martes, 31 de julio de 2007

Encuentro de familias en Girona


Publico en este espacio (encantado de hacerlo) la información de un encuentro que me pasa mi querida amiga Mónica:

ENCUENTRO DE FAMILIAS ADOPTANTES EN GIRONA
Como viene siendo habitual en los últimos años, hemos organizado un nuevo encuentro de familias adoptantes en Girona.
Día: 29 de Septiembre de 2007 Lugar: Restaurante “El Racó d’en Pep”
(como llegar en
www.elracodenpep.com)
Hora de llegada: a partir de las 12:00 horas para las acreditaciones

El menú de los niños se servirá a partir de las 13:00 h. y el de adultos, a partir de las 14:00 h. Habrá servicio de monitores.
Precio:
- adultos: 25,00 EUR. - Niños: 13,00 EUR. Menú adultos:
Pica pica de Ensalada verde, Embutido, Calamares a la romana, Croquetas, Espárragos verdes a la brasa con vinagreta, Pastel de gírgolas (setas) rellenas de foie, Patés y Quesos, Carne a la brasa (tres piezas por persona). Postres y Torradas, vino de la casa, agua y café.

Menú niños:
Mini Pica pica de Longaniza, croquetas, aceitunas y chips y un Plato principal de Macarrones a la boloñesa o Escalopa (guarnición de patatas fritas y ketchup).
Postres: Helado

Para apuntaros al encuentro solo tenéis que mandar un correo a la siguiente dirección:
trobadagirona2007@gmail.com
Antes del próximo 16 de septiembre.
Indicando claramente:
- Nombre de la familia - Adultos asistentes - Niño de menús asistentes- - Niños de "potito" asistentes-(Niños que no tomaran menú pero con los que hemos de contar para reservar el espacio en la mesa)
Nos vemos el 29!

Saludos,
Comisión organizadora de los encuentros en Girona.


--------------------------------------------

Qué llegan, qué llegan

:-) las asignaciones y qué otra cosa si no¿?

Salir no han salido todavía del CCAA, lo harán en pocos días casi seguro.
Sinceramente no tenemos ni idea de la fecha de corte, es casi seguro que el 21 de noviembre 2005, fecha de registro de Protocolo público, estará incluida.
Pero el siguiente día de registro de Protocolo público es el 24, es muy probable que entre en la próxima tanda, la que el Centro Chino emitirá a finales de agosto y llegará a las familias en la primera quincena de septiembre.

Alguien me ha comentado que circula por los foros de un misterioso paquete que ha volado desde el CCAA al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, nada de misterioso, allí no están las asignaciones, mejor dicho, no las que todo esperamos, en ese paquete hay por lo menos una asignación, quizás dos, de una o dos familias de la anterior tanda, que reciben una nueva asignación por problemas que no podemos explicar en este espacio.

Por otro lado, he decidido crear una lista de correo de Transmes para que quién quiera pueda apuntarse y recibir información sensible sobre trámites, viaje, asignaciones etc. etc.: allí publicaremos todo lo que sabemos (y se nos permite comunicar).

En este Blog prefiero dedicarme a temas más familiares y en Panel de Noticias tenemos que guardar cierta forma en los contenidos.

En la lista, que deseamos sea ligera, sencilla y segura, cargada de sentido común y seriedad, podremos contar más cosas, de las muchas que conciernen la labor de Transmes en los distintos campos de su actividad.

Estadísticas

Hoy en Panel de noticias hemos publicado algunas referencias de prensa al "Estudio sobre l'adopción nacional e internacional en Cataluña" publicado por el ICAA (Institut Català de l'Acolliment i de l'Adopció) y comentado a la prensa por la Consellera Carmen Capdevila.

El título de este documento es quizás demasiado prometedor y grandilocuente ya que no se trata de un análisis profundo de la situación de l'adopción, podría definirse un resumen de datos sobre el perfil de los solicitantes de una adopción en Cataluña entre julio 2006 y julio 2007 : edad, estudios, situación económica, motivos del deseo de adoptar etc. expresados en porcentajes.

Datos de todas formas muy interesantes que merecerá la pena ver con atención, el documento se mira en 10 minutos, pero hay para reflexionar.

A la elaboración del formulario para la recogida de esos datos participamos todos los que estuvimos en el Comité Técnic entre finales de 2005 y principio de 2006, y después rellenando por cada expediente los datos correspondientes.

No fue fácil decidir cuales datos reflejar en el formulario, ya que por un lado había el riesgo de no recopilar suficiente información, de perder una buena ocasión para conseguir valiosos datos estadísticos, el deseo era ir más allá de la simple impresión personal que cada componente del Comité iba haciéndose sobre las característica de las familias adoptantes.

Pero, por otro lado, en un momento de gran presión y de mucho trabajo por la cantidad notablemente grande de solicitudes, el riesgo era el de tener que dedicar mucho tiempo a la compilación del formulario y ralentizar la labor de revisión de los expedientes.

El compromiso de mantener en secreto que adquirimos todos los participantes al recordado Comité, me impide entrar en más detalles, pero os puedo asegurar que detrás de esos números hay no sólo mucho trabajo. Hay también un mundo entero de ilusiones, historias, ilusiones y dificultades.

Espero ser capaz, antes o después o que alguien los haga antes :-) de sacar de esas páginas toda la humanidad que esconden.

lunes, 30 de julio de 2007

Pesadillas


Ayer con las peques fuimos a dar un paseo "marítimo" en Las Golondrinas de Barcelona, hicimos el recurrido breve, el que dura una media hora.

Hay otro que dura casi hora y media, que sale del puerto y es todavía más bonito, pero eran casi las nueve de la noche, ya habíamos paseado mucho y estábamos a punto de entrar en esa fase en la que la alegría fácilmente puede dejar espacio al cansancio y en un momento las sonrisas se transforman en lágrimas.

La golondrina da una vuelta por el puerto de la ciudad, mientras otros barcos salen hacia las Baleares, los cargueros entran despacio entre los muelles y tienes una visión privilegiada de la ciudad, el cielo era limpio y se veía hasta el Tibidabo.

Las niñas no paraban de preguntar sobre todo lo que veían: el puente levadizo, una barca destartalada y a punto de hundirse, las montañas de containers apilados y las grandes grúas descansando... la embarcación de Pilotos que nos hizo dar un buen baile al pasarnos a lado...

Seguramente por influencia de esta aconsejable actividad dominguera, junto con el calor pegajoso de la noche, tuve una horrible pesadilla.

Intento describirla por si algún experto en sueños me da pistas sobre su significado.

Íbamos las dos niñas mayores y yo, no estaba ni María ni Blanca, en una vieja e inmensa nave de hierro, directos a China, navegando por mares desconocidos, íbamos hablando sentados en incómodos asientos de madera.

Llegó un momento de la navegación en la que el barco tuvo que pasar por un canal tipo el de Súez, con sus compuertas, entró curiosamente de lado, y de repente empezó la mar a enfadarse y el barco a dar bandazos, todo el mundo tirado al suelo e intentando salvarse de los golpes de las paredes y de los vecinos.

