lunes, 27 de diciembre de 2010

Mañana las asignaciones

Casi todos los meses tenemos la infinita suerte de poder disfrutar con muchas familias de su alegría en aquellos primeros tan especiales momentos, los muy próximos a la llegada y entrega de las asignaciones.
Después seguiremos viviendo paso a paso muchos más momentos, pero no hay duda de que las primeras horas tienen un carácter muy especial.
Las emociones son desbordantes, difíciles de describir sin caer el la retórica de las palabras que describen los sentimientos. Palabras que sobran para los que comparten esa experiencia, y que son huecas para los que no están en ese papel más o menos directamente implicados.
Aunque desde hace algún tiempo las horas previas no son exentas de cierta tensión por que, no hay que esconderlo, no todas las familias darán saltos de alegría, cómo tendría que ser.
La espera tan larga, las fantasías, la calidad humana de cada uno, los prejuicios, la falta de recursos mentales o de una reflexión sincera y cuerda... hay un sinfín de elementos que condicionan las reacciones de las primeras horas frente a la foto, el sexo, la edad de tu futuro hijo.
He aprendido a no dar juicios precipitados. Por que he vivido muy de cerca sea aparentes desilusiones que se hacen poco a poco maravillosas historias familiares que, pasando por en un sinfín de variaciones, aparentes alegrías espontaneas que acaban al rato en mil dudas y hasta en rechazo.
Por suerte muy poquitos casos de los segundos. Hay que dejar claro que la enorme mayoría de las adopciones son historias de felicidad y normalidad.
Pero se sabe, un caso "malo" canta más que mil buenos. Los buenos no hacen noticias en los titulares, ni son carnaza para ciertos comentarios que tanto gustan a los hombres buuu, aquellos que siempre ven el lado oscuro y espantoso de toda experiencia humana.
De hecho yo mismo estoy a punto de escribir sobre este lado malo, aunque creo  y espero que los anteriores tiempos en AFAC, en Transmes y después en Shui y también estos últimos años de Adoplandia sean curriculum suficiente para no etiquetarme como hombre buuu :-)

Estos muchos años de espera... para la enorme mayoría de las familias han supuesto un progresivo acercamiento a la realidad, para otras pocas parecen no haber servido de nada, o peor ya que simplemente han ido incrementando expectativas equivocadas e injustificadas.
La realidad a la que me refiero es muy sencilla: también desde China llegan colitas y no sólo coletas, y no sólo recién nacidos, dependiendo del certificado de idoneidad, ya que si ese indica de cero a tres quiere decir que hay las mismas posibilidades de que el niño tenga 3 años que 6 meses...
Me cuesta mucho escribir estas frases, por que pongo caras a las palabras.
Caras de inmensa alegría por haber recibido la asignación de un hijo, un hijo y punto.
Caras de estupor, de desilusión, de sorpresa desagradable, de "por que me ha tocado a mi"...
Barbaridades.

Una cosas son las legítimas esperanzas de que todo vaya "bien"...
La otra es creer que uno tiene derecho de quejarse del destino o del Centro chino por que no le ha tocado lo que consideraba el premio gordo al que tenía supuestamente derecho.
No sé si algún padre en espera leerá este post, supongo que sí.
Empezad a pensar, si ya no lo habéis hecho, que realmente, repito, realmente la felicidad de ser padres NO tiene, ni puede depender de la edad, del sexo, o de la estética del niño que os asignarán y que si no estáis convencidos de esto, mejor renunciar antes. Por que cuanto más deseéis una niña y pequeña, más probable que os asignen un niño varón y a punto de la jubilación, por ejemplo de tres enormes años...
¿Os lo podéis imaginar?
Un niño de tres años, qué mayor...
Por que así de hijo de... es el destino, ofrece generosamente castigos a los que creen que esos detalles son un castigo, y no una bendición. Una bendición y un enorme regalo que es lo que son todas las asignaciones.

Felices asignaciones!!!

