Entradas

2021 - Feliz año del Buey

Imagen
 Feliz 2021   feliz año del Buey. Un año inolvidable, quizás más del 2020, del que nos recordaremos siempre. Instalado en la memoria de los que no se han ido. Por suerte somos muchos, pero cuantos... esa suerte no han tenido. Se nos han colocado en lo cotidiano cosas impensables hace no demasiado. Y hemos pasado ya muchos, muchos meses atosigados por la consecuencias del maldito bicho. Cómo siempre, el ser humano aprenderá mucho, olvidará más, cambiará algo y al mismo tiempo luchará para que nada cambie, en esa vida tan cómoda a la que nos habíamos acostumbrado tanto, al punto de creer que nos era debida, que todo aquello nos era debido. Ahora parece que no, se amontonan las dudas y los miedos.  Algo mejorará y mucho emporará, en ese permanente camino hacia un futuro que nos encantaría ser capaces de prever, pero que no nos he dado ni de imaginar, a veces, ni de lejos. Mis hijas están bien, los padres de momento también. La salud estupenda y la economía fatal. A ver si pasa pronto, la

Imbéciles

  “Hay una deliberada imbecilización del ser humano” pues eso lee la entrevista  a al Dr. Hilario Blasco Fontecilla. Es del 2016, es decir de ayer.  “Nadie entiende que el sufrimiento forma parte de la vida y se nos vende felicidad, y por ende, salud. Nos han inculcado que la felicidad se puede comprar. Y lo mismo sucede con la salud” Buena y útil lectura.

Recuerdos

Imagen
Érase una vez un tiempo, un tiempo no muy lejano, en el cual esas familias que deseábamos, por una razón u otra, tener prole o aumentar en número la que ya teníamos, también podíamos acudir a un lejano y gran país de Oriente en búsqueda de cumplir ese sueño lleno de ilusiones. Era aquello un lugar idílico y acogedor. Cuyas leyes y costumbres, que no es menester juzgar en este momento, permitían a locales y extranjeros dirigir deseos de maternidad y paternidad con cierta garantía de éxito. Siempre que se reunieran determinadas condiciones. Echábamos una cartita , al Departamento que tocaba, nos citaban, nos dejábamos machacar unos meses por la autoridad competente y sus servicios delegados, entre pepsicólogos y trabajadores sociales, y en un porcentaje elevado conseguíamos el ansiado título de padres certificados y homologados a la normativa vigente. Pasado el trance del examen de bachillerato de adultos responsables (de hecho hubo un momento en el que fue necesario acreditar el

Un día cualquiera

Imagen
Hace unos días mi cuñada se quedó a comer a casa. Como es de costumbre en esta familia, mi familia, cada uno varía continuamente el horario en el que se alimenta, pica o disfruta de platos, a veces especiales, listos en la nevera, cocinados en el acto por él mismo, para él mismo, para todos los demás, para una parte de los demás. Impredecible. Hace ya tiempo que no consideramos el almuerzo o la cena EL momento de reunión familiar. El desayuno nunca lo ha sido. No es que no pase, que nos encontremos los cinco sentados a la misma mesa y a la misma hora, más o menos, pero, sobretodo en verano, en invierno y, por supuesto, en otoño es anecdótico. Trabajo, estudios, viajes, hasta residencias diferentes... Ese día casi lo conseguimos, en honor a la tía. La mesa estaba puesta para 5+1. Un plato tuvo que volver al armario. La mediana salió escopeteada pidiendo disculpas, tres segundo antes de servirle la comida. Una ineludible labor de consuelo le había sido reclamada con inmediatez por un

Cada día aquí es un regalo

Imagen
Cada día más aquí es un regalo. No creo que la calidad de vida sea mejor si nos sumergimos y nos cansamos en una búsqueda permanente de lo que más vale la pena. Tenemos casi todo lo esencial a la mano. Es un privilegio, del que a menudo no nos damos cuenta. La insatisfacción, por otro lado, es un motor de la vida. Tal vez, algo que deberíamos haber llamado importante casi lo tocamos, y lo tocamos, o lo perdimos, o no nos dimos cuenta que tenía fecha de caducidad. En ese momento no nos preocupamos mucho por eso. Distraídos por el día a día, olvidando con razón el punto al que todos nos dirigimos, pasamos por la existencia con egoísmo y una pizca de superficialidad, o no solo una pizca. Cuando estás bien y la pena de muerte no es una espada de Damocles, que se vuelve cercana e intrusiva, la luz variada, quizás suave pero segura de lo cotidiano produce una perspectiva diferente y a menudo engañosa. Nunca dejaremos de cometer errores. Algunos imperdonables. Significa que estamos vivos y

Anochecer esperando el alba

Imagen
Hay una base que compartimos todos, ese pozo, más o menos espeso, en el que lo que pensamos, decimos, hacemos depende de prejuicios, idea preconcebidas, deseo de encontrar confirmación a lo que pensamos. O deseamos. Por encima está nuestra actitud. Dejarnos llevar por lo cómodo. vs Esforzarnos para entender. Dejarnos llevar por lo fácil, lo instintivo, lo obvio en ese túnel en el que nos hemos metido. Hacer el esfuerzo de salir, buscar, valorar, reflexionar, entender lo que ha llevado al otro a actuar de esa forma, decir lo contrario a lo que compartimos. Se habla mucho de felicidad. Un sentimiento tan personal, que no existe la posibilidad de establecer una definición única que ponga a todos profundamente de acuerdo. La Rae dice: "Estado de grata satisfacción espiritual y física". Vale, por lo que les toca, definición estupenda. Pero la felicidad es algo más. Nota: yo no busco la felicidad. Todo lo que suena a excesivo me significa algo endeble, pasajero, volátil

¿Todo cambia o todo seguirá igual?

Imagen
Todo cambia, aunque poquito a poco, así que muchos tendrán la sensación de que todo sigue igual, o casi. En la valoración de lo que nos pasa, el punto de vista es fundamental.  Al terminar una misma experiencia, que viera involucradas a muchas personas, los comentarios, juicios, valoraciones serán siempre dispares. Los seres humanos tenemos un fondo común, una tierra fértil que permite el crecimiento de cada semilla. Maravillosos arboles llenarían la Tierra de bosques, arboledas, sombras, frescura, oxígeno y salud. Pero las condiciones climáticas, el riego o la lluvia, la cantidad de abono recibida hacen que semillas iguales no desarrollen sus potencial de la misma forma. Unas cuantas son aplastadas, otras han crecido demasiado rápido y se derrumban. No faltarán las que son cortadas en su mejor momento. Es una pena. Sigue prevaleciendo el instinto a la razón. La razón, que podría enseñarnos varios caminos hacia un mundo mejor, un camino hacia la gloria, se tuerce para los fines lucrati