martes, 27 de septiembre de 2011

Compartir emociones y reflexiones, la charla de ayer

Ayer volví a casa de buen humor, cansado, pero con la sensación de haber hecho algo útil. Eran las once de la noche pasadas y volvía de la reunión que hacemos - a veces más de una - con las familias a las que organizamos el viaje para ir a buscar a sus peques a China.
Empezamos sobre las siete y media de la tarde, para que nadie o casi tenga problemas con el trabajo. Acabamos cuando toca.
Ayer hasta conseguimos estar conectados en videoconferencia con Bilbao :-)

Me enrollo como las persianas y me cuesta no abrir constantemente mil paréntesis e incisos, tengo una colección de historias interminable y en mi propia casa una enciclopedia de casos, renovada por triplicado casi cada día por mis queridas gamberras: siempre nuevas situaciones, problemas, soluciones y, más a menudo, dudas infinitas.
A pesar que últimamente intento organizar un esquema para dejar en el tintero lo menos posible, difícilmente consigo seguir fielmente el guión y en el fondo, cuanto menos lo sigo, más quiere decir que el input de los que me escuchan es fuerte y me lleva a contar, contar...

Cuando las familias no paran de preguntar, ves en las miradas el interés (y algún que otro bostezo... todos dormimos menos horas de lo necesario :-)) sientes las vibraciones positivas, notas que lo que cuentas será aprovechado, también pruebas una sensación de alegría y un deseo todavía más grande de que todo vaya super bien.

Deseas siempre!! que todo lo que has contado, casi al principio de la charla, recordando, subrayando, asustando a los asistentes con esos casos no tan bonitos, no tan perfecto, bastante lejanos de ciertas expectativas...  que has sufrido muy muy de cerca, que te han dejado también heridas, de dolor, de tristeza, de rabia... deseas que no se repitan, aunque sabes que sí se repetirán.

Ojalá el hecho de "prepararse" a esas situaciones pueda ser de ayuda para superarlas mejor. Aunque nadie puede estar de verdad preparado para ciertos sufrimientos, que algo ayude el hecho de haber hablado de ello, que nadie pueda decir que le ha pillado por sorpresa, aunque repito que esas situaciones siempre serán una dura sorpresa.

Uno de los comentarios más frecuentes en las reuniones entre "profesionales" que se dedican a temas de adopción es que la calidad de las familias adoptantes ha ido empeorando.
Qué palabra más fea esta lo de la calidad de las familias... pero bueno, nos entendemos más fácilmente si evitamos giros de palabras para ser políticamente correctos y si dejamos de a lado el miedo a herir sensibilidades.

¿qué se quiere decir con esto?

Básicamente que los padres que se enfrentan a una adopción, algunos dirían se lanzan a adoptar, son menos preparados, más cargados de expectativas y menos fuertes frente a las frustraciones con respecto, digamos, a los de hace 10/15 años.
O más allá todavía: están convencidos de tener derechos, el derecho a tener hijos, por ejemplo.
Y lo peor de todo: pretenden que estos hijos sean perfectos, o como mucho con algún defecto leve de fabricación. Y que lo sean desde el primer día en el que se encuentran con ellos.

Estas cosas las he escuchado muchas veces en charlas, seminarios, ponencias y leído otras tantas en correos informales y en comunicaciones más oficiales.
Tenemos una tendencia muy marcada a hacer del caso individual la norma general. Así que cuando asistes al evento de una familia que pierde el control por que algo no ha ido como se esperaba, la tentación de hacer de ese caso la regla en base a la que aplicar el castigo general se hace fuerte.
Nadie se libra de esta tendencia sin un esfuerzo serio de racionalización.

Si ha pasado esto hay que evitar que vuelva a pasar, y para evitarlo aplicas el correctivo a todos. Esto pasa con muchas leyes, reglamentos y también, cómo no, con actuaciones más privadas. Estoy convencido de que todo el mundo tiene en su memoria uno o más casos: por haber asistido a algo despreciable, acabas acusando el colectivo entero, el grupo al que el autor de ese gesto pertenece.

Un x ciudadano de xxx país roba. Los ciudadanos de ese xxx país son todos unos ladrones.

El mismo patrón se aplica a las familias adoptantes. Por ejemplo: unas familias demuestran una baja capacidad de respuesta a los muchos retos que plantea la adopción, y el colectivo de las familias adoptantes se pone enterito en tela de juicio.

