lunes, 29 de marzo de 2010

Prohibir, acompañar, apoyar, animar...

Son palabras que ocupan mis reflexiones sobre el papel o los papeles que tendríamos que jugar en el futuro de nuestras hijas.
Sobre la influencia que tendremos, o que tendríamos que ejercer en su crecimiento. En la educación.

Crecen.
Crecen y en la cientos de situaciones en las que nos encontramos, por deseo, por casualidad, por las circunstancias... aspiraría a ser capaz de graduar mi intervención de la manera más adecuada, más oportuna.
Nada fácil.
No hay dudas de que muchas veces hay poco tiempo para reflexionar.
Pero en otras, prefiero pararme a pensar, aunque el entorno, para llamarlo de alguna manera, empuje a ser rápidos, demasiado, en las acciones a tomar.
Crecer es vivir experiencias, es probar, es descubrir, es saber y conocer para disfrutar y al mismo tiempo para ser en condiciones de tomar la decisión más adecuada.
Me gustaría ser capaz de hacer todo lo posible para que ellas no me necesiten.
Y no ciertamente para desentenderme, obviamente no.
Para confiar en que son los suficientemente fuertes para enfrentarse al sube y baja de la vida.
En su vida a la que tendrán que enfrentarse solas en tantas ocasiones.
Aquí nos tienen para lo que haga falta, claro que sí. Pero no nos engañemos, queramos o no esas situaciones se darán muy pronto
Prohibir, acompañar, apoyar, animar...
Soy de los que tienden a desplazarse hacia el final del listado.
No me gusta prohibir, aunque a veces sea necesario.
Y hay que asumir riesgos, para que sean menos.
Levantar una barrera de protección que le impida meterse en "posibles" peligros, me temo que no es la vía más eficaz.
No hay que esconder las llaves del coche, hay que enseñarles a conducir.

jueves, 25 de marzo de 2010

Visitar el orfanato (adopción en China)


Uno de los deseos más deseados por las familias que viajan a buscar a sus peques es poder visitar el orfanato donde han vivido una gran parte de su corta vida.
Deseo legítimo. Deseo de los papás.
Necesitamos ver, tocar, fotografiar, conocer los cuidadores, ver el color de las paredes y el material de la cuna donde ha dormido nuestro hijo.
Esperamos poder llenar un agujero, más o menos grande, más o menos negro. Para el presente nuestro de adultos y para el futuro de nuestros hijos.
Cuanto más podrán saber, mejor.
Deseo legítimo, como decía.
Es así absolutamente normal que en las reuniones de preparación, en los cientos de correos que nos intercambiamos mientras montamos el viaje, aclaramos dudas, charlamos para sentir que casi ya estamos volando hacia China, esa petición sea recurrente entre las familias que viajan con Shui.

Por esto es más difícil, pero más que nunca oportuno, vista la legitimidad de ese deseo, proponer una reflexión sobre la conveniencia de esa visita. Las cosas siempre, o casi siempre, tiene varias facetas. Varios elementos a considerar, los pro y los contra. El efecto inmediato y los efectos secundarios.

Esta mañana he enviado un correo, animando a la reflexión a las familias que viajan en abril, ya lo hice en otros viajes, sea por mail que en las charlas presenciales, que en largas conversaciones telefónicas.
Una familia me pedía de organizar la visita.
Así le he contestado:

Hola Silvia [nombre inventado]:
El orfanato en realidad está muy lejos, puedes verlo en este mapa [zona de China existente, pero diferente a la citada en el correo]
http://www.maplandia.com

Ya sólo con este dato se hace imposible visitar el orfanato en este viaje: se necesitaría coger un tren, seguramente pasar una noche en el pueblo, en alojamientos de nivel que no conozco, pero que pueden estar
muy por debajo de niveles "aceptables".
Recordad, hablo para todas las familias, que los orfanatos en principio no son visitables, habría que solicitar un permiso especial, que pueden conceder, o no.
Lo conceden con facilidad en el viaje de vuelta a China, cuando las peques son más mayorcitas, menos en el primer viaje que hacen las familias para buscar a sus hijos.

