jueves, 14 de julio de 2011

Interesante estudio de la Universidad de Barcelona

Natalia Barcons-Castel, Albert Fornieles-Deu, y Carme Costas-Moragas son las autoras de una investigación realizada comparando 51 niños adoptados en China, Nepal, Bulgaria, Rusia, Ucrania, Colombia, Guatemala, Haití, Perú y Etiopía y 44 menores no adoptados.

Aparece publicado en

The Spanish Journal of Psychology

Me he enterado hoy de su existencia a través de las noticias que me llegan por Google con palabra clave "Adopción Internacional" y el correspondinte artículo en

El Mercurio Digital


Estudio UAB: Las niñas y niños adoptados procedentes de otros países no se adaptan peor que sus compañeros



El resumen en castellano al principio del estudio dice (copio tal cual desde la web de The Spanish Journal of Psychology):

Las investigaciones sobre la adaptación de menores procedentes de adopción internacional señalan que, aunque estos niños tienen un desarrollo correcto, se detectan más problemas emocionales y conductuales que en niños no adoptados. Esta investigación ha examinado con el BASC (cuestionario para padres y autoinforme) tanto los trastornos de adaptación como los rasgos adaptativos de una muestra de
52 menores procedentes de adopción internacional, comparando los resultados con 44 menores no adoptados de edades comprendidas entre los 6 y los 11 años (media = 8.01 años). 
Los resultados indican diferencias entre los menores adoptados y los no adoptados relativas a
somatización, siendo los menores adoptados quienes obtienen mejores puntuaciones en la escala, y en la escala de adaptabilidad, siendo los menores no adoptados los que obtienen mejores puntuaciones. Se han encontrado diferencias significativas en la escala de habilidades adaptativas, sugiriendo que los varones no adoptados muestran mejores habilidades que los adoptados, no encontrándose diferencias en
las niñas. En cuanto al sexo de los menores, en los varones se detecta una mayor sintomatología externalizada y depresión que en las mujeres. Entre el grupo de menores adoptados, el tiempo de institucionalización influye negativamente en la aparición de trastornos, tanto externalizados como internalizados. 
Según el país de procedencia, los menores procedentes de Europa del Este presentan más problemas
de atención, y peores habilidades adaptativas y relaciones interpersonales que el resto de menores. Destaca la aparición de más problemas de atención en los menores adoptados a partir de los tres años.

No he leído todo el estudio, pero con esto creo que hay suficiente.
Mi único comentario es que sigo en mi batalla: generalizar no sirve y no es correcto, el deseo de encasillar, de encontrar normas generales, de encerrar nuestros hijos en estadísticas, no me ayuda y no me sirve. Ni a mi ni a ellas.
El titular de que los niños adoptados somatizan menos y que tendría que alegrarnos a los papás adoptantes, vale en un caso y en otro no. Es decir, vuelvo a lo mismo. Generalizar es un grave error. Hay que observar a nuestros hijos con humildad y atención y verlos con su personalidad única. Que haya cosas por lo que se parecen "en algo" a otros es obvio, cómo también que los tópicos nacen de algo real.

Mis tres hijas son totalmente diferente la una de la otra. Una encaja con un perfil, otra podría con el perfil del niño varón adoptado en el país x, y la otra quizás una mezcla entre niña y niño adoptados en dos países diferentes, o sea inclasificable :-))

feliz y loco verano,
en Barcelona llueve a cántaros, en Madrid hace frío... la estadística y la meteorología son ciencias igual de imperfectas y ineficaces, aunque la primera haya sido y es una peligrosa arma en mano de políticos y periodistas y un largo listado de gente que ha conseguido manipularnos a todos, todos los ciudadanos de a pie quiero decir...

3 comentarios:

  1. Completíiisimamente de acuerdo, no lo podría expresar mejor. Gracias Roberto por contarlo aquí tan bien esto tan absurdo de la estadística y el encasillamiento de las maravillosas diferencias que nos definen y nos hacen únicos...; y sí,no hay patrón,
    hay que mirar a los ojos e intentar comprender el microcosmos que ahí se esconde,
    aprender
    y ayudar si es posible....;
    y sobre todo querer y respetar las preciosas diferencias...
    Un beso
    Felisa

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que en la adopción no está la diferencia, sino en el pasado vivido por el menor, antes de ser adoptado...eso sí que es fundamental...pero igual que el pasado vivido por un bio antes de incorporarse al mundo escolar...
    El maltrato que muchos niños han podido sufrir en su primera infancia, sí que marca...y me refiero a ese maltrato que consiste en "pasar de ellos, en la privación de atenciones, en la falta de estimulación, la soledad y el abandono emocional y sentimental"...Eso es lo que nos debe preocupar a los padres adoptivos...por lo demás...pues, eso...lo que dice el informe...No hay patrones...

    ResponderEliminar
  3. ESto ya resulta cansino, me refiero a los sesudos estudios sobre adopción, metiendo en el mismo saco realidades totalmente diferentes, espero de verdad que pasemos de moda pronto y la cojan con otra diferente. O que se informen de verdad de la realidad de la adopción, pero eso nOOO no vaya a ser que se encuentren con gente normal que no de para estudios ni para llenar hojas de periódicos.

    En fin PACIENCIA, como dice una amiga mia se puede ser adoptado y feliz pero a ella nadie la llama para un estudio ni una entrevista.
    Un saludo
    María

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China