lunes, 12 de septiembre de 2016

Es septiembre, de 2016...

y hoy empieza el Instituto la pequeña... que ya no es pequeña. 12 años.
Quiere ir y ha ido sola.
Esperando que vuelva, y nos cuente qué tal. Hoy será un día ligero. Presentación, y a casa. Mejor así.
El verano ha sido para ella muy feliz. Ya empieza otro rollo.
El año que viene la mayor ya estará en la Universidad.
¿Qué fuerte no?
De repente me traslado al día en que apareció la foto escaneada en el ordenador de una niña de 9 meses (algunos menos en la foto de asignación).
La emoción impresionante y el estallido de alegría. Las ganas de ir corriendo al aeropuerto y volar a China.
Compartir felicidad con un montón de familias en toda España con las que estábamos en contacto su mamá y yo. En la primera charla en AFAC enseñando foto de hija como una afirmación de maravillosa realidad... en una época en la que todavía había familias que dudaban de que fuese posible...
El tiempo vuela. Demasiado rápidos han pasado estos 17 años. Y los 14 y los 12...



3 comentarios:

  1. Madre mía si pasa rápido el tiempo!!!!la de tardes que me pasaba en el sofá viendo el documental de tu primera asignacion y yo apunto de hacer la solicitud...veía vuestra historia y aun no me creia que pasara de verdad.Y hoy mi hija ha comenzado sexto...pero tan bonito es mirar atrás como verlas avanzar.

    ResponderEliminar
  2. Como pasa el tiempo, la mía también ha empezado hoy sexto. Roberto recuerdo perfectamente el día que fuimos a que nos tradujeseis a Afac (estaba entonces en la calle fraternitat) el expediente para poder firmar la aceptación. A veces me parece que fue ayer y a veces me parece que han pasado muchos mas años de los que realmente han pasado. Como te entiendo.

    ResponderEliminar
  3. como te entiendo Roberto. hoy mi hija también ha empezado sexto. Incluso ella me ha dicho que se sentía rara porque este año son los mayores del cole, ya no hay ningún curso por delante de ellos. y recuerdo perfectamente ese 8 de Marzo de 2005 en el que firmamos la aceptación llenos de nervios en la antigua sede de Afac. A veces parece que han pasado solo unos días desde aquello y a veces que han pasado muchísimos años pero siempre siempre lo recuerdo con una intensa emoción y se me llenan los ojos de lagrimas al recordarlo. después hubo mas momentos de emoción pero esos eran momentos de dudas, de miedos etc que luego ya se convirtieron en alegrías.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China