miércoles, 10 de febrero de 2010

Especiales, todos!!

La categoría "niños adoptados" no existe, por mucho que los seres humanos necesitemos simplificar las cosas para tener la ilusión de poder cruzar el mundo con la luz encendida, sin riesgo de rompernos la cabeza, buscando a cada paso generalizaciones que nos ayuden a cultivar esa ilusión, creyendo o esperando que la vida se pueda cruzar siempre por caminos bien marcados.


La categoría "niños adoptados" a la que aplicar formulas y protocolo de actuación que lleven a soluciones siempre válidas, no, esa categoría no existe. 


Cuanto más claro y a fondo nos lo metamos en la cabeza, más serenidad, y hasta felicidad podremos transmitir a nuestros hijos. 
Decir: eres único, no significa que no comparta nada con los demás, todo lo contrario. 
Comparten, compartimos muchas cosas, alegrías, frustraciones, emociones, felicidad, historias, experiencias. 


Pero cada uno las disfruta o las sufre de forma especial. 
Un hijo es siempre especial y se merece ser considerado tal, siempre, aunque no lo reclame (cosa que muchos harán, de todas formas).


Abonemos esta idea, en lugar de sembrar la contraria, más fácil, más superficial en definitiva y a la larga más dañina. Que por ser adoptado necesite un trato diferente al que todo ser humano se merece, o hasta que ha sufrido y sufrirá esto y aquello, tendrá consecuencias asi y asá ... puede que sí, puede que no. 
Puede que un día te suelte que ya está bien de tanto rollo...


Cuando se admite la complejidad de una situación, es cuando somos, o podemos ser más capaces de enfrentarnos a ella.
Por que nos esperamos las miles posibles variables que componen la realidad.
Por que estamos preparados, hasta para admitir, llegado el caso, que no tenemos fuerza, capacidad, potencial suficiente para enfrentarnos a ese reto tan complicado y necesitamos ayuda.
Todo se hace más fácil, cuando admites que nada es fácil. 


Pero cuando pretendemos aplicar un teorema fijo, rígido, aparentemente sencillo e iluminante, es cuando más probabilidad tendremos de fallar. De caer en un exceso o en el exacto contrario.


Cada niños es uno y único, y por supuesto: sea adoptado o haya nacido del chichipún de su querida y actual mamá :-)

6 comentarios:

  1. Siempre disfruto leyendote, porque parece que vas en la misma sintonía que yo con respecto a la adopción. No sé, quizás es que quiera entender en tus palabras lo que yo pienso. En cualquier caso felicidades por esta entrada, que hoy me trae un poco de tranquilidad al come coco que tengo desde que vi el reportaje de Documetos TV del sábado.
    Sin miedo a parecer políticamente incorrecta, te diré que pienso que "La voz de Los adoptados" me parece un título un poco arriesgado, me parece que es la voz de "algunos adoptados" . Me niego a que me etiqueten de nada, y tampoco voy a consentir que etiqueten a mi hija ni le atribuyan conductas, reacciones, problemas ni historias... por el simple hecho de haber sido adoptada un día.
    Decir que "Todos" los adoptados piensan y siente igual, y describirlos con "doce características" (en las que por más que lo intento no reconozco a mi hija)¿no es negar que cada uno es único y especial pero a la vez igual al resto? Aunque a algunos les parezcan las tablillas de los diez mandamientos.
    Me chirria en los oidos, desde el sábado, las palabras de un abogado (también adoptado) que se dedica a encontrar las familias de origen de personas adoptadas en España, diciendo repetidas veces " la llamada de la sangre es muy poderosa" y llamar "auténticos padres" a los bilógicos.
    Y para colmo ayer, que yo aún seguia con el rum rum, vuelven a hablar en Cadena Ser, del tema. Y se atreven a decir, que la mayoría de los adoptados se van de casa en la adolescencia y luego vuelven. Siento como si pendiera sobre mi cabeza una espada de Damocles, que me estubiera amenazando siempre de que: "hagas lo que hagas tu hija va a sufrir por ser a doptada, no se salva ni con alas".
    Por favor, pero ¿porqué tanta agustia? ¡¡¡Lo hago lo mejor que puedo!!! tengo presente su condición de adoptada como una peculiaridad más, igual que pueda ser el hecho de que tengamos un trabajo y no otro, vivimos en un lugar y no en otro, con una determinada familia y no otra, a una edad y no otra, con nuestras circunstancias y no con otras... y un largo etc., Y todo esto va a influir en mi hija de una forma y no de otra, dando lugar a un ser irrepetible y único. Así que nadie me venga a decir cómo será mi hija, porque eso no lo sabemos ni mi marido y yo que somos los que mejor la conocemos del mundo. Sólo existe una certeza: "Aquí están su padre y su madre para lo que haga falta"
    Perdon por el rollo y un saludo afectuoso,
    Lola

