sábado, 20 de octubre de 2007

China, China, China... y más China

En un mes (algo menos :-) viajaré otra vez a Pekín. A pesar de los viajes hechos, de que esta vez iré sin mi familia, que serán día de trabajo, de reuniones, de renuncias también, por que la verdad me encantaría poder simplemente disfrutar del País y olvidarme de todo, etc. etc. a pesar de eso, cuando veo que se acerca la fecha me siento nervioso y emocionado cómo un niño que espera el primer día de Cole.

Mis hijas me han presentado ya el listado de pedidos (me temo que esta vez pagaré exceso de equipaje :-) y van haciéndome la guerra pepsicológica de que me voy, que las dejo solas... y a María le dicen, que bieeeen se va papá así no te haremos ni caso!!
Serán gamberras...

Todavía no me he ido y ya estoy pensando al verano que viene. Si no pasa nada grave entonces sí iremos toda la familia, y esperamos que algún amigo se apunte! Estaremos lejos de la impracticable Pekín (donde están pidiendo para agosto 2008 reservas de hoteles de hasta 800 dólares por noche, cuando el precio es ahora 10 veces más bajo!!) pero visitaremos lugares preciosos...

No paro de buscar información sobre China y hoy he visto que Xulio Ríos experto de temas políticos chinos en Casa Asia, contestaba a la preguntas de los lectores en El País.
Me permito copiaros dos pasos y animaros a leer toda la transcripción completa de las preguntas y respuestas. No muy originales las preguntas, y con mucho sentido común las respuestas.

Le preguntan: ¿Qué es lo mejor y lo peor de China?
y contesta Xulio Ríos:

Creo que China es un gran país que merece la pena conocer. Su gastronomía, sus gentes, su cultura, su paisaje, su historia, constituye todo un aprendizaje y una sorpresa excelente para cualquier persona con un mínimo de curiosidad y abierta a la diversidad. China, se ha dicho muchas veces, es otro mundo, otro planeta, que vive un proceso de cambio gigantesco, no siempre positivo, porque ha sido displicente con su propia cultura y otras manifestaciones de su identidad, por no hablar, claro está, del propio medio ambiente.

El mensaje de despedida son palabras cargadas de inteligencia y de razón, dice el entrevistado:

Muchas gracias a todos por las amables e interesantes preguntas. Creo que además de exigir e intentar convencer a China de la necesidad de homologar ciertos comportamientos, es importante que intentemos comprender su peculiar idiosincrasia. Apreciar su cultura y su historia, puede facilitarnos argumentos y razones más sólidas no para justificar el inmovilismo del régimen sino para empujar los cambios en una buena dirección. Saludos cordiales Xulio Ríos

Nuestra pequeña porción de Planeta es el ombligo del mundo, y nuestra presunción nos hace pensar que lo nuestro es lo mejor.
Pero ¿qué es lo nuestro? Y
¿Cuantas contradicciones, injusticias y barbaridades que acontecen a nuestro lado nos olvidamos cada momento en nuestro andar cotidiano?

Hay que hacer un esfuerzo. Dejar la fácil y cómoda superficialidad, y ser capaces de fijarse en el Mapamundi. A la primera vuelta nos daremos cuenta de qué pequeñito es nuestro Planeta...
A partir de la segunda vuelta, un poco más lenta, quizás tendremos que admitir que no. Que el Mundo es muy, muy grande...

Y precioso, sobre todo si observado desde lejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China