lunes, 18 de abril de 2011

Feliz semana santa

Disfrutad de lo que teneis ahora, no sufráis pensando en lo bueno que todavía no ha llegado, ni en lo malo que podría llegar.
El ser humano es el único bicho vivente capaz de sufrir siempre: pensando en el sufrimieno que podría venir, aunque no sea seguro. Sufre en el momento en que algo pasa y que realmente lo hace sufrir, pero también sufre recordando el dolor pasado.
Mi augurio es que consigais escapar de esta espiral perversa :-)
Y disfrutéis de todo lo mucho que seguro tenéis a lado: ahora! En estos días, en los muy próximos

Felices fiestas


jueves, 14 de abril de 2011

Recuerdos de viaje

Adoplandia o Chinolandia... la verdad que en algún momento pensé en abrir un blog con ese nombre o llamar Chinolandia a este.

No tendría que ser necesario remarcar, por ser más que evidente, que China representa para nuestras vidas algo muy, muy especial.

A veces escucho viajeros (y hasta padres adoptantes) decir todo tipo de vulgares y tópicas barbaridades sobre China y me parece, obviamente, muy injusto, e imperdonable cuando ciertos comentarios salen de la boca de un adoptante en China. Las vibraciones se transmiten, nuestros hijos son antenas sensibles, no le ayudará mucho percibir notas disonantes hacia el lugar donde han nacido... pero sobre todo por que no es justo que transmitamos aquellas ondas, cuando China es un país precioso, lleno de gente encantadora. Y diferente, claro. Ya se sabe: ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio...
Sería necesaria una entrada en el blog sólo sobre este tema, y creo que algo escribí hace tiempo... no puedo recordar los argumentos de los casi 700 post del que se compone esta humilde pero ya bastante o demasiado amplia bitácora.

Hoy quería dejarme llevar por los recuerdos de un viaje a China, realizado en enero del año pasado, trascurrido en parte acompañando felices familias (a las que organizamos el viaje más bonito de todos los posibles: el viaje para ir a buscar a nuestros hijos!!) en parte visitando zonas y lugares que no conocía.

Hoy publicaba algunas fotos en el muro de Facebook  de Shui viajes.

La magia de las fotos... sacan del olvido los recuerdos: olores, colores, sonidos, situaciones, caras, muchas, muchas imágenes. Vuelven a la memoria: todo es emocionante, sugerente, hasta misterioso, y al mismo tiempo cargado de historia y de historias.

Por ejemplo Pingyao.
 Viajar en invierno tiene el inconveniente del frío, pero muchas más ventajas. Las aglomeraciones de turistas son menores, puedes tener la suerte de pasear por una calle y escuchar sólo el ruido de tus pasos, puedes pararte sin prisas a disfrutar de un rincón libre de piernas, brazos y cabezas ajenas... o casi libre, por que claro, ir a China esperándote la soledad, ejem... es equivocarse desde lo básico en el entendimiento de su realidad.

En Pingyao el humo del carbón ciertamente no favorecía un aire limpio, pero sí unos juegos de luz especiales.

Llegamos en tren muy temprano y una encantadora y jovencísima guía local nos recibió con una gran sonrisa y las pequeñas manos calentitas por tenerlas bien protegida en los bolsillos de la chaqueta.

Siendo temporada baja el hotel hasta tenía las habitaciones libres a esa hora intempestiva y nos permitieron el check-in.

Pudimos reconfortarnos de una noche de sueño mil veces interrumpido (duermo fatal sea en los trenes que en los aviones...) con una buena ducha caliente, un desayuno picante y sabroso, para después empezar a pasear por la ciudad, cuando ya se hacían visibles muchos de sus habitantes, ocupados en los quehaceres cotidianos.

Los grises de las piedras, los techos que mirados desde lo alto se perseguían en una carrera delimitada muy  a lo lejos por unas murallas que sucesivas restauraciones han dejado casi demasiado perfectas.

Por que metiéndote en las callejuelas los cientos de años de las casas se hacían notar en más de un detalle,  montones de ladrillos, grietas. laborares de reforma, todo muy auténtico.

