viernes, 29 de junio de 2007

Sonreir

Esta bonita imagen (siento no saber quien es el autor, espero aparezca reclamando sus derechos !!)
la regalo a todos los enfadados y malhumorados del mundo mundial.

:-))

Uno de estos días voy a cargar mi mochila con un espejo y no dudaré en sacarlo cuando me cruce con alguien tipo el señor con el que hablé esta mañana, el tema era sin importancia, la verdad, pero quien nos hubiese observado habría pensado algo bien distinto.

Por su actitud parecía que en ese asunto se fundaba los cimientos de su futuro.

En el fondo, él y yo decíamos y defendíamos las mismas cosas, pero él replicaba, cómo una especie de eco, a veces utilizando hasta las mismas palabras, con la diferencia que en lugar de expresarse con un tono de voz pausado y tranquilo, gritaba, gesticulaba, con una cara de bronca que daba miedo :-))

Y ponía unas caras tan feas...

Si hubiera tenido el espejo lo hubiese sacado, levantado a la altura de su nariz: a lo mejor al verse tan desencajado y feo con una expresión malhumorada y fuera de lugar estoy seguro que se le hubiese escapado la risa, qué es lo que me pasó a mi.

Me miró sorprendido y con expresión interrogante y le expliqué el motivo de mi sonrisa.
¿yo enfadado? me dijo "cómo voy a estar enfadado?

Pues eso, que más sonrisas nos hacen falta.

Probad, probad los efectos extraordinarios de las sonrisa, cuanto os lo agradecen, y qué bien que sienta encontrarse con alguien que quita un poco de hierro al asunto.
Esa patina de hierro oxidado que a menudo cubre un metal limpio, reluciente, liso...

Reservemos la indignación y el enfado a lo estrictamente necesario.

P.D.

esta entrada ha sido modificada hoy viernes 29 de junio 2007.
La primera versión, releída el día siguiente, no me gustaba.


ni razones para sentirse deudores del dolor

Esta tarde he recibido un mail muy bonito de una amiga y mamá adoptante.
Me escribió:

Y... nosotros cada día más agradecidos porque esta madre
biológica, que seguramente ha sufrido mucho, el destino, China
o quien sea, nos ha hecho el mejor regalo del mundo.

Nuestra felicidad florece en un terreno abonado por las lágrimas, pero
nosotros sólo pusimos la semilla, lanzamos esa semilla, la empujó
nuestra ganas de amar y llegó hasta China.

No hay culpa en esto, ni razones para sentirse deudores del dolor, si
bien la deuda con un destino generoso, esa será impagable :-))

miércoles, 27 de junio de 2007

El silencio de la casa

Es casi media noche.
Barcelona hoy es una ciudad fresca, por la ventana abierta se cuela un airecito agradable y muy sinceramente me alegro de vivir en una calle donde puedo abrir la ventana y seguir oyendo el hilo de la música que sale del ordenata o hasta escuchar el silencio, o los pasos de un vecino que sale a quitarse las ganas de moverse un poco, y el gato de la portera que empieza a sentir deseos...

Las niñas se han ido a la cama hace más de dos horas, resistiéndose un poco cómo siempre, sobretodo en estas noches de verano, cuando la luz del día se alarga hasta pasadas las nueve y media.
Duchas, masajes, cuentos, y para terminar cierta necesaria firmeza!!

Llega la noche y se necesita un rato de tranquilidad.

Es un momento muy placentero, para los noctámbulos, cómo el que escribe, disfrutar de esta paz.

Frente a la pantalla del ordenata: que es una puerta abierta, de par en par, al mundo que nos rodea, a miles de personas, muchas de las cuales hasta tienen algo interesante que contar ;-))

Acabaré esta entrada y me dedicaré a navegar de blog en blog, de web en web, cruzando el ciberespacio...

Hasta que el sueño empiece a adueñarse del teclado ( y de mis ojos)

Entonces iré a mirar si Blanquita está en su cama o se ha levantado de puntillas para buscar un hueco bajo las sabanas de la nuestra, donde descansa su adorada mamita. Y si así fuera, la llevaré en brazos con cuidado, de vuelta a su cama, dándole unos besitos para que, aunque se despierte, el gusto de los besos ponga límite a su enfado por el alejamiento forzoso de su querida mamá.

Violeta seguramente se despertará, me pedirá agua, querrá ir a hacer pipí pidiéndome que me quede para no estar sola en una noche siempre poblada de seres mágicos y embrujados, de amenazas de ladrones inexistentes y de todo tipo de sorpresas aterradoras, y después en un momento se dormirá plácida y tranquilamente hasta mañana por la mañana.

Paloma estará durmiendo tan profundamente que despertarla para hacer pis, paso obligatorio, cada noche, para evitar accidentes, aunque sean las dos de la madrugada... será toda una aventura.

Y por fin mis dientes, y a la cama, a lo mejor casquitos y un poco de música por el ipod, dejando fluir los pensamientos de resumen de un día lleno de cosas, de llamadas, de gestiones, de ilusiones, de familias que están en China, y de tantas otras que desearían irse YA!!!

y a roncar unas horas hasta mañana cuando, gracias a dios o a quien sea, volveremos a despertarnos para seguir disfrutando del privilegio de tener lo que tenemos, del privilegio de sentir la vida y de las muchas ganas de seguir viviendola

bona nit

lunes, 25 de junio de 2007

Esta semana salen las asignaciones

El sábado pasado salieron hacia China las 30 familias que confiaron en Transmes la organización del viaje más importante de nuestra vida. Cómo uso definir en las charlas el viaje que nos conduce a nuestras hijas (o hijos claro :-)
Puedo imaginar la expresión de casi cada familia, ya que en las pasadas semanas tuvimos más de una ocasión para vernos:
La asignación, las charlas, la entrega de los billetes y de los pasaporte y de la mochilita de viaje con nuestro logo bordado... pequeñas y grandes cosas.

Un tercio voló a Cantón, el resto de papás emocionados, impacientes y llenos de felicidad :-) voló a Shanghai para desplazarse a Nanchang, donde se encontraron con los dos guías asignados.

Mientras algunos ya están con sus peques, otros están a la la espera de la asignación, dura espera, es cierto, aunque para muchas familias también la espera está a punto de acabarse!!

Pasito a pasito, todo llegará y se hará.

En breve saldrá del Centro Chino una nueva tanda de asignaciones. Cada mes hay dudas sobre hasta que fecha entrará. Este mes la cosa no cambia, pero por lo menos sabemos que seguramente entrará el 8 de noviembre 2005, ya que el corte anterior fue el 7.

Esperaremos noticias oficiales sobre la posibilidad muy improbable de que se incluya la siguiente fecha de protocolo público, que es el 21 de noviembre.
Hay alguna posibilidad.
Muy pocas pero las hay.

Para el grupo del 8 ya se han movido muchas piezas en las semanas pasadas para que cómo siempre todo lo que está en nuestras manos esté a punto.

Si entra el 21 también todo estará listo, a pesar de estar en pleno verano.

Ayer llamamos a varias de las familias que acaban de aterrizar en China para comprobar que todo iba cómo debía.
Estoy orgulloso de nuestro equipo de trabajo, pensad que ahora mismo hay dos personas que han viajado a China para seguir cerrando temas de organización de los futuros grupos.
Es una labor atenta y cuidadosa, desde que empezamos hace más de dos años con el entusiasmo de la experiencia propia, han ido mejorando extraordinariamente los servicios ofrecidos, y entre todos, uno de los más importantes, la confianza en la capacidad de hacer frente con serenidad, competencia y cordura a todas las sorpresas que puedan ocurrir.

