miércoles, 7 de mayo de 2008

Alergia o sea: menudo susto!!


Ayer por la noche la pequeña se acostó que no eran ni las siete de la tarde, le había subido la fiebre y estaba cansada.

Estos días en los que el calor se transforma en frío con sólo sentarte en un lugar sombrío y con el aire que corre, es fácil deslizar en un resfriado.


Se fue a la cama sin cenar y sobre las seis de la mañana nos despertó, hambrienta y una vez más febricitante.

Cómo otras decenas de veces hemos hecho, pasamos del paracetamol de la noche al ibuprofeno de la mañana (no citaré las marcas, muy conocidas por cualquier mamá y papá), por supuesto después de un buen vaso de leche con galletas.


A las dos horas la peque había empezado a transformarse.

Antes una roncha roja en el pie, a los pocos minutos en la tripita, acto seguido en los ojos, las manos empezaron a parecerse a una colección de salchichitas rojas y por fin los labios tan hinchados que casi no podía hablar.


Nos fuimos a toda prisa al CAP pero en los escasos veinte minutos que esperábamos la llegada del pediatra la situación había mejorado ostensiblemente.


Por otra parte Blanca no había perdido el buen humor ni un minuto. Se miraba las manos deformadas y hablaba con dificultad por la hinchazón de los labios , pero de callar ni hablar y de ponerse triste y llorosa tampoco.


El pediatra coincidió en lo que parecía claramente una alergia al ibuprofeno.

A pesar de que tantas veces lo había tomado, pues hoy tocó sesión de susto.


Por suerte hay otras opciones de antipirético, así que hemos descartado, por el momento hacer pruebas de alergia.

Eso fue otro susto: " las pruebas se hacen en el hospital, con el adrenalina a mano, por si a caso..."

Pues no gracias, por lo menos de momento y hasta que no sea aconsejable por otras potentes razones.


1 comentario:

  1. Que suerte que los sustos sean solo sustos.
    Isabel

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China