Dicen que en unos años Pingyao se transformará en una especie de parco de atracciones, con los habitantes obligados a vestirse - disfrazados - con ropa de las épocas de antaño...

Quieren recuperar en los comercios las monedas de hace unos siglos... en fin, no sé como acabará la cosa, pero por si a caso os animo a no tardar mucho en visitar esta localidad, en China las cosas cambian rápido.


De repente nos llama la atención una zarabanda: petardos, ¡una boda! Nos avisa la guía...

De hecho, al doblar una esquina nos encontramos con los restos de las explosiones en forma de nubecitas de humo que lentamente suben hacia el cielo.


Dentro de un palanquín está la novia, alrededor un grupo de comparsas que participan al jolgorio, con pinta de haber sido contratados por que en la espalda de sus trajes de lujoso raso amarillo o azúl aparece el nombre de una empresa y hasta el teléfono de contacto.

Genial!

Pingyao fue sede de los primeros bancos chinos. En alguna de las lujosas e inmensas demoras de antiguos banqueros puedes casi tocar con mano los primeros cheques, y descubrir los sistemas que permitían evitar, también en las comunicaciones entre puntos muy lejanos del País, falsificaciones, engaños, estafas, fraudes y robos.

Muy, muy interesante.

Pingyao fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco al final del milenio pasado, en 1997. El turismo ha ido en aumento, si bien sigue siendo desconocida a la mayoría. 

Los hoteles se han incrementado en número y en calidad, aunque los más interesantes son los pequeños, de pocas estrellas, o ninguna, pero llenos de atractivos por su disposición, decorado, mobiliario.

Parte de la visita fue trabajo, y de hecho la dedicamos a visitar hoteles. 

¿Verdad que no es muy común encontrar un armario que en realidad es un baño completo? En este tipo de establecimientos la ducha descarga directamente en el suelo, con un desague de lo más sencillo, como podéis ver en la foto, y por esto en todas las habitaciones se ofrecen chanclas de plástico de lo más apto para evitar ir limpiando el suelo mojado con los pies...

Pero ningún viajero puede quedarse indiferente cuando se aloja en lugar como el que veis aquí:

A una hora de carretera, más o menos, se encuentra una de las mansiones más famosas de esta zona.

Fue donde grabaron la película de Zhang Yimou la Linterna Roja


No es propiamente el lugar más interesante de la zona, pero en fin, una etapa puede merecer la pena, sobre todo si te diriges a la Capital Tayuan y vas de paso.



seguirá...

lunes, 11 de abril de 2011

Actuaxitina complex (o alabanza de la procrastinación)

A veces pienso que podría ser útil entrar en la cabeza de mis hijas.
Me ayudaría, me digo, a dirigir mejor mis actitudes y mis intervenciones o a evitarlas, claro.
Podría, dependiendo de sus pensamientos, calcular mejor los tiempos, el tono de la voz, las cosas que hay que decir, o no decir, claro!!
Mi necesidad, mi prioridad es que sean felices. Es obvio.
Y con esa finalidad me pregunto no tanto si es bueno insistirles para que hagan algo - si sé que el hacerlo les vendrá bien insistiré de todas formas - pero sí, si justo ese es el momento más adecuado para empujarlas.
A lo mejor, mi presión a destiempo en lugar de ayudarlas les provoca más tensiones innecesarias.
Quiero hacer algo bueno, y el resultado puede ser lo contrario... ¿no será mejor evitarlo?
Si pudiera entrar en sus cabecitas...

A todos nos ha pasado que mientras estamos en pleno proceso interno de solución de un conflicto, de una preocupación, de la toma de una decisión o de cualquier otra cosa que requiera un tiempo, un proceso de desarrollo para tomar esa decisión, la intervención externa de alguien, aunque lo haga con finalidad profundamente positiva, al desplazar el punto de equilibrio que buscábamos, o que estábamos a punto de alcanzar, provoca como un leve empujoncito nuestra caída y además hacia el peor lado posible.
Creo que un tal señor Murphy teorizó profundamente sobre el asunto.
Otra cosa es que ese empujoncito lo pidan... todo sería más fácil. Si son pequeñas, pues está chupao.
Pero en ciertas fases de su crecimiento, parece más fácil entrar en su cabeza que recibir peticiones claras respecto a sus deseos.

