viernes, 8 de mayo de 2009

"amar es combatir"

Hace un par de semanas María del Río publicaba en su espacio de Facebook una foto y unas palabras. Le he pedido permiso para copiarlas aquí, merecen: "cada una de nuestra arrugas da fe de nuestros sueños"...
Precioso mensaje cargado de optimismo María, thank you.

Y si os apetece, meteros en Facebook, no hace falta mucho tiempo, pero también merece la pena, reencontrar amigos perdidos en el mundo terrenal, descubrir nuevos, intercambiar aunque sólo dos frases sugerentes, unas fotos y también un poco de juego, por que aunque el tiempo pase, lo bueno es no olvidar nunca que jugar es divertido y sano.

Los buenos momentos, de libros y rosas
Con "el maestro" en Lanzarote, cuando éramos un poco más jóvenes ;-))
Me piden una foto con el maestro y aquí la tienen, es de hace unos años, cuando todos éramos un poco más jóvenes, pero no mejores ;-))

Con el tiempo hemos leído más libros, hemos disfrutado más rosas, hemos descubierto más amigos y amigas, y hemos vivido más amores, de esos que nos llenan el alma.

Hemos viajado por tierras lejanas y póximas, y hemos vuelto, de cada viaje nos hemos traído un tesoro que nos hace más ricos, un tesoro de tesoros lleno de perlas de infinita ternura.

Si, somos menos jóvenes, pero cada una de nuestra arrugas da fe de nuestros sueños, de las alegrías y de las tristezas, DE LAS ALEGRÍAS, de nuestras luchas, de nuestras victorias y nuestra derrotas, de lo hermoso y de lo difícil, DE LO HERMOSO, pero nunca, ni una sola, de habernos rendido.

A todos los amigos y amigas resistentes, que saben que "amar es combatir"

3 comentarios:

  1. ¡Que palabras más sabias las de María! es una mujer extraordinaria a la que tuve la suerte de conocer.
    ¡Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  2. Que grande es María!!!!
    María, te quiero
    Gracias Roberto, por publicarlas.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China