miércoles, 5 de diciembre de 2007

Feliz cumpleaños Violeta


Hoy mi segunda hija V. cumple 6 años.
Edad supuesta, ya que en los papeles de la asignación se calcula que fue encontrada cuando tenía más o menos 6 meses.
Es decir que podría haber nacido unas semanas, unos meses antes o después...
Obviamente esta reflexión no la hago a mi querida peque ¿qué sentido tendría hacerlo ahora?
pero es algo en lo que es inevitable pensar, aunque sea muy de vez en cuando.
Así cómo es inevitable pensar que en algún lugar, a miles de kilómetros hay una mamá que estuvo con su pequeña seis meses antes de que la situación, la circunstancias o...
le obligaran a la separación más desgarradora que pueda sufrir una madre.
¿Estará pensando en ella en estos días?
Podría, simplemente, quitar los interrogantes.

En uno de aquellos pensamientos que no tienen ninguna lógica demostrativa, pero que existen y se repiten, mi mujer imagina que si algún día aparecerán los padres biológicos de una de nuestras hijas serán los de V.

Hoy, mi pequeña llorona, para contar sus añitos necesita ya de las dos manos.
Esta imagen delicada y que hace sonreír, con en los labios la palabra "es verdad!!"
me la recuerda mi amiga Fina, a la que agradezco aquí el bonito mensaje que hemos recibido y leído en voz alta.

La hermana toca el clarinete...

El tiempo pasa, ellas crecen, se hacen cada día un poco más ricas, complejas y cada día nos llenas más la vida y lo que somos, cada día más.
En ellas pienso cuando los disgustos, las dudas aparentemente sin solución, las injusticias y el sufrimiento cruzan mi vida. Pienso en ellas y recupero, en un momento, gracias a mis niñas, la sensación del privilegio inmenso de poder tenerlas cerca, de oír cuando entran en casa o salen al encuentro cuando llego, cuando se levantan por la mañana y abriendo los ojos me abrazan con su mirada llena todavía de sueño y de sueños.

Cuando se enfadan o se hacen pesadas... cuando juegan juntas, cuando se pelean, cuando hablan, cuando se dicen de todo, cuando te miran haciéndote sentir grande, grande, cuando ríen, cuando dudan, cuando se iluminan, cuando lloran... el todo es muy, muy bonito, aunque algún detalle puede que no lo sea tanto

:-) sonrisa :-) sonrisa

Ipnotizada frente a la pantalla, un trocito más de regalo es hoy concederle el capricho de mirar su peli favorita en la pantalla del ordenata a mi lado, con sus cascos, aislada de todos los demás ruidos de la casa...


Otro regalo será una bonita tarta que le ha hecho con mucho cariño su mamá.
Soplaremos 6 velitas y sentiremos cómo una caricia ese aliento silencioso.

La vida, con sus altibajos que nos encuentran e menudo desprevenidos e impotentes, merece la pena ser mirada con alegría, ellas lo merecen y ellas a eso nos obligan.

Gracias pequeña mayorcita y Feliz cumpleaños!!!


5 del 12 del 2007

3 comentarios:

  1. ¡¡Que bonito Roberto, todo lo que has escrito de tus hijas y de ser padre!! Me ha emocionado.
    Un abrazo y disfruta con ellas que el tiempo pasa y hay que exprimir cada momento de sus vidas!!!
    Cris (del 13/diciembre)

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas felicidades, bonita! Y muchas felicidades a los padres por esas niñas tan maravillosas!

    He visto las historias que le habéis regalado a las niñas en cumpleaños anteriores y son precioooooooosas y muy emotivas!!!
    Un beso
    Mar

    ResponderEliminar
  3. ¡¡FELICIDADES VIOLETA!!
    Emocionante -como siempre- tu forma de narrar las historias de vuestra vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China