No se trata de angustiarse, aunque cometamos errores siempre hay la posibilidad de rectificarlos. Si la voluntad es esa.
Tampoco se trata de ser un cagadubtes, para utilizar una expresión catalana que me parece muy eficaz ;-)
De hecho todo esto lo dudo, por que no tengo dudas de que acertar los tiempos adecuados es muy importante y valioso para conseguir el mejor resultado esperado. El problema es ese: acertar los tiempos...

Y los tiempos adecuados, estoy convencido, no son, ni muchos menos, los que resultan de la idea de que es mejor adelantar las cosas. Yo soy de los que piensan que es mejor esperar el momento oportuno, aunque tarde un poco.

En esa orgía del todo y ya, de la rapidez siempre, del estrés permanente hacia un movimiento imparable, lo de pararse a pensar, a reflexionar para buscar ese momento adecuado, no tiene muy buena prensa, que digamos.
El "no hacer nada" es mal visto por cantidad de "expertos" y una infinidad de gente de a pié (y motorizados también, o sea la mayoría).
Parece que esperar sea malo, siempre!! Aunque existan dudas sobre que ese hacer pueda ser un equívoco, hay que actuar rápido.
Como si la vida de nuestras hijas fuese una paella y que pasados 20 minutos no hay vuelta atrás, el arroz está pasado.

Estas semanas he leído en varios periódicos artículos sobre lo que ya se define como el síndrome de aplazamiento, de procrastinación, o algo parecido.
Ya tenemos servida una nueva grave alteración del comportamiento.
Una patología de la que sufre no sé qué porcentaje de la población. Y como todo el mundo en algún momento ha pasado por eso, todo el mundo se estará preguntando ¿estaré enfermo?

Los que aplazamos ciertas decisiones estamos bajo el punto de mira de los profesionales de la vida Ferrari.
Mejor cagarla ya!! que no hacer nada... ¿Seguros?
Pues lo siento, no estoy de acuerdo.
Por que resulta que, a veces, la mejor decisión es justamente la de no intervenir, dejar que las situaciones se desarrollen a su ritmo, en el que no es que no se haga nada, si no que se deja hacer también a los demás, paralizando una obsesión intervencionista que es el evangelio que nos ha llevado a la vida hipertensa que sufrimos, cuando lo realmente sano es que cada uno ponga su granito de arena sin necesidad de acciones trascendentales.

Imagino que habrá, como en todo, casos de excesos.
Dicho esto no me extrañaría que detrás del pulular de artículos y entrevistas sobre el tema haya algún laboratorio farmacéutico que tiene a punto un medicamento que "ayude" a los reflexivos a transformarse en tirachinas de decisiones.
 ¿Como se llamará?
Decisina forte... Actuaxitina complex... ;-)

Ya tienen un eslogan publicitario:
Transfórmate en una verdadera metralleta de decisiones: pum pum, pam, puuum!!
Y no dejes nunca nada para mañana... mañana es tarde!!

Diosmio, pero si mañana ya es hoy!!!

Artículo en ARA

Artículo en Noticias de Gipuzkoa

He leído más artículos en otros periódicos en papel, no encuentro la versión digital. Si alguien la encontrara por favor ponga el link con un comentario. Gracias!! Y sin prisas.

Hay una entrada en wikipedia a la palabra Procrastinación. Leedla es hilarante :-)
Ya empieza avisando:
"Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas."

O sea que ya se avisa que no es muy fidegno, y sigue:

"La procrastinación como síndrome que evade responsabilizarse posponiendo tareas a realizar puede llevar al individuo a refugiarse en actividades ajenas a su cometido. La costumbre de posponer, si bien no se ha demostrado cabalmente, puede generar dependencia de diversos elementos externos, tales como navegar en Internet, leer libros, salir de compras, comer compulsivamente o dejarse absorber en exceso por la rutina laboral, entre otras, como pretexto para evadir alguna responsabilidad, acción o decisión."