Por que claro, a pesar de que en el 90 y pasa por ciento de las ocasiones el viaje es puro disfrute, siempre hay alguna sorpresa. Más o menos complicada, más o menos dura para la familia a la que le ha tocado.

Hemos estado muy pendientes de una niña de un añito a la que otro niño, de 4 años, en el orfanato, le tiró encima, sin querer, un termos de agua hirviendo.
Pasó un par de semanas antes de la salida de sus papás.
Ha habido fotos enviadas con informes médicos, múltiple mensajes, llamadas, valoración entre familia, médicos, orfanato, corresponsal en China y Transmes sobre qué hacer y cómo hacerlo.
La niña ha mejorado rápidamente y con los tratamientos tradicionales chinos se recupera muy bien.

Chapó para la familia que ha reaccionado estupendamente: con inteligencia, preocupación y entereza.

Ahora están con ella, desde hace un par de días.

Bueno, cómo este humilde blog no es nada oficial, voy a atreverme a hacer unas previsiones sobre las próximas asignaciones.
Las asignaciones saldrán de China entre el 29 de junio y el 2 de julio.
Llegarán en mano de las familias entre el 9 y el 10 de julio.
No estará incluido el 21 (que alegría será poder admitir de que estoy equivocado :-))
Habrá varios niños varones asignados.
Jiangxi será también este mes la provincia de mayor número de asignaciones.
Se asignarán dos niñas de 6 y 7 años respectivamente (trámites por Ecai)

En breve podré confirmar si la emisora RBCC (Radio Bruja China Connection) ha acertado con sus previsiones :-))))


Feliz verano y más felices asignaciones!!!

Reflexiones, al estilo tinto de verano


Me fui de fin de semana con el portátil a cuesta con la idea de ir escribiendo alguna nota bloguera mientras las niñas jugaban en la playa o en el jardín de la casa de Carmen y Joan, amigos con los que estuvimos los días pasados.
En Cataluña San Juan se celebra por todo lo alto con, entre otras cosas, amplio despliegues de petardos. fuentes, tracas y cohetes.
Para decir la verdad en estos últimos años la cosa ha ido tranquilizándose bastante, recuerdo que hace tiempo, desde no pocos días antes, no podías dar un paso en la calle sin que algún gracioso te tirara a los pies un petardo, un chino, un dinosaurio, en fin uno de los muchos tipos de objetos explosivos que se ponen a la venta en estos días de locura pirotécnica.

Nadie te salvaba cómo mínimo de un sustito de sorpresa... pero a menudo la deflagración era de muerte!!
La conciencia cívica ha mejorado, aunque creo que también la subida de precios en zona euros ha contribuido lo suyo.
Ciertamente todo esto de la economía no afectaba al señor que el viernes pasado, en la misma caseta donde, lo confieso, adquirimos unos bengalas, unas pelotitas que echaban humo colorado y otras 4 cositas tradicionales, el señor decía que se dejo la friolera de 560 euros de material explosivo...
y además le dio la culpa a sus hijos, al ver la cuenta sacó su repleto monedero no sin comentar: "me cuestan más los niños en S. Joan que en todas las vacaciones..." Los vendedores se miraron con expresión de éste lo poco que disfruta con los petardos...

Si en un cuento nos hubiésemos encontrado sin duda le habría crecido ipso facto la nariz de unos cuantos centímetros.

Decía del ordenador.
Las buenas (o malas) intenciones no llegaron a cumplirse y el computer se quedó en su mochilita en estos placenteros días de niños, amistades y muchas cocas de crema, frutas, piñones, gerdas, vinitos y cavas y etc. etc.

Las niñas felices y los papás también, la verdad.
La confianza da asco, ya se sabe, así que os contaré que además Carmen hizo dos comentarios sobre este humilde blog que quiero relatar en su espacio natural, o sea aquí mismo.

El primero, me dijo: Ahora cuando quiero saber que hacen los Pili Mayayo, ni hace falta llamaros, abro Adoplandia y estoy informádisima y al día. O sea "cómo te pasas contando tu vida"

El segundo: me tomó largo y tendido el pelo, como es debido, por la imagen de familia feliz que chorrea en cada rincón de estas entradas.
Supongo que si hace estos comentarios tan infelices no somos :-) así que misión cumplida
... sonrisas y más sonrisas...

De todas formas, como de lo que se me dice tomo nota, siempre, ya que acostumbro a escuchar con atención quien me dirige la palabra (ojalá hicieran lo mismo mis hijas cuando habla su padre) voy a intentar justificar la cosa. Por eso de quien se escusa se acusa, qué planteado de esta forma es lo contrario de lo que se quiere decir.
Ni yo mimmo me entiendo cuando escribo...

La perfección no es cosa de este mundo: en esto mi familia no está, ni mucho menos, fuera de las reglas.

Creo que no hace falta ir subrayando que no somos, repito ni mucho menos, la imagen de la perfección que iba con ironía comentando nuestra amiga.

¿Tendría que ir escribiendo y contando las debilidades, los errores y los fallos que cometemos en nuestro quehacer diario?

Pues si hace falta cargaré las tintas en este sentido... pero... siempre hay un pero o unas peras:
no creo sirva mucho al lector conocer los problemas vulgares que todo el mundo tiene, si nos fijamos los seres humanos en según que cosas somos muy poco originales.

El cómo y el cuando esos problemas se resuelven, se evitan o se corrigen será lectura más agradable ¿no?.

Con María hemos aprendido a saber, después de ya ni me acuerdos cuantos años de conocernos, lo que piensa el otro en muchas circunstancias.
Muchas no quiere decir todas, obviamente
Nos pasa día sí y día también de coger el teléfono para llamarnos en el mismo momento.
Hasta nos pasa que uno hace la compra para cocinar algo y el otro llega a casa con el deseo de justamente ese algo que el otro ha comprado.

El otro lado de la moneda de esta realidad es que acabas a veces haciendo lo que supones le apetece o le gusta a tu pareja y acabas por equivocarte y además de equivocarte por enfadarte por incomprendido.

A los pasotas que van a su bola esto no le pasa.

En lo bueno hay que fijarse.
Y cuando llega lo malo o los momentos de crisis, tener siempre en cuenta que es imposible que no lleguen, pero que si lo deseamos lo bueno volverá a llenar la casa, mejor y más bonito que antes.
Es difícil no estar de acuerdo en esta visión de la existencia.
Otra cosa es aplicar la teoría.

Las parejas que se quieren duran y siguen queriéndose si se plantean la vida en común de esta forma.
La convivencia no es fácil, los proyectos de uno pueden llegar a ser una imposición o una esclavitud no deseada para el otro.
Hay momentos de soledad y de distancia, hay otros en los que parece que nunca has vivido una vida distinta, ni la cambiarías por el ofrecimiento más tentador.
Lo más dulce es saber que esa pasión que nos enloquecía cuando unos eramos jóvenes, está allí, lista para volver a comerte en un momento cualquiera y para transformar lo invisible en un algo muy especial y sólido.

Estás bien con los demás si estás bien contigo mismo.

Nuestra vida va tomando caminos muy diferentes a los que habíamos previsto o imaginado.
La actitud frente a lo nuevo y a lo pasado es basilar a la hora de encontrar esa felicidad y ese amor al que todos anhelamos.

Nuestras hijas son para nuestra familia el oro que recubre y refuerza una columna ya sólida.

