domingo, 5 de octubre de 2008

Un mundo lleno de injusticias

REPORTAJE: JUSTICIA INJUSTA
A la cárcel por nada
Una hermana le denunció. Un detective forzó una confesión falsa. Fue declarado culpable y un juez le envió a prisión. Tras 20 años de pesadilla en EE UU, Marty Tankleff sale libre e inocente


"La terrible lección de mi caso", dice Tankleff en una entrevista con EL PAÍS en Nueva York, "es que esto le puede pasar a cualquiera, que no existe protección adecuada para personas perfectamente inocentes cuando el sistema se empeña en que son culpables".


Publicaría de todas formas este artículo, por que la frase que dice Marty Tankleff es terriblemente cierta y emblemática... 
Pero hay otra coincidencia, sigue el Reportaje:

"El padre de Tankleff, Seymour, era un hábil hombre de negocios. La madre, Arlene, una apasionada de las orquídeas. Marty no era su hijo biológico. Lo habían adoptado recién nacido. Vivían en una lujosa mansión con vistas al mar en Long Island, en el Estado de Nueva York, que les había costado un millón de dólares, y que hoy valdría mucho más."

1 comentario:

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China