miércoles, 4 de febrero de 2009

Anda, dales un beso

Es el título del artículo de Elvira Lindo, publicado el domingo pasado en El País.

En otras ocasiones Elvira Lindo ha hablado de adopción y de niñas adoptadas en China, o en otro país.
Creo que tiene algún amigo que ha adoptado, precisamente en China, pero seguro que también en otros países.

Elvira Lindo ha escrito, casi siempre de pasada, con mucho cariño y lucidez sobre temas y personas relacionadas con la adopción, en varios artículos que he leído y que me gustaron mucho.
También ha escrito, acabo de descubrirlo la verdad, un cuento titulado Amigo del alma
protagonizado por una niña china, dicen que es muy bonito, así que lo compraré y os cuento.

Pero en este artículo no me parece hable precisamente de adopción.
Que la niña antipática y malcriada, que aparece retratada en esas líneas, sea adoptada y precisamente en China, es un elemento más de la historia, que añade algo evidentemente, pero no lo esencial.

En "Anda, dales un beso" se habla de que:
"ahora son los niños los que asustan a los padres. Niños poseídos y padres acojonados. Una metáfora que define a las mil maravillas la realidad: niños malcriados y padres acojonados (el adjetivo de los padres no cambia)."

Del tema Elvira Lindo habla con la gracia, la inteligencia e la ironía de siempre y si fue casualidad, o no, que la niña era china y adoptada, la verdad que, como mucho, añade un poco de realidad a la realidad.

En otro punto se lee:
"el padre nos comunica que tenemos que subir los pies al sofá, porque la niña, a la que no quisieron arrebatar esa cultura china que abandonó cuando tenía seis meses, nos va a agasajar con una danza de no sé qué región de su país de origen que ha aprendido en su colegio laico del Upper West."

Sinceramente, me ha parecido una descripción acertada y divertida de tantas exageraciones que contaminan esa parte de razón que en este blog siempre he defendido: que mis hijas sientan orgullo de su origen, les va a ayudar sin duda, pero eso no significa que tenga que empujarles a pasarse de rosca en sus actividades culturales chinas.

Evidentemente Elvira Lindo tiene muchas más gracia que yo explicando las cosas y en una pincelada consigue explicarse mejor que nadie.

Me temo que habrá conseguido ofender a más de un susceptible.
A los que todavía se sienten amenazados cada vez que se habla de adopción en un tono que no sea serio en exceso.
Es cierto, por otro lado, que todavía tenemos que escribir: ojalá pudiéramos alabar despreocupados el tono de cualquier artículo al estilo de el de Elvira Lindo.
Ojalá, por que sería fantástico poder aprovechar siempre de la normalidad que transmite.

Cuidado: una cosa es cómo escribe Elvira Lindo, conociendo además los antecedentes y su ideario. Nada que ver el artículo en cuestión con los escupitajos en letra de algún giliraci que escribe sobre adopción en los medios, incluido El País.

Y por último, dejando de a lado los giliraci, me gusta 100 veces más la agradable ironía de Elvira Lindo, que otros artículos, aquellos que supuestamente pretenden hablar seriamente de la adopción y provocan, al contrario, un daño horroroso agigantando los problemas, o presuntos problemas, que pretenden resolver, mientras al contrario siembran en la opinión pública la idea de que nuestras hijas son un caldo de cultivo de todo tipo de trauma, retraso, patología y no sé que más.

Otro tema: "la película trata, simplemente, de una pequeña dictadorzuela que, a poco que se le lleve la contraria, echa espuma por la boca y se le ponen los ojos ensangrentados".

Será en otro post.

5 comentarios:

  1. Coincido totalmente con lo que comentas, es más, conforme iba leyendo se me hacía la sonrisa más y más grande, algunos se vuelven locos con el tema de los orígenes y los niños más aún. Ha plasmado perfectamente lo que pasa hoy en día con muchos niñ@s, son unos tiranos!! pero la culpa es de los padres, ......no se, pero nosotros tenemos una lucha diaria con nuestro entorno por esto mismo, nos dicen que somos muy rígidos.......bueno,.....ya veremos de aquí a unos años.....
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Opino lo mismo. Los niños son/éramos muy tiranos. !y educar es muy difícil!

    Y sí, Amigos del Alma es un cuento MUY dulce sobre dos niños vecinos (ella China, aunque podría no haberlo sido) que se quieren mucho. Van juntos al cole y juegan juntos en el recreo... es muy real y sencillo.
    Lo leí hace más de tres años, cuando todavía no tenía a mi peque en casa. Ahora he comprobado con ella, que los niños se quieren muchísimo y se echan de menos incluso a los 3 años. !!menudas vacaciones hemos pasado preguntando por su amigo Tim a todas horas!!

    Saludos,
    Eva

    Saludos,
    Eva

    ResponderEliminar
  3. Como dice mi compi Elvira -la del comentario-, y como dije en la lista de Afac, no me parece que Elvira -Lindo- haya hecho algo "malo".
    Creo que si queremos que nuestr@s hij@s sean iguales que el resto, no tenemos que soliviantarnos cada vez que dicen "mira es China".
    Creo que aun no hemos llegado a esa igualdad ni siquiera los propios padres adoptantes.

    El libro está muy bien, Lulai es china, pero también podría haber sido gordita, tener gafas, ser de color marrón chocolate, ir en silla de ruedas... la "moraleja" del cuento, es querer a los amigos tal y como son.
    un saludo
    Elén

    ResponderEliminar
  4. Creo que en Afac, disponen del libro Amigos del Alma ;-)))

    Y... el 100% de los beneficios de la venta de libros son destinados al área de proyectos ;-)))

    Besos a todos,

    Fina

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por vuestros comentarios! Es una alegría leerlos :-)

    Roberto

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China