Pero más que este aspecto, lo de la distancia y de las muchas horas de trayecto, lo de los permisos, estoy convencido de que la visita al orfanato, es una necesidad de los papás, y no del peque en ese momento, y es más bien desaconsejable en aquellos días de primer conocimiento mutuo, por que puede suponer un retroceso, a veces un claro retroceso en el proceso de vinculación con la nueva familia.
No hablo de teorías, hablo de algo visto y tocado con mano.

Cada niño es un mundo, y es diferente la reacción de cada uno en las misma o parecidas situaciones, pero el porcentaje de casos en los que aquello ha pasado es suficientemente importante, como para convencernos que es mejor no hacer experimentos.
Hasta en bebés muy pequeños ese re-encotrarse con las caras y los olores y los lugares desde los que han salido, para ser transportados a vuestros brazos les descoloca:
¿voy a estar con estos señores?
o, dentro de unos días ¿me van a devolver otra vez al sitio de donde he salido?

A veces estas dudas internas, no racionales en niños muy pequeños, se hacen muy evidentes en ciertas otras situaciones.
Si hubierais visto, come he podido ver, alguna reacciones de los peques al ver en el registro o en el notario, el día siguiente a la entrega, el personal de su orfanato y llorar desconsoladamente echando los brazos hacia
ellos, o directamente, en niñas un poco mayores, corriendo hacia ellos desvinculándose a fuerza de sus papás, que todavía no sienten como tales, no sólo ni se os plantearía la posibilidad de un contacto con el orfanato, si no que hasta lamentaríais, como esos padres han lamentado, que para ciertos trámites sea necesaria la presencia de un representante del orfanato.

Y sin llegar a estos casos aparatosos, hay muchos más casos en que ese primer atisbo de tranquilidad y sonrisas conquistadas, después de 24/48 horas con sus nuevos papás, se ven frenadas, y todo el proceso
de adaptación sufre un claro retroceso por esa visita al orfanato que, como decía, les descoloca.

Repito, cada niño es un mundo, y hay peques que tan frescos estarían, pero ¿merece la pena probarlo en este primer contacto con ellos?
¿No es mejor centrarse, en esta primera fase de conocimiento, en juntar vínculos sin confusiones, dudas y parciales vueltas atrás?
La primera semana sobre todo, es muy importante pasar mucho tiempo con ellos a solas, en la habitación del hotel, en un parque si el tiempo lo permite, o donde sea, y muchos besos, muchos achuchones, dormir en
la misma cama, jugar juntos, transmitiendole seguridad, tranquilidad, amor, con los gestos, las miradas, el contacto físico, el tono de la voz y todo el abanico de posibilidades que la comunicación verbal y no verbal nos permite. Con vosotros.

En definitiva hay que valorar si realmente es necesaria esa visita.
Hay que poner en cada plato de la báscula lo bueno y lo malo de cada decisión.
Nada está claro desde el principio. Y de hecho en los primeros años de organizar viajes, siempre buscábamos la posibilidad de esa visita. Pero al cabo de un tiempo, la experiencia, las experiencias vividas, tocadas y contadas por las familias, nos hicieron cambiar de opinión.

Si el orfanato estuviera en la misma ciudad, el obstaculo de la distancia se solventaría, contaríamos con un aspecto negativo menos, pero seguiría teniendo valor todo lo demás que he escrito.
Siempre se puede pedir al guía y a nuestra oficina en China de sondear la posibilidad en el último momento , pero os ruego de valorar si realmente merece la pena.

Ya se sabe, cuando una cosa no te convence pones una lupa frente a los aspectos negativos, y es lo que me pasa a mi con este tema, después de vivir personalmente muchos viajes con las familias."

Hasta aquí la carta, me gustaría saber qué pensáis.

domingo, 21 de marzo de 2010

Ese maravilloso viaje a China

El otro día en Facebook publiqué unas fotos que gustaron a muchos amigos.
Estábamos en la provincia de Guangxi, entre Guilin y Yangshuo, en los alrededores del hotel Homa donde nos alojábamos y donde alquilamos unas bicicletas con las que nos lanzamos por los paisajes maravillosos de los arrozales, con las pequeñas de paquete, el calor y el entusiasmo que sientes cuando vives una experiencia que sabes te dejará una marca inolvidable en tu alma de viajero.

