domingo, 27 de febrero de 2011

Cambiar y respetar


                "La persona que cambia puede equivocarse,
          pero la que no cambia nunca, vive equivocada".

EL CHINO Y EL ARROZ

Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de su esposa, cuando vio a un hombre chino poniendo un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre se dirigió al chino y le preguntó:


-'Disculpe señor, ¿de verdad cree usted que el difunto vendrá a comer el arroz?...-

-'Sí', responde el chino, 'cuando el suyo venga a oler sus flores...'

Moraleja:
Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener. Las personas son diferentes, por lo tanto actúan diferente y piensan diferente.


No juzgues...solamente comprende..., y si no lo puedes comprender... OLVÍDALO.



Gracias Marta para pasarme este texto ;-)

viernes, 25 de febrero de 2011

Los altibajos de las asignaciones, hoy toca alto!!

Acaba de caer cómo agua fresca en esta incipiente primavera :-)) la magnífica noticia de que ha sido envida una nueva tanda de asignaciones, gracias Centro Chino de Adopciones!!
La fecha de corte es el 9 de junio de 2006. Era viernes, por lo que la próxima tanda que ojalá llegue en un mesecito escaso, incluirá seguro el lunes 12, el 13 ... ¿el 14? y a lo mejor el 15... y siendo super optimisti el 16!! Toda la semana vamos.
Ojalá.
Pero lo cierto es que esta tanda ha salido más rápidamente de lo esperado.
Así que podemos hacer buen acopio de alegría y optimismo por si en algún otro momento hay alguna lentitud inesperada y sobretodo NO-deseada.

FELICIDADES A LOS ASIGNADOS Y A LOS QUE PRONTO LO SERÁN


jueves, 24 de febrero de 2011

Sueños

- He soñado, hija, que mañana fuese igual a hoy.
- ¿y ha sido un sueno bonito, papá?
- menos bonito de ahora, que no sólo te sueño...


miércoles, 23 de febrero de 2011

miércoles, 16 de febrero de 2011

Feliz cumpleaños

Hoy nuestra Chun guangdonguera cumple 7 añitos :-)
Diosmiodelamorehermoso... como pasa el tiempo....


2004...






hace unos días...



martes, 15 de febrero de 2011

San Valentín

Mi pequeña Chun, ayer, mientras volvíamos a casa del cole (mejor dicho de una de sus actividades preferidas, Hip Hop en el Varium): nos paramos en una tienda de pasta fresca italiana, para cenar "corazones rojos rellenos de albahaca y mozzarella" y me dice:
"Papá pero la fiesta no es sólo para las mamás y los papás, o para los novios... podemos celebrar y darnos besos de amor también las mamás con las hijas, y los papás y las hermanas, los amiguitos... ¿verdad?"

:-)) qué bonito... en un momento una fiesta puramente comercial se transforma en la descripción de mi hija en la imagen de un mundo lleno de amor...  una fiesta del amor de la que todos pueden participar y en la que todos son protagonistas...

Bendita inocencia, hija mía...
No despiertes nunca.

Feliz navidad...

domingo, 13 de febrero de 2011

Coincidencias

Todos cometemos crímenes, es decir, unos hacemos las cosas de muy buena fe y otros son los encargados de decir si lo que uno ha cometido es un crimen o una buena acción. La vida se nos divide en tres partes; construimos durante la primera el engranaje; durante la segunda lo hacemos funcionar, si es que funciona... y durante la tercera esperamos a que los jueces nos den el veredicto. Esperamos a que lleguen, se despanzurren, den una ligera ojeada a la historia y digan: "tu historia no es una historia".

El caso de la bañera verde, Pablus

Acabo de leer esta frase... CASUALIDADES.... pero cuanto me reconozco el ella!!!

sábado, 12 de febrero de 2011

Bonito video

Bienvenidos a Pekín


¿No os inspira el deseo de estar allí?
Yo acabo de volver de Pekín, que en estos días es blanca y nevada...

Un poco de publicidad:
China Metrópolis, de Shui viajes


viernes, 11 de febrero de 2011

Mala memoria...

Solía quejarme de mi mala memoria.
Hasta que descubrí que no recordaba una ofensa.
Bendito olvido, que me ha borrado el rencor.
[...]

