martes, 9 de marzo de 2010

La nevada


Cómo no hablar de la nevada :-))
Se hablará del tema y no por pocos días... en Adoplandia no se ha podido comentar nada hasta ahora por que hemos estado sin luz unas cuantas horas.
Los cincos en el sofá, escuchando la radio, a la luz de las velas...
Antes cenando, la mamá ha preparado un delicioso "minestrone" también a la luz de las velas...
La casa estaba calentita por que hoy he trabajado aquí y las horas sin luz se han notado menos de lo temido.
Parece que la cosa se va solucionando, pero ha habido momentos, cuando volvía a casa en coche de recoger a las niñas, que ha sido bastante dramático. Los coches no podían moverse sin deslizar a la primera subidita, en menos de media hora se han acumulado  no pocos centímetros de nieve, lo suficiente para crear el caos:  en Barcelona muy pocos estamos preparados.
Me parece injusta la acusación inmediata y total a la Administración. Hay situaciones excepcionales que son justamente eso, y tampoco se pueden dedicar millones de euros, que salen de los bolsillos de todos, para estar preparados para casos que se dan una vez cada 25 años.
Hay que ser pacientes y consecuentes, si avisan de no utilizar el coche, y a pesar del aviso lo utilizamos, también sabemos los riesgos que corremos.
Lo asumimos esperando de no tener que arrepentirnos. Pero, a veces, las cosas no van en el sentido esperado.
Allí no tendría que haber más salida que asumir el error.

Algún periódico pregunta a sus lectores si la actuación de la administración ha sido la adecuada.
El 93 por ciento contesta con un contundente: NO.
Supongo que la mayoría tendrá razón... o no.

Vale un poco para todos, eso de saber asumir los errores.
Pero en este caso hablo sólo de mi.
Entiendo que para quién se ha quedado atrapado en una estación de tren 6 horas y no tiene muy claro si podrá volver a casa... no es lo mismo.
O en medio de un autopista, donde han caído unos cables de alta tensión...
Hay que ver caso por caso, pero, una vez más, en este caso escuchando algunos comentarios en caliente, en la radio, tengo la impresión que no somos muy capaces de enfrentarnos a las frustraciones:  nuestros planes puedes ser afectados por una contingencia, y hay que modificarlos, sin buscar siempre un culpable que "si hubiese hecho esto y lo otro no nos habría provocado el problema al que tenemos que enfrentarnos".

La normalidad, a veces, se rompe. Y hay que asumirlo cómo una posibilidad de la existencia.
He tomado el primer paso de este post con la nevada, pero en el fondo me interesa dedicar cierta reflexión a la capacidad o menos de aceptar que las cosas pueden ir de otro modo respeto a lo previsto.

A veces la situación parece sencilla, hasta divertida (la nevada), pero poco a poco la visión cambia... después de un tiempo nos damos cuenta que tenemos un problema más grave.

Busco una solución ¿o busco un culpable?

¿Transmito a mis hijas la idea de que: problema que llega, solución que se busca?  y que si no se encontrara  el mundo no dejaría de dar vueltas y con nosotros encima, claro!!
¿o al contrario les transmito tensas vibraciones de impotencia, desesperación y rabia en contra de ésto y aquello?

Sin duda es más fácil y cómodo declararse víctima, que no asumir un papel activo en la solución.
Más fácil al principio, más fácil aparentemente.
Puede que no tengamos ninguna culpa, pero esta verdad no nos quita ni la necesidad, ni la oportunidad de esforzarnos para buscar una salida.

El victimismo es una trampa, siempre.

3 comentarios:

  1. Y Tanto que la culpa es de la administracion , ¿cuantas veces vemos las gruas llevandose coche el dia a dia? ¿guardia urbana o mossos multando??
    Donde estaban ayer esas gruas para ayudar GRATIS a los coches atascados¡¡ porque no se nos avisó , protección civil ni nadie cuando mis sobrinos se pasaaron 4 horas encerrados en un autocar escolar??
    que Barcelona es muy cara , nos cobran hasta por respirar,
    y los politica-os están podrid@s

    ResponderEliminar
  2. Pues yo creo que es verdad...no podemos estar preparados para eventos que suceden cada mucho tiempo...la administración no creo que tuviera previsto lo que pasó ayer...aunque estar 4 horas en un autocar es una putada evidentemente, pero no creo que sea necesario buscar a ver quien tiene la culpa...
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, gracias por tus reflexiones... el paralelismo de las reacciones sobre la nevada con el victimismo que normalmente se muestra hacia todo lo que nos sucede.

    Montse

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China