viernes, 29 de junio de 2007

ni razones para sentirse deudores del dolor

Esta tarde he recibido un mail muy bonito de una amiga y mamá adoptante.
Me escribió:

Y... nosotros cada día más agradecidos porque esta madre
biológica, que seguramente ha sufrido mucho, el destino, China
o quien sea, nos ha hecho el mejor regalo del mundo.

Nuestra felicidad florece en un terreno abonado por las lágrimas, pero
nosotros sólo pusimos la semilla, lanzamos esa semilla, la empujó
nuestra ganas de amar y llegó hasta China.

No hay culpa en esto, ni razones para sentirse deudores del dolor, si
bien la deuda con un destino generoso, esa será impagable :-))

1 comentario:

  1. Que bonita forma tienes de decir las cosas, Roberto:

    "Nuestra felicidad florece en un terreno abonado por las lágrimas"

    Me identifico con tu amiga en que me siento "agradecida". No sé si me siento "endeudada con el dolor" pero sí, siento el dolor de esa mujer que se ha quedado sin poder conocer esta niña tan preciosa.

    Culpa sé que no tenemos - eso sí que es un tema complicado. ¿Quien tiene la culpa? Los padres biológicos no creo que lo tienen... Es algo mucho más grande de todos nosotros.

    He pensado mucho en el tema de "la culpa" porque pienso que cuando mi hija crezca podría preguntarme sobre ello - sobre el "¿porqué?" de todo. No quiero que echa la culpa a nadie - ni a la política del gobierno de su país natal.

    Prefiero que a través de su historia, desarrolla una visión amplia de la vida - del "porque" de las cosas, de la complejidad.

    Espero enseñarle a sentirse agradecida por la vida misma - que sí, es un regalo precioso.

    Que sigas escribiéndonos, Roberto.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China