domingo, 22 de abril de 2012

Viajar

Nos ha gustado siempre muchísimo viajar, por supuesto antes de tener las peques, pero también después.


Y escribo el pero por que sé que muchas personas, con la llegada de los hijos o de un hijo, pierden el entusiasmo para los viajes.



El hecho de que fueran pequeñas (o muy pequeñas) nos ha hecho cambiar ciertas cosas, adoptar los ritmos oportunos, pero no por eso renunciar a los viajes.
Santiago de Compostela - Chun a los pocos meses de su llegada
Es evidente que con 3 peques no puedes tirarte todo el día por Museos, ni someterle a la tortura diaria de restaurantes donde no pueden ni moverse. 

Dicho esto, también hay que decir que con cierta técnica, paciencia, educación y medida no es necesario renunciar a casi nada, siempre, repito, con sentido común y medida.

No hay duda que el incremento de la prole ha supuesto un reflejo inmediato en la cantidad de los costes, y eso es lo que ha empezado a frenar nuestros infinitos deseos de conocer el mundo :-)


Mucho más ahora - un ahora que dura demasiado y que nos tiene ya a todos muy jartísimos con la inaguantable palabra que empieza con c, sigue con r y con i y no acaba hasta volver al silbido de una sssss repelente...

Pero hubo un tiempo en el que esa cosa no había empezado a deteriorarlo todo y pudimos visitar con las pequeñas algunos lugares muy bonitos.



Recuerdos y experiencias que son parte de los que son ahora la niñas (y sus papás). De su mente abierta, de su alegría, de su sentirse parte de un lugar que es más mucho más grande del diminuto espacio que está frente a la punta de su nariz, o rodea su ombligo. 

De sentirse también más seguras, por tener referencias amplias de las diferencias que enriquecen el mundo. Todo lo que han visto y vuelven a ver a través de las fotos, vídeos y que redescubren diciendo "yo allí he estado!!" a través de internet, los libros, la tele.


En estos tiempos tengo que explicar a mis hijas que el hecho de tener una agencia de viaje no significa que viajar no cueste, me miran con una expresión ligeramente decepcionada: ¿no podemos volver a China? ¿No podemos ir a Nueva York? ¿cuando vamos a Londres?

Duele, un poquito duele... no hay duda. 

Piazza San Pietro, finales de 2005
Como mucho sabéis hasta volvimos todos a China en el mágico y tremendo 2008.


Rio Li, Guangxi, China agosto 2008

Esperemos pronto de que las cosas se pongan bien y podamos volver a cruzar, con la frecuencia que nos gustaría, este Planeta tan lleno de lugares y gentes maravillosas.


miércoles, 18 de abril de 2012

Amigos





Cuantas páginas se han escrito sobre la amistad, los valores de la..., los placeres de la..., el gusto de compartir con los...

Las emociones se expanden como ondas de energía y se enriquecen cuando se saborean y disfrutan con los amigos.


Parece que todo está dicho sobre la amistad.
Y quizás sea así, pero para las cosas verdaderamente importantes por mucho que se conozcan y suenen a comunes y repetidos, los adjetivos que definen la amistad siempre nos aparecen nuevos, únicos e intensos cuando nos sirven y los utilizamos para definir no a los amigos, mas a nuestros amigos. Nuestros queridos amigos.
Y en eso estoy, en repetir lo dicho, lo escuchado, pero para mi nuevo e irrenunciable.

Me encantan mis amigos :-)

Nos lo pasamos pipa con nuestros amigos. Espero el momento de pasar un nuevo rato juntos, por que compartimos mucho, y tienes la vibrante sensación de que hasta las diferencias nos enriquecen :-)

El otro día íbamos al pueblo de C y J y me hizo gracia un escaparate que por aquí reproduzco.








Está muy cerca de su casa y es cierto, me paré a por un clic por que ya empezábamos a ponernos contentos, sólo con la idea de lo que disfrutaríamos en la mesa, en su mesa y con ellos dentro de escasos momentos.

Es un valor seguro, una columna, una certeza. Nos encanta cocinar, compartir mesa y esmerarnos en platos que nos harán ronronear de gusto a cada bocado, oliendo el aroma que emana de la cocina, disfrutando de los colores, de las invenciones también, por que siempre hay algo nuevo!!