Cogí las niñas y con gran dificultad la llevé fuera en cubierta, llovía a cántaros, el barco seguía moviéndose cómo una barquita de papel, conseguí ni sé cómo que las niñas subiesen una escalera y se metiesen en una especie de camarote, sin tanta gente.
Es un sueño no preguntéis cómo sé describir el camarote sin entrar en ello, ya que efectivamente no entré, nada más meterse las niñas se rompió el pasillo de hierro y yo no pude entrar, estuve a punto de caer en agua, intenté dar una vuelta para entrar por otro lado y reunirme con las niñas, que imaginaba asustadísimas y en ese momento el barco empezó a dar vueltas cómo una peonza.


La mar se había transformado en un inmenso remolino y tuve la sensación que estaba a punto de caer...

y un agobio inmenso me llenó por completo:

Me sobrevino la imagen de las niñas solas, que habían desembarcado, probablemente en China, y las vi abrazadas y rodeadas de decenas de personas, que le preguntaban, sin que ellas pudieran entender nada...

y en ese me desperté en un lago de sudor y de tristeza...

jueves, 26 de julio de 2007

Más recursos web


Puesto a aconsejar visitas, no quiero olvidar el precioso regalo que María hizo a nuestra P. cuando cumplió los 5 añitos.

Llegad hasta el final abriendo este enlace y decidme si la frase que cierra el cuento nos es preciosa :-)

Puzzle con voz


Os quiero aconsejar un juego que publican Manu y Xelo en su Blog "En busca de un sueño"
Se trata del puzzle digital que veis a lado: hay un mapa de China, con los espacios de las provincias y los perfiles de las mismas que hay que arrastra para completarlo.
Además al pasar el ratón encima de las provincias se escucha su pronunciación correcta y aparece cómo se escriben los ideogramas correspondientes.

Para pasar un rato divertido y útil, a P. y V. les ha encantado hacerlo y no ha dejado de intentarlo también la pequeña, y mientras lo hacíamos escuchábamos la música china tradicional de la radio que tienen colgada en el mismo blog, todo un tesoro de recursos :-))

Gracias familia!!

Roberto

miércoles, 25 de julio de 2007

No hay mal que...



... que por bien no venga.

Cada vez que me pasa algo malo hago un ejercicio de búsqueda de las consecuencias de ese problema.

Muchas veces, aunque no siempre, encuentro algo positivo que sin ese problema o esa dificultad no se hubiese realizado.

Se necesita tiempo, muchas veces, y por esto esperemos algo de ese tiempo antes de juzgar y definir un hecho cómo una desgracia sin más.

El optimista realiza esta labor a veces inconscientemente, y casi sin fatiga.
Las personas que tienden al pesimismo necesitan de una labor interior más cansada.

Pero siempre merece la pena y al final, se vive mejor!

Directamente o indirectamente intento compartir esta manera de analizar la existencia, también con las niñas, cuando pasa algo que lo permite.

Un día de lluvia, armados de botas y chubasqueros nos lo pasamos pipa todos, por una vez no había castigos para saltar en los charcos, aunque ese día nos perdimos una fiesta muy esperada.

La razón y la lógica ayudan, pero no siempre resuelven. Con las niñas la magía y una pizca de locura puede llegar a ser más efectiva.

Tenemos un pequeño gran poder en cuanto a dirigir nuestro estado de ánimo (y de los que nos rodean), no lo desperdiciemos.

martes, 24 de julio de 2007

El apagón de Barcelona

Vaya vuelta a Barcelona...
El apagón de ayer en esta ciudad ha afectado a casi todo, ya que casi todas las actividades se desarrollan con aparatos que funcionan con electricidad...
No sólo los ordenadores, los teléfonos inalámbricos también, y las centralitas de los móviles, y los cacharros que se rompen por los saltos de tensión, la lista sería larga.
De repente descubres lo fácil que es volver a la edad de la vela...

Las consecuencias afectan también a este humilde blog y a quién lo escribe, que estando desconectado casi todo el día de ayer y parte de la mañana de hoy, se encuentra con 48 horas de trabajo acumulado.
Las empresas electrícas no dejan de hacer alarde de sus beneficios...
Es evidente, a la luz, nunca mejor dicho, de las tinieblas en las que nos han sumergido, que parte de ese dinero hubiese tenido que dirigirse en otras direcciones, léase inversiones.
No dudo que las casualidades a veces son muy dificiles de preveer, y pueden jugar muy malas pasadas, pero no puede ser sólo esto!!

Que Endesa y Red Eléctrica se pongan las pilas :-))

viernes, 20 de julio de 2007

Los primeros momentos: la comida


En las charlas que he dado en estos años, sobre el viaje por adopción , son recurrentes las preguntas sobre cómo enfrentarse a la alimentación de las pequeñas (y pequeños) en esos primeros días.
Las dudas son absolutamente legítimas.

Las niñas viven un momento de gran estress, de constantes novedades, de miedos y dudas que se irán poco a poco aclarando, pero que en aquellos primeros días son muy fuertes.

Es inevitable que haya una afectación en todo el proceso de alimentación, ya que cómo todo sabemos, esfínteres, estómago, intestinos son partes de nuestro organismo especialmente sensibles a procesos psicosomáticos.

Lo ideal podría considerarse evitar cuanto más cambios posibles, pero quién piensa que por mantener la dieta acostumbradas las niñas reaccionarán bien o seguirán alimentándose de la misma forma descripta en los informes de asignación, pues... se equivoca.

Hay que decir, que en algunas ocasiones en dichos informes: horarios, cantidades, tipo de comida no se corresponden a la realidad. Repito, en algunas ocasiones, la norma es que sí se hayan rellenado observando las costumbres de las niñas, pero no siempre.

Puede que consigamos mantener un tipo de alimentación parecido a lo que estaban acostumbradas, a costa de no pocos esfuerzos, ya que no es fácil, y menos estando de viaje, preparar comida o cocinar cómo en el orfanato o cómo en la cocina de la familia de acogida.

Muchas familias nos cuentas, que a pesar de ese esfuerzo para evitar cambios, las peques rechazan la comida, o comen mucho menos de lo indicado y deseable. O muchos más, siendo el más a menudo deseado, pero no correcto: también los papás descargan su nerviosismo en la comida y en dar de comer.

Pueden acabar atiborrando a unas niñas acostumbradas a comer mucho menos, pero que por reacción abren la boca y tragan, traganhasta que se les de.

Es muy frecuente, cuando la palabra falla o no existe, por la edad y la diferencia de idioma, el intento de establecer, entre las vías de comunicación no verbales, una alimenticia, que puede llegar a ser dañina y peligrosa: diarreas, estreñimiento, empachos...

Repito, puede pasar a pesar de todos los esfuerzos para evitar cambios bruscos y supuestamente traumáticos.

Digo supuestamente por que también en este aspecto no hay nada escrito que valga siempre y para todos los casos.

Más bien cada caso es diferente y una vez más los únicos trucos son la paciencia y el sentido común.

No hay que ser rígidos en los planteamientos, en ningún caso y menos esos primeros días.

Hay que observar e ir tanteando.

No es siempre malo, en definitiva, empezar desde el principio a probar con la comida que será la suya en futuro.

