jueves, 13 de diciembre de 2007

Una cena muy agradable


Estos días, una delegación del Centro Chino de Adopciones, encabezada por el Director General, el Señor Lu, que veis en la foto, ha visitado España.

Fue un honor cenar con ellos en un restaurante de Barcelona y pasar unas horas agradables de conversación.

El señor Lu es una persona afable y serena. Curioso y atento hacia el interlocutor y ciertamente disponible a escuchar cualquier propuesta que sea en beneficio de la labor del CCAA, cuyo lema es Todo para los niños.

Transmes comparte esta misma filosofía, si bien evidentemente desde un planteamiento distinto, ya que Transmes no es una ONG, ni una asociación, si no una empresa, que cuida sus clientes y, gracias a la satisfacción de sus clientes, puede llegar a tener medios para ayudar en proyectos de interés social. Estos medios se obtienen a través de la prestación de servicios, servicios que si bien no son parte del proceso adoptivo propiamente dicho, sí hacen más fácil y menos engorroso, y por esto más seguro, el camino que lleva a la adopción.

Los clientes de Transmes son, en un porcentaje importante, familias y muchos familias adoptantes. De aquí y por nuestra historia, esa forma especial y única de trabajar que nos ha merecido la simpatía y la colaboración de tantas personas y entidades.

Las empresas más comprometidas destinan parte de sus ingresos a proyectos que responden a sensibilidades específicas. Nada más natural, entonces, que Transmes colabore con los proyectos del CCAA.

Personalmente fue un momento muy entrañable, sin duda emocionante.

Desde hace años mi vida ha girado y gira principalmente, aunque no sólo, sobre el eje de la adopción.

Compartir mesa con el máximo responsable de ese Centro Chino que nos - incluyo en este nos a miles y miles de familias - que nos ha permitido ser tan felices con nuestras hijas y que seguirá trabajando para que miles de niños y papás sigan siéndolo, os lo digo con el corazón en la mano, me ha emocionado y me ha hecho también un poco más feliz.

Por el valor simbólico que tiene el hecho visto en perspectiva, mirándolo desde los comienzos.
Por el valor concreto del reconocimiento de la trayectoria de trabajo y de la labor realizada en estos años.
Por el compromiso de sinceridad y honestidad que ha dirigido y dirige toda nuestra actividad.

Además, me he alegrado mucho de que el encuentro no haya sido una fría y formal reunión de trabajo, que hayamos podido conversar con libertad.

Espero pronto podamos volver a vernos en China.

China no está tan lejos, voy a robarle una frase a Tomás: no es China que está lejos, son las personas que se sienten lejos de China.

A veces nos tiramos 10 horas para alcanzar, cruzando atascos impresionantes, una playa abarrotada de gente, donde cocernos bajo un sol de justicia.
O tardamos 6 horas para llegar en avión desde Madrid a Barcelona...

China está mucho más cerca de la idea que tantos se hacen. Sólo hace falta cambiar un poco la forma de ver el mundo. Tanto hablamos de que es importante para nuestras hijas ser orgullosas del país donde han nacido. ¿Hay algo más fácil y directo, para cultivar esta seguridad, que conocer, es decir, viajar a China?

Una de las cosas que más gustó al señor Lu fue un planteamiento original de cómo, según le expliqué, tienen que ser, para nosotros, los viajes que solemos llamar de las raíces.
Bueno, tendremos ocasión de hablar del tema en otras ocasiones.

saludos

3 comentarios:

  1. Que dijo el Sr. Lu sobre los tiempos de espera?

    ResponderEliminar
  2. Hola Pili:
    Esta pregunta ha sido ya contestada 1000 veces, y no he vuelto a hacerla, por que la respuesta la conocemos todos, aunque nos cueste aceptarla.
    Los tiempos de espera seguirán aumentando.
    Hasta que en el futuro, por lo menos cuando le toque al bajón de solicitudes que ha habido a partir de mayo 2007 es posible que vuelvan a bajar.
    Nadie puede saber cuanto tiempo exactamente va a tardar el Centro Chino en asignar expedientes que todavía no tiene, ni sabe si va a tener. Ni el mismo director del Centro Chino.
    En la delegación estaba también el director del departamento de asignaciones, que acababa de ver en Pekín, en el viaje que hice hace unas pocas semanas.
    En las entradas de Adoplandia sobre esos encuentros comenté el tema.
    YA desde noviembre 2005 el CCAA explicaba que no hay más secretos sobre el incremento de la espera para la asignación que lo dicho: hay muchas solicitudes y menos niños adoptables.
    Las razones son varias y ciertamente una es la mejora de la situación económica y social de amplias zonas de China.
    Sé, por fuente directa, que el reiterarse de esta pregunta tantas veces contestada, predispone el señor Lu negativamente hacia el interlocutor.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China