martes, 29 de enero de 2008

Las cosas no son tan sencillas


En Panel de noticias he comentado un artículo de David Jiménez sobre la adopción en Camboya

Por si alguno quisiera leer artículo y breve reflexión:
Aquí

No es tan sencillo, no.
Nuestras hijas adoptadas querrán saber detalles que no conocemos. Y no por que no hemos querido saberlos, si no que simplemente no se saben.

Tendremos que lidiar con situaciones que no son tan puras, fáciles, ni correctas, sin tener culpa alguna por ello.

Tendremos que mirar esta verdad, sufrir en ella y alegrarnos si no provocará demasiado dolor en los que más queremos. Si somos capaces de dar la medida de las cosas y saber comunicar que el amor sí importa, quizás lo consigamos.
El deseo de tener hijos y quereros, hijos, sí importa. A pesar de que algunos quieran quitarle importancia frente a otras sospechas...

Que no, no hemos estado dudando todo el rato sopesando un pasado del que al fin al cabo podemos controlar e influir muy poco.
Que la decisión de haceros parte y la más importante de nosotros es pura y dulce y tan importante o más que otros trozos de historia.
De vuestra historia, que es nuestra historia, desde el momento que sin vacilar o vacilando os hemos querido: haremos tejidos con el que protegernos del frío, aunque esa tela sea tan áspera que nos escocerá cada momento la piel y la carne.

Pero estamos aquí para luchar con ello y ser felices, muy felices con vosotros: hijos.

Desprecio o ninguneo a los que son capaces de ese brutal cinismo, que juzgan, y condenan con inaguantable ligereza, que son capaces de aceptar la muerte e il dolor de miles de niños levantando la espada de principios más crueles que la ignominia que condenan....

Pretenden darnos clases de honestidad, enseñarnos el camino que hubieramos tenido que escoger, cuando no le interesa un comino ni un niño, ni mil, ni diez mil... que escriben olvidando que cada dos teclas hay un niño que no ha recibido ni un beso, que creen, en sus cómodas sillas solitarias, que pueden conducir el mundo con palabras necias, jatándose de ser perfectos... esperando medallas y aplausos de un público, si cabe, todavía más necio.

Este mundo es una mierda, hay dolor y sangre que gotea a cada esquina, olor a pudrido donde corre el dinero a ríos... pero ustedes que condenan el gesto de esa madre que busca algo mejor para su hijo entregandolo por 4 perras y queman vivos a aquellos que han cogido la mano de ese niño y le han abrazado, están más cerca de ese apestoso encorbatado que se está forrando a costa de los dos hilos de cuanto no pueden ni quieren imaginar.

Dediquen señores su indignación a guerras que realmente sirven, miradas, que ayudan a mejorar el mundo buscando por cuanto cueste y complicado sea, los verdaderos culpables y no se dediquen a bombardear a ciegas a todos: inocentes y culpables, convencido que por haber escrito lo que han escrito se has salvado de la salpicadura...

Disculpen, queridos lectores, pero a veces es necesario sacar la tapa de la olla que hierve...

lunes, 28 de enero de 2008

volver a la ilusión de un niño

una de las cosas más triste que nos pasa cuando nos hacemos adultos es la pérdida de la magia.

Dejamos de creernos muchas cosas... y no voy a hacer aquí un listado ni largo ni corto, por que sé que hay niños que me leen con sus papás y no quiero para nada adelantar descubrimientos que irán haciendo poco a poco a poco, creciendo, a menudo muy a su pesar.

Además lo de dejar de ser niños es una obligación, no hay escapatoria, uno a lo mejor se resiste, pero las responsabilidades nos empujan una y otra vez a actuar cómo "adultos".

Para la mayoría, actuar cómo un niño frente a según qué situación es la peor crítica, casi un insulto, y así se lo toman muchos: hacen algo y pronto llega el palo:

"eres cómo un niño pequeño" te espetan...

ahhh, diosmio, lo que me ha dicho!!! acabamos pensando ofendidos...

Qué pena.

Así que no hay muchas ocasiones de sentirnos a gusto con esta parte de nuestra alma, para los que en el fondo (y no tan en el fondo) disfrutamos en ser conscientes que con la infancia hemos perdido muchísimos, aunque sepamos que gracias a esta conciencia también seguimos ganando algo.
Esta frase me ha salido un poco larga. Voy a repetirla de otra forma.

Sé que haciéndome grande he perdido mucho. Quizás si un mago me ofreciera la posibilidad de volver a ser un crío me lo pensaría...
Pero sé que creciendo algo he perdido: me gustaría poder volver a disfrutar ingenuamente de tantas cosas, creerme las historias cargadas de magia que poblaban mi pensamientos cuando era pequeño.
Me gustaría no sólo sonreír cuando mis hijas me preguntan o cuentan cosas que hacen gracia por ser de niñas, que son fruto de esa especial, feliz y confiada imaginación, si no que me gustaría poder disfrutar completamente con ellas de los miedos y de la esperanza que la magia nos ofrece.