No recordaba que Javier había montado un vídeo, con varias fotos de ese viaje maravilloso. Pero hoy lo he encontrado y aquí lo tenéis. La banda sonora de ese viaje, y del vídeo, es la canción de "Bienvenidos a Pekín" casi el himno de las olimpíadas y que cantábamos, papás y niñas, cada día para acompañar los momentos de alegría.
Pepe comentaba que la canción le parecía un poco ñoña, y quizás tenga razón (sin quizás :-)) pero a escucharla ahora, montada con estas imágenes, la emoción de los recuerdos no repara en timidez: emoción pura!!

Al final del vídeo, allá sobre el minuto casi 4 ya no hay fotos, si no un corte de vídeo: mucha calor y mucho sol, y las sombrillas típicas para defenderse de los rayos impiedosos, pero claro, una cosa es andar y la otra llevar la sombrilla en una mano, mientras pedaleas :-)
Ver para creer :-))


viernes, 19 de marzo de 2010

En defensa de los derechos fundamentales de Internet


Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:
  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley laneutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas.No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.
Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

martes, 16 de marzo de 2010

Optimista, por decisión y esfuerzo

En general tengo una actitud defensiva hacia la realidad.
En el sentido que intento defenderme de los múltiples ataques que nos lanza  la existencia sin parar, en un día a día que de vez en cuando se parece a un campo de minas.
A una verdadera guerra de destrucción masiva, según otros.
Lo hago, defenderme, doblando la atención y el peso específico que concedo a las cosas buenas, recordándolas una y otra vez, haciendo un esfuerzo constante de valoración positiva.
Pues eso: soy un optimista por decisión y esfuerzo, digamos :-))
Estoy convencido de que las cosas (y las personas) son según uno las mire y las vea.
Raramente lo contrario.
Digo que las personas y las cosas, aunque he dudado un poco en añadir las personas.
¿La mala gente es mala y punto?
Me temo que tampoco.
De lo contrario sería más fácil cruzar el mundo, el maniqueísmo es un ismo tan común cuanto poco eficaz para entender a la gente y al lugar en el que vivimos. aunque resulte cómodo, como todas las actitudes superficiales.

Según la cantidad de energía que dedicaremos a exaltar las cositas buenas, para que las positivas estén siempre presentes iluminando nuestro camino, cruzaremos el túnel y llegaremos a la salida en un tiempo aceptable,  de lo contrario fácilmente nos perderemos en el vacío oscuro de la desesperación.

(Un poco cursi esta frasecita, pero no la voy a cambiar, lo cursi a veces también ayuda a comprender :-))

Ser positivos significa esperar. Esperar a ver si el desastre anunciado se transforme o no en una derrota: por que a veces se gana. Es más fácil ganar cuando uno cree en esa posibilidad.
Ser optimista significa tener paciencia.
Esperar para ver como evolucionan las cosas más allá del corto horizonte de un día, de una semana o de un mes... a veces de más tiempo. Sin dar nada por perdido hasta que realmente esté perdido.
Y cuando se haya perdido, tener bien claro que casi siempre hay otras cosas que coger, por la que merece levantar cabeza.
No es nada fácil.
Como decía: soy un optimista por decisión y esfuerzo.

A veces, simplemente, la táctica es de dejar que las cosas fluyan, vayan deslizándose hacia su curso inevitable. Desviar un río de su lecho natural, puede ser muy peligroso, puede ser simplemente inútil por efímero.
Pero la estrategia es no ser demasiado reflexivo, dudoso e indeciso.
No hay siempre que dar mil veces vueltas al mismo tema.
Y sobretodo, sobretodo dos cosas:
1) cuando se toma una decisión prohibirse la pregunta ¿y si....?
2) buscar la solución al problema, ser prácticos, y no dejar más del tiempo estrictamente necesario la atención sobre la gravedad, injusticia, complicación del problema.

¿puedo resolverlo?
sí! Adelante.
No puedo resolverlo?
Paciencia. Seguir en otros asuntos.
¿Puedo hacer algo, aunque sea parcial?
Haré ese poco, aunque sea poco, por que será siempre mejor de la nada que representaría el bloquearme, atrapado por la incapacidad de resolver del todo "esa" cosa .

