martes, 5 de julio de 2011

Insisto

Aunque tengamos los humanos una necesidad muy grande de encontrar unas normas que valgan para todos en determinadas situaciones, o para la mayoría... la realidad se resiste a concedernoslas y que sean eficaces.
Apoyarse a una norma que establece que si haces A tienes tal efecto y que si haces B, o no haces nada, tienes tal otro es un chollo del que, desgraciadamente, no podemos disfrutar.
Digo de las cosas del espíritu, del comportamiento humano, de las relaciones personales, de la vida familiar, que son cosas todas de lo más variable e imprevisible, como todos muy bien sabemos por experiencia directa a pesar de desear lo contrario: que sean previsibles y podamos controlarlas.

A pesar de las evidencias, los proclamadores, los emisores, los creadores de normas, en lugar de ser desterrados como falsarios, embaucadores, engañadores profesionales,  tienen un éxito tremendo.

Descubren un caso, más o menos llamativo, lo transforman en norma general, acto seguido publican un libro (las editoriales saben que nunca hay que estropear un éxito asegurado aunque diga una sarta de disparates) y hala a disfrutar de la fama y de lo que sea.

El deseo de que actuando en un cierto modo algo se realizará en una determinada forma, es el vinagre que dan a los sedientos cuando les hacen creer que aplicando lo que ellos dicen  la vida será más fácil... y a pesar de oler a ácido, la sed supera con creces la conciencia de la realidad, de los efectos de los errores reiteradamente cometidos, de la ineficacia  evidente de un planteamiento que no se basa en nada más que en una invención de algún iluminado. O tendría que decir: interesado.

Todo lo enunciado arriba encaja muy bien con un montón de publicaciones de expertos sobre infancia, adolescencia, adopción. He leído muchos. También con otras cosas, pero esto es Adoplandia, claro.
Si algún lector de este humilde blog me pudiera aconsejar alguna publicación que no practicara la inaguantable doctrina de explicar a los padres adoptantes como solucionar problemas inflados cuando no  creados a propósito en las primeras 50 páginas para poder acto seguido ofrecer la solución de los mismos en las siguientes 50, le sería eternamente grato compartiera su descubrimiento.

De hecho he aprendido a valorar la humildad de algunos autores cuya publicación podría resumirse en tres palabras: "búscate la vida". Son más coherentes y sinceros, casi humildes diría (obviando la enorme presunción de querer publicar un volumen y que lo paguen lectores a los que en el fondo saben no les servirá para nada :-)

Bueno, me permitan de vez en cuando ser políticamente incorrecto :-))

feliz verano!!!

PD
Para ser todavía más incorrecto, quiero añadir un posdata:

Especialmente mal me cae una categoría de autores y expertos: los arrepentidos.
Aquellos que han hecho algo y después no son capaces de asumir las consecuencias y en este cambio, una vez más proclamado, arrastran a sus mismos hijos.
No me caen mal por que se hayan arrepentido, arrepentirse es sano. Sacar consecuencias del arrepentimiento también.
Pero cuando te arrepientes de haber tenido un hijo por que descubres algo que no encaja con una idea preconcebida de lo que es adoptar y eres capaz de decir en público hasta que si lo hubiese sabido no habría dado el paso... eso no, eso es otra cosa y es inaceptable. No puedes arrepentirte de haber tenido un hijo. No puedes arrepentirte de haber adoptado. Por muy feas que sean las cosas descubiertas.
Las palabras son cuchillos muy afilados. Y hoy todo se graba.
Además de que algunos parece que se hayan caído de la parra.
Actitud muy conveniente y fácil y cómoda, por cierto.
Y después hasta pretenden dar conferencias y charlas. Y la dan y tienen éxito.

Esto es como un médico que conocí hace años: era el terror de los papás del cole, en cuanto te pillaba con la defensas bajas o un poco distraído te encasquetaba a su hijo, del que pasaba olímpicamente. Lo intentaba cualquier día y, con frecuencia semanal, por el fin de semana entero. Fin de semana que él, descubrimos, dedicaba a charlas, conferencias y seminarios. Y cual fue la sorpresa general del colectivo escolar: la charlas iban sobre cómo favorecer la relación y el diálogo entre padres e hijos.
Algunos tienen un morro que se lo pisan ¿o no?

Lo dicho, feliz verano :-)))


4 comentarios:

  1. FELIZ VERANO TAMBIEN A TODA LA FAMILIA DE ADOPCHINA, UN ABRAZO ENORME DESDE CORDOBA CON CALOR DE JOSE MANUEL, MARIOLA Y YANDA, CON LA MIRADA Y EL CORAZON PUESTO EN EL 10 DE AGOSTO DE 2006. LO DICHO MUY FELIZ VERANO A TODOS. exabog@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Genial, Roberto, como siempre.
    Decidí descansar de la lectura de monografias sobre adopción, adoptados y adoptantes, lectura que emprendí con ilusión y ganas de saber más. Lo he dejado. Me sientan muy mal, aparecen fantasmas por todas partes, defectos, problemas imposibles de solucionar, tics i conductas preanalizadas. Algunos conceptos, algunas ideas, algunas perspectivas me han gustado y servido. Las valoro. Algun granito entre la paja. Pienso que cada niño es único, que cada familia es especial, que cada circunstància moldea una realidad distinta y que los padres de niños (biológicos o adoptados) lo hacemos lo mejor que podemos y seguramente lo hacemos bastante bien. Miro a mis hijas y las veo crecer felices, con sus carácteres especiales, con sus miedos, con sus problemas, como todo hijo de vecino. Y aquí estamos nosotros, sus padres, para acompañarlas.
    Que paséis un feliz verano. Espero que nos veamos pronto ;)
    Un abrazo,
    Esther, David, Farners PeiHong, Fiona i (14-07-06)

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado esta entrada! la verdad es que la comparto totalmente,he leído alguno de estos libros de adopción, siempre recomendados por alguien que se supone que es un experto en dicho tema, la verdad es que me han causado mas dudas y miedos..y pienso que cada persona lleva una historia diferente pues sino naceríamos con un librito de instrucciones!!
    feliz verano con las Princesas!..pronto llegara la siguiente fecha mágica!

    ResponderEliminar
  4. Creo en mi humilde opinión como madre adoptiva principiante, de apenas tres años...que la virtud está en la mesura y en saber elegir.
    También cre que es un proceso evolutivo como padres adoptivos.. es decir... entiendes la diferencia... y comprendes que precisas formarte, pertenecer a una asociación te ayuda a empezar a leer "Adopción y Vínculo familiar" "cuando los niños no vienen de Paris" o los libros publicados por San Roman... me parecen muy interesantes para seguir pautas...
    Después de leerlos... releerlos... elaborarlos, y reflexionarlos viene la calma el tiempo y descansar y sobre todo disfrutar de nuestros hijos....
    esta es mi base más afac y nihao... claro instinto instinto instito junto al sentido común... los libros imprescindibles.. todos los editados clarísimo que noooooo

    saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China