Esta mañana Nuria Mestres, en ese pequeño caramelo que es La Puntual (confieso mi ignorancia... es la primera vez que iba, todo un descubrimiento :-)
me ha hecho volver por una hora a ese estado de gracia, en lo que puedes creerte todo y ser feliz por eso.

El espectáculo se titulaba "Violeta i la lloca Paola" y Violeta era un encanto de títere, que nos miraba con sus ojos negros y su cara simpática y sorprendida... y te olvidabas del brazo que la movía, mientras bailaba, se hacía la dormida o volaba por el escenario...

precioso!

martes, 22 de enero de 2008

Autoestima y caracter (parte 1)

Es evidente que estos dos elementos son fundamentales a la hora de cruzar la vida, superar las dificultades, ganar batallas, aceptar derrotas, y volver a comenzar.

El carácter y la forma de ser de cada uno es muy importante y es algo que se tiene, innato, en parte o en buena parte, independientemente de las circunstancia de la vida.
Pero nada en nuestra vida viene por si sólo, ni tiene valor absoluto, quedando fuera o lejos de la influencia de cuanto y de los que nos rodean.

Las experiencias de la vida, de la que somos responsables, pero nunca los únicos responsables, pueden compararse al regar una hipotética planta con la que aquí nos identificaremos: regar una planta es fundamental, pero podemos acabar matándola por exceso de prudencia (escasez de riego) o ahogándola por exceso de protección, de agua.

Hay plantas que se mueren a los dos días de maltrato y hay otras que aguantan, aguantan, aguantan y que si tienen la suerte de que el jardinero asesino desaparece, hasta llegan a volver a enseñar su gracia, las hojas relucientes, vuelven a florecer.

La naturaleza nos ofrece miles de ejemplos que nos ayudan a entender.
Pero es evidente que no somos plantas, o eso por lo menos suponemos.

De vez en cuando me encuentro con escritos sobre la adopción en los que se dramatizan de forma desmedida y se magnifican en exceso los problemas, los riesgos, la debilidad e incapacidad de los protagonista de la historia de hacer frente a su vida. Con frecuencia últimamente.

Se observan con una lupa enorme todas y cada una de las supuestas señales que podrían suponer una alarma de desastre... todo lo demás se olvida o se le quita valor.

Se acaba ofreciendo una misera y triste imagen de nuestras familias, y se traslada esta triste descripción a cada uno de sus miembros. El color negro, gris y marrón son los únicos utilizados para llenar estos cuadros.

Cuando tengo un problema que me provoca angustia, de nada me sirven los que me deprimen insistiendo una y otra vez sobre la gravedad del problema.
Yo ya me he dado cuenta que es un problema, por que me hace sufrir.
Si no me hiciese sufrir no sería un problema.

...hemos quedado en que sí me hace sufrir.

Así que, mejor, sigo en ese planteamiento.
Si el tema x o y o z no me hace sufrir no es, en este momento, un problema.
Pero llega el enterado y me ataca: oye, tu están tan contento y sereno, pero ¿has pensado en que podría pasarte esto, eso y / o el otro?

Gracias, estaba bien y me has j... el día...

Pero llega el día en el que realmente estoy mal.
Entonces aparece el tío de antes y empieza: jo' haces mala cara, se te ve agotado... sabes un amigo mio tenía un aspecto parecido al tuyo y la ha palmado... y no te lo pierdas, se fue al médico y se equivocó de diagnostico, le dio un tratamiento que en lugar de salvarle fue el golpe de gracia...

Gracias, estaba mal y me has matado...

En el día a día con mis hijas, intento siempre evitar actitudes derrotistas.
Ellas pueden, y si no pueden en ese momento no pasa nada, podrán mañana o pasado. Nunca hay que rendirse a la primera, ni a la segunda siquiera!!!

Hay que dar ánimo, transmitir la confianza que tenemos (en ellas) y si no la tenemos, cosa de por si muy grave, por lo menos a callarse, respirar hondo y actuar cómo si estuviéramos seguros, al 100 por cien, que ellas sí pueden: Y tanto que pueden!!

Antes o después también reflexionar qué es realmente importante, qué es básico para ser felices.
Hay temas que no tienen importancia real alguna.

Confiar en uno mismo.

No hay nada más duro que convivir cada día, dentro de los mismos zapatos, compartiendo la misma mirada, escuchando los mismos sonidos con un alguien del que no confiamos.

Tu puedes.
Éste es el mensaje.

sábado, 19 de enero de 2008

Enfermería

Vaya semanita...
Desde el lunes nuestra casa se parece más a una enfermería que a otra cosa.
Por suerte no se trata de nada más que de patologías que entran en la normalidad infantil, pero todo se multiplica por tres, y por suerte de momento sólo por tres, aunque María va con Frenadol incorporado...

Primero cayó V. el domingo pasado, ni a los dos días fue la hora de P. y al siguiente de B.
La mayor está con unas anginas que la martirizan, el antibiótico ha tardado un poco más de lo deseado en hacer su efecto.

V. no consigue salir del todo de la gripe, aunque el médico dice que no tiene infección bacteriana. Mañana, me temo, tendremos que volver a llamarlo, la pequeña, la que parecía estar mejor, esta tarde ha tenido un nuevo bajón, mejor dicho un subidón de fiebre que nos hace temer que la gripe haya pasado a anginas o...

ya veremos cómo pasa la noche.