Empecé esta entrada con el deseo de invitaros  a leer un post muy duro de mi querida amiga Carmen:
La maternidad toda una aventura

el post concretamente se titula

¿Destino?

y desde esa intención he llegado a escribir esta entrada...
¿qué ha pasado?
Ha pasado que en el post de Carmen hay una frase final que merece la pene repetirse mil veces y que ha empujado a salir las líneas de arriba:

"no puedo evitar que me duela profundamente. Sí, ayer se me vino el mundo encima y me está costando mucho levantarlo. Pero lo levantaré, eso seguro"


Y añade: Por mi Carmen!!
Sí, por ella, por ellas, por nuestros hijos que nos hacen sufrir por que y por cuanto los queremos, y nos dan fuerza, por que los queremos.
Aunque no hayan llegado todavía.

lunes, 15 de marzo de 2010

Imágenes que lo dicen todo


Buen comienzo de semana para TODOS!!


verano 2008 Yangshuo (Guangxi), nuestras hijas 

viernes, 12 de marzo de 2010

Variaciones libres sobre recuerdos, olvidos y sectas

Se han publicado muchos libros sobre el tema "de qué estamos hechos", y todo lo que se escribe a propósitos suena a repetición, pero a veces repetir ayuda.

Ayuda a entender y ayuda a recordar, y recordar es importante.
Es importante acordarse en el momento oportuno, por que no sirve o sirve mucho menos, recordar después de haber cometido el error por culpa del olvido.
Siempre se puede pedir perdón, y es bueno. Pero no es lo mismo que haber evitado el error por recordar a tiempo un detalle, una anécdota, algo que nos habría ayudado a comportarnos con la persona que teníamos enfrente, en lugar de meter la pata hasta...

Estamos hechos de recuerdos. Si me paro a pensar me abruman los recuerdos y se me olvida la tortilla en el fuego.
Algunos dicen que la experiencia es esa cosa magnífica que sirve para darte cuenta del error después de haberlo cometido, o algo así.
Me temo que muchas veces es cierto.
Pedimos a los hijos que confíen en la experiencia de sus padres, pero sus padres demuestran cada día su inexperiencia, por ejemplo al no darse cuenta de los cambios, quedando anclados a otra época o lanzándose hacia el extremo contrario, mezclando los papeles, haciéndose los modernos sin ser capaces de serlo. En definitiva, olvidando su pasado, de cuando ellos eran niños.

Los recuerdos son fundamentales, hasta en lo más nimio: nos ayudan a sobrevivir cuando cruzamos la calle.
Si olvidáramos que el color rojo frente al paso de cebra indica que hay que pararse, si olvidáramos que el verde indica a los coches que pueden pasar, al segundo cruce estaríamos perdidos.
Sonrisas... ¿quién puede olvidar de lo que significa el rojo?
Hombre, muchos se olvidan de cosas hasta más sencillas.

Pero a veces olvidar ayuda.
Si recordáramos todo lo que se ha dicho y hecho, que nos han dicho o que otros nos han comentado han hecho, la vida sería un infierno.
Estaríamos todo el rato pasando de un estado de ánimo a otro, enfurruñados o con una sonrisa de oreja a oreja, y muy probablemente a destiempo, recordando una broma en el momento en el que hay que ser serios, o el contrario.
Si los recuerdos desfilaran constantemente delante nuestro como en una pantalla de la que no podemos quitar la vista, entraríamos en un bucle de inexperiencia, parándonos a quién sabe que edad.

La naturaleza es cruel y sabia.
Nos hace vislumbrar cómo tendrían que ser las cosas, pero nos regala todo tipo de patología de vista, vemos mal desde lejos sin gafas y nos la tenemos que quitar para leer este blog, o al revés. O sea, que nos deja solos a la hora de aplicar esa enseñanza.
Entre recuerdos y olvidos.

Muchos van en busca desesperada de un hilo conductor en este aparente y contradictorio caos.
Algunos creen haberlo encontrado, y fundan o se apuntan a una secta.

Muchos renuncian a esa búsqueda, tiran la toalla y van haciendo, cómo buenamente pueden.
Acertando y equivocándose.
Y se apuntan a Facebook.

La vida es así de maravillosamente incierta y peligrosa.
Hay que ser generosos con los seres humanos, son tan débiles...

