martes, 23 de octubre de 2007

Racismo

Todo el mundo supongo ha tenido ocasión de ver ( o a preferido ni verlo, y les entiendo) el horrible vídeo grabado en un tren de Barcelona. En las imagenes se ve un elemento orgánico agrediendo una chica de 16 años (no podría definirlo ni animal, por que los animales tienen quizás algunas neuronas menos, pero ciertamente mejor empleadas de las de ese elemento).
No sé cuantos habéis visto la actitud del mismo elemento hoy, en el vídeo que pública por ejemplo El País: el acusado "ha justificado hoy su agresión a una menor ecuatoriana en un tren de Barcelona porque "estaba muy borracho"

Para este tipo de delitos la ingesta de drogas o alcohol resulta un atenuante y no entiendo el motivo.
La ley tendría que castigar con doble dureza quién comete un delito bajo los efectos del alcohol, así cómo castiga con mayor dureza quien conduce bajo los efectos de la bebida.
Uno puede emborracharse e ir pegando a quién le da la gana ¿y después justificarse con eso?

Todos los que tenemos hijos nos hemos estremecido mirando esas imágenes, identificando nuestras hijas con esa chica cuya única culpa ha sido la mala suerte de cruzarse con esa escoria.

Acabo de leer en el Diari de Girona que el Presidente de Ecuador ha decidido pagar un bufete de abogados para defender a la víctima. Ojalá cunda el ejemplo.

No todas por suerte son malas noticias: alguien se rebela, cómo los pasageros de un tren que había salido de Girona directo a Figueres, rebelión contra un revisor de dudosa imparcialidad, ¿otro racista ? por la noticia parecería que sí, aunque esta vez encontró quién comentó su actitud...

(Leer noticia)

No voy a sacar conclusiones. No tengo más de las de cualquier otra persona con medio dedo de cabeza, e insisto: persona! . En estos casos siento un profundo disgusto que condiciona mi juicio sobre este mundo, y tampoco es eso.
Al contrario, quiero alegrarme por que Correa, presidente de Ecuador, ha decidido hacer un gesto que es trascendental. Si los agredidos tuvieses siempre un buen abogado que les defendiera quizás el efecto disuasorio sería mayor.

Me encantaría que a juzgar el elemento ese fuese el juez Emilio Calatayud ...

Yo le enviaría a vivir un año o dos a Quito, no antes de haber publicado en los periódicos locales y en las paredes de la ciudad donde estuviese permitido, una pancarta con la foto del tipo y una frase estilo:
Este señor disfruta de las borracheras pegando a jovenes inocentes.

:-((

1 comentario:

  1. Ayer vi las imágenes y me recorrio un escalofrio por todo el cuerpo. ¿Como es posible que alguien agreda a una chica y no pase nada? ¿como se puede atenuar tal barbaridad con la excusa que iba borracho?. Es imperdonable. Creo que, como tu dices ,todos los que tenemos hijos con rasgos físicos "diferentes" a los de raza blanca, caucasica, sentimos una tremenda desazón ante estas imágenes. Tenemos que trabajar mucho para sensibilizar a la población que lo diferente no es malo. El desconocimiento y la ignorancia són una lacra.
    Mercè

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China