jueves, 3 de enero de 2008

miércoles


Después de unos pocos días de vacaciones en la Val Brembana al norte de Italia, en un hotelito donde no teníamos ni conexión a Internet, hemos vuelto a Madrid a casa de la abuelita.

Cuando estás bien, puedes estar bien en cualquier lugar.
Las niñas se los pasan pipa en el trineo, patinando sobre hielo, pero también jugando el el parquecito al lado del hotel, con un tobogán y una prima mayor que les haga caso.

Mas conocer el mundo ayuda a ser personas más completas. Ayuda a entender que tu rinconcito es un punto rodeado de otros miles de puntos.
Si has aprendido a mirar esa maraña de puntos cómo algo natural será también más fácil reconocer caminos, abrirlos y no tener miedo a hacerlo.

El miedo y el desconocimiento son el padre y la madre de entre las peores actitudes de los seres humanos.

Los papás disfrutan de verlas felices, y lamentan que la tranquilidad nunca dure demasiado. Siempre hay motivos para pelearse, aunque por suerte nunca son graves.

Levantas la mirada y casi 3000 metros de montaña llenan el paisaje, el agua se congela en los riachuelos, el aire es frío y limpio.

Las cara se le pone roja por las carreras y los 4 bajo cero que nos rodean, apretamos el sombrero y la bufanda y buscamos momentos de serenidad, lejos de las preocupaciones que intentamos dejar aparcadas en un rincón de la oficina.

He tenido tiempo de leer dos libros!! En fin que felicidad al estado puro :-)

Lo bueno dura poco. Ayer fue un día muy largo de trabajo, y casi no vi a las peques. Salí que estaban dormidas y volví que estaban a punto de irse a la cama.

Por la tarde recibí en el telefonino, que es cómo en Italia se llama el móvil, 3 mensajes iguales de la mayor que jugaba con el móvil de la madre.
María le dijo de enviarme un SMS diciendo "papá te echamos de menos".
Eso por lo menos fue lo que me explicó mi mujer.

Pero en la pantalla del móvil apareció otra frase, y por 3 veces... apunto la repetición a la inexperiencia de mi hija en el manejo del aparato, pero no deja de ser sintomático y me hace reflexionar.

La frase fue esta, tres palabras todas pegadas:
"papaeresunburro"

al llegar a casa casi a las diez de la noche estaba claro que tenía toda la razón del mundo...

1 comentario:

  1. Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China