domingo, 1 de julio de 2007

ya es julio

Hoy hemos estado en el campo, en el Montseny, con unos amigos con los que compartimos los inicios de nuestra historia de familias con hijos.
Ellos tuvieron a R. un poco antes de que nosotros empezáramos el camino que nos llevó a P.
no mucho más tarde de descubrir mis problemas de fertilidad y después de 3 intentos de inseminación.

Un día me dedicaré a contar de forma un poco más detallada cómo descartamos rápidamente la vía biológica.
Además del sufrimiento psicológico y físico, sobre todo para María, que hubiese supuesto el vitro, rápidamente nos ilusionamos con el proyecto adoptivo: por un lado encontramos familias felices y llenas de ilusiones, por el otro un par de médicos chapuzas que llegaron a realizar la inseminación cuando, lo descubrimos gracias a otros médicos mucho más serios, no había ninguna posibilidad de que tuviese el resultado esperado.

Cómo en cada profesión hay gente seria y otra muy poco seria.

Fue una suerte que lo hiciesen tan mal, el empuje a descartar tan rápidamente las técnicas de reproducción asistida nos supuso ahorrar gastos inútiles, esperanzas derrotadas y sufrimiento gratuito, o sea una de las pocas cosas que, a pesar de salir gratis, no interesa a nadie.

:-)

Casi ni hace falta explicar la sonrisa: hoy están con nosotros nuestras hijas, ellas y no otras.
Soy uno de los que creen en el destino justiciero.

Aquí me veis paseando por el bosque con P., compañero de trabajo en el CSIC, a quién hace casi 9 años conté que habíamos pensado en adoptar.

En seguida me comentó que en la guardería de su hija, había una niña china adoptada, habló con sus papás y me pasó su teléfono.

Eran M. y JP. les llamamos una tarde pillándoles en medio de una crisis de llanto de su pequeña, colgamos en seguida, justo el tiempo de decirnos: ¿tenéis internet? y pasarnos la web de AFAC.

Al rato nos devolvieron la llamada y quedamos en vernos el fin de semana en su casa.

Allí estaba J., su primera hija, y ellos, tan amables y encantadores. Nos trajeron la carpeta con todos los papeles, las fotos, los documentos... nos contaron su historia.

Se abrió delante de nuestros ojos todo un mundo de presagios rosas y de familia feliz.
A los pocos días conocimos, también en su casa, a Enric y Asun, fundadores de AFAC, allí estaban Joan y Laura y su pequeña... cuantos recuerdos...

El camino recorrido ha sido mucho.

En casi 10 años pueden pasar, obviamente, muchas, muchas cosas.

Reflexionar sobre ese camino es una actividad que realizo a menudo.

Algo saldrá, algo tendré que contar... antes o después.

De los últimos turbulentos meses, hay muchas situaciones todavía demasiado recientes, demasiado calientes, para poder ser vistas y juzgadas con la perspectiva necesaria.

Hay que seguir andando...

Después de una deliciosa comida en Riells nos saludamos con ese cariño sincero que une a los amigos, y que no se estropea, ni se derrite aunque pasen largas temporadas de lejanía.

No pudimos quedarnos más tiempo disfrutando del campo y de otro paseo por que empezaron a caer unas gotas de tamaño Giga.

Subimos al coche y nos metimos en la autopista.

Al llegar a casa, las niñas empezaron inmediatamente a pelearse. Somnolienta una, demasiado activa la otra y la tercera ejerciendo de altavoz de las quejas presentadas entre lágrimas por una y con cara de enfado por la otra.

Intervención: siendo incapaces de jugar juntas sin pelearos, cada una se encierre en una habitación, sin que cruce ni una sola mirada en toda la tarde.

Al cabo de un ratito aparecieron las tres, en amor y compañía, riéndose y tan contentas explicando que ya estaban preparadas para volver al cole.

El año que viene irán las tres a la misma escuela.

Aquí las tenéis con su mochila preparada :-))


Ya celebrada la pacificación y antes de cenar, P. nos deleitó con una exhibición de capacidades acrobáticas, que su hermana inmortalizó con la cámara de foto y que también aquí publico.


La verdad que P. es muy ágil

y siendo ya la una de la madrugada yo también cierro el tenderete y me aplico la ley del dormilón :-))

4 comentarios:

  1. Hola Roberto, soy asidua lectora de tu blog, y a través del mío te invito a un MEME, si te apetece tienes que contar 8 cosas sobre tí e invitar a otros blogs.
    Besos
    Chus

    ResponderEliminar
  2. Roberto,

    Gracias por contar tu historia. Me ha gustado mucho.

    Brenda

    ResponderEliminar
  3. Hola Roberto:
    Nosotros igual que tu intentamos algo por la via biologica, primero con pastillas y luego con inyecciones para la estimulación de óvulos, no tuvimos resultados positivos y siempre tuvimos clara la posibilidad de la adopción, nuncan intentamos nada con la recproducción asistida ni la in vitro e iniciamos el proceso de adopción, siempre supe que lus vínculos afectivos son igual de fuertes que los biológicos y ahora puedo hablar con conocimiento de causa. Nos ahorramos el desgaste psiquico y físico que supone la reproducción asistida aunque tuvimos que pasar por un largo proceso hasta abrazar a Leire. Es lo mejor que hemos hecho en la vida y ya estamos pensando en ir a buscarle una hermanita o hermanito.

    ResponderEliminar
  4. Hola soy Isabel, la que ha escrito el mensaje anterior por un error he introdució los datos que utilizo en el trabajo y por eso ha salido un nombre diferente, donde debia decir Isabel dice club juvenil 9barris.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China