viernes, 24 de febrero de 2012

Demagogia por 77 o 72 o 70...

Estos días los periódicos de Cataluña se han llenado de titulares sobre el abandono de 70, 72 o 77 menores (las cifras difieren según el medio). Número al que se llega sumando desde el año 2000. Niños abandonados por parte de familias que los habían adoptados.

Sería, si no he calculado mal el 0,006 por ciento de las adopciones realizadas en estos casi 12 años.
Dato preocupante, se ha dicho.
Dato doloroso, sin duda, pero mucha confianza en el ser humano tiene que haber detrás de las declaraciones de algunos.
Creen, por ejemplo, que endureciendo los criterios de idoneidad se conseguiría mayor perfectibilidad en la actividad del ser humano.

También me ha sorprendido el hecho que se plantee la posibilidad de pedir costes a los padres que abandonan a sus hijos. ¿se plantea? En realidad los padres tienen que hacerse cargo de sus hijos y punto.

Si existe una patología habrá un tratamiento médico apoyado o no por el sistema sanitario, según las leyes.
Si hay una grave necesidad económica por parte de la familia, los servicios sociales valorarán si hay motivos de intervención y ayuda.
¿no es así?

Se trata un tema complicado en el que por el simple echo de opinar, uno sabe que se mete en arenas movedizas.
Imposible que no te salpique un poco de... eso, digas lo que digas.
Pero me cuesta dejar pasar el tema.
Por que me molestan sobremanera los hipócritas y los cínicos que se llenan de la boca de de frases hechas y de asombro barato. No son trigo limpio.

Me temo que no existe ley, ni norma, ni protocolo, ni nada creado por el hombre, que impida que haya un margen de dolor, desastre y errores en TODO lo que el mismo ser humano hace.

Poner la lupa en un número, acompañarlo con consideraciones miradas a conseguir una reacción fácil de prever, dar ruedas de prensa... es una penosa y muy común estrategia, para distraer la atención general, para llevarla hacia el punto que interesa, enfoque que raramente, o mejor dicho nunca en estos casos apunta al tema realmente importante.

Supongo que pronto veremos las consecuencias del bombo dado a esta noticia.
Aunque para cuando se sepa nadie se enterará o unos poquitos, ya que el efecto se habrá conseguido, y la sociedad habrá bien interiorizado que las familias adoptantes, todas, son las culpables de...

No sé si me equivoco, pero considerado el panorama económico general la cosa irá por allí, por tema de dinero. O por justificar un recorte o por justificar la financiación de alguna entidad que se propone como la salvadora de las familias adoptantes y del mundo de la adopción, o las dos cosas.

En todo caso, es triste, muy triste. Desde cualquier punto de vista se quiera enfocar el tema.
Ojalá la noticia me hubiese transmitido un sano deseo de limitar el sufrimiento de los niños, un serio y honesto planteamiento para hacerlo algo de sentido común.

Sentido común es ser conscientes de que es imposible evitar un margen de fracaso en todo lo que hace el ser humano, asumirlo como una cuestión ineludible sobre la que hay que trabajar seriamente y con recursos para paliar al máximo el sufrimiento de los afectados, sobre todo de los más débiles que son a los que menos les sirven las ruedas de prensa.

Buscar la primera página de los periódico nos indica que la finalidad primaria es otra mucho más vulgar.

RP


3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, son datos que no reflejan la realidad si no se explican bien al lector, lo único que se consigue es poner en la palestra, sobre la opinión publica ,como los padres adoptivos abandonan a sus hijos y mucha gente sin conocimiento del tema empieza a opinar como si esto fuese gran hermano y lo mas triste como dices son los intereses ocultos...ya veremos por donde salen después.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una vez más, completamente de acuerdo.

    Un beso

    Alicia

    ResponderEliminar
  3. Absolutamente de ac uerdo, es una pena como estamos a expensas de la prensa y de coo ellos nos quieran contar una noticia, no he visto ni una noticia que opine de otra forma o trate el tema desde otrop angulo. Abandonar un hijo es triste y deberia tener consecuencias, el adjetivo biologico o adoptado, creo que no es importante aqui.
    saludos
    laura

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China