María escribió para su hija mayor, cuando cumplió 5 años, una historia que acaba con una de las frases más bonitas y optimistas que nunca he leído ni en mejor contesto

y es la que habéis visto al principio de esta entrada :-)

Para disfrutar del futuro hay que saber sacar lo mejor de nuestro pasado.

jueves, 21 de junio de 2007

Absurdos burocráticos

En la Administración pública, cómo en cualquier sitio poblado por seres humanos hay gran variedad de tipos, caracteres, inteligencias, falta de... etc. etc.

Así que generalizar en el juicio sobre el funcionariado es el camino más directo para cometer no sólo errores de valoración, si no profundas injusticias.

En el campo que nos interesa, he podido tocar con mano la tristeza de algunas magníficas personas que después de desvivirse trabajando en la administración para ayudar a las familias, con sensibilidad, implicación y sin ahorrar energías, han tenido que soportar los insultos de un par de idiotas maleducados incapaces de aplicar el buen criterio de condenar al culpable y no a todos sus vecinos.

Es verdad que la administración es una y que por esto, cuando las entidades expresan su protestas no dicen el "criticamos al Departamento tal salvando a fulanito que es un ángel"

Pero cuando el ciudadano en particular contacta con una persona que además es funcionario, bien haría en fijarse en los modos, las formas y el contenido de lo que este funcionario-persona les comunica, antes de disparar los cañones apuntando a esa persona en particular.

Dicho esto, que es para mi muy importante, ya que hasta que no sepamos distinguir entre los que se merecen nuestras protestas y quejas, tampoco podremos pretender que el señor que nos escucha y actúe de forma más personalizada...

...es también evidentemente y muy cierto que ciertas actuaciones de la Administración pública sacan de quicio al ciudadano y ponen a dura prueba su afán de civilización.

En estos días algunas de estas prácticas demuestran la profunda confusión que reina en algunos responsables que han olvidado su deber de actuar en defensa del interés superior de los niños.

Voy a citar algunos casos:

Leed el artículo del abogado Xavier Campà publicado hace unos días en El Periódico. Para poneros en tema copio aquí unas líneas, pero os invito a leer todo el escrito para ver como es fácil confundir la aplicación de la ley, con la nefasta, absurda y delirante interpretación de una norma.
Escribe Xavier Campà:

Una forzada e inadecuada interpretación del reglamento de la ley de extranjería obliga a uno de los padres adoptantes, residentes en España y que han adoptado a un menor en el país de origen del pequeño, a regresar solo a España, dejando a su pareja y al niño, para iniciar un expediente de reagrupación familiar que permita la entrada del menor. El expediente tiene una duración aproximada de seis meses.
Las consecuencias de esta absurda aplicación del reglamento de extranjería por parte de la Delegación del Gobierno y de los consulados españoles no pueden ser más nefastas para todos los afectados: la obligada separación temporal de los padres; problemas laborales para la pareja que debe permanecer con su hijo en el país de origen, y, lo más grave, el menor no ve culminado el proceso de adopción con su normal desplazamiento hasta el país donde va a vivir. >>>>


Más indignante todavía es la cómoda, ineficaz y superficial medida que condena a todos los inocentes a pagar por las supuestas actuaciones de uno, dos o no se cuantos irresponsables.

Me refiero a la medida de cierre de un País entero a la adopción por que se han detectado "posibles irregularidades".

En este caso es fresco el cierre de Haití a la adopción internacional.

Que se pudran los niños en los orfanatos, pero seguro que ninguno saldrá con la sospecha de irregularidades.
¿Buscar los responsables reales?

Buff, eso es mucho trabajo, además se necesita tiempo, capacidad, inteligencia, sensibilidad, experiencia... y los responsable de la decisión de cerrar un País saben muy bien que esos son bienes muy escasos y los niños no se lo merecen... así que vamos, mejor cerrar el candado y tirar la llave en el pozo, alguien si quiere ya la sacará.

Y cómo hoy ha sido día rico de noticias, no quiero olvidarme de lo que está pasando en algunas Comunidades con la renovación de los certificados de idoneidad (CI).
Pues resulta que según qué Comunidades la validez del documento imprescindible para poder realizar una adopción, o sea el CI, es de uno, en otras de dos, en otras de tres años...

La realidad supera siempre con creces la fantasía.
En el caso de China se llega a niveles de comedia del absurdo: ya que China no pide nada y a muchos les parece un sinsentido esa renovación, sacan balones fuera mintiendo sobre los responsables de la petición. Pero se dan también cuenta que enviar algo no pedido, entorpecería los trámites, cuando no están molestos por la obligación de aplicar una norma que probablemente ni les gusta, ni le parece oportuna, así que se acaban sugiriendo caminos al borde de la irregularidad... una locura.

Ahora, justo para no dejar a nadie sin aunque sea pequeñísima bronca:

¿y el sentido común dónde se ha escondido?

Las mismas familias, a menudo, nos metemos en líos del todo obviables, eso sí, para evitarlos hay que pensar un poco y a menudo la lengua (o el teclado :-)) van 10 veces más rápidos que ese sentido común que requiere, para su correcta aplicación, de calma, tranquilidad y reflexión.

martes, 19 de junio de 2007

El tiempo

Si hay algo totalmente cierto y evidente

son las inmensas carencias en cuanto a conciliación de la vida familiar y laboral de las que sufre la sociedad en la que nos ha tocado vivir.

Nuestro presuntuoso e inestable mundo occidental ha ido mejorando y avanzando en cuanto a definición hipotética de las relaciones personales, de una ideología utópica de la igualdad y en la aceptación en teoría de los derechos humanos, que son la suma de los derechos de los adultos y de los niños.

La realidad del día a día, todo lo sabemos, es otra cosa cosa muy distinta de los bonitos discursos que ya llega un punto que hasta nos cabrea simplemente oír.

Mujeres echadas del trabajo por quedarse embarazadas, machismo difundido en todas sus variables, horarios de trabajo absurdos, barreras y prohibiciones a la hora de dar permisos para poder seguir la actividad de tus hijos, sueldos insuficientes, ritmo de vida estresante, competitividad loca...

Todo esto es tan real y duro cómo un ladrillo que cae en la cabeza de un transeúnte desde el sexto piso de la finca a lado de la cual ha decidido, o las circunstancias le han obligado a pasar.
Defecto de construcción y/o mantenimiento.

Mientras se indaga y se discute el transeúnte se ha muerto con la cabeza partida por la mitad.

Por la mitad se rompen las familias, se hacen añicos las buenas teorías del cómo y cuando hacer las cosas...
Hay de todo, en este mundo. Y todo lo que hace el hombre es por definición imperfecto y sujeto a errores y defectos.
Pero cuanto sería más fácil, para todos, si la organización de nuestras vidas permitiera aplicar el gran secreto de la felicidad familiar:

dedica tiempo a tu familia

dedica tiempo a ti mismo y a tu futuro protegiendo y disfrutando de tus hijos.

Es muy difícil, por no decir imposible, aplicar las buenas teorías que tantos expertos y por todos lados ya nos van ofreciendo, cuando uno llega a casa a las tantas de la noche, cansado, mejor dicho: agotado y con en la cabeza el plan de trabajo de la mañana siguiente, cuya aplicación acertada requiere, además, hacer unas cuantas cositas antes de irse a la cama.

La verdadera estrategia para salvar a las familias que necesitan de salvación y a todas las demás también se basa, tan claro como la luz del sol, en modificar profundamente la organización del trabajo.