Así va el baile, al ritmo intenso y frenético de termómetros, Dalsy, Apiretal, Flumin, Antibiótico, Própolis, leche caliente con miel, pelea para que tomen frutas (vitaminas) y vomitonas de mocos cada dos por tres (lamento ser tan directo, pero supongo que la mayoría de los lectores o tienen hijos y entonces ni se inmutarán, o desean tenerlos, o sea que se vayan preparando...)

Poco a poco se alargan los ratos tranquilos, pero entre el miércoles y el jueves fue realmente un coro de llantos, de dolores de garganta, de fríos que se transformaban en sudores, y más vomitonas, diarreas, y los:
me duele!
Estoy cansada!
Me siento mal,
Me aburro, no quiero,
Quiero...

En fin, por supuesto agotador, despertarse 20 veces por la noche, mientras una se duerme se despierta la otra, acaba de tomar la medicina y por un golpe de tos vomitona y otra vez, sábanas, lavarse, llorar, consolarlas, tranquilizarlas, intentar que se relajen y vuelvan a dormir...

ni has llegado a la cama y ya oyes el lamentoso quejarse de la otra que pobrecita está con pesadillas y tos, y... efectivamente le vuelve a subir la fiebre.

Pero más y además que el agotamiento, lo más duro es verlas que están malitas, con esos ojitos lúcidos por la fiebre, sin sonrisas, sacudidas por la tos, se te rompe el corazón, y no poder hacer ya otra cosa que acariciarlas, estar cerca, intentar distraerlas del malestar, abrazarlas, esperando que el Dalsy actúe rápido y puedan, ellas, descansar un poco.

Las fotos que aparecen en esta entrada están hechas casi todas por la pequeña. Aquí la tenéis enfadadísima por que no quería dejarle la cámara después que le cayera.

Entonces me prometió que tendría cuidado y aquí tenéis el reportaje.

Empezó por un autoretrato, ya más contenta...

Se dedicó a realizar 75 tomas todas con el mismo título: " hermana plácidamente dormida en el sofá"

Después la músico de la casa, con su teclado recién estrenado...

y también V. y el papá frente al ordenador, cómo siempre...

la foto de los morros la hizo el papi, la expresión lo dice todo :-))


Volver a casa (Morning Tears)

Los que vivimos en Barcelona a partir del 4 de febrero, en la Casa Elizalde, tenemos una cita imprescindible, empieza la exposición fotográfica organizada por M.T. con las imágenes de Tim Dirven.
Fotos tan cargadas de sentidos, de historias, de sonrisas y lágrimas sugeridas entre colores y grises, que han merecido un "prestigioso premio: el 'European Newspaper Award' en el apartado de mejor reportaje fotográfico" (informa el Blog de los voluntarios españoles de M.T.)

Copio el texto de la presentación en catalán de la web de la Casa Elizalde

Tornar a casa
Fotografies de Tim Dirven

per a l’organització Morning Tears
4 al 29 de febrer

Morning Tears somnia amb un món on els drets dels infants existeixen també pels fills dels presoners... On els governs de totes les nacions protegeixen els interessos d’aquests infants tan vulnerables... On els infants amb pares a la presó o amb pares que han estat executats poden créixer amb dignitat... On els infants d’arreu són responsabilitat de tots. Morning Tears somnia en reconstruir el món pels nens que han perdut el seu.
Acte central: 8 de febrer a les 19h Projecció del documental “El orfanato de los malditos” de Vicenç Sanclemente

martes, 15 de enero de 2008

Crónica en directo desde China



Cristina está actualizando su blog desde China:

su viaje a casa...

Es una de las familias a la que hemos organizado el viaje y nos da la alegría de poderles seguir en directo, no os lo perdáis.

Ahora están en Nanchang y nieva... eran años que no caía un copo de nieve en la capital de Jiangxi, el tiempo se ha vuelto imprevisible... bueno, en realidad siempre lo ha sido


Buenn viaje familia y seguid contando!!

Enero 2002

Hoy va de fotos

re-ordenando una de las estanterías, me he encontrado el otro día con los CD de las fotos de nuestro segundo viaje a China, en búsqueda de la pequeña Violeta.

Diciembre- Enero de 2002-2003

Fuimos a Changsha, Violeta nació en Changde, a unas 6 o 7 horas de coche de la capital de la provincia de Hunan

En la primera foto, estamos todavía en el Hotel de Changsha.

Mientras aquí a la derecha en Pekín, en la Ciudad Prohibida.

La Tata de M. la mayor de Gemma y Ramón, con los que repetimos segunda adopción y segundo viaje, cuida de los carritos.
Dos familias, 4 carritos :-)

Cuida de los carritos y más de las niñas... de las dos que dormían placidamente, en ese momento.

Hacía mucho frío.
El invento de llevarse los plásticos fue una buena idea.
Protegían del viento y creaban una burbuja templada, sobre todo cuando había un poco de sol. Engaña la foto que es luminosa, pero en la realidad el sol no bastaba por si solo a salvar