También depende de la edad. Tened en cuenta que los niños en China empiezan pronto con alimentos que asustarían a cualquier pediatra...

Dependiendo de la niña el tema alimentación puede no ser problema alguno.

Cuando llega a serlo, para evitar que se complique más, hay que estar, antes de nada, muy tranquilos.

Las niñas no se morirán de hambre si no comen mucho, ni es pensable que si una niña tiene carencias de alimentación, éstas puedan resolverse en una o dos semanas.

El tema de la paciencia es fundamental: por que la alimentación es efectivamente un momento de comunicación y hay que ponerse a ello sin prisas, sin pretender reacciones positivas inmediatas, válidas y constantes.

La mayoría de nosotros come más rápido de lo que sería oportuno.

Sabemos que hay niños que utilizan la comida cómo un arma de chantaje emocional, y que hay madres y padres que fomentan esa actitud, demostrando agobio y mucha tensión frente a los "problemas".

Conversación típica:"mi hijo no come, mi hijo come fatal, es un desastre, una desesperación..."

Los niños escuchan, registran y utilizan: ese sí que es un alimento que funciona, valga la redundancia, para engordar los problemas de alimentación.

Es muy probable que, en estos caso, no haya la misma práctica de actuación entre padre y madre.

Los niños detectan nuestras preocupaciones a menudo más y mejor que nosotros mismos.
Y actúan en consecuencia.

En los primeros momentos hay que estar preparados para cualquier tipo de reacción.

Si dirigimos nuestras energías a transformar también la comida en un momento de juego o en un complemento al juego, limpiando nuestra manera de dar de comer de las prisas, los prejuicios, las ideas fijas, las normas estricta, tenemos muchas posibilidades que el momento de la comida deje de ser un momento complicado.

Dicho esto.
Valga aquí mi comprensión para aquellos papás que, a pesar de todo, viven con la comida de sus hijos inapetentes verdaderas tragedias.
La hora de la comida acaba alargándose a todo el santo día...

Y mi solidaridad a los que tienen un problema de excesos.
En mi casa hay un poco de todo.

El mal ejemplo del papá ha fomentado en una hija cierta tendencia natural a descargar tensiones en la alimentación... y no es fácil corregirlo, para nada.

Otra sería feliz de poder comer entre 10 y 15 veces al día y siempre pequeñas cantidades de patatas fritas y chocolatinas, chocolatinas y patatas fritas.

La pequeña es la alegría de su mamá: le encanta la fruta y la verdura, prueba cualquier cosa y come despacito. Su mamá que cuida una comida variada e intenta que nadie se pase en sus vicios y malas predisposiciones. A menudo hasta lo consigue!!!

Una última cosa dirigida a los papás primerizos: los niños cuando comen, se ensucian, te ensucian y ensucian es, simplemente, algo inevitable.

Lo digo con una sonrisa, por que aquí el Don Limpio, cómo cariñosamente me apodan tomándome el pelo en mi familia, sigue sufriendo por eso a pesar de la experiencia de una familia ya numerosa.

No hay nada más delicioso, para la mayoría de los enanos, que la comida se le desparrame por un porcentaje cercano al 100 por 100 en su cara, sus manos, la mesa, la silla y el resto de los inocentes comensales.

Comer con paraguas puesto nos es muy, qué diría... cómodo... así no queda más remedio que aguantarse...

En fin, en esto de ser padres no todo puede ser bonito :-)))

buen provecho

jueves, 19 de julio de 2007

Escuchar

El otro día leí una entrada muy interesante en el Blog de Brenda: Adopción por dentro.
Quería aconsejarla y entre una cosa y otra se me escapó.

Ahora que estaba publicando la entrada de la charla aprovecho para poner aquí el enlace:

Escuchar es un arte

"escuchar a un niño de seis años, por ejemplo, requiere incluso más esfuerzo que escuchar a un adulto, porque el estilo de comunicación de un niño es muchas veces difícil de seguir"

verdad muy cierta!!!


Charla en Madrid

Ayer dí una charla en Madrid, cuyo título ha sido "el mejor viaje de nuestra vida"
No hace falta decir a qué viaje me refería :-)

Quiero agradecer en estas líneas a las familias que han participado y que [me] han aguantado, algunas de pie, las casi dos horas que ha durado el encuentro.

Agradecimiento muy sincero, por que es una alegría observar en vuestra mirada las ilusiones que se desprenden cuando contaba alguna historia, trocitos de vida de mi familia, de la adopción y del viaje para buscar a nuestras niñas.

Quise empezar la charla recordando que a mis hijas debo mucho, en mi caso también algo más, si no fuera por ese hilo rojo que nos llevó hacia ellas, también mi trabajo sería otro: y èste es un trabajo muy bonito.

En fin, qué gracias a los que habéis asistido, algunos me habéis comentado que seguís mi blog, cuento que estas palabras lleguen a destino.

un abrazo

lunes, 16 de julio de 2007

Vacaciones (y trabajo) en Familia


En estos días estamos en Madrid, el papá aprovechando para trabajar en la oficina de Transmes que hemos abierto en la capital, y la niñas también aprovechando para pasar unas semanas con los abuelos y la familia materna.

Las hermanas de María son muy, muy niñeras y es una gozada ver la expresión de felicidad de mis hijas cuando se reencuentran con sus tatas: la tata Sol, la tata Pilar, la tata Silvia... y los primos también!!

Los años pasados, cuando todavía no teníamos oficina en Madrid, en julio ellas estaban aquí y el papá en Barcelona, viajando los fines de semana, para que no pasara demasiado tiempo sin vernos.

Recuerdo perfectamente lo que pasó hace 6 años, recordad que fuimos a buscar a P. en diciembre de 1999, fue la primera vez ese julio, que estuve lejos de la niña más de una semana.
Ella lo notó y yo más, no me gustó nada descubrir esa mirada de sorpresa el primer día de reencuentro. Parecía sorprenderse de mi aparición, al cabo de unos días todo volvió a la normalidad, pero si uno piensa que una semana de lejanía es nada, pues se equivoca.

Por supuesto no se trata de nada irreparable, faltaría más, pero repito, se nota.

La cercanía y el roce diario es muy, muy importante, bien lo saben las personas que por trabajo están obligadas a viajar mucho.

Sin entrar en citas de estudios psicológicos, lo cierto es que aunque de forma empírica, cualquiera podrá observar cambios de actitud evidentes en nuestros hijos pequeños, más espontáneos cuando son de menos de tres años y más reflexionados cuando son más mayorcitos, con las diferencias oportunas en la aplicación de sofisticadas técnicas de chantaje emocional.

Si modificamos aunque sea sólo "la cantidad" de presencia habitual a su lado los cambios saltan a la vista.

Si además modificamos también la calidad, es decir la interacción con ellos y no sólo la presencia, los cambios pueden llegar a ser espectaculares.

Hablo de presencia e interacción y me refiero con esto a los papás que trabajamos muchas horas también en casa, en esos momentos estamos presentes, pero pendientes del trabajo y no sólo de los peques. Sin duda es algo mejor que no aparecer ni siquiera pintados, pero no deja de ser algo parcial, cojo, insatisfactorio.