Sin este paso no se avanza realmente en nada, o se avanza un metro y se retrocede de uno y medio, esto al final, se paga.

-------------------------------------------------------------

lunes, 18 de junio de 2007

El privilegio de ser padres

Suelo repetir, a todos los que me caen a tiro, que soy una persona feliz y afortunada.
La felicidad no es una estado constante de la existencia.
La felicidad son picos de energía positiva, algo que podría compararse a una sesión de caricias o a un orgasmo. Seguidos de muchos más momentos de normalidad absoluta y, a menudo, hasta de retortijones.
Lo siento, estoy utilizando una terminología poco habitual, pero a veces la única forma de hacerse entender es justamente olvidarse de un lenguaje políticamente correcto.

Sin ir más lejos.
Esta tarde había sesión en la escuela: entrega de las notas de P. y charla de final de curso con la tutora de V.
He salido de allí con una sonrisa tonta que no se me quitará, ni ganas tengo de quitármela, en muchos días.
A la salida del cole caían gotas grandes cómo cerezas y el suelo olía a recuerdos.
Mi niñez, mi maestra de cuando tenía 9 y 10 años.
La plaza frente a la escuela y la cara de una niña y de un gran amor infantil.

Los sentimientos y las emociones tejen telas de miles de colores en las que las personas felices nos quedamos felizmente enredados.

La felicidad es un estado de ánimo consecuente a lo que es uno mismo y de su capacidad de rebajar la importancia de lo necio y de ensalzar lo que realmente cuenta, lo que realmente merece la pena.

No hay espectáculo más dulce que mis niñas que juegan.
Se pelean, se enfadan, pero nos buscan, a los papás pidiéndonos que nos dejemos querer.

Volvemos a casa, María ha pensado en la cena: pongo la sartén en el fuego y preparo hamburguesas, una ensalada de tomate y apio, melocotones y sandía.

V. dibuja, P. pone música, las canciones que cantaron en el curso escolar, B. baila y canta.
Las miro, y canto con ellas.
P. coge el clarinete y ensaya
Ya es la hora de irse a la cama.
Ducha reparadora a las tres.

V. reclama el masaje mágico, el masaje que aleja las pesadillas, que relaja y en el que confía, cómo en una magia.
Hay que creer un poco en la magia, si así no hiciéramos este mundo sería mucho menos bonito.
Los niños creen en espíritus, bueno y malos y tienen miedo que en la habitación se cuele uno malo.

Hace calor, es lo único que estropea un poco esta noche de verano, ya es verano, claro.
V. se levanta de la cama y me da un abrazo.

Qué privilegio ser papá de mis hijas.

sábado, 16 de junio de 2007

Nueva Ley de Adopción internacional

Ayer el Gobierno aprobó el Proyecto de ley que pretende regular la Adopción internacional en España y del que tanto se ha vociferado en estos meses.
Ahora tendrá que pasar por el trámite de discusión y aprobación en las Cortes y ya veremos cómo cambiará, cómo mejorará o cómo empeorará.
Tuve la ocasión de leer el anteproyecto de ley y lo comenté en este mismo blog.

Las buenas intenciones con las que se ha anunciado no creo se correspondan, ni de lejos, con la capacidad del articulado para mejorar el proceso de adopción internacional en España.

Espero sinceramente equivocarme, pero justamente los aspectos "novedosos" sobre los que más se insiste, por ejemplo, no son para nada una novedad.

Que no se pueda adoptar en países en guerra está definido desde hace tiempo en varios tratados que España ha reconocido y ratificado.

Hecho en falta valentía para romper con una visión de la adopción que la realidad social ha superado claramente. Esa valentía y esa visión no la tienen hoy, me temo, ni los políticos, ni las mismas asociaciones de familias adoptantes.

Tengo la sensación que muchas de las personas que se suponen expertas en este campo están sufriendo una fase de confusión global, muy poco propicia para la elaboración de una normativa que pretende ser válida para muchos años.

Así las cosas, muchas leyes nacieron en el pasado viejas y desfasadas antes de ser aprobadas.

Hoy, mucho más que la adopción internacional, está de moda hablar de los problemas de la adopción. Está muy de moda, desde hace muchos meses casi no se lee otra cosa en los medios, publicar anuncios sobre los futuros desastres de nuestras familias.

Con esta visión sólo se puede elaborar una ley castradora.

Una vez más, me temo, se están levantando barreras, en lugar de abrir caminos amplios, claros y seguros. La seguridad de muros protectores no es lo que necesitan los cientos de miles de niños desamparados de este planeta.

Habrá que volver sobre el tema, seré espectador atento y expectante del trabajo de las Cortes.

viernes, 15 de junio de 2007

Dias a tope

Estos días están llenísimos.
Las niñas tienen múltiples festivales: de fin de curso, de las actividades extra escolares.
En el trabajo, en Transmes, estamos preparando varias importantes novedades.

La semana que viene vuelan hacia sus pequeñas las familias del 1 de noviembre a la que hemos ayudado en el viaje. Estamos ya pensando, obviamente, en el próximo grupo del 8 de noviembre que será asignado en pocos días.
Quizás con los que vieron registrado su expediente, en el Centro Chino de Adopciones el día 21 de noviembre (ya veremos... ojalá!!).

He tenido varias charlas y reuniones con las familias sobre tema viaje y estoy trabajando sobre otros argumentos, en fin que no paro.

Ayer por la noche, al volver a casa a las 10 de la noche pasadas... estaba tan agotado que me enganché en la tele al Canal Cocina y me tragué casi dos horas de recetas, cocineros estrella y no, y me muy divertido y las recetas buenísimas. Seguro que alguna cae este fin de semana.

Con Brenda de Adopción por dentro hemos empezado espontáneamente un intercambio de comentarios sobre las entradas de los respectivos blogs.

Aquí os voy a copiar un comentario de hace unos días a propósito de un libro que habla de l a importancia de contar a nuestros hijos adoptados de su nacimiento, su origen, su país etc. y del riesgo de no hacerlo.

Os invito a leer el artículo para poder entender mejor el texto que sigue.

Quizás la labor de saber encontrar el momento oportuno para decir las cosas y cómo decirlas es el reto, casi diario, de cada padre.
No decir nada, no contar nada, en definitiva ocultar por miedo y debilidad, transmitiendo esos miedos y esa debilidad es un error grave, error seguro y grave y cuyas consecuencias se descubren, a veces, cuando ya no hay margen para corregirse, nos lo ha explicado muy bien Brenda en un post de su blog.

Pero tampoco es cosa oportuna y buena descargar toda la información que tenemos en el momento equivocado, por librarnos nosotros del peso y pasarlo a las pequeñas espaldas de nuestros hijos.
Hay que medir, valorar, sopesar, reflexionar el cuando y el cómo.


Si bien a veces son nuestras mismas hijas que nos enseñan el camino, que nos abren la boca :-))

Me temo que a veces sigue muy fuerte la sospecha de que los padres, algunos, quieran o prefieran ocultar ciertas cosas, por que es más fácil y cómodo, en aparencia, dejar para ese momento perfecto que nunca llega, el de contar cosas.
Además las cosas esas son tan feas y horribles... abandono, pobreza, hambre, injusticias, ley opresoras...