Qué queréis que os diga, si lo cuento es por que yo mismo sufro a veces ciertas tentaciones, por que cuando vives de cerca ciertos casos te cabreas con el mundo entero y harías cualquier cosa para que no se repitieran.

Imaginad a un pequeño indefenso, poco estimulado, y que a lo peor - por que las cosas nunca viene solas -  ha pasado una gripe y unas descomposiciones, ha perdido peso, y que no reacciona, que se encierra en si mismo, que hace una regresión de meses en sus capacidades físicas y mentales, por que está mal cómo cualquiera estaría en esa situación tremenda, por el terror de verse con unos narizotas desconocidos, que además lloran y le transmiten todavía más inseguridad, rechazo... en lugar de llenarlo de besos, caricias, paciencia, cuidados, atenciones, amor infinito, y que necesita más que nunca y más que cualquier otra criatura todo eso y más. Y no sólo no se le da, si no que se le transmite que no es aceptado...

Cuando vives de cerca un caso así es muy difícil hacer ese esfuerzo necesario de serena reflexión que te evite condenar inocentes.
Intento hacerlo siempre, y no generalizar, cueste el esfuerzo racional que cueste.
Por que este mundo nunca mejorará si no nos esforzamos todos, si no intentamos todos mirar nuestras criticas, en lugar de generalizar a lo bruto y olvidando, además, que las cosas y las personas cambian con el tiempo.

Lo cierto que es más fácil confiar en la comunidad adoptiva después de charlas cómo la de ayer :-))
Todo el mundo entero, muy nervioso, claro, pero muy atento, algunos muy sinceramente confesando su estado de ánimo, su tensión, sus miedos. Es lo normal, eso.
Hay que decir y decirse las cosas y los sentimientos, no esconderlos, abrirse, no aguantar y aguantar el tipo para petar en el momento menos oportuno.

Me pasan delante cientos de caras, familias felices, normales y felices. Son muchas charlas y muchos años.
No olvido otras, poquísimas, que  felices no lo serán tanto, me temo.

Pero lo cierto es que en tardes como las de ayer uno se siente un poco más papá, tío y también abuelo :-))


Feliz viaje familia, el mejor viaje de nuestra vida, uno más empezará en pocas semanas.


2 comentarios:

  1. Ay Roberto! Que me haces llorar! No te imaginas cómo estoy de bien desde ayer, después de la charla. Nosotros somos repetidores. Hicimos el viaje de adopción hace seis años. Guardo en la memoria momentos únicos, maravillosos, inolvidables, pero también algún susto, muchos miedos, anécdotas menos alegres. Cuando ayer explicabas algunas realidades vi cómo son de necesarias esas advertencias y todos tus consejos. Consejos que se resumen claramente: paciencia, serenidad, sentido común. Yo misma estas últimas semanas estoy muy nerviosa, con insomnio y ansiedad... vaya, lo normal ;-) Pero ayer me quité de encima algunas preocupaciones absurdas, algunas comidas de coco innecesarias. Sólo deseo vivir serenamente este viaje, los primeros días con nuestra pequeña, con nuestra familia renovada. Quiero disfrutar cada instante y darle la importancia merecida. Quiero transmitir a mis hijas calma en unos momentos que serán especiales, quizás estresantes, quizás difíciles, o no. Este será el viaje más importante de nuestras vidas! Gracias por ayudarnos y por tu clara implicación. Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  2. ME DA ENVIDIA NO HABER FORMADO AYER PARTE DE ESA CHARLA...ME ENCANTARÍA REPETIR LA EXPERIÉNCIA Y ESO QUE NUESTRO CASO, FUE DE LOS QUE NO EMPIEZAN COMO ESPERAMOS...PERO ESA FRASE DE "EL MEJOR VIAJE DE VUESTRA VIDA" NO PODRÍA SER MAS ACERTADA!!
    MUCHAS FELICIDADES A TODAS LAS FAMÍLIAS QUE SI ESTUVIERON AYER CONTIGO PLANEANDO ESE MARAVILLOSO VIAJE!!

    PD NO REPETIMOS PORQUE NOSOTROS TENEMOS A MIQUEL, Y DESDE QUE FORMA PARTE DE NUESTRA FAMÍLIA SIEMPRE QUE ALGUIEN NOS ANUNCIA UN EMBARAZO DECIMOS "ESO ES PORQUE NO TIENEN A NUESTRO NIÑO" :))
    BESOS A TODOS. YOL

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China