Tanto que a menudo representan una seria amenaza para sus con símiles y hasta para el lugar que a todos nos acoge.

;-)

miércoles, 10 de marzo de 2010

Papá malo

La pequeña me miraba con sus grandes ojos húmedos, volvía del Inef donde cada martes y jueves acompaño la mayor a hacer gimnasia artística, su pasión.
La llamada telefónica rogando derogara por 15 minutos el castigo no hubo efecto en el implacable y durísimo padre.

Las tres están castigadas, si bien en momentos distintos, por los mismos motivos y con el mismo castigo, modulado en duración dependiendo de la gravedad de lo cometido :-)
Las dos mayores por no haber hecho ni caso a las reiteradas peticiones de no pelearse, de no gritar, de no molestarse la una a la otra, de no pegarse, de no insultarse, de no...
"Ya está!! fin de las peticiones: una semana castigadas sin pantallas"

La pequeña al día siguiente recibió similar castigo, si bien de sólo dos días de duración, por que sólo gritaba, molestaba a una de las hermanas y decía una mentira para justificarse. Al no dejar de gritar y al no admitir la mentira, idem: "Ya está!! fin de las peticiones: dos días castigada sin pantallas".

Lo que más duele, no poder ver la televisión, que ya "casi ni nos dejáis ver" protestan al unísono, y ni encender el ordenata para engancharse a juegos.com, a spotify, a alguna serie que puede verse en Youtube, la mayor ahora a Habbo, la mediana a Hotel dulce hotel, o parecidos, la pequeña  hipnotizada aprendiendo a tapas forzadas todo lo que hacen las otras dos.

Hay que ser un poco rígido, si no acabas repartiendo castigos todo el rato, o sea haciendo el ridículo, mientras que con una vez que mantienes firme el castigo, ya tendrás gasolina para un par de semanas, será suficiente una leve amenaza de repetirlo y harán caso (son un encanto de niñas :-)))

Hasta que será imprescindible y necesario conminar una vez más.

Lo peor es que ya está a punto de acabarse la posibilidad de cierta similitud en los castigos, falta muy poquito para que cuando sea necesario uno, para su eficacia real, se tengan que tomar medidas muy diferentes.

A romperse la cabeza para ser efectivos... con lo fácil que es quitarle el juguete rectangular y plano...
Qué difícil ser de verdad "papá malo"

:-)

Y aquí tienen la campeona

martes, 9 de marzo de 2010

La nevada


Cómo no hablar de la nevada :-))
Se hablará del tema y no por pocos días... en Adoplandia no se ha podido comentar nada hasta ahora por que hemos estado sin luz unas cuantas horas.
Los cincos en el sofá, escuchando la radio, a la luz de las velas...
Antes cenando, la mamá ha preparado un delicioso "minestrone" también a la luz de las velas...
La casa estaba calentita por que hoy he trabajado aquí y las horas sin luz se han notado menos de lo temido.
Parece que la cosa se va solucionando, pero ha habido momentos, cuando volvía a casa en coche de recoger a las niñas, que ha sido bastante dramático. Los coches no podían moverse sin deslizar a la primera subidita, en menos de media hora se han acumulado  no pocos centímetros de nieve, lo suficiente para crear el caos:  en Barcelona muy pocos estamos preparados.
Me parece injusta la acusación inmediata y total a la Administración. Hay situaciones excepcionales que son justamente eso, y tampoco se pueden dedicar millones de euros, que salen de los bolsillos de todos, para estar preparados para casos que se dan una vez cada 25 años.
Hay que ser pacientes y consecuentes, si avisan de no utilizar el coche, y a pesar del aviso lo utilizamos, también sabemos los riesgos que corremos.
Lo asumimos esperando de no tener que arrepentirnos. Pero, a veces, las cosas no van en el sentido esperado.
Allí no tendría que haber más salida que asumir el error.

Algún periódico pregunta a sus lectores si la actuación de la administración ha sido la adecuada.
El 93 por ciento contesta con un contundente: NO.
Supongo que la mayoría tendrá razón... o no.