Nos aproximamos a la mesa con una copa de vino delicioso, unos aperitivos suculentos, las ensaladas lujuriosas, los primeros chispeantes y los segundos sabrosos...

Buenos es que muchas, muchas veces con nuestros queridos C y J hemos vivido alrededor de la mesa  instantes de pura felicidad y hasta diría de pasión :-)


Qué gusto y satisfacción dedicar tiempo y amor a las cosas bien hechas, cuando sabes que todo ese placer será entendido, compartido, disfrutado.

Que en la mesa, y después, seguirán charlas intensas, risas y suspiros del tipo: "qué bien que se está" :-)
Espero nunca tener que echar de menos esa afirmación de C y que C repite muchas veces cuando estamos juntos, haciendo cualquier cosa.

El entorno puede parecer el mismo, pero nunca será igual hasta el mismo sitio si lo atraviesas con gentes a las que quieres.


Una de las cosas que ciertamente dan un valor añadido a nuestra amistad es que somos papás adoptantes. Empezamos casi al mismo tiempo el camino de la adopción de nuestras gamberras. Misma sesiones de idoneidad. Pequeña diferencias de tiempo en echar los papeles la primera vez, recuperación total de las diferencias en la segunda adopción de ellos cuando fuimos a China juntos.

El tiempo vuela. Hoy nos encontramos con dos gamberras adolescentes, que cumplen años en fechas muy cercanas. Que soplan velas juntas, las mayores...


Dos pequeñas también coetáneas, que fuimos a buscar juntos




( no me voy a olvidar de Violeta que entre todas es la que más sigue el ritmo de nuestros encuentros y recuerdos, si bien su condición de mediana a veces les provoca graves perturbaciones... :-)

Violeta is diferent :-))





Quiero subrayar que estoy convencido de que uno de los motivos por lo que nuestras hijas viven con grande serenidad todo lo que concierne la adopción, y principalmente el hecho de ser adoptadas claro :-) es que nunca han podido sentirse bichos raros, únicas o infrecuentes.

Los bichos raros son más sus mamás y papás :-)
Sobre todo cuando les da el ataque payaso :-)))



Compartir esencias del ser ayuda a colorear de luces la existencia.



Están muy bien acompañadas en el cole, en la calle, en las actividades extra-escolares por otras niñas adoptadas en China. Están muy bien acompañadas cuando nos encontramos con nuestros más queridos amigos y se encuentran ellas con sus amigas de ojos rasgados.

Familias con las que compartimos mucho, todo lo importante en el tema del que se trata, y sobre todo la felicidad, la alegría y la normalidad peleada de sentirnos familias comunes, totalmente normales y al mismo tiempo muy especiales. El equilibrio une los opuestos cuando la actitud es positiva.

Las actitudes son importantes, las palabras son importantes, y los amigos que más queremos son los que transmiten serenidad, alegría, ganas de estar bien, de disfrutar de la vida, menudo condimeniento a la vida son estos amigos!!

Qué gusto decir: ¡gracias por exisitir! :-))



Ya te escucho C tomarme el pelo: tu, tu blog, tu facebuke... las bromas, la ligereza... buceando ligeros en las profundidades :-)

Es y no es, pero todo está allí y es nuestro!! Gracias.

Bueno, vamos allá

 hoy entre otras cosas toca:


Pasta a las verduras: espárragos, guisantes frescos y habitas, con nata, cebolla, jamón y parmesano ooooohhhhh, qué rico (he repetido 3 veces...).



Feliz navidad!!

jueves, 12 de abril de 2012

Chun con gafitas

Primer día de cole hoy de la pequeña con sus recién estrenadas gafitas.

Hace unas semanas notamos que al mirar la tele entrecerraba los ojos y la llevamos al pediatra. Las primeras pruebas con dibujitos parecían indicar una miopía muy fuerte, nos asustamos y nos preguntábamos cómo no nos habíamos dado cuenta, qué malos padres!!
Al llevarla al especialista, y prueba de visión con letras, la cosa tomó una dimensión menos preocupante: -1 y -1,25. Aumentará pero, en fin, empieza sin excesos.