Además, a veces, estas situaciones provocan momentos de tensión e impaciencia, ya que ellos nos reclaman constantemente y estamos divididos entre la necesidad y el deseo: acabar el trabajo, lanzarse al juego, pegarles un grito cuando se pelean, o intervenir con paciencia para dirimir conflictos naturales y/o provocados para llamar una atención insuficiente...

También depende del tipo de trabajo a realizar, por supuesto, pero si no se trata de algo relacionado con los juegos de los niños, por ejemplo imaginaros el chollo de un amigo cuyo trabajo es probar juguetes :-)) la mayoría de ocupaciones, aunque puedan desarrollarse en casa, mal se casan con una interacción eficaz y satisfactoria con los niños.

También depende del estado y fase "pegamento" por lo que pasan nuestros hijos. Tengo que reconocer que mis hijas dejan mucho menos espacio a María, mientras,

a veces, a mi llegan a dejarme largos ratos "tranquilo" mientras juegan entre ellas, mientras ven la tele... por largo ratos entiendo una hora :-) pero suficiente para terminar algo, ir con ellas, jugar y, si es necesario (siempre lo es) volver al ordenador.

Intentamos limitar la tele a una hora al día, si la peli merece, puede que se le deje ver una entera, cada par de días.
Sobre la relación con la tele ya hablaré en otra entrada...

Volviendo a las vacaciones. El mes que viene iremos algunas semanas a visitar la otra familia, la paterna italiana.

Las niñas seguirán pasándolo pipa, por supuesto, y nosotros, los papás, viendo acercarse la fecha de vuelta al trabajo, sentiremos también cierta necesidad de momentos nuestros. No sé cuantas parejas pasan por lo mismo, es decir las dos familias lejanas que reclaman la presencia de los niños (muchos más que la nuestra, por supuesto :-))

Bueno, es broma. En fin, no tanto :-/

Y nosotros a lidiar entre los que son también nuestro deseos de estar con ellos: padres, hermanos, sobrinos, etc. etc. (y más en ciertas situaciones especiales y delicadas) y la necesidad de un espacio propio, realmente nuestro, de descanso, de estar solitos con nuestros hijos, por unos días enteros, sin las interrupciones del trabajo y de los muchos compromisos adquiridos. A lo mejor con amigos, con otras familias con niños.

Por que también es cierto, todos lo hemos podido comprobar, pasados los 4 o 5 años los peques se lo pasan pipa con amiguitos de su edad y se consigue un equilibrio estupendo cuando los adultos se llevan bien y todos estamos en un espacio cómodo, una casa en el campo, o en la playa, un lugar apto par que los niños se sientan libres de correr, gritar, desaparecer... y los papás puedan disfrutar de esos momentos de independencia mutua y saludable.

Demasiadas veces las vacaciones acaban siendo todo menos que un momento de descanso. Es el chiste amargo más contado en el mes de septiembre.

Las verdaderas vacaciones, desde mi punto de vista, son las que rompen el ritmo de actividad del resto de días del año en todos los frentes: sea en el trabajo fuera de casa, que en el trabajo en casa: compra, comida, cocinar, limpiar, ordenar, siesta, paseo, cocinar, cenar, limpiar ...irse a la cama más
rendidos que nunca...

Mejor poco: 4 o 5 días de verdaderas vacaciones, que un mes entero de rutina cotidiana con la única diferencia de que no se va a la oficina.

En este caso no quiero en absoluto proponer esta opción cómo la más aconsejable. En las vacaciones, cómo en los gustos, cada persona es un mundo.
Dentro de la misma pareja es posible que no haya la misma forma de ver las cosas.

También depende del papel y de la colaboración de cada partner en las obligaciones cotidianas: supongo que puede ver las cosas de otra manera quien descarga

todo el trabajo en la mujer, y un mes de apartamento significa relax absoluto para uno y esclavitud dura para la otra...

Los casos al revés son demasiados raros, todavía, para que merezca la pena comentarlos.


No quiero acabar esta entreda, demasiado larga como de costumbre, sin el mensajito de pepito grillo, también acostumbrado.

He tenido la alegría de conocer varios padres que han salido de las vacaciones, descubriendo a sus hijos, descubriendo de tener a su lado unas personitas geniales, simpáticas, inteligentes y muchas más cosas.

Nunca es demasiado tarde para ciertos descubrimientos, aunque cuanto más tiempo dejemos pasar, más habremos perdido.

La felicidad nunca sale gratis, si bien el precio pagado para ella siempre es ridículo si comparado al beneficio.

Feliz vacaciones, bueno no, tampoco esto lo cambio: Feliz navidad :-))

fuente de la foto: Flickr.com
Los globos >>>
Sus pies >>>

sábado, 14 de julio de 2007

El tiempo nos enseña mucho, casi todo


Es algo espontáneo y natural pensar y desear que los hijos sigan construyendo los edificios comenzados por sus padres.
Pero, también por experiencia personal, sé que no es así. No siempre es así.
Sé que cuando hago algo, no tendría ni que imaginar un futuro en el que ellas tomen el testigo.
Entraríamos en un juego de supuestos y de esperanzas que podría llevarnos a caminos equivocados.
Tenemos que aprender a hacer las cosas, confesándonos, sinceramente, el gusto por hacerlas.
Sabiendo que los frutos de ese trabajo irán a proteger su serenidad presente... y posiblemente futura, pero nada más que eso.

Las historias familiares son a menudos cuentos de rebeldía y de alejamiento.
La más bonitas tienen un momento de recuperación, una curva que acaba en círculo, la vuelta a casa.

La edad y el tiempo nos enseñan casi todo.
La pena es que, a veces, algunos de los protagonistas ya no puedan enterarse...

PD
La imágen la he sacado de un blog de un adolescente, y quisiera compartir con vosotros una entrada: Padre por que me has abandonado

jueves, 12 de julio de 2007

me atrevo

En la previsión que hice sobre las últimas asignaciones acerté sobre la fecha de salida de las mismas desde el Centro Chino, pero me equivoqué de unos días en cuanto a fecha de entrega a las familias.
Quizás podría echar la culpa a otros :-)) pero no lo haré.

En fin, hoy las familias de Gipuzkoa ya han recibido la foto de sus niñas y de un niño :-)

Mañana las tendrán las familias de Cataluña y de otras comunidades, otras tardarán todavía, quizás hasta el martes.

Para los lectores que están ya lejos de trámites y espera de asignaciones y que, por suerte de ellos, ya no sufren por el dilatarse infinito de la espera, las incertidumbres de cambios de última hora y etc. y etc. quizás no sea de gran interés saber que las novedades no van a mejor ni en cuanto a la entrega de la asignación.

Con la firma del Convenio de La Haya, la necesidad de seguridad jurídica, se transforma también en un aumento de burocracia y en un multiplicarse de trámites, no siempre justificados.

Bonitos tiempos cuando ni teníamos que esperar la llegada de la Carta de Invitación, ya que el Centro Chino la entregaba al Consulado de España en Pekín y allí se podía recoger directamente.

