miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿Derecho o pérdida de un derecho?

Hoy el periódico italiano La Repubblica, publica un reportaje fotográfico sobre la diputada europea Licia Rondulli que se presentó en el Parlamento Europeo con su bebé de pocas semanas.
Iba a trabajar.

Su gesto, según leo en La Repúbblica, en el pie de foto, quisiera indicar que el trabajo y la maternidad pueden conciliarse: ¿Llevándose el bebé al trabajo? ¿Trabajando con el bebé en el marsupio?
Según leo en otros periódicos sería exactamente lo contrario.

Por un lado - traduzco - el texto de La Repubblica:
"Licia Ronzullo, mamá y diputada, dos deberes no incompatibles. Lo ha demostrado en estos días la diputada europea del Pdl [el partido de Berlusconi, N.d.T.] que ha participado en los trabajos del pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, llevando consigo su hija Victoria, nacida el pasado 10 de agosto..."

Licia Ronzulli, mamma e deputata, due impegni non incompatibili. Lo ha dimostrato in questi giorni l'europarlamentare del Pdl, che ha partecipato ai lavori della sessione plenaria dell'Europarlamento a Strasburgo portando con sé in aula la figlia Vittoria, nata il 10 agosto scorso, stretta al petto grazie ad un "marsupio"

Pero en otro medio, se indica con más lógica lo que Licia Ronzulli quiere denunciar:

"La italiana Licia Ronzulli quiere convertir su gesto en un «símbolo» de las dificultades de las mujeres que quieren conciliar la vida laboral con la familiar."

y en otro medio español:

"Quiero ser un símbolo, con mi hija Victoria, y pienso en todas las mujeres que no pueden conciliar su vida profesional con su vida familiar", ha declarado tras recibir el homenaje de los otros eurodiputados, y ha pedido que el Parlamento Europeo trabaje para mejorar esta situación."

Lo que dice Repubblica, sería luchar para la pérdida de un derecho, sugerir que se puede trabajar con el bebé en el marsupio.
Quizás en según que trabajo, podría hacerse, pero tendría que ser una elección personal de la madre, y siempre que realmente pueda tomar esa decisión con total y absoluta libertad.
Desgraciadamente muchas mujeres pierden el trabajo al decidir ser madres, o son obligadas más o menos veladamente a renunciar a toda o a parte de la baja por maternidad, si no quieren perderlo.

En estos años he visto no pocos y sin duda siempre demasiados casos en lo que esto ha pasado con familias adoptantes.

2 comentarios:

  1. Bueno, en pleno uso y disfrute de mi baja de maternidad, no me imagino otra forme de vivirla que jugando en la alfombra con mi hija o llevandola al parque a tomar el solecito de la mañana. Una reivindicación, un derecho? no se si es una cosa u otra, pero no creo que sea el mejor lugar para el bebe. Sobre todo viendo a mi hija reir con su mama y su papa cada mañana en la cama, disfrutando de esas horas en las que en otro caso ya estaríamos trabajando.

    un beso
    laura

    ResponderEliminar
  2. Me parece genial que esta mujer sea símbolo de la conciliación entre maternidad y vida profesional. Todas debemos asumir que el hecho de ser mamás es una parte importantísima de la vida, pero no la única. Vamos por más!!! Les comparto esta otra nota sobre la diputada y su bebé en el Parlamento http://www.entremujeres.com/trabajo/conciliacion-vida-y-trabajo/eurodiputada-llevo-bebe-Parlamento_0_340165986.html

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China