Está super ilusionada con su cambio de look y de hecho quiso ir a elegir la montura antes de saber qué lentes necesitaba. A ver lo que le dura.
Todos los días pasamos delante de la tienda de un óptico y la paradita frente al escaparate era de obligado cumplimiento. Al final, testaruda como sólo ella sabe ser :-) entró con su madre y eligieron gafas.
En su estilo desechó cualquier propuesta con colorines tendentes al rosa, y se fue directa al azul.
Lo tiene muy claro.
Dentro de seis meses revisión.
Sea el optometrista que el oftalmólogo, para engordar nuestro ego de papás modélicos (jajajajaja :-) dijeron que "ojalá todo los niños fueran tan fáciles de visitar!  y el óptico añadió que se ve que es una niña cuidadosa simplemente por como coge las gafas.
Bueno, quizás no tendría que alardear demasiado. Mañana a lo mejor vuelve del cole con las gafas hechas añicos.... pero en fin, que no me puedo reprimir ante tantas coincidencias de buenos juicios, aunque tengo bastante claro que es pelín repelente esto de presumir de hijos bien educados, sobre todo cuando la realidad es otra. Son tres gamberras :-)))  Pero por suerte, creo que sí, puede definirse suerte, la explosión de sus más íntimas esencias se revela en privado, mientras cuando estamos con más gente se comportan como verdaderas señoritas.  Bueno, casi siempre...






martes, 10 de abril de 2012

Mente abierta

China es hoy una de las mayores potencias económicas mundiales.
Hasta hace no muchos años la imagen que de este país tenía la mayoría era de un indefinido y enorme territorio lleno de atrasos, frente a nuestra esplendorosa civilización de agua potable en todo grifo que se precie...
Hay muchos grifos en España (y en Italia y claro en Francia...).

Poco a poco las cosas han cambiado y hoy nos encontramos frente a una progresiva implantación del tópico opuesto. China es un País rico: todo el país es igual de rico.
La riqueza trae ciertas consecuencias, pues es fuente inmediata de cambios a costumbres iguales a las nuestras.

Ese efecto secundario tienen los tópicos, que no sirven de nada cuando de verdad se quiere conocer una realidad. La realidad nunca es un monolito, es siempre rica de diferencias, matices y contradicciones con frecuencia aparatosas.

Para lo que nos concierne, algunos de los futuros papás adoptantes que todavía no han viajado a China, salen, no siempre, pero a menudo, con ideas preconcebidas, esquemas más o menos rígidos y la cabeza llena de historias, escuchadas de otras personas, que a lo mejor no han visitado el país o lo hicieron 10 años antes.

Los esquemas, cuando los hay, se rompen a la primera bajada del avión para los que tienen un don: la capacidad de observar. Un don, sí es un gran don la humildad necesaria para comprender a los demás.

Otros no, no aflojan en su intento de forzar lo que ven - lo que creen ver-  hasta que calce en el molde que se han traído de casa, o que este se rompa.

Hay que dejar la mente bien abierta para poder acercarse a China y no darse con una pared de incomprensiones y equivocaciones, golpe que provocaría y provoca sin duda tensiones y dolores de cabeza a quién se olvida la llave de esa misma cabeza en el cajón (o en la nevera :-)) de su casa.

Otro tema es la facilidad con la que nos olvidamos de lo que nos rodea o de lo que hacíamos hasta hace poquísimo, cuando no es que todavía lo hacemos. Por ejemplo, hace unos días viajé en el AVE y en pocos minutos se llenó el aire de un impetuoso olor a chorizo y calamares, era la hora de la merienda y unos viajeros bien pensaron en traerse unos bocadillos en su flamante bolsa de viaje, de buena marca por cierto :-)
No pude evitar recordar a unos viajeros occidentales que en un tren chino soltaron un comentario, que me molestó, sobre la comida que se traían unos vecinos de asiento.

Me enrollo como las persianas. Quería brevemente introducir una entrada en el blog de la Fundación LWB y al final es casi más largo el comentario que dicho post. Lo podéis leer abriendo el enlace:


Expectativas Realistas: Primera Parte



http://www.lwbspain.blogspot.com.es/2012/04/expectativas-realistas-primera-parte.html

Os animo a leerlo. Muy interesante y útil para reducir unas expectativas que a veces hacen más difíciles los primeros días (o más).

Allí aparece la foto de arriba.

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China