Mucho más sencillo todo entonces, evidentemente. Y no por ésto ahora es más seguro.

Con la ratificación del citado Convenio, el Centro Chino de Adopciones, pide la conformidad de la aceptación por escrito no sólo por parte de los papás, si no también de la Administración competente: en España cada una de las 17 Comunidades Autónomas reconocidas cómo autoridad superior en el recordado Convenio de la Haya.

Dicha conformidad se puede dar si uno se entera de lo que dice la asignación. Hasta aquí claro.
Por esto se pide la traducción escrita.
En algunas Comunidades esto ya pasaba.
Dicho esto, yo me atrevería a sugerir que lo que cuenta para decir si la asignación es correcta podría ser la edad, el estado de salud y ya está, alguien me discutiría tanta sencillez...
De hecho me encantan las cosas sencillas, y siempre intento simplificar lo complicado.

Ahora (o poco a poco) se adaptarán todas las comunidades: el Centro Chino ha enviado recientemente los modelos de dicha Conformidad, por esto el cambio ha sido aplicado realmente a partir de esta tanda de asignaciones.

Esto ha supuesto que al principio se interpretara - por parte de algunas Comunidades - que se aplicaría el sistema de envío de papeles, de Autoridad a Autoridad, también (como se hace con el dossier de solicitud) al documento oficialísimo de la Aceptación de la Asignación.
Y que el envío no pudiese realizarse "en privado" por cada familia.

Tiene su lógica legal.

Y tendría cómo consecuencia que el viaje de los papás podría retrasarse, fácilmente, de dos o tres semanas, con la incertidumbre añadida de los ritmos de recepción de los documentos por parte del Ministerio (visto que el Centro Chino no acepta que sea cada Comunidad a ejercer, cómo dice el Convenio del Haya, de Autoridad superior y todo pasa por el Ministerio)

Con el sistema de Autoridad a Autoridad los preciados papeles salen por valija, se reciben en la Embajada, que los entrega al Consulado y éste al Centro Chino.
No serían, evidentemente los mismos tiempos de un sobre enviado por Mensajería urgente.

Parece ser que se hará una excepción, de momento, y que el envío seguirá permitiéndose directamente, por ejemplo las familias que contratan a Transmes la organización del viaje a China, lo seguirán enviando a través de la mensajería de Transmes.

Un poco de publicidad, tampoco está mal :-)

Sin falsa modestia y sin cortarme un pelo, puedo decir con mucha serenidad, que la experiencia adquirida en estos años de trabajo representa una garantía que aprecian siempre más familias que contratan los servicios de Transmes.

Es mi trabajo y me alegro de poder dedicarme a algo tan bonito y emocionante.


Todo los días veo a mis hijas, y sé lo que significa esperar aunque sea un día más de lo estrictamente necesario.

Al mismo tiempo sé que hay que buscar constantemente el equilibrio entre una rapidez legítimamente deseada y un ritmo que evite cometer errores, para evitar que lo poco que pueda ganar uno saltándose las normas acabe siendo un problema mucho más grave para los que le siguen.

Cuando las consecuencias de ciertas decisiones pueden afectar a muchos hay que ir con cuidado y no me cansaré de animar al sentido común y a la cordura.

Calidades que a menudo se echan de menos justamente en quién tendría la obligación, por su cargo o su papel, de ser más sensato que los demás y transmitir sensatez a sus clientes...

Volviendo al tema de las novedades de este mes en las asignaciones: la traducción escrita requiere evidentemente tiempos un poco más largos, y también en eso estamos, luchando para lo que se pierde por un lado se pueda recuperar de alguna forma.

Esto no le gusta a nadie, y menos a quién ha visto dilatarse semana tras semana, mes tras mes ese día tan esperado.

Recibo correos y a veces me atrevo a hacer previsiones, el otro día recibí uno de una familia con fecha de registro del 13 de diciembre 2005 que me pedía, con cierto desánimo, una aproximación a su fecha de asignación que nadie le daba.
Le contesté con este correo:

Hola X.:
me atrevo a hacer un cálculo, recibiréis la asignación entre octubre y noviembre, más probablemente noviembre, y el viaje será entre a finales de diciembre o de enero.

En realidad, con la situación actual, de cortes muy variados en las fechas asignadas, es comprensible que nadie se atreva a hacer previsiones.
El Centro chino ha llegado a asignar sólo dos día en una tanda, y 15 días de registro en la siguiente.
Depende, no sólo de la voluntad del Centro Chino de Adopciones, si no de los expedientes que les llegaron de los futuros papás y de los que les llegan, desde los orfanatos, de las niñas y niños adoptables.

No hay que desanimarse: en la vida pueden haber metas aparentemente inalcanzables, pero no es este el caso: parece que el momento de ser felices no para de alejarse de nuestras manos, pero hay motivos lógicos para que esto suceda:
muchos más papás desean una niña chinita, y hay menos expedientes de niñas adoptables que llegan al CCAA.

Pero el momento llegará y hay que guardar la ilusión, el entusiasmo para ese momento, y para todos los demás que vendrán luego, cuando empezaremos a ejercer una profesión ;-)) las de mamás, las de papás, por la que no existen manuales de instrucciones eficaces y los únicos trucos serán la paciencia, el sentido común y la paciencia y también la paciencia y la paciencia :-)

un abrazo
Roberto

martes, 10 de julio de 2007

cómo en la bella durmiente


El cuento de la Bella durmiente...

por mucho tiempo P. no quería ni se pronunciara el título, con la aprobación de V. que pasó mucho miedo escuchándolo la primera vez.

En la historia hay algo que me encantaría tener el poder de ordenar, si bien con finalidad opuesta a la de la bruja mala: mandar al tiempo parar.

Creo que no he probado nunca ese deseo en los momentos de los aplausos, del reconocimiento público.
Sí, más de una vez, en otras situaciones.

En algún momento del día a día con mis hijas: observando una expresión de su rostro, una palabra pronunciada cómo una canción, un gesto de afecto hacia sus padres.

En el amor compartido, oficial y sentenciado, con mi pareja, por una sonrisa, un gesto de cariño, una frase de ánimo en el fluir de un vínculo que no se rompe.

En la soledad, frente al espectáculo armonioso e inmenso de la naturaleza. Por el color de la luz, del aire fresco y perfumado de hojas, de rocas y tierra, de las flores. Cuando nada interfiere en esa visión privada de la pequeñez del ser humano.

Aquellos instantes perfectos, que son instantes y lo son, perfectos, también por su condición de brevedad.

Tengo a mano unos cuantos, cómo antídoto a ese otro diario y desenfrenado desgaste de lo mejor que tenemos, que se evapora y quema por culpa y causa de lo que los seres humanos podemos, desgraciadamente, llegar a ser.

Es necesario, también para llegar a ser buenos padres, un poco de todos esos elementos.

Las buenas personas que he tenido la suerte de conocer tenían, más que grandes cantidades de uno de los tres tesoros, un armonioso equilibrio entre la capacidad de amar y hacerse ingenuamente sorprender por los seres queridos, eran paciente y comprensivos hacia las debilidades de los demás, ya que nunca olvidaban las propias, y eran capaces de disfrutar en los momentos de soledad, participando de todo lo que les rodeaba.

