miércoles, 2 de mayo de 2007

seguiría adoptando en China


Ayer volvimos a Barcelona después de unos poquitos días con la familia en Sardegna.

Mi hermana y A. han tenido una niña y el viaje también tenía cómo motivo el bautizo de la pequeña.

En el aeropuerto de Girona nos encontramos con una familia que adoptó hace unos años (y en espera de la segunda asignación :-))
Ya somos tantos que es casi imposible no coincidir dos o más familias en algún lugar de este planeta
¿exagero?
Sólo aparentemente :-))


Las niñas, que con esa duda quedamos en el último post, se portaron de maravilla!!! Y esto a pesar de que la compañía - low cost - tiene la pésima costumbre de no asignar plaza, por lo que sea que te comas la cola en el embarque, estando de pié un buen rato... que no, pasando de todo y entrando el último de los últimos, es fácil que siendo 5 no consigamos encontrar 5 asientos juntos.
Y así fue sea a la ida (sin cola) que a la vuelta (haciendo cola).

A la vuelta estaba yo con P. en una fila y María con las otras dos 15 filas más allá. Blanca se durmió en un segundo :-) A P. el hecho de estar sentada separada de su papi con pasillo en el medio no le hacía mucha gracia, el azafato la hizo levantar por que en zona de seguridad no pueden sentarse los niños... pero al final todo bien, la señora que estaba sentada a su lado le preguntó muchas cosas y al cabo de un ratito le encendí el ordenata con un vídeo y hasta pude dormir unos minutos: todo un lujo!!!

Pero en fin, si hubiéramos viajado con otra compañías el billete nos hubiese costado 3 veces más caro (y si no llegas pronto tampoco te garantizan nada, obviamente...)
Merecen la pena algunas "incomodidades" por tanto ahorro, la verdad que echando cuentas sí.

La comida del bautizo fue muy rica...

Bueno ya oigo quien dice, qué tiene que ver todo este rollo con el título del post...

Perdón, es verdad.

A la vuelta nos hemos encontrado que siendo ayer 1 de mayo muchísimos medios habían comentado la entrada en vigor de los nuevos criterios por el Centro Chino de adopciones.

En Panel de noticias no hemos ni mencionado el tema, primero por que no es propiamente una buena noticia, segundo por que se trata de una noticia ya vieja, como bien sabemos todos los que estamos un poquito al tanto de temas de adopción en China.

Todo esto hablar a destiempo, con tantos errores, cómo si todo fuese nuevo... (El País llega a decir que la declaración de no homosexualidad es una novedad) es una mala publicidad para la adopción en China que no tienen mucho sentido.

Es verdad que algunas familias no podrán adoptar en China (ya lo saben desde hace meses), pero para quien cumple con los requisitos la opción de este país sigue y seguirá siendo no buena, si no una de las más aconsejables.

China mantendrá su altísimo nivel de claridad, de seguridad en todas las fases del proceso, seguirá fomentando estándares óptimos de información a los futuro padres sobre temas tan importantes cómo la salud.
Seguirá manteniendo el único viaje, una estancia de a penas dos semanas.
Seguirán pasando pocas semanas desde la asignación, la recepción de la foto, y el viaje.

Los papás estaremos con las pequeñas desde el primer día en China, sin despedidas diarias, entre lágrimas y dudas... como en muchos otros países.

La espera de la asignación ha crecido, y mucho, es verdad. Pero este aspecto tan duro de digerir, para tantos padres, es tanto duro por que justamente antes China era un verdadero paraíso para miles de familias adoptantes y hoy, en aspectos como la espera de la asignación ya no es lo que era.

Pero es motivo éste para no elegir China?
Yo creo firmemente que no.
El tiempo, sobre todo para los que vienen de años de pruebas, esperanzas biológicas frustradas reiteradamente, es un factor a valorar, pero desde aquí y ahora dejad me decir que hay muchas más cosas que hay que valorar en el momento de elegir un país (además de informarse sobre el resto de las opciones, si de verdad son más cortas... y por cuento tiempo lo serán...)

La espera se olvida, mientras hay aspectos de los trámites, de la declaración de adoptabilidad, de la realidad del país donde viajamos, que no olvidaremos por su sencillez, hay amigos que nos cuentas cosas que son mucho más duras de olvidar.
Sobre todo cuando tengamos que contarle a nuestros hijos su historia, nuestra historia y el cruce de las historias. Y si no seremos nosotros a contársela, acabarán preguntándola o buscándola solitos.

No vamos a adoptar más, con 3 niñas ya nuestra familia está a tope de felicidad :-) :-) :-)
Pero si tuviéramos que hacerlo, ahora, una vez más nuestra elección sería la misma: China, es el país de nuestras hijas y, un poco, también nuestro país.

Ojalá quien se acerca a la adopción sepa distinguir entre el titular de un periódico y la realidad.

feliznavidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China