Jolín, es que no se salva nadie... cuidado con leer libros... ¿estás leyendo este blog? ¿No serás un procrastinador?
Pero... procrastinador eventual o procrastinador crónico...¿?

Este mundo está loco.

miércoles, 6 de abril de 2011

Feliz cumpleaños

Hoy es el cumple de nuestra hija mayor.
12 años.
Estoy, como decía en FB, entre feliz y horrorizado. Doce años...
Supongo que sería oportuno soltar algún discursillo sobre la felicidad, el tiempo que pasa, los niños que crecen o qué sé yo...
Nada, mejor no escribir nada, o casi nada, por que algo ya lo estoy escribiendo :-)
Son 12 años tan enormes que me permitiréis saborearlos sin gastar demasiados bla bla... por lo menos hoy (de la amenaza de enrollarme no os libero ;-)

Esta mañana la mamá, después de un abrazo y del feliz cumpleaños le ha preguntado si iba a querer cambiar de papás.
Nos ha concedido que no, que estaba bastante satisfecha con los que le han tocado :-))
BIEN.
Jajajajajaja :-)))

Así que nada, a celebrarlo!!!

Cumpleañoooos feliiiz

Ella a la hermana le cantó otra cosa:

Cumpleaños fatal
que lo pases muy mal
que te aplaste un tranvía...

y...
y ya no recuerdo como seguía la dulce y agradable letra de la cancioncita


Nota de la tarde, 10 horas después, más o menos


Al volver del cole Violeta no quiso llegar a casa sin comprarle un regalo a su hermana.
Por que se diga... :-))

Y aquí lo tenéis... qué bonito ¿verdad?

Nunca dejaremos de sorprendernos y la mayor, a pesar del... tranvía y del cumpleaños fatal le ha dado un abrazo y ... a pesar de los esfuerzos para disimularlo se le notaba el contento :-))

Preciosa familia tengo!!!






lunes, 4 de abril de 2011

La energía que te transmiten los peques

Tengo casi 50 años, y mi hija pequeña acaba de cumplir 7.
En el cole, la mayoría de los papás de sus compis no llegan a los 40, alguno ni de lejos, y otros son tan jóvenes que es casi un insulto para mi vejez verlos a la salida del cole esperar a los que me parecen sus hermanitos pequeños. Perfectamente podría ser yo el abuelo.
Dicho sea, lo del insulto, con una gran sonrisa autoirónica :-))  obviamente.
Lo que sí siento, y mucho, es tener que envidiarles, enormemente, por lo que les queda para disfrutar de sus hijos. Y entristecerme por lo poquísimo que me queda a mi. No puedo evitar hacer cálculos y por muy optimista que sea sobre mi futuro - sinceramente no lo soy mucho, considerando antecedentes familiares y lo poco que me cuido - es poco el tiempo que me queda: para disfrutar de todas las etapas de su vida no será suficiente.
Aunque fueran 30 años me parecería poco.