Los padres, sobretodo de las familias adoptantes, podemos llegar a cometer un error de olvido.

Centramos nuestras sanas preocupaciones en la búsqueda de información, en conocer el camino que han recorrido otros para hacer tesoro de su experiencia, leemos estudios, focalizamos nuestra actuación en lo que es bueno hacer para el desarrollo sereno y sólido de nuestros hijos.
Bien, por supuesto y necesarísimo.

Pero ¿cuanta energía dedicamos al mismo tiempo a ser un ejemplo positivo cómo personas, cómo individuos y, consecuentemente, merecedores para nuestros hijos de ese sentimiento que junta cariño, respeto con unas pizcas de admiración?
No soy capaz de encontrar una palabra que lo defina, pero es cierto que probar eso en la infancia hacia tus padres representa mucho en cuanto a adquisición de seguridad por parte de nuestros hijos.

Todo esto no es ni fácil, ni gratis.
Requiere de dosis abundantes de sentido común, de humildad y sinceridad con nosotros mismos.

Quizás no podamos borrar del todo la impronta de nuestro carácter, pero siempre hay espacio para dar un pasito más en el camino hacia ser mejores personas.

Y cuando descubres una mirada, una frase que te lo reconoce, eso es otro momento en los que TAC! mandarías todos a la cama al estilo de la bella durmiente.

Contando, claro, con que el parón sea breve ;-) o muy breve :-))

(texto revisado)

domingo, 8 de julio de 2007

Viajar en coche, con niños

Hace años me gustaba bastante conducir, en algunos momentos hasta llegaba a ser una forma de descargar nervios, o un momento para reorganizar ideas.
Era más joven, veía mejor y no tenía hijas.

Han llegado una, dos, tres hijas, se han sumando 2, 4, 8, y tantos años, la vista también ha ido bailando en cambios de dioptrías que hacen, por ejemplo, muy complicado viajar por la noche, que es cuando hay menos tráfico, cuando es más relajado hacer kilómetros.

Además cómo a menudo pasa con temas que se pueden definir pescadillas que se muerden la cola, menos me gusta, más me aburro, o más me provoca tensiones, menos puedo dedicarme a dar vueltas con la cabeza a temas apetecibles.
Más me duermo yo en las horas en la que ellas se dormirían haciendo el viaje más tranquilo.

Con María, antes de que llegaran las niñas hicimos muchas ida y venidas en coche a Madrid, a visitar la familia de mi querida esposa.

Ya hace tiempo que el avión ha sustituido el coche cómo medio de transporte familiar preferido.
En cuanto el AVE llegue de verdad a Barcelona, el tren sustituirá sin duda el avión.

Lo único que sigue gustándome del coche es que no estás atado a horarios precisos. Puedes salir cuando te apetece, pararte cuando quieras y ... volverte loco con las niñas en cada viaje :-))

Hoy sale en El País un reportaje con varios trucos y consejos sobre cómo viajar con niños y no morir en el intento...

La verdad que en lo que he leído no hay ningún descubrimiento: agua y zumos, comidas y caramelos, paradas, cuentos, música infantil... de todo hemos probado, pero en un viaje largo, y por largo entiendo de 3 horas o más, nadie ni nada te libra, con pequeñas de 3, 5 y 8 años de aquellos momentos en los que maldices la hora en la que has decidido coger el coche.

Una cosa es verdad, no hemos caído todavía en la compra del lector de DVDs.
¿La tentación? más de una vez.
Estaba a punto de decir muy a mi pesar, pero la verdad es que he claudicado casi voluntariamente al deseo de María de no multiplicar más las pantallas que nos rodean.

De todas formas, no quiero tener alicientes para llegar a cometer más a menudo el error de viajar en coche con las pequeñas, por lo menos hasta cuando la más enana no tenga unos 7 u 8 años.

En este viaje (Barcelona - Madrid) realizado en dos etapa, con parada, paseo, cena y noche en Zaragoza, la segunda parte, de esta mañana sábado, hasta Madrid, ha sido la más aburrida.
También para las niñas.
Esto a demostración que a pesar de la distancia más o menos igual, del mismo coche, mismas niñas y mismos papás, cuando toca, toca sufrir...
Cuanto más se aburren, más se pelean, más gritan, más se soliviantan, más... más quiero ese juego, me ha robado la muñeca, me ha dado una patada, me ha dicho tonta... en fin, más de todo lo pesado.

Dicho esto sigue siendo verdad que el coche es un lugar propicio para la charla.
Una, entre P. y V. la he contado ya otras veces en alguna de mis otras charlas, las que doy a las familias adoptantes.
Quiero resumirla aquí por que no tiene desperdicio.

Los celos son un hueso duro de roer, y la mayor muchas veces ha dado signos de un profundo deseo: el de tener poderes para que su hermanita desaparezca.
O por lo menos, de vez en cuando, le toque sufrir un poco...
Además, nada mejor que sufra directamente por mano de ella misma, por que cuando son los demás a hacer sufrir a V. ella al contrario la defiende y sale a la luz todo el amor reprimido que en el fondo siente hacia su hermanita
:-))

Pero ese día de hace unos dos años, con 6 y 4, respectivamente, tocaba machaque a V.

Tuvimos que prestar mucha atención, por que en lugar de pelearse y gritar, hablaban en voz muy baja (que fue también lo que nos llamó la atención).

P. le dijo a V. algo así:

¿Tu lo sabes, verdad, que estos dos señores no son tus padres?
Por que tu madre verdadera está en China....
Estos dos, cómo mucho, pueden ser tus canguros...

V. le contestó con una subida de hombros y una mirada que significaba: qué tonterías me estás diciendo.

María y yo nos miramos, no dijimos nada, nos reímos con naturalidad, es lo que nos salió, por que Paloma tenía estampada en la cara esa expresión que hace cuando sabe que le ha salido algo extraordinario, aunque sea extraordinariamente malo ;-)

Por un lado se espera que la regañemos,
pero por el otro es conciente que esa acción es inteligencia pura,
aunque utilizada para herir a la hermana.

Pues eso, que nos reímos sin hacer nada para evitarlo y creo que fue lo mejor que podíamos hacer, ser naturales, en la seguridad que no se necesitaban grandes discursos.

Nos miramos con divertido asombro, por la medida de la maldad, María miró a P. y yo también moviendo el retrovisor y confirmando que me estaba viendo la expresión de la cara.

Al cabo de un rato María dijo en voz alta con el tono típico que usa cuando la mayor ha hecho algo malo, pero que no es oportuno reprochar con seriedad y dureza: "así Paloma que somos tus canguros?? vale, vale..."
Mamá y papá seguimos sonriendo.

Paloma se rió también por que le habíamos pillado la maldad y Violeta ya pasaba olimpicamente de la historia, aunque con ella sí que después, retomando el tema, le confirmamos que su hermana estaba diciendo una tontería muy grande y que su mamá y su papá verdaderos estaban aquí, que la queríamos mucho y que Paloma quería hacerla enfadar.