Vale un poco para todos, eso de saber asumir los errores.
Pero en este caso hablo sólo de mi.
Entiendo que para quién se ha quedado atrapado en una estación de tren 6 horas y no tiene muy claro si podrá volver a casa... no es lo mismo.
O en medio de un autopista, donde han caído unos cables de alta tensión...
Hay que ver caso por caso, pero, una vez más, en este caso escuchando algunos comentarios en caliente, en la radio, tengo la impresión que no somos muy capaces de enfrentarnos a las frustraciones:  nuestros planes puedes ser afectados por una contingencia, y hay que modificarlos, sin buscar siempre un culpable que "si hubiese hecho esto y lo otro no nos habría provocado el problema al que tenemos que enfrentarnos".

La normalidad, a veces, se rompe. Y hay que asumirlo cómo una posibilidad de la existencia.
He tomado el primer paso de este post con la nevada, pero en el fondo me interesa dedicar cierta reflexión a la capacidad o menos de aceptar que las cosas pueden ir de otro modo respeto a lo previsto.

A veces la situación parece sencilla, hasta divertida (la nevada), pero poco a poco la visión cambia... después de un tiempo nos damos cuenta que tenemos un problema más grave.

Busco una solución ¿o busco un culpable?

¿Transmito a mis hijas la idea de que: problema que llega, solución que se busca?  y que si no se encontrara  el mundo no dejaría de dar vueltas y con nosotros encima, claro!!
¿o al contrario les transmito tensas vibraciones de impotencia, desesperación y rabia en contra de ésto y aquello?

Sin duda es más fácil y cómodo declararse víctima, que no asumir un papel activo en la solución.
Más fácil al principio, más fácil aparentemente.
Puede que no tengamos ninguna culpa, pero esta verdad no nos quita ni la necesidad, ni la oportunidad de esforzarnos para buscar una salida.

El victimismo es una trampa, siempre.

martes, 2 de marzo de 2010

China pide mayores esfuerzos para promover poder de las mujeres

Noticia en El Diario del Pueblo en Internet

China dijo el lunes que la comunidad internacional debe acelerar las acciones para promover aún más el avance de las mujeres.


Todos los gobiernos estatales deben "convertir los compromisos en acciones concretas" y "deben invertir más en mano de obra, materiales y recursos" para implementar sus compromisos para conseguir los objetivos de igualdad, desarrollo y paz para todas las mujeres, dijo Meng Xiaosi, jefa de la delegación china durante la inauguración de la 54 sesión de la Comisión sobre el Estatus de las Mujeres (CSW siglas en inglés) en la sede de la ONU en Nueva York.

seguir leyendo
Contradicciones globales y muy reales...

China es el país donde las tradiciones no son propiamente favorables a los derechos de la mujer, donde existe un profundo y extenso machismo (como todavía en casi todo el mundo, mejor recordarlo) pero donde al mismo tiempo, desde hace décadas, las mujeres consiguieron un espacio de poder que no era muy común en el resto del mundo.
El camino empezó, en una parte del Planeta, pero todavía hay mucho por andar.

La Tierra que me gustaría sería aquella donde las palabras mujer y hombre perdieran todo tipo de connotación de mérito y valor, para denotar los que son: dos de los varios elementos que del Universo.

Justamente esta mañana, yendo al cole, hablábamos con mis hijas de la fiesta del 8 de marzo, de la que no sabían nada.
Mi hija mayor, justo antes del beso de despedida me suelta un: "tu sí que eres un machista y siempre nos consideras seres inferiores"... beso y ala!! Agárrate con la pre...

"Pre" es el diminutivo "cariñoso" que utilizamos para definir y remarcar sus actitudes de pre-adolescente.
Ooooohmmm
:-))

lunes, 1 de marzo de 2010

Jóvenes.... y esquiadoras


Pues eso :-) Pequeña imagen de mis hijas disfrutando de la nieve!
Si pienso que yo, vi la nieve por primera vez a los 18 años... ;-)
Bueno, supongo que algunos me dirán lo mismo con el mar... nací en una isla.

Las cosas cambian y la gente también :-)

A ver quién adivina quién es el joven 
de la foto abajo :-))))))







ya en marcha con el próximo viaje

Pues eso!
Y no hace falta añadir más!
Mirad aquí a lado y veréis la avalancha de comentarios sobre las nuevas asignaciones ;-)

Mientras, hoy las familias que han viajado con Shui se han encontrado con sus peques.
Primer abrazo!!!

:-))

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China