sábado, 28 de enero de 2012

Polenta blanca y daditos de rape

Receta de fin de semana:

La Polenta gialla (amarilla), generalmente, es un acompañante de platos de carne, pero la cocina llega donde la fantasía del cocinero alcanza.

Nada original, a decir verdad. En el Veneto (Norte de Italia) es muy común acompañar platos de pescado con la polenta blanca, más fina, delicada y menos agresiva hacia el componente protéico del plato.

Así que he decidido preparar una cosita rápida con estos dos ingredientes.

20 minutos y ya está.

Polenta blanca, que sea de la más fácil, esa que hierves agua y sal y la echas poco a poco mezclando y lista en 2 minutos.

Por allí circula que la polenta blanca es harina de castañas.
No es verdad, es harina de maíz, pero de un maíz diferente. En una sarten pon el sofrito: aceite extravirgen, cebolla, ajo y perejil, apio (cortado todo superfinito) y cuando la cebolla se pone amarilla, echa una lata de tomate natural, sal y una guindilla.
Fuego alto y cuando hace chop chop ya bajas la llama.

Cuando la salsa empieza a tener un olorcito que le meterías un trozo de pan para chupar :-) es el momento de sumergir en ella los daditos de rape previamente preparados. Una vuelta, dos minutos de fuego y ya está, apaga y tapa bien.

Ahora pones la polenta express.

Sigue las instrucciones de la bolsa. La metes en un plato grande y le echas encima el tomate con el rape. Mezclas y sirves a la mesa, con un blanco bien frío: Chardonnay joven, un verdejo o lo que te apetezca. buon appettito!!

Resultado en familia:

Madre: repite
Paloma: repite
Chun: la prueba sin entusiasmo, pero sin quejas. y a seguir: ¡¡quiero fruta!!

Violeta: no soporta el pescado, la huele, la toca con el tenedor, hace gesto de devolver, y se levanta de la mesa.

Papá: se pone morado :-)


Esto es lo que quedó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China