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con vosotros, sin mas comentarios creo Lola y Roberto que habeis explicado perfectamente lo que yo pienso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. A mi me parece indignante que se hable con tanta soltura de la adopcion y de las caracteristicas de los adoptados, acaso TODOS no tenemos nuestras caracteristicas especiales por situaciones vividas en la infancia? me parece querer sacar de donde no hay y dañar la familia, hay gente sensible y supceptible que se puede dejar llevar por las palabras de alguien que le parece superior, cuanto cobra un abogado por buscar las raices de una persona?? …No es una forma más de manipular para enriquecerse? me parece LO PEOR!
    Cuántos NIÑOS "BIOLOGICOS" (a caso un adoptado no es biológico? que es de unas células diferentes...venga YA!) CONOZCO ACTUALMENTE QUE TIENE TRAMAS POR LAS CARACTERISTICAS DE SUS PADRES "BIOLOGICOS” (VUELVO HA HACERME LA MISMA PREGUNTA...) podría CONTAR MUCHO, NO SERIA MEJOR QUE OCUPARAN EL TIEMPO EN INVESTIGAR QUE SUCEDE CON LOS NIÑOS PERDIDOS Y DESAPARECIDOS, SON MILLONES, DE PERSONITAS QUE DESAPARECEN CADA DIA.. EN FIN ESTE MUNDO DE GENTE SIN ESCRUPULOS ES DETESTABLE.
    Te apoyo totalmente Lola.


    Perdón estoy enfadada.
    Isa.

    ResponderEliminar
  4. Chapoo¡ Lola completamente de acuerdo con los dos, no hay nada mas que decir ni añadir.
    Cracias.

    ResponderEliminar
  5. Está muy bien todo lo que decís, pero las estadísticas y los estudios sobre el tema existen, están ahí y muestran que ocurre todo lo contrario a lo que vosotros decís. Pienso que lo queramos o no, nuestros hijos son diferentes por haber sido adoptados y que tenemos que aprender a empatizar con ellos y olvidar que nosotros también sufriremos cuando ellos se pregunten (que lo harán) por todos los "por que". Tenemos miedo a la familia biológica, pensamos que por querer conocer sus orígenes nuestro hijo nos va a querer menos o nos va a dejar. Lo que nos da miedo es nuestro propio sufrimiento. Comparto la frase de Lola "aquí están tu padre y tu madre para lo que haga falta" y en ese "para lo que haga falta" entra el acompñarlos si en un momento de su vida decide buscar a su familia biológica. Si buceamos un poco en internet encontramos blogs de personas adoptadas que ahora son adultas, que saben "de siempre" que son o fueron adoptadas y absolutamente todas se hacen las mismas preguntas y sufren por las mismas circunstancias.

    ResponderEliminar
  6. A raíz de vuestros comentarios voy a publicar otra entrada sobre el tema, ya la he escrito, la voy dejar descansar un poquito antes de publicarla.

    abrazos y gracias muchísimas por enriquecer el blog

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China