¿Pero tiene que ser así?
¿Es esto lo que hay que contar?
Esto asusta, a nadie que no sea un sádico le gusta contar historias cargadas de horror y de pena... pero dámoles la vuelta a esa historia: ¿es de verdad tan fea toda?
No ¿verdad? pues entonces empecemos por lo bonito, ya que una historia bonita todo el mundo tiene gana de contarla :-)

Hoy los medios técnicos a disposición son tantos que realmente no tiene perdón el no haber visto, escuchado, hablado ... de esos primeros días frente a las imagenes de las fotos, del video, de los objetos, de la ropita, de los DVds traidos de China.

Es un comienzo de un bonito diálogo, hecho no sólo de palabras, un diálogo en el que contar cosas llega ser un gusto para todos.

No se está mintiendo a nadie, sólo empecemos para puntar los focos por la parte más dulce de la historia.

Los niños necesitan cuentos, historias bonitas, y su historia, con los papás que van a buscarle en una escuela, donde una señora que no podía cuidarles, pero que les quería, les dejó pidiendo al cielo que fuesen felices, para que papá y mamá fuesen a buscarles en ese país tan precioso, lleno de colores, de dragones, de cometas, de ositos panda y de gente amable, de chinitos como tu... y en un avión muy grande muy grande llegamos a casa y ya teníamos ganas de volver a visitar ese país, mirando las fotos, los videos de las niñas que bailan y cantan... es una historia que puede contarse como un cuento de hadas.

Lo feo, lo triste, lo trágico de su historia no hay que tener prisas en contarla, cuando empiecen a leer las curiosidades saldrán por todos lados, cuando empiecen sus amiguitos a comentar cosas, todavía más.
Nunca digais una palabra a escondida y en voz baja.

Las palabras adoptar y querer hay que decirlas con voz clara y potente y una sonrisa tan grande cómo lo feliz que deseamos ser, y no digo los felicemos que somos :-) si no lo que desearíamos ser, si lo somos estupendo!!! Pero no hay que poner límites a la felicidad.

Cuantas veces he leido del dolor que tienen que superar nuestros hijos adoptados. Hay caso y caso, y hay dolor, pero nuestra historia es una historia feliz, a los papás que dudan no le insistáis sobre el dolor y el sufrimiento, enseñadle a puntar los focos en el amor y en las sonrisas.
Enseñadle a ser serenos, no sólo a asumir el peso de un dolor que parece no se acabará nunca.

La adopción no es una tragedia, es y tiene que ser el final feliz de una tragedia

Roberto

13 de junio de 2007

martes, 12 de junio de 2007

Lactosa


Esta mañana la he pasado casi entera en un laboratorio de análisis, para realizar un test de alergia a la lactosa.

Por allí pasaba un amigo y al decirle genéricamente el motivo de mi presencia en ese lugar le vino espontáneo buscar alrededor por si veía la pequeña.
Pues no!! quién hacía la prueba era el papá.
El resultado lo sabré en unos días, pero eso tampoco os importará mucho :-)

Lo que puede llegar a interesar es contar cómo se desarrolla el test, por que es posible que el pediatra pueda pedirlo.

En breve: hay que llegar en ayunas, no haber hecho deporte en las seis horas anteriores, ni haber fumado.
Lo peor, para mi, ha sido que no he podido comer féculas en las 24 horas anteriores y María había hecho una pasta fresca al pesto que tenía un perfume para morirse... pero nada, la pasta prohibida.

A las 9 menos cuarto listo en el laboratorio.
Y a soplar.
La primera hora y media cada cuarto de hora llegaba la infermera: señor Pili!
Jeringuilla enorme con agujerito a la boca y buuuuufffff a soplar...
Sales, te sientas, abres el libro y ni has dado la vuelta a dos páginas que otra vez: señooor Piiiiliiii...

Menudo rollo patatero... y con las niñas... buenooo, si eso le toca a Blanca Chun, que no consigue estar quieta ni un momento, pues sí que hubiera tenido que armarme de paciencia para que la niña no se me escapara del hospital y pidiera asilo político a la primera juguetería de la esquina...

Y justamente con Blanca estuvimos a puntito de tener que hacerlo, por que hubo unas semanitas con diarreas que no os cuento, y estaba claro: tomaba leche y ala!! el pañal perdido...
El pediatra nos dijo de dejar pasar unas semanas, para ver la evolución y de cuidar que la niña tomara leche sin lactosa y mirar las etiquetas de lo que tomaba que no fuera fresco.

La verdad descubres alucinando la cantidad de alimentos que llevan lactosa!!!

Pero la niña cambió las cacas en menos de un mes y se salvó de la prueba...

Qué suerte!!!

Educar con el ejemplo


Así cómo no podemos pretender que nuestros hijos coman con gusto judías verde o lombarda sólo por que cada vez les vendemos la moto de que están muy ricas y sanas y que hay que comer verdura (pero si nos ponen, a los papás, un plato de aquellas verduras hacemos cara de asco... )

es evidente que les será más difícil, a nuestros hijos, enfrentarse a la vida con serenidad si en su casa están rodeados de unos padres histéricos, nerviosos, agobiones , peleados y cagadubtes.

De la serie: psicología barata y eficaz

feliznavidad

la libertad que uno tiene cuando es grande

Robando páginas ajenas:

"Cuando uno era chico, nuestros padres -creo que puedo hablar por casi todos- nos negaban algún gusto para no malacostumbrarnos. Así, decir: “Mami, comprame un helado” era una lotería. A veces nos lo compraba, y a veces no. Claro que uno era realista y, en un punto, se autocensuraba: yo no recuerdo haber pedido nunca un Conogol, por ejemplo. Lo más fácil de lograr era un Torpedo, a lo sumo podríamos llegar a un Luxor. Un Conogol ni se me ocurría pedirlo, y en mi infancia debo haber comido Conogol dos o tres veces. El otro día recordaba esto en la Esso Shop de la vuelta de mi casa, y pregunté cuánto salía el Conogol: tres pesos, y entendí todo. Igual me lo compré. Tres pesos es caro para un helado, pero barato para comprobar la libertad que uno tiene cuando es grande.

Fuente: Puto el que lee [Blog] 24 de mayo de 2003

domingo, 10 de junio de 2007

Paseos por la blogosfera, inmigrantes e idoneidad

He vuelto a leer el artículo que José Luís ha publicado en su Pasión por China En defensa de los chinos, y de allí he abierto el blog Persiguiendo una ilusión que yo mismo me he sorprendido de no conocer hasta ahora... creo por que lo confundía con Camino de una ilusión que tengo aquí entre los enlazados.

Me he paseado por él, tiene un montón de enlaces, le dedicaré más tiempo.
Uno de los que he abierto ha sido el del Encuentro anual de equipos de Orientación, que se celebró en Madrid el 16 y 17 de marzo de 2005.

Hay un artículo de Antonio Ferrandis Torres, Jefe del Área de Adopciones del I.M.M.F, titulado “SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS DE LAS FAMILIAS CON HIJOS ADOPTADOS. PAUTAS EDUCATIVAS A TENER EN CUENTA” (leerlo)

Las pautas educativas están al final del escrito (que apunta a ser un esquema de los puntos que A. Ferrandis habrá comentado en la conferencia).
Pautas o decálogo mínimo de competencias para obtener la idoneidad y esperar de ser buenos padres adoptivos, o sea lo que tendríamos que tener interiorizado para evitar que se nos aplaste el listado de horrores que precede los 10 puntos (los copio más abajo).
Son, efectivamente, temas que todos los padres adoptivos tendríamos que tener muy digeridos.