Fuente:
El periódico de las buenas noticias

martes, 8 de febrero de 2011

Las compras



Una de las metas obligadas en algún momento de la estancia en China de muchos viajeros, y sin duda también de las familias adoptantes, especialmente en Pekín, son los Mercados de la Imitación. Se han concentrado en edificios de 7 u 8 plantas abarrotados de puestos donde los vendedores, o más bien las vendedoras, te avasallan proponiéndote las mejores marcas mundiales de la moda y complementos , relojes, joyas, perlas, material informático y objetos de los más variados, y además con la posibilidad de no salir del centro comercial ni para comer, ya que en las últimas plantas hay una zona de comidas, donde adquiriendo una tarjeta prepago, puedes fácilmente elegir entre innumerables platos expuestos en su reproducción protegida y sin entender ni una palabra de chino, saber más o menos lo que te vas a engullir.
El precio de salida de cada producto ofrecido en dichos Mercados de la Imitación, de la Seda, de la Perla, etc. puede llegar a ser 10 veces más elevado de lo que al final consigues con un buen regateo. Algunos detestan esta práctica, otros disfrutan tanto que acaban comprando muchísimo más de lo previsto en sus primeras intenciones, convencidos que por cada ganga conseguida se están ahorrando patrimonios. Las manos se llenan de bolsas de plástico transparente y finísimo a punto de explotar por un variado contenido de corbatas Armani, camisetas Dolce e Gabbana, abrigos no sé qué, y pantalones no sé cuánto: todos religiosamente falsos y la mayoría de muy dudosa calidad y, sobre todo, incierta capacidad de duración. Volver el día siguiente para comprar una Samsonite a precio de regalo, al darse cuenta que todo eso no va a caber en las maletas traídas a la ida, es también práctica muy, pero que muy habitual, entre los obsesos compradores de la piratería mercantil made of the world.
Y no es raro volver un tercer día, ya que con estos precios, mucho reflexionan: “puedo hacer un montón de regalos a todo el mundo: ¡qué maravilla!”
Ahora, justo enfrente a estos mercadillos (los de la imitación, donde de vez en cuando aparece la policía requisándolo todo, una pantomima al servicio de la buena imagen), hay tiendas autorizadas de las marcas más selectas y caras, con sus escaparates perfectos y sus precios estratosféricos.
Darse un paseo por estos otros centros comerciales, la otra cara de la moneda china, donde un cliente, generalmente asiático, paga sin pestañear el doble o hasta el triple del precio ya inaccesible que podríamos encontrar en nuestras lujosas calles comerciales por el mismo producto, es otro emblema del poderío, de los contrastes y creo también una inspiración a la humildad que tendríamos que aplicarnos a la hora de juzgar los aspectos que mejor definen este inmenso y poderoso País que es China.
Es fácil fijarse en aquello que por comparación nos hace creer superiores, que no mejores. Mucho más complejo es ser capaces de observarnos en ciertas situaciones y hacer paralelismos que nos llevan en sentido contrario a esa equivocadísima actitud de superioridad.
Aunque miremos la cosa sólo desde el prisma limitado de las compras, que es el tema de hoy.
A este lado de la calle adquiriendo productos de baja calidad y fomentando una práctica ilegal, comprando por 10 un bolso cuyo original sería 100, pero cuya imitación realmente vale 3 y que conseguimos por 10 peleando a muerte con una vendedora que si no consigue lo que quiere simplemente no nos lo vende. Al otro lado de la calle el cliente recibido con alfombra roja, que adquiere, por el doble del precio que tendría en Europa un producto que se lleva a casa sin pizca de sufrimiento… mientras nosotros nos quedamos mirando, al final del día, una cama abarrotada de todo tipo de objetos, con la duda expresa o pensada de ¿Por qué c. he comprado todo esto? 
Y, por cierto, la aduana esperando, o si no la Compañía aérea para cobrarnos el exceso de equipaje…
Casi todos hemos pasado por eso.

viernes, 4 de febrero de 2011

conejitos...

Gracias a Steven, para la imagen que veis arriba :-)
Me parece simpática, tierna, sencilla: es este 2011 el año del Conejo.
 2011.. hace 12 años nació en Chengdu mi hija mayor.
Así que celebraremos este año como el mejor después de unos cuantos pachuchos.

Por lo menos eso esperamos todos.

Feliz año!!



martes, 1 de febrero de 2011

Paseando por Pekín


No recuerdo el nombre de la calle, pero en el fondo da igual: hay muchas parecidas en esta inmensa ciudad.
Escribo estas líneas esperando el vuelo a Barcelona en el aeropuerto de Estambul. Desde China se llega con Turkish a las 4 de la madrugada, hay tiempo hasta el embarque de las 8.35 para dormitar, para pensar, para mirar a la gente que se mueve con prisas o sin ningún atisbo de aquella, en este aeropuerto que piso por primera vez en mi vida.
Vuelvo con la mente a mi paseo por la capital: capital quizás, dentro de no mucho, de una parte al menos de este mundo cambiante y globalizado en el que vivimos.
En la librería internacional de Wangfujing el día anterior había visto más de un título que anunciaba claramente las expectativas, algunos dirían las intenciones, de este País respecto al papel que después de muchos siglos puede jugar: China capital mundial del siglo XXIEl País a la cabeza del Planeta

Pisé Pekín por primera vez con mi mujer en 1999, el último día del milenio pasado.
Íbamos a buscar a nuestra primera hija… y si también quisiera buscar en ese viaje unas señales del destino, sobre el futuro, o nuestro presente, encontraría no pocas. Cuando ha pasado bastante tiempo, te das cuentas de cuantos hilos atan nuestro pasado y nuestro futuro.
Ya entonces, hace una docena de años, la ciudad sorprendía por el contraste con los tópicos que algunos nos habían contado de China. Sí, se observaba cierta pobreza, las bicicletas inundaban las calles, comías por nada, ciertos precios te dejaban boquiabiertos por la natural comparación con los que manejábamos en España, a pesar de ser la España pre euro. Pero esa fachada era como una cortina que se encogía, y se encoge a cada lavado de esta metrópolis, dejando ver justo detrás una energía renovadora, una pulsión al cambio extraordinariamente fuerte. Estaba por decir mejora, pero los matices necesarios harían demasiado larga esta oración.
Por todos lados andamios, grúas, máquinas, miles de obreros…

30 de enero 2011… no recuerdo el nombre de la calle, pero hay muchas parecidas en esta inmensa ciudad, cientos de rascacielos que emiten en la gélida atmosfera de Pekín, una sensación de poderío, de riqueza, miles de toneladas de acero, hierro y cristales que reflejan el sol enorme y redondo que va apagándose hacia el oeste.
Aquí el día empieza antes. Mientras amanece en Pekín, en Europa ya se duerme. También podrían utilizarse otras palabras: mientras la luz empieza a acariciar las calles de Beijing, Occidente se toma su merecido descanso.
Más bonito, sí.
Qué pena que el hombre sea un animal competidor, que la competición y la lucha por prevalecer muevan las más poderosas energías de la humanidad. Dejando con frecuencia las mejores tiradas en la cuneta.

Todo acaba adquiriendo entonces un sabor agridulce.


Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China