jueves, 20 de septiembre de 2007

Noticias que no me gustan

En algunos medios ha salido la noticia de un nuevo episodio de compra-venta de niños en China.
En Panel de Noticias se ha publicado una nota.

Son noticias que duelen, aunque no podemos escondernos que es una realidad, limitada pero existente.
Íntimamente me da rabia leer esta información, y no sólo por que es una terrible noticia, como es obvio, si no por que sé que ciertos titulares llevan instintivamente a un público lector generalmente superficial, a una condena generalizada de la adopción.

La real incidencia de estos casos es muy pequeña, pero es casi siempre amplificada por los medios.
La carnaza y el morbo venden.

Los efectos a la larga, pueden ser impredecibles.
Seguro que os acordaréis de la noticia que se quedó en la memoria colectiva de las familias adoptantes cómo el tráfico de niños en Hunan.

Las consecuencias de ese episodio, del escándalo aireado en los medios de todo el mundo, ha tenido cómo absurdo y perverso efecto una reducción de los expedientes de niñas, subrayo: perfectamente adoptables, que los orfanatos envían al Centro Chino de Adopciones.

La explicación del por que se encuentra casi toda en una Carta de Joshua Zong

que comenté en Adoplandia en la entrada de abril: un artículo interesante.

Esta vez el tráfico parecería destinado más a la adopción interna, si es un consuelo esta limitación (cómo cuando leemos de un desastre aéreo con 300 muertos y nos alegramos al saber que no hay españoles entre las víctimas...)


No me gusta saber con certeza que habrá alguien que a raíz de esa noticia dudará del vecino que ha adoptado, o mirará a su hija con una mirada ya no tan transparente y limpia.

¿Podemos hacer algo para evitarlo?

Se admiten sugerencias.

En estos años he aceptado, exponiendo además mi familia, muchas veces las invitaciones de los medios aprovechando para explicar, matizar, subrayar, para combatir las ideas preconcebidas, los juicios superficiales y los errores graves de valoración.
Una labor necesaria.

No podemos cancelar ciertos efectos secundarios de la necesarísima "información" pero sí utilizar el mismo medio para ofrecer la cara limpia de la moneda, la que refleja nuestra vida y nuestra historia de familias adoptantes.

Y desde este humilde blog invito a todos los que puedan a vencer la pereza, las dudas, y también el deseo de privacidad, por cuanto legítimo sea.

Si dejamos espacio sólo a los que hablan mal de la adopción, flaco favor hacemos a nuestras familias y a nuestras hijas.
Hay que estar y decir nuestra opinión y si no la quieren pelear para que salga.

Nadie en su sano juicio criminalizaría los conductores de coches por que hay por el mundo ladrones de coches, pero es mucho más "normal" y natural dudar de que un hijo adoptado puede ser fruto de un acto ilegitimo, cuando no ilegal, por que hay criminales por el mundo que roban niños...

1 comentario:

  1. Los que hemos formado una familia mediante la adopción debemos ser conscientes de que SIEMPRE tendremos que ir haciendo pedagogía, lo quieras o no; te apetezca o no. En ese "hacer pedagogía" es fundamental nuestro ejemplo en nuestro entorno y más allá. Todos debemos SIEMPRE ayudar a los que no conocen esta "cultura de la adopción". Debemos hacerlo con racionalidad, sin agresividad, con firmeza y con la cabeza bien alta y sin ningún complejo.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China