Este fin de semana la mamá se ha ido de congreso y estado con las tres unos días.
¿Agotador? Todo lo contrario. Cuanto más tiempo pasa con ellas, uno más fuertes se siente.
Sin dejar de echar de meno a la presencia y cuidados de mi querida esposa, también he podido constatar una vez más, esta vez toda para mi, la enorme energía que las niñas transmiten.
No sólo no ha sido cansado, ha sido especial. Me sentía extraordinariamente bien y a gusto organizándonos juntos la vida, saliendo o haciendo deberes.
Es cierto que con 12, 9 y 7 ya pueden hacer muchísimas cosas ellas solitas. Es suficiente el justo empuje, más o menos fuerte dependiendo del carácter de cada una, claro.
A una con decirlo una vez sobra, a otra hay que insistirle un poco, a una que me conozco :-)) ni con 50 veces es suficiente!! Así hay que equilibrar las formas de actuar.
Los besos y los abrazos hacen mucho.
Aunque la pre-adolescente te suelte un "tío no seas pesado" hay que saber mirar debajo de la coraza, hay que mantener las ganas de observar un poco más en profundidad.
Si miras con ojos atentos, si vas más allá de la superficie verás las chispas de gustillo por la demostración "pesada" de lo mucho que le quiere su pesado padre!!! Sigue necesitando nuestras atenciones constantes, aunque responda con un bufido a nuestra ternura. No siempre es fácil racionalizar actitudes, pero hay que esforzarse para hacerlo. La compensación es segura. El premio cierto.
Si sólo me parara a la superficie del bufido mal lo tendría. Olvidadizo para muchas cosas, no me olvido de lo que yo era (con unos años más, que ya se sabe que los chicos vamos siempre muy atrasados respecto a las mujeres).
La energía fluye directa, como un río limpio hasta que llegados a la edad de la "pre" las aguas empiezan a agitarse. Pero no por eso se agota la energía para los padres, ni somos nosotros los únicos a tener que poner energía para que el barco navegue. La cuestión es que la energía de los "pre"  es más difícil de controlar, de dirigir. Ya se sabe, hay que ser buenos capitanes para evitar que en medio de la tempestad el barco se hunda. A esa edad no hay descanso, una borrasca enlaza con otra sin solución de continuidad. Hay que tener una enorme paciencia. En el fondo, y en la superficie, el verdadero timón del barco es la paciencia. Elemento, dicha paciencia, muy escaso en esta época.

Un día hasta he tenido tiempo de leer un par de horas sin interrupciones, mientras ellas jugaban, se peleaban, se reían y volvían a jugar por su cuenta en el pasillo peatonal que tenemos en frente de casa... todo un lujo.
Cuando tenía su edad me pasaba todas las tardes con mis amiguitos en la calle, sin dar la lata a mis padres, pero sobre todo sin que ellos me la dieron a mi, aprendiendo de la relación con los coetáneos... algo que hoy me parece una enorme pérdida para ellas que hacen horario laboral completo en la escuela, actividad extraescolares, después tienen que hacer deberes y si queda tiempo, que casi siempre no queda, tampoco pueden irse por ahí, a causa de  los peligros de la gran ciudad. Ya lo he escrito otras veces: una enorme pena...

También he podido comprobar cuan injustos son los prejuicios.
¿Cuantos adultos sin hijos o con hijos mayores dan por descontado que los niños molestan en un restaurante?
Miran con recelo las mesas con niños, hasta dudan antes de entrar si ven alguna familia con niños pequeños sentada en alguna mesa a la vista.
La verdad es que en la mayoría de los casos los que molestamos y mucho somos los adultos.
Estuvimos comiendo en un restaurante. Si no fuera por la puñetera crisis, la frecuencia de esta sana costumbre que ayuda la economía, relaja la existencia y te ahorra tener que limpiar ;-) sería mucho mayor.
Pero en fin, esta vez la novedad era que estaba sólo con las tres gamberras.
Nos fuimos a una Pizzería. Deliciosa.
Llegamos prontito, el local estaba todavía medio vacío. Estuvimos de charleta con las peques tan tranquilamente. Nos oíamos hablando en voz baja, sin tener que gritar, como es natural cuando no hay ruidos de adultos.
Pero poco a poco las mesas se fueron llenando. Todos adultos. El ruido fue en crescendo.
Acabamos gritando para podernos oír. La charla se acabó. Acabamos las pizzas y nos fuimos.
Estos adultos son unos verdaderos bárbaros.



viernes, 1 de abril de 2011

Asignaciones

Hola familias:
Las asignaciones han salido ya del Centro Chino de Adopciones.
La fecha de corte es el 15 de junio de 2006 (viernes). Es decir que ha sido asignada una semana enterita!!
Por los tiempo acostumbrados, probablemente las tan ansiadas fotos llegarán a las familias a finales de la semana que viene.

:-))
Muchísimas felicidades!!

y un poco de publicidad, claro:

El viaje más importante de nuestra vida!!!


Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China