viernes, 25 de abril de 2008

Zhejiang

Después de Jiangxi una nueva etapa de nuestro viaje es Hangzhou, capital de la provincia de Zhejiang, limítrofe al sur con Shanghai.
Una de las provincias ricas de China, cómo demuestra el hecho que hay muy pocas adopciones y podemos constatar por otros detalles que contaré.
Una sola familia ha viajado a esta ciudad, les ha sido asignado un pequeño de unos dos añitos.
Un niño muy guapo, alegre, atento y movido.
Nos encontramos con la familia en la hall del Hotel Ramada.
Bajan con el niño en brazos, sonrientes y tranquilos.




Nos damos un abrazo y nos sentamos alrededor de una mesa, mientras dos músicos tocan varios instrumentos tradicionales.
Creo que la banda sonora de los hoteles en China es un recuerdo que tenemos vivo muchos de los que hemos viajado a buscar a nuestras peques.
Mientras las cadenas internacionales acompañan sus clientes de 5 estrellas con Chillout de lo más moderno, la mayoría de los hoteles donde hemos estado con las pequeñas/os, pertenecen a cadenas chinas y se ciñen a una música con más claros matices autóctonos, aunque no se trate de la más tradicional y difícil de digerir, comentan algunos, para oídos poco acostumbrado a la escala de 5 notas.

Sobre todo en los primeros viajes volvíamos de China cargados de CD. Hay un pop de grupos chinos, totalmente desconocido a la mayoría de los occidentales y que merecería ser conocido.


Todo llegará.


También la música más tradicional, es realmente desconocida en Europa, la mayoría la asocia a sonidos demasiados agudos, estridentes. En algunos casos los tópicos tienen una pequeña parte de verdad y una grande de equivocadas generalizaciones.


Acabamos de volver de una visita a una zona cercana a la ciudad, donde se produce un te muy apreciado.




Hangzhou es muy famosa, por el te y por el Lago.

Al ser sábado hay una tráfico terrible, ya que muchos aprovechan el día para pasear por el lago, llegan desde muy lejos autobuses cargados de turistas y la carretera, nueva, limpia, cuidada está claramente dimensionada para un tercio de los coches circulantes.

El viento levanta nubes amarillas arrancandola de los plátanos que hacen sombra en los arcenes.

Hay miles y miles de personas... y de coches.
Llega un momento en el que todo se para, estamos en medio de un atasco, lo más increíble es que el modelo más sencillo del los coches que nos rodea es un Mercedes...
Porsche Cayenne, Audi 8, BMW de la clase 7... parece una feria del coche de lujo.
Es simplemente increíble.

El lago es otro ejemplo de las características de esta ciudad.
Parece que hasta hayan peinado el césped, las plantas está podadas elegantemente, el agua está limpia. Las bicis de alquiler son nuevas y llenas de colores.


UNos trenecitos eléctrico mueve a cientos de personas de un lado a otro del lago.
¿Estamos en China o en Suiza?
No habría que hacerse esa pregunta: China es esto y aquello, y también lo otro.

Los tópico, ya lo he dicho, no funcionan en China por que se rompen a cada paso y cada día más.

Pocas veces cómo en este viaje he notado seguridad y confianza en si mismos en la actitud de muchos con los que hemos podido hablar.

Aquí saben donde han llegado y donde pueden llegar.

Mientras ccon la familia comentamos y alabamos Hangzhou, el peque juega, al principio con el papá que se levanta para facilitar la conversación, después un ratito con la mamá.
¿De estar quieto?
Ni hablar!!!

Comentamos los casos que todos hemos conocido de familias que no han quedado contentas, por lo menos al principio, con la asignación de un varón.
Con un mixto de sorpresa, a veces consternación y en algunos casos, tristemente, de enfado...
Mirando el niño que juega, no puedo que reafirmar lo que muchas veces he comentado.
No se trata de estigmatizar preferencias, en el fondo todos las tenemos, es algo natural.
Pero la preferencia tiene que ser rápidamente reconvertida frente a la realidad. No puedo evitar de condenar duramente otras actitudes.
No es escusa que pueda durar más de unas horas el hecho que uno "no estaba preparado" y le cueste actuar frente a la sorpresa.
He conocido la renuncia por el sexo del niño en dos ocasiones.
Frente a las miles y miles de adopciones en China y considerando la profunda imperfección de los seres humanos, quizás pueda ser hasta confortante que el número sea así de pequeño...


Se sabe, un caso malo canta más que 1000 buenos....

Aquellas desgracias nos hacen dudar de nuestra especie, pero aquí tenemos otras sensaciones :-) Aquí estamos en terreno de alegrías.

Estamos en terreno de sentimientos sólidos y preciosos.
Un mundo que se descubre, con curiosidad, ganas y cariño.

El peque sigue jugando, los papás sonríen. Nos comentan de la guía, de la ciudad, de los trámites, de los días pasados en Pekín, para conocer esta ciudad, ya que los trámites de la segunda semana los tendrán que realizar en Shanghai.

el viaje sigue....

1 comentario:

  1. Roberto, muchas gracias por la visita que nos hicisteis a la provincia y por vuestro interés por nuestra situación. Para nosotros fue una semana maravillosa por el encuentro con nuestro hijo en una ciudad preciosa.
    No quiero pasar por alto mi reconocimiento a nuestra guía local, Emilia Wu Wenhua, que a pesar de ser su primer acompañamiento en un caso de adopción, demostró una gran profesionalidad, cercanía, amabilidad, etc. Tenemos la sensación de haber dejado a una amiga en China más que una guía.
    Muchas gracias de nuevo por la tranquilidad que nos transmitiste y por vuestra organización.
    Itziar, Fco. Javier y Aitor

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China