En el mismo encuentro hay una mesa redonda, donde Consuelo Marco Martínez, Profesora de Lengua Española y de Lengua y Cultura Chinas en la Universidad Complutense de Madrid, habla de LOS INMIGRANTES CHINOS EN ESPAÑA

Es un escrito bastante más largo que describe con claridad y riqueza de datos la realidad y el desarrollo de la inmigración china en España, su reglas internas, la situación social etc.

Vivimos en un mundo en el que las cosas cambian muy rápidamente, pero su lectura nos ayuda a comprender muchas cosas (sobretodo si no se ha tenido relación directa con chinos inmigrantes o representante de alguna asociación).

Aquí os copio los "10 pasos" de A. Ferrandis:
[...un menor propuesto para adopción necesita unos padres que...]

1. Han superado una visión simplista de la adopción ( A rescate @ , A salvación @ , A ofrecer oportunidades @ ...) que impide tomar conciencia de la pérdida y el abandono inicial del adoptando y condiciona una relación paterno-filial de A donación-agradecimiento @ .

2. Aceptan profundamente la realidad inicial del adoptando y son capaces de transmitirle la información de su origen y acompañar su crecimiento integrando naturalmente esta realidad ( la revelación ). Y a la vez son respetuosos con su intimidad y la del niño, sin caer en un exhibicionismo frívolo.

3. Tienen capacidad (o disposición para desarrollarla) de aceptar las reacciones de un niño ante las pérdidas y su proceso de adaptación no exento de desajustes y conflictos. Son capaces de tolerar la frustración que ello implica, intentar comprenderlo y en caso necesario pedir ayuda.

4. Son capaces de transmitir al niño la aceptación positiva incondicional que merece por ser hijo. Y a la vez son capaces de fijar límites.

5. Son capaces de ayudar al niño a desarrollar una visión positiva de sí mismo, lo cual incluye su origen, sus antecedentes y sus peculiaridades.

6. Pueden identificar sus propias fantasías respecto al hijo que vendrá, especialmente sus deseos y expectativas; y cuestionarlas, y relativizarlas, y anticipar dificultades que ello pueda plantearles.

7. Son capaces de aceptar la diferencia . Pueden relativizar sus propias aspiraciones en cuanto a aspecto del hijo, éxito escolar, relaciones, logros sociales... No muestran expectativas rígidas en cuanto a lo que debe esperar de un niño

8. Son capaces de asumir con cierta naturalidad la búsqueda de los orígenes, la elaboración de una novela familiar , los futuros deseos de contacto (reales o ficticios) sin sentir amenazada su condición de padres o sentirse agredidos.

9. Tienen experiencia y recursos como para llevar a la práctica un estilo educativo respetuoso y razonado, en vez de rígido y punitivo.

10. Han superado tópicos respecto a antecedentes nacionales, culturales, raciales o genéticos que les haga interpretar al hijo desde parámetros deterministas.

sábado, 9 de junio de 2007

recuerdos


Esta foto tiene unos 40 años, el pequeño es quien escribe y a lado mi madre, tenía unos 27 años, estábamos en una playa de mi tierra, Cerdeña.

Mi madre ya no está, hace seis años se la llevó una recidiva de un tumor, tenía poco más de 60 años. Cuando pienso en ella con mis peques delante, es inevitable calcular que si yo me muriera con la misma edad, P. la mayor de mis hijas tendría unos 25 años, y la pequeña ni 20.

Cuando mi madre murió yo tenía casi 40 años. Su nieta P. acababa de cumplir dos, realmente se fue ni una semana después de celebrar, todos juntos, los dos añitos de P.
Mi hija se acuerda de algo y gracias a las fotos, algún vídeo y las palabras, también de más cosas.

Yo recuerdo aquellos días como una marca en mi débil memoria: qué días tan duros... con el sentido de culpabilidad de un hijo que vive lejos, y que no está presente en los momentos más dolorosos de la enfermedad, cuando sabes que quién te quiere desea más que cualquier otra cosa que sus hijos estén cerca y están lejos...

Creo mucho en el destino, y me voy preparando por si las circunstancias, ese destino, la vida o cómo quisiéramos llamarle, acabara llevando a otro lado del mundo a mis queridas hijas, en situación parecida a lo que a mis padres les pasó.

No pienso en esto a menudo, ni mucho menos, pero todo está allí.
Qué lleguen a vivir lejos mis hijas es cosa probable, en este mundo trotamundo donde todos nos movemos... quién más, quién menos...

P. nos ayudó a superar los días de un final tan amargo, no os podéis imaginar cuanto. Aplastando la tristeza con su contagiosa obligación a sonreír.
Ella pequeña, alegre, llena de vida.
Su abuela se iba pero la miraba sacando una sonrisa no sé de donde, mientras en un susurro le repetía che bellina, che bellina (qué guapa, qué guapa...) acercándole la mano en una caricia que imagino de sufrimiento atroz, por que sabía todo lo que se iba a perder en un futuro que ya se le acababa.

No llegó a conocer ni a V. ni a B.

Hoy con las niñas mirábamos unas fotos preciosas que les hicieron hace poco a las tres, el día de la boda de mi hermana.
En esas foto hay un enorme vacío, estamos todos y no está mi madre.

No sé por que os machaco y me machaco escribiendo estas cosas.
Con las lágrimas que mojan el teclado y dudando si hacer bloque y borrar todo.

O quizás sí lo sepa.

Es la necesidad, en estos momentos, no sólo de contar si no de gritar a todo el mundo lo que sentimos.
Es la necesidad de un homenaje a los seres queridos que sin querer se han ido.

Es la necesidad de reconocerles que si aquí estoy, hoy cómo soy, es gracias a muchas cosas, y es gracias a ellos.

Hay que amar a nuestros hijos sin esperar de ellos agradecimiento alguno.
Hay que educarles para que aprendan a volar por si solos y sepan conquistar el mundo, su trocito de mundo, tan grande cómo ellos deseen.

Hay que quererles sabiendo que llegarán días en los que su vida se extirpará de la nuestra y llegaremos a ser hasta un estorbo, un obstáculo, una jaula.

O que se alejarán a cientos, miles, y miles de kilómetros por que así lo exigen la circunstancias y los pasos que tienen y ojalá hayan querido dar para ser mejores personas.

Pero sabiendo que las querré sin pedirle nada a cambio... o casi nada ;-) me conforta esa ilusión de que cuando dentro de muchos años pensarán en su madre, en su padre, puedan llegar a sentir lo que he sentido por mi madre, hoy y muchos otros días.

Qué pena que no esté ella para contárselo...

PD

Con mi padre hablé ayer mismo, está vivo, y pesado!! cómo nunca :-)))
Espero poder seguir hablando mal de él por muchos años, quisiera decir que sigue vivo y tan tremendo como hasta antes de ayer, a pesar de todos sus achaques y de su mala salud de hierro.
Confío en que no lea estas líneas, por que ni sabe de este blog, ni lee castellano.
Está pachucho y solo...

Bueeeno, aquí lo dejo, que cada uno tiene su familia y con eso suficiente cómo para meterse a leer de los rollos de las de los demás :-))

feliznavidad

viernes, 8 de junio de 2007

Dibujos para colorear


A mis hijas les encanta colorear dibujos, creo que una de las web donde se pueden encontrar más dibujos es la de Simone Rossi.
No conozco este chico, pero parece una persona simpática ¿no?

PD
del 22 de octubre 2007
La web de Simone Rossi está en obras desde hace tiempo, os paso otro enlace: Disegni da Colorare, no es tan completo pero hay para elegir!

jueves, 7 de junio de 2007

¿Qué quiere decir adoptar?

