las familias de Gipuzkoa ya han recibido la foto de sus niñas y de un niño :-)

Mañana las tendrán las familias de Cataluña y de otras comunidades, otras tardarán todavía, quizás hasta el martes.

Para los lectores que están ya lejos de trámites y espera de asignaciones y que, por suerte de ellos, ya no sufren por el dilatarse infinito de la espera, las incertidumbres de cambios de última hora y etc. y etc. quizás no sea de gran interés saber que las novedades no van a mejor ni en cuanto a la entrega de la asignación.

Con la firma del Convenio de La Haya, la necesidad de seguridad jurídica, se transforma también en un aumento de burocracia y en un multiplicarse de trámites, no siempre justificados.

Bonitos tiempos cuando ni teníamos que esperar la llegada de la Carta de Invitación, ya que el Centro Chino la entregaba al Consulado de España en Pekín y allí se podía recoger directamente.

Mucho más sencillo todo entonces, evidentemente. Y no por ésto ahora es más seguro.

Con la ratificación del citado Convenio, el Centro Chino de Adopciones, pide la conformidad de la aceptación por escrito no sólo por parte de los papás, si no también de la Administración competente: en España cada una de las 17 Comunidades Autónomas reconocidas cómo autoridad superior en el recordado Convenio de la Haya.

Dicha conformidad se puede dar si uno se entera de lo que dice la asignación. Hasta aquí claro.
Por esto se pide la traducción escrita.
En algunas Comunidades esto ya pasaba.
Dicho esto, yo me atrevería a sugerir que lo que cuenta para decir si la asignación es correcta podría ser la edad, el estado de salud y ya está, alguien me discutiría tanta sencillez...
De hecho me encantan las cosas sencillas, y siempre intento simplificar lo complicado.

Ahora (o poco a poco) se adaptarán todas las comunidades: el Centro Chino ha enviado recientemente los modelos de dicha Conformidad, por esto el cambio ha sido aplicado realmente a partir de esta tanda de asignaciones.

Esto ha supuesto que al principio se interpretara - por parte de algunas Comunidades - que se aplicaría el sistema de envío de papeles, de Autoridad a Autoridad, también (como se hace con el dossier de solicitud) al documento oficialísimo de la Aceptación de la Asignación.
Y que el envío no pudiese realizarse "en privado" por cada familia.

Tiene su lógica legal.

Y tendría cómo consecuencia que el viaje de los papás podría retrasarse, fácilmente, de dos o tres semanas, con la incertidumbre añadida de los ritmos de recepción de los documentos por parte del Ministerio (visto que el Centro Chino no acepta que sea cada Comunidad a ejercer, cómo dice el Convenio del Haya, de Autoridad superior y todo pasa por el Ministerio)

Con el sistema de Autoridad a Autoridad los preciados papeles salen por valija, se reciben en la Embajada, que los entrega al Consulado y éste al Centro Chino.
No serían, evidentemente los mismos tiempos de un sobre enviado por Mensajería urgente.

Parece ser que se hará una excepción, de momento, y que el envío seguirá permitiéndose directamente, por ejemplo las familias que contratan a Transmes la organización del viaje a China, lo seguirán enviando a través de la mensajería de Transmes.

Un poco de publicidad, tampoco está mal :-)

Sin falsa modestia y sin cortarme un pelo, puedo decir con mucha serenidad, que la experiencia adquirida en estos años de trabajo representa una garantía que aprecian siempre más familias que contratan los servicios de Transmes.

Es mi trabajo y me alegro de poder dedicarme a algo tan bonito y emocionante.


Todo los días veo a mis hijas, y sé lo que significa esperar aunque sea un día más de lo estrictamente necesario.

Al mismo tiempo sé que hay que buscar constantemente el equilibrio entre una rapidez legítimamente deseada y un ritmo que evite cometer errores, para evitar que lo poco que pueda ganar uno saltándose las normas acabe siendo un problema mucho más grave para los que le siguen.

Cuando las consecuencias de ciertas decisiones pueden afectar a muchos hay que ir con cuidado y no me cansaré de animar al sentido común y a la cordura.

Calidades que a menudo se echan de menos justamente en quién tendría la obligación, por su cargo o su papel, de ser más sensato que los demás y transmitir sensatez a sus clientes...