Al cabo de un rato con ironía, que Paloma ya entiende perfectamente (Violeta en ese momento todavía no) le dijimos, a Paloma, que los canguros a lo mejor se cansaban de sus tonterías y ya decidiríamos que hacer con ella.
Volvió a reírse.
Al oír hablarle a V. de esa forma hubiéramos podido elegir entre dos vías: la de hacerle todo un discurso a P. recordándole que los verdaderos papás son los que tienen a los hijos en el corazón, que quieren y cuidan y ayudan a crecer etc. etc.

o de responder, a la maldad de la broma, con una sonrisa segura que decía "te hemos pillado y eres mala y requetemala" :-))

en ese momento fue mucho mejor la segunda.

Hubiera sido un poco fuera de lugar el gran discurso de la primera opción.

viernes, 6 de julio de 2007

Organizar enlaces

Se que hay muchos lectores de este blog que no se pasan la vida buscando las últimas de internet, por esto me permito de colgar dos líneas sobre los organizadores de contenidos, es decir algo que nos ayude a guardar las direcciones de las páginas que nos han gustado en nuestras peregrinaciones en el variado mundo de internet.
Para tenerla siempre a portada de clic! y para evitar perderse en el inmenso ciberespacio

El más conocido es sin duda del.icio.us

Pero para quien, como nosotros, tiene una especial sensibilidad, predilección y hasta debilidad por el oriente: Mister Wong creo que le vendrá bien.

Además está in spanish, cosa que, para los desastres ignorantísmos en idiomas, cómo el quién escribe, va de maravilla.

Buenas noches y... feliz navidad

jueves, 5 de julio de 2007

Mi casa, teléfono...


Acabo de cerrar una entrada que me empuja a la necesidad de escribir más, para no dejarla cómo portada del día.

Hoy mis hijas han visto por primera vez E. T.

Creo que han pasado más de... bueno lo he buscado y son 25 años desde su estreno.

Les ha encantado, y a mi, volver a verla (y a María también, aunque haya tenido que salir antes de que acabara).

A la pequeña le costó un buen rato dejar de decir "malo, malo" cada vez que aparecía en la pantalla la carita asustada del pobre extraterrestre.

V. no hacía que preguntarme si el científico que aparece al final de la película era el papá de los niños.

P. se quedó dudando del motivo de tantas lágrimas en el momento del aterrizaje de la nave espacial, y al explicarle que lloraban tanto por que eran amigos que sabían que nunca más volverían a verse, me miró con cara de pillina y enseñándome la custodia del DVD me dice: "pues aquí le pones un 2 y ya verás que volverán a verse"

:-))


Hay sugerencias: el abandono, el miedo, la complicidad entre pequeños, la búsqueda, ese momento de duda de si el te quiero del niño entre lágrimas hace el milagro, el gusto de la ingenuidad, que hacen de esta película una no tan pequeña joya...

Ni hace falta decir que si no os acordabais de su existencia, se aconseja adquirirla, en el Hipercor la venden estas semanas por 8 eurillos.

La vida es así...


No es alegre esta entrada, aviso, para quién no tenga ganas de leer palabras tristes.

...

...

La vida está llena de escaleras: se sube y se baja, uno sube y otro baja, a menudo no sabes si estás subiendo o bajando, o si las dos cosas se producen al mismo tiempo...

Poco antes de recibir la asignación de P. a mi madre le diagnosticaron una recidiva de un tumor, viajamos a China con la duda de poder volver a tiempo...

La realidad supera con creces la fantasía... nunca hubiese podido imaginar que al recibir la asignación de nuestra segunda hija la situación se repetiría, pero así fue.
Viajamos a China a buscar V. cuando mi padre acababa de salir del quirófano, por un tumor de hígado, sin tener claro de si llegaría a tiempo para conocer a su segunda nieta.

Por suerte le dio tiempo de conocer la tercera, y el cuarto: un nieto, hijo de mi hermano, y una quinta nieta, hija de mi hermana.
Hoy vuelve a luchar con la enfermedad...

Mientras en la oficina esperamos la llegada de las asignaciones y la felicidad que llenará tantas casas, en otras la alegría se mezcla con la tristeza y, en algunas, la tristeza es tan grande que obliga a renunciar a la alegría.

A veces estás a punto de llegar al piso más alto y en empujón malvado del destino te hace precipitar abajo, abajo...

Es difícil digerir ciertas noticias y es más difícil aconsejar en situaciones que por el simple hecho de existir han eliminado la posibilidad de una salida positiva, cualquier paso das puedes incrementar un daño ya existente.

Es más difícil todavía cerrar el día dejando abierto un espacio al optimismo, pero hay que esforzarse, por que lo cierto es que hundirse no sirve de nada, ni a nosotros, los sanos, y menos a los que sufren en su propia carne, además que en su alma.

La vida es así...

miércoles, 4 de julio de 2007

Sinestesia

Ni un día sin aprender algo...

"Por sorprendente que pueda parecer, hay personas capaces de oler un sonido, ver un olor o escuchar un color. De hecho, todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos tenido esta habilidad (ya que algunos autores defienden que esto le ocurre a los recién nacidos). Este fenómeno es conocido como “sinestesia” "...

El texto de arriba es copiado de Aquí
En Wikipedia, por supuesto, donde también os proponen una prueba

El síndrome de windows

Los que estamos todo el día pegados a pantalla y teclado, que utilizamos Windows (un poco a nuestro pesar) y otros productos de Microsoft y que además nos gusta ir haciendo cositas, instalar programas, probar maquinitas y artilugios variados, pero estamos muy, muy lejos de ser expertos y nos acercamos, más bien, al estatus de víctimas semivoluntarias del sistema operativo del señor Bill Gates, hemos desarrollado una forma de enfrentarnos a los desastres del ordenata que, casi sin darnos cuenta, vamos aplicando a otras actividades y situaciones: laborales, personales, sociales, familiares.

Es lo que he definido síndrome de windows.
Consiste, en pocas palabras, en encontrarte con un error, una dificultad, un problema cuya solución, en principio, no conoces.
En lugar de llamar a un experto, la víctima del síndrome de windows intenta buscar una forma de solucionar él solito la dificultad: prueba, intenta, va tocando teclas, abriendo ventanas, cerrandolas y volviendolas a abrir, dando paseos de infinitas idas y venidas.
Cómo cualquier perfecto id... ops, quiero decir autodidacta, la víctima del síndrome de windows pierde (perdemos) a veces horas y horas en probar y volver a probar caminos que se parecen idénticos.

No se rinde, ni a la primera, ni a la segunda, ni a la...

Y de repente, y sin tener conciencia del cómo, el problema se soluciona, desaparece, la dificultad se resuelve el escollo se supera.

¿Cómo?
Ni idea.

Si a la víctima del síndrome de windows les preguntáis de repetir los pasos que le han llevado al éxito os mirará con una expresión estupefacta, levantando un poco las cejas y la espalda, demostrando un claro desconocimiento de la fórmula mágica.

¿Pura casualidad?

Bueno, en realidad creo que no.

Es posible que conseguir algo sin saber cómo pueda ser fruto del caso, pero cuando el suceso se repite una y otra vez, no puede tratarse de pura casualidad.