Esta tarde estábamos en la cocina los 4, las tres pequeñas cenando, la mamá trabajaba hoy hasta las tantas por unos exámenes y nos dejó solitos... Por eso los 4, una cena sin mamá... vaya cena... en fin.

Casi siempre ceno con ellas, cosa que no favorece mi salud, por que si ceno a las 7 y media con ellas y me voy a la cama a las dos de la madrugada, cosa bastante frecuente, es evidente que no aguanto hasta entonces sin tocar bocado... Ni falta hace decir cuanto la báscula nota la recena....

Aproveché esta vez para esperar a María, las siete y media era verdaderamente demasiado pronto, pero P. estaba hambrienta así les preparé un solomillito a la plancha y una pasta con queso, de postre yogures, cerezas y melocotones.

Nos reíamos con las monadas de Blanca: "perdone eh!" "perdone..." indicándome la botella de agua ya que le había dejado el vaso vacío... y las caras que ponía por una cereza demasiado áspera :-)

En esto hubo un comentario de una de las dos que me empujó a preguntarle a V. si se acordaba que quería decir adoptar.
La primera respuesta, la verdad, ni me acuerdo exactamente lo que me dijo, no tenía nada que ver con el significado de adopción, creo que entendió en lugar de adoptar la palabra adorar...

entonces le repetí la pregunta de otra manera:
V., tu sabes que eres adoptada, pero ¿te acuerdas que quiere decir eso?

y me contestó: "que me queréis mucho"

:-)

Denegaciones de idoneidad

A raíz del artículo del otro día, una amiga me ha enviado una nota sobre una asociación: Afaprovi
Leyendo la web de Afaprovi ha sido instantáneo recordar otros lugares y otros tiempos...
Mirad esa sensación está muy bien reflejada en algunas páginas de una web muy conocida y visitada "Historia Humanas" y en especial su apartado denuncia social.
A veces he tenido y tengo la desagradable sensación de que en lugar de avanzar estamos retrocediendo. Otra obviedad... quizás...

Quién me conoce sabe muy bien que no es mi posición la de criticar por principio una denegación de idoneidad, ni mucho menos!!
He vivido muy de cerca unos cuantos casos de denegación de idoneidad en los años en los que he sido miembro del C. técnic d'Avaluació (que podría definirse cómo el organismo responsable en Cataluña de la concesión, o no, de las idoneidades para la adopción) , pero justamente esta experiencia y las muchas horas de conversación con familias y representantes de asociaciones de otras Comunidades me permiten hablar con algo de conocimiento del tema.

No voy a repetir lo dicho en la entrada del otro día, (aunque dejadme repetir el consejo de leer los comentarios recibidos).

Todo es mejorable, casi siempre: las leyes y las normativas, los reglamentos y las instrucciones. Pero una cosa es cierta: por cuanto mal hechos estén todos estos instrumentos, si quien tiene el poder de dirigir su aplicación lo hace con espíritu positivo, acabará sacando lo bueno de donde en apariencia no se puede sacar nada.

La pena es que, muchas veces, pasa exactamente lo contrario...

Gracias!

Bueno, más que tengo, quiero agradecer públicamente a los amigos visitantes y lectores: que además de perder el tiempo leyendo este humilde blog, lo enriquecen con sus comentarios. Tanto es así que dentro de poco será más interesante leer los comentarios que las entradas y quien escribe ya se irá directamente al paro...
Bueno, a descansar el teclado y la yemas de los dedos.
Mañana más!!

Ciao

martes, 5 de junio de 2007

¿Obviedades?

Cuando caen entre mis manos informes sobre familias que han tenido problemas en la adaptación de sus hijos (adoptados o no) es muy fuerte la sensación de que el camino hacia el agujero del sufrimiento estaba anunciado por múltiples señales desde, casi, los comienzos de la historia familiar.
Señales, claro, que en su momento no fueron detectadas en todo su potencial de peligrosidad. Otras señales fueron interpretadas hasta en sentido contrario y positivo, otras más leídas cómo "causas o avisos de desastre" sólo después del daño realizado.

No es fácil, ni para un buen profesional, entender la complejidad de una persona, de dos personas, que forman una pareja y que desean tener hijos, que tienen hijos y que desean tener más y valorarles en pocas horas de charla, por que se está tratando con personas "normales" en el sentido de libres de patologías evidentes.

También conozco a varias familias que "potencialmente" podían tener una situación parecida a las que sufrieron la crisis, pero que han conseguido llevar a cabo una vida familiar normal, con su más y su menos, pero sin caer en el recordado agujero.

También conozco a familias que eran casiperfectas y que después se han transformado en otra cosa.

Conozco muchas familias sobre las que, puestos a valorar, las dudas se amontonaban y que han acabado creando un hogar de felicidad y serenidad.

Está claro que si pudiéramos ver las cosas empezando por el final de la película el desarrollo de la misma nos resultaría mucho más claro.
En la vida real las cosas no van así.
Ni somos las mismas personas siempre, ni está claro lo que nos va afectar y provocar cambios.

La interacción con los niños que entran en el núcleo familiar modifica aún más esta variabilidad.

Me temo que la idoneidad para una adopción, en si misma, es muy incierta... casi mejor sería no utilizar una palabra tan definida.

El informe psico-social, a pesar de torpes intentos de camuflaje, es la descripción de la situación de una familia en un momento determinado.
Parece más una imagen instantánea, parada y estática de unas personas a las que se le concede o deniega un visto bueno, un visado hacia el cumplimiento de ilusiones.
Así no está bien.
La motivación a la adopción tendría que ser el núcleo de todo el informe y se reduce a nada...
La predisposición a aprender tendría que ser el eje de todo el trabajo.

¿se puede mejorar esta situación?
Con eficacia sólo en el caso en que quién habla se sienta libre de hablar, no se sienta juzgado, si no acompañado y pueda llegar a darse cuenta que quizás mejor que no, después de haber descubierto que aquello no era realmente no sólo lo que imaginaba, si no tampoco lo que quería.

Pero esto no se consigue de forma eficaz con la acumulación de casos desgraciados finalizados a meter el miedo en el cuerpo a la gente que se acerca a la adopción.

No hay que disuadir de la adopción, hay que enseñar, lo que puede pasar de bueno y de malo.

Hasta hace nada por un lado de la barricada estaba la administración disuadiendo por sistema y por el otro las asociaciones de padres animando también por sistema y estatuto.
Los padres no son, ni mucho menos, defendibles al 100 por 100
Pero tampoco la administración hace el real interés de los niños desamparados actuando como enemigo de los futuros adoptantes.
Hay lugares donde el acercamiento ha sido muy proficuo, en otros se sigue insistiendo en la misma forma de actuar, y si las consecuencias no serán muy dramáticas, dependerá por suerte, la experiencia nos lo enseña, del hecho que la gran mayoría de los seres humanos tenemos capacidades que nos ayudan a superar los problemas, cuando surgen.

Así cómo se habla en algunos países de "disponibilidad a la adopción" en lugar de "Solicitud de adopción", se podría hablar de "capacidad potencial de ejercer la paternidad"
No he dedicado mucho tiempo a pensar la definición más correcta, pero tendría que ser suficientemente abierta para que todos entendiéramos que las cosas no son de una forma inmutable y permanente.
La palabra crea realidades.
Esto nos ayudaría a todos: administración, profesionales y familias a entender que no hay que dejar de aprender nunca, que para hacer bien las cosas no es suficiente, una vez empezadas dejar, que transcurran por si solas, que es - en realidad - lo que pasa casi siempre cuando estalla un problema.

