jueves, 12 de noviembre de 2009

Hablan los adoptados


Se puede escuchar por internet



Cuentan su historia varias personas que tienen en común haber sido adoptadas hace no pocos años.
Son breves intervenciones telefónicas muy interesantes.
En común a todas el amor hacia los padres adoptivos, y el amor que de ellos han recibido, y las dificultades y hasta humillaciones subidas por la visión que en el pasado se tenía de la adopción.
No volvamos a lo mismo.
Lo que se gana en años, se puede perder en meses.

Antes y en el curso del boom de la adopción en España, se libró en la sociedad española por parte de Asociaciones de familias adoptantes, a través de todos los medios a disposición, una campaña para reconocer el valor de la adopción, cambiar esa idea nefasta de hijos de segunda que tantos años ha perdurado en el imaginario social.
En pocos años en los medio se dió gran espacio a reportajes sobre la normalidad de nuestras familias, fue un gran éxito. La normalidad y la felicidad conquistaban titulares. Fueron espacios de tranquilidad ganados para nuestros hijos y nuestras familias.
Pasear por la calle y recibir sonrisas en lugar de mirada sospechosas.

Hoy tengo la impresión que esa conquista se ha perdido, en parte por lo menos. Hoy en la prensa aparecen casi sólo malas noticias, caso morbosos, historia de famosos, ilegalidades, y muchas falsedades, mentiras y generalizaciones que dan una imagen errónea de nuestras familias y de la adopción, una imagen basada en casos particulares y puntuales elevados a valor emblemático del fenómeno.
La realidad no es esa.

Es un grave error creer que la denuncia sistemática y exclusiva de los casos "malos" aporta un valor positivo en si misma, esa parte de acción tendría quizás ser más interna a las asociaciones, dirigida a las familias en la fase de formación, no a través de la prensa. Claro que tiene que existir la denuncia, pero nunca la denuncia en este caso puede ir desligada de otra acción más pública, más fuerte dirigida a ofrecer a la Sociedad una imagen de normalidad, serenidad e integración de nuestras familias.
Siendo una lucha desigual es necesario tener en cuenta esta desigualdad a la hora de plantear qué tipo de empujes ejercer.

Eso serviría a nuestros hijos, y muchísimo.
Las asociaciones tendrían que valorar la función estratégica de su labor.
Y hacerlo con mucho cuidado, pensando en perspectiva.
El daño que se puede hacer a nuestros hijos adoptados es muy grande si la Sociedad vuelve a tener sólo input negativos.

Este programa de Herrera es agua de mayo y se escucha con gusto y agradecimiento, la verdad.


1 comentario:

  1. Me gustó mucho. Algunas de las intervenciones eran muy emotivas y todas coincidían en el amor a sus padres y ponían de manifiesto la enorme diferencia de la visión de la adopción de aquellos años a ahora. Estoy contigo en que no se debe desandar lo ya avanzado. Debemos estar atentos y saber diferenciar en las informaciones, las tendenciosas , amarillas e interesadas de las que aporten información que nos sean útiles para nuestras hijas y su futuro.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China