Volviendo al tema de las novedades de este mes en las asignaciones: la traducción escrita requiere evidentemente tiempos un poco más largos, y también en eso estamos, luchando para lo que se pierde por un lado se pueda recuperar de alguna forma.

Esto no le gusta a nadie, y menos a quién ha visto dilatarse semana tras semana, mes tras mes ese día tan esperado.

Recibo correos y a veces me atrevo a hacer previsiones, el otro día recibí uno de una familia con fecha de registro del 13 de diciembre 2005 que me pedía, con cierto desánimo, una aproximación a su fecha de asignación que nadie le daba.
Le contesté con este correo:

Hola X.:
me atrevo a hacer un cálculo, recibiréis la asignación entre octubre y noviembre, más probablemente noviembre, y el viaje será entre a finales de diciembre o de enero.

En realidad, con la situación actual, de cortes muy variados en las fechas asignadas, es comprensible que nadie se atreva a hacer previsiones.
El Centro chino ha llegado a asignar sólo dos día en una tanda, y 15 días de registro en la siguiente.
Depende, no sólo de la voluntad del Centro Chino de Adopciones, si no de los expedientes que les llegaron de los futuros papás y de los que les llegan, desde los orfanatos, de las niñas y niños adoptables.

No hay que desanimarse: en la vida pueden haber metas aparentemente inalcanzables, pero no es este el caso: parece que el momento de ser felices no para de alejarse de nuestras manos, pero hay motivos lógicos para que esto suceda:
muchos más papás desean una niña chinita, y hay menos expedientes de niñas adoptables que llegan al CCAA.

Pero el momento llegará y hay que guardar la ilusión, el entusiasmo para ese momento, y para todos los demás que vendrán luego, cuando empezaremos a ejercer una profesión ;-)) las de mamás, las de papás, por la que no existen manuales de instrucciones eficaces y los únicos trucos serán la paciencia, el sentido común y la paciencia y también la paciencia y la paciencia :-)

un abrazo
Roberto

2 comentarios:

  1. Hola Roberto:
    Nos planteamos iniciar los tramites para nuestra segunda adopción después del verano. Nos gustaria volver a China pero la dilatación de los tiempos de espera nos obligan a tener en cuenta otros paises. Queria saber si teneis noticias que con las nuevas normas haya bajado el nivel de solicitudes y se prevea en un tiempo pueda también bajar el tiempo de espera. Fuimos a por Leire en febrero después de 15 largos meses de espera, y los volveriamos a pasar pero sinceramente no me gustaria que fuesen muchos más. Calculamos que si empezamos en septiembre tendremos fecha de registro para marzo o abril del 2008. Que piensas?

    ResponderEliminar
  2. Hola familia:
    La bajada de solicitudes para una adopción en China es evidente en estos meses. Creo que se puede hablar del 50 por ciento menos.
    La situación española no sé si se repite en otros países, pero con los nuevo criterios puede que sí.
    Esto en principio tendría que afectar a los tiempo de espera.
    Pero hay otros factores que pueden influir en sentido contrario:
    menos niñas adoptables,
    nuevo crecimiento de solicitudes
    nuevos criterios restrictivos...
    Es muy dificil hacer previsiones en este sentido.
    Ahora, para quién cumple con los nuevos criterios: China sigue siendo un país muy aconsejable,por que lo que no ha cambiado son otros factores muy importantes: seguridad en los trámites, honestidad del CCAA, situación general de las niñas y niños adoptables y más cosas...
    Ántes había también tiempos rápidos de asignaciones, hoy este plus no lo tenemos...
    Cuando las familias que no cumplen los criterios me piden consejo para otro país tengo reales dificultades para encontrar uno que se acerque al modelo que representaba y sigue representando China.
    Hay que cambiar la forma de ver los trámites de adopción: la palabra rapidez ya no se puede asociar a las otras palabras clave: seguridad y claridad de trámites.
    Hay que cambiar la primera por la palabra paciencia.
    No conozco ningún país donde puedas tener la seguridad de ser asignado en menos de 15 meses.
    Por todo esto y como opinión personalísima y por esto de muy escaso valor general: si quisiéramos adoptar otra vez, volveríamos a China, sin dudarlo, aunque la espera fuese más larga

    un abrazo
    Roberto Pili

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China