Lo que pasa es que hemos ido adquiriendo, sin darnos cuenta, competencias y conocimientos, que se han ido acumulando en nuestro disco duro, arraigándose alrededor de esa red toda nuestra que atrapa lo que nuestros sentidos van pescando del mundo que nos rodea.

Es un proceso continuo.
Se aprende no sólo estudiando o preparándonos a sabiendas, si no y a veces con más eficacia, a través de la constante y a veces inconsciente repetición de la experiencia.

Por supuesto, para poder aprender y más para poder utilizar las competencias adquiridas de forma involuntaria tiene que haber una actitud positiva hacia el tema.

Podemos haber aprendido muchísimo, pero si lo rechazamos - por una razón u otra - acabaremos desperdiciando buena parte de lo aprendido.

En definitiva el síndrome de windows no tiene que ser del todo malo.

En ciertos temas con María tenemos cierto desacuerdo.
Por ejemplo sobre el nivel de uso del ordenador por parte de las niñas.

Si por mi fuera ya les habría metido a cada una un cacharro de estos en su habitación.
María frena.

Pero insistiré, estoy convencido que es fundamental que ocupen tiempo en el uso del ordenador y que empiecen de muy pequeñas a dedicarle energías y a acumular familiaridad.
Existe cierto riesgo, cómo en todo, pero quién antes ha aprendido, más fácil lo tendrá en el futuro.

V. considera el ordenador una pantalla más, y sabe, también solita, cargar un DVD y mirarse su película favorita.

Aunque sin tener uno a su disposición, la mayor ya no tiene dificultad alguna a encenderlo, conectarse, meterse en Google, buscar sus cosas, imprimirlas...
Todavía no tiene su blog, pero no tardará :-))
Hace unos día encontré uno de una niña, creo de un añito mayor que P., es decir de unos nueve años, publicaba las fotos de su hermana, papás y gatitos, con un par de comentarios simpáticos.

De momento a publicar el Blog piensa su padre :-)

Ya les he comentado más de una vez que hablo de ellas a menudo, las tres conocen su web personal

y un día os contaré alguna otra aventura televisiva (una vez ya lo hice)

lunes, 2 de julio de 2007

ya salen

esta mañana hemos estado pendientes de las noticias que llegaban de China y por lo visto desde el CCAA ya han empezado a mandar los paquetes con las asignaciones.

Ha sido asignado el 8.
Las fechas de registro de Protocolo público de Noviembre fueron el 8, el 21 y el 24

El corte general es del 14.
Es posible que haya sido demasiado optimista con la fecha de entrega a las familias.
Estamos en verano, las cosas van más lentas, pero en fin la próxima semana, ya veremos si a principio o al final las familias asignadas tendrían que tener las fotos de sus niñas.
La imagen de la semana de este humilde blog es un sol luminoso con una sonrisa grande y bonita.

feliznavidad a todos

domingo, 1 de julio de 2007

ya es julio

Hoy hemos estado en el campo, en el Montseny, con unos amigos con los que compartimos los inicios de nuestra historia de familias con hijos.
Ellos tuvieron a R. un poco antes de que nosotros empezáramos el camino que nos llevó a P.
no mucho más tarde de descubrir mis problemas de fertilidad y después de 3 intentos de inseminación.

Un día me dedicaré a contar de forma un poco más detallada cómo descartamos rápidamente la vía biológica.
Además del sufrimiento psicológico y físico, sobre todo para María, que hubiese supuesto el vitro, rápidamente nos ilusionamos con el proyecto adoptivo: por un lado encontramos familias felices y llenas de ilusiones, por el otro un par de médicos chapuzas que llegaron a realizar la inseminación cuando, lo descubrimos gracias a otros médicos mucho más serios, no había ninguna posibilidad de que tuviese el resultado esperado.

Cómo en cada profesión hay gente seria y otra muy poco seria.

Fue una suerte que lo hiciesen tan mal, el empuje a descartar tan rápidamente las técnicas de reproducción asistida nos supuso ahorrar gastos inútiles, esperanzas derrotadas y sufrimiento gratuito, o sea una de las pocas cosas que, a pesar de salir gratis, no interesa a nadie.

:-)

Casi ni hace falta explicar la sonrisa: hoy están con nosotros nuestras hijas, ellas y no otras.
Soy uno de los que creen en el destino justiciero.

Aquí me veis paseando por el bosque con P., compañero de trabajo en el CSIC, a quién hace casi 9 años conté que habíamos pensado en adoptar.

En seguida me comentó que en la guardería de su hija, había una niña china adoptada, habló con sus papás y me pasó su teléfono.

Eran M. y JP. les llamamos una tarde pillándoles en medio de una crisis de llanto de su pequeña, colgamos en seguida, justo el tiempo de decirnos: ¿tenéis internet? y pasarnos la web de AFAC.

Al rato nos devolvieron la llamada y quedamos en vernos el fin de semana en su casa.

Allí estaba J., su primera hija, y ellos, tan amables y encantadores. Nos trajeron la carpeta con todos los papeles, las fotos, los documentos... nos contaron su historia.

Se abrió delante de nuestros ojos todo un mundo de presagios rosas y de familia feliz.
A los pocos días conocimos, también en su casa, a Enric y Asun, fundadores de AFAC, allí estaban Joan y Laura y su pequeña... cuantos recuerdos...

El camino recorrido ha sido mucho.

En casi 10 años pueden pasar, obviamente, muchas, muchas cosas.

Reflexionar sobre ese camino es una actividad que realizo a menudo.

Algo saldrá, algo tendré que contar... antes o después.

De los últimos turbulentos meses, hay muchas situaciones todavía demasiado recientes, demasiado calientes, para poder ser vistas y juzgadas con la perspectiva necesaria.

Hay que seguir andando...

Después de una deliciosa comida en Riells nos saludamos con ese cariño sincero que une a los amigos, y que no se estropea, ni se derrite aunque pasen largas temporadas de lejanía.

No pudimos quedarnos más tiempo disfrutando del campo y de otro paseo por que empezaron a caer unas gotas de tamaño Giga.

Subimos al coche y nos metimos en la autopista.

Al llegar a casa, las niñas empezaron inmediatamente a pelearse. Somnolienta una, demasiado activa la otra y la tercera ejerciendo de altavoz de las quejas presentadas entre lágrimas por una y con cara de enfado por la otra.

Intervención: siendo incapaces de jugar juntas sin pelearos, cada una se encierre en una habitación, sin que cruce ni una sola mirada en toda la tarde.

Al cabo de un ratito aparecieron las tres, en amor y compañía, riéndose y tan contentas explicando que ya estaban preparadas para volver al cole.

El año que viene irán las tres a la misma escuela.

Aquí las tenéis con su mochila preparada :-))


Ya celebrada la pacificación y antes de cenar, P. nos deleitó con una exhibición de capacidades acrobáticas, que su hermana inmortalizó con la cámara de foto y que también aquí publico.


La verdad que P. es muy ágil

y siendo ya la una de la madrugada yo también cierro el tenderete y me aplico la ley del dormilón :-))

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China