viernes, 12 de septiembre de 2008

Noticias

En otro lugar que lleno de vez en cuando de pequeños descubrimientos o cosas ya conocidas, pero rencontradas (no pondré enlace por que merece la pena), he pegado una de esas googlerías que tanto nos gustan a los blogueros.

A algunos tanto, que llegan a convertir sus bitácoras en lugares absolutamente impracticables, tan abarrotados están de juguetes de todo tipo, que allí cuelgan, cómo un absurdo árbol de navidad fuera de temporada, siendo permanente cada día del año.
Feliz navidad!!

A lo que me refería antes de irme, cómo siempre, por las ramas: el juguete es un buscador de noticias, eliges una palabra y el señor Google busca los titulares de los medios con los que tiene acuerdo y los publica en el espacio elegido.
La palabra en cuestión es: Felicidad (poco original, ya lo sé, quién me conoce se estará riendo :-)
Pues nada, en la felicidad que hoy es noticia, aparece este titular:

Punset: ´Los seres humanos somos seres programados para ser únicos´

Punset ha participado hoy en Oviedo en la presentación de un informe de la Fundación Telefónica sobre la sociedad de la información.

El escritor y divulgador científico Eduardo Punset ha dicho hoy que los seres humanos son entes programados para ser únicos porque el comportamiento está determinado por las leyes del desarrollo cerebral y cada experiencia vital deja una huella en el inconsciente que sirve para fabricar el futuro.

Para Punset, que ha participado hoy en Oviedo en la presentación de un informe de la Fundación Telefónica sobre la sociedad de la información, este descubrimiento pone fin al debate entre los partidarios de la programación genética del individuo y los conductivistas, defensores de que el comportamiento está determinado por lo que observamos en el entorno.

Punset, autor de muchos libros sobre el amor y la felicidad, ha opinado además que dicha teoría explica que España siga obsesionada con la Guerra Civil, ya que "un futuro desvinculado del pasado siempre es engañoso".

Ante un auditorio repleto, ha asegurado que a los homínidos no les gusta cambiar de opinión y el hecho de que alguien les pida algo diferente a lo que tienen programado hace que los circuitos cerebrales se inhiban y se cierren.

Una planteamiento conocido como "teoría de la disonancia" que hace que "la gente tenga una capacidad infinita de hacerse infeliz", ha aseverado.


Por otra parte, Punset ha lamentado que la especie humana haya supeditado las emociones a la razón, cuando éstas, controladas, son mucho más importantes.

"Lo único que une a adultos y jóvenes es el desconocimiento de la gestión de las emociones", ha señalado.

sigue

Pues nada, que si queréis leer la noticia en LNe.es

y si no lo conocéis aquí va el blog de E. Punset

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China