jueves, 22 de septiembre de 2011

Ser ejemplo

Nuestros hijos aprenden más de nuestro ejemplo, que de mil casos ejemplares que les soltemos en nuestras parrafadas argumental/educativas.

Hablamos, hablamos pero nos pillan haciendo lo contrario de lo que decimos se tendría que hacer.

Y peor todavía: cuando con nuestro ejemplo les enseñamos a no asumir la responsabilidad de nuestras propias acciones, a no admitir los errores cometidos, a no ser capaces de rectificar, a echar balones fuera...

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo, la mejor enseñanza se da con el ejemplo, así que tendremos que ser coherentes entre lo que les pedimos y lo que hacemos despues nosotros!!

    un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China