Los grandes comercios lo han entendido hace no demasiado tiempo: hay que dejar las puertas abiertas para que hasta quien no lo necesite decida entrar en el establecimiento.

Dejando una puerta abierta de par en par, desde la definición hacia el planteamiento de lo que es ser padres se haría más fácil, para quien lo necesitara, buscar información, datos y ayuda.

Percibo en muchos lugares una nueva forma de prejuicio, una renovada actitud castigadora que sirve sólo para que quien tiene problemas prefiera esconderse.

No se trata de echar del proceso adoptivo al 30 o lo que sea por ciento de familias, eso NO sirve de nada.
Y lo demuestra con creces el hecho que en aquellos países donde la idoneidad es más restrictiva el nivel de fracaso adoptivo sigue siendo igual de presente (¿o más?).

Siempre he intentado oponerme a una restricción de los criterios para conceder la idoneidad, basados en factores superficiales cuales los ingresos y los estudios, la "perfección" de la historia familiar, el nivel social de la misma, cierto tipo de recursos que han permitido al solicitante desenvolverse en la sociedad y tener éxito.
Para cuidar de un niño, acompañarlo y crecer con él no es necesario ser una persona que ha conseguido un nivel social elevado.

Las personas más sencillas, las que no han llegado o no han sabido estudiar uno de los muchos manuales publicados en decenas de páginas de internet sobre lo que hay y lo que no hay que decir en las entrevistas para la idoneidad, las que se han expresado con ingenuidad y han planteado ciertas dudas o afirmaciones políticamente incorrectas al profesional que los examina, acaban a menudo siendo el blanco de psicólogos y trabajadores sociales con poca experiencia y muchos prejuicios.

Al fin y al cabo los casos más sonados de fracasos en la adopción no vienen de la gente sencilla.
Es totalmente cierto que no es suficiente el amor para resolver ciertas situaciones, pero por favor, tampoco tenemos que ir hacia el exacto contrario.
A veces leo páginas de sabiondos o escucho conversaciones que me hacen temblar.
Un abrazo hace a menudo mucho más que un discurso repleto de palabras frías.
No se pueden siempre sostituir las palabras con los abrazos, pero puestos a elegir confiaría más en alguien que sepa abrazar que en el frío hablador estilizado...

Las dos cosas tienen que coexistir, indisolubles: formación y capacidad de amor, humildad y cariño.
Puedes llegar a enseñar a casi todo el mundo cómo enfrentarse racionalmente a un problema.
Es mucho, mucho más difícil enseñar, a alguien que no sepa, a sentir ese amor incondicional y sin peros que necesita percibir un hijo para enfrentarse a la vida.

Y los fracasos vienen con más frecuencia justamente desde aquellas personas que no son capaces de ser equilibrados entre la enseñanza, la paciencia, la comprensión y la aceptación de la diversidad.
De las que no saben aceptar a sus hijos por lo que son, que los rechazan cuando no llegan a cumplir las aspiraciones y expectativas más elevadas planificadas para ellos.

Quizás en Adoplandia tengamos la ventaja de los novatos: podemos aprender de los errores de los que tiene más experiencia, pero sin olvidar que hay aspectos de la forma de ser y de existir y de relacionarse que son muy propios y nuestros y diferentes a los de, por ejemplo, una adoplandia más antigua tipo Estados Unidos o Suecia.

Ojalá no cometamos el pecado de querer trasladar exactamente las vivencias de allí aquí, por que acabaríamos cometiendo un error garrafal.

domingo, 3 de junio de 2007

Etapas dificiles

Los 8 o 9 años representan en la infancia un primer paso serio hacia la etapa más complicada de la adolescencia.
Un primer escalón de prueba de su desarrollo intelectual y de su fuerza interior.
Los niños con esta edad empiezan a darse cuenta de muchas más cosas.
Empiezan a tener ganas de saber hasta donde pueden llegar.
Siguen siendo niños, no hay que olvidarlo, pero ya su visión del mundo, de si mismos y de las relaciones personales se hace más compleja y profunda.
Si con 3 años la primera etapa de autoafirmación se resolvía, en sus momentos de crisis, con las rabietas, a los 8 años las rabietas pierden el diminutivo y, a veces, se hacen verdaderos enfrentamientos con sus padres o con otras figuras de su entorno.

Si la capacidad de visión de un individuo no alcanza el kilómetro y a un kilómetro y medio está su casa quemando, dicho individuo no se dará cuenta que su casa está en llamas y seguirá como si nada grave estuviese pasando.
Con las debidas diferencias, sobre los ochos o nueve años parece que a nuestros hijos les hayan regalado unos prismáticos, ven detalles lejanos antes no percibidos.
Puede que algo de lo que ahora ven no les guste.

Descubrimos asombrados este paso importante en su evolución: en lo bueno y en lo malo, en lo positivo y en lo negativo.
En algún caso la sorpresa es mayúscula: nuestros pequeños nos miran con una expresión ya tan mayor que nosotros mismos nos sorprendemos por el cambio, cómo si fuese repentino.
No lo ha sido.

Una vez más la mejor forma de actuar consiste en pararnos a pensar, mantener la calma, sacar la paciencia de donde sea e ir ajustando el tiro, con firmeza y mucho sentido común.

Para evitar de fallar: nuestra reacción no puede ser blanda o inexistentes, los niños necesitan de nuestra guía para no acabar como agua sin muro de contención, desparramadas en todo los sentidos.
Tampoco tenemos que pasarnos: esta etapa tiene que servirnos para preparar el terreno para huracanes muchos más potentes, no matemos moscas a cañonazos.

En esta fase nuestra autoridad todavía no se pone en entredicho (siempre que haya sido ejercitada anteriormente con eficacia y medida)

Es fundamental equilibrar el castigo, con el cariño y con la vuelta a la normalidad en breve.
De todas formas si un castigo resulta necesario y oportuno, igualmente necesario, ni más , ni menos del castigo, es hablar y explicar el motivo de nuestra reacción frente a sus actuaciones.

Las palabras por si solas pueden o no ser suficientes, lo ideal sería que lo fuesen. Pero el "juego" va subiendo de tono y un no expresado, el otro día, por mi hija mayor con actitud excesivamente desafiante se ha convertido en la negativa a aprobar, en el curso de varios días, ni una sola de las peticiones (referentes principalmente al campo lúdico) realizadas a su papá.

Es casi más difícil mantenerse firmes para los papás, que para los niños aguantar el castigo, pero hay que hacerlo.
Es una de las dificultades del ser buenos padres: cuesta muchísimos más la firmeza, aunque el castigo impartido sea justo y equilibrado, que olvidarse del tema y hacer cómo si nada hubiese pasado.

Cuidado: tened en cuenta que los niños tienen mucha más memoria que nosotros :-)

saludos

Mala prensa

Sigue en aumento la campaña de alerta sobre los posibles desastre en el futuro de nuestros hijos adoptados.
Se sabe que las malas noticias venden más que las buenas.
Hoy he leído un artículo que publica La Razón y no tiene desperdicio. Peor forma de tratar un tema nada sencillo no podían encontrar.
Estas mezclas de entrecomillados, opiniones y comentarios son tremendas.
¿responde a algún criterio pensado?
¿responde a alguna finalidad tener un dato delante y concluir afirmando el exacto contrario de lo que ese dato demuestra?
El fracaso en la adopción internacional es mínimo.
Nada de lo que hace el hombre tiene éxito al 100 por 100.

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China