7 comentarios:

  1. Tienes razón, Roberto. Hay gente que no se prepara en absoluto para la adopción, sino que se pasan los años soñando con una realidad y colocando espectativas. Conozco a bastantes a los que "les ha tocado" lo soñado; pero habría que ver que hubiera ocurrido en otro caso.... no estoy segura.
    Una "amiga" me dijo cuando recibió su asignación que estaba un poco decepcionada "por que su hija era muy poco china y ella soñaba con una chinita"..... sin palabras.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que todos los que esperamos deberíamos tener claro una cosa, que el hijo/a que esperamos no va a ser el ideal de hijo que pensamos, sino que puede ser: femenino/masculino, guapo/feo, cariñoso/antipatico,listo/tonto, bien nutrido/mal nutrido y lo más importante, quizás que el sexo o la belleza exterior, que puede estar sano o tener problemas de salud, no tantos o localizados como para denominarse pasaje verde, pero si para que tengais que preocuparos por su salud. En cualquier caso, todo esto os lo deberíais plantear para que aquéllos que poniendose en el peor de los casos no fuese capaz de aceptar a un hijo tal y como viene(tal como aceptarías a tu hijo biológico no ideal) os planteaseis dar marcha atrás en el proceso porque , en eso estoy de acuerdo con Roberto, a un hijo se le quiere y se le acepta tal como es, cualquier otro pensamiento, de verdad, creedme es equivocado,
    Un saludo,Raquel

    ResponderEliminar
  3. BUENO...YO HE TENIDO LA GRANDÍSIMA SUERTE DE TENER UN VARÓN DE 2 AÑOS QUE ES LO MEJOR QUE ME HA PASADO EN LA VIDA, ADEMÁS DE MI NIÑA...Y BIEN SABES TU QUE LO MIO NO HA SIDO UN CAMINO DE ROSAS...DE TODAS FORMAS SE PERFÉCTAMENTE A QUE (O QUIEN) TE REFIERES...CREO QUE YA SE HAN DADO CUENTA DE QUE MERECE LA PENA ESTAR FELICES...O AL MENOS ESO ESPERO CON TODO MI CORAZÓN.
    BESOS

    ResponderEliminar
  4. Roberto lo has dicho clavado,en alguna ocasión lo dije en persona a la quirn requería que se lo dijeran y puede ser.........bueno seguro,no le agradó,pero las cosas claras y el chocolate........
    Prefiero tener 2 amigos de verdad que aparentes 100 por quedar bien.
    Saludos.
    Mº Carmen,mamá de Mei y Carla

    ResponderEliminar
  5. Bueno, es muy bueno que publiques estas cosas para que los que realmente no sepan el significado real de la palabra "adopción"= "ser padres" se vayan poniendo al día.
    Comparto todos tus criterios, y si hay algo bueno en esta casi insoportable espera, es este camino de reflexión por el que hay que pasar, quieras o no,..., espero que sirva para algo..., y como soy optimista supongo que sí.
    un saludo
    Felisa

    ResponderEliminar
  6. Siempre que leo o escucho alguna historia de asignación rechazada por sexo, edad, "guapura" o "feura" me quedo estupefacta.
    Los seres humanos somos a veces torpes, pero después de tantos años de espera creo que lo "normal" es que haya un proceso de "purga" personal y que lo que no tiene importancia se quede en el camino. Aunque, claro, cada uno es "normal" a su manera.

    Un beso

    Alicia

    ResponderEliminar
  7. Sí, todo eso está muy bien...

    Pero...¿quién está realmente capacitado para decidir quién puede adoptar? NADIE. Se hace lo que se puede.

    Y por la misma razón, NADIE está capacitado para juzgar a los demás por qué razón rechazan un niño. Más teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos no conocemos la historia personal o de pareja...Creemos que la conocemos, pero NUNCA puedes llegar a conocer completamente a los demás, por muy amigos que sean.

    Muchas veces se malinterpretan las palabras, y como nosotros somos DIOS y no nos podemos equivocar, nuestra valoración es la correcta. ¡JA!

    Un saludo e intentad no juzgar tan a la ligera a la gente...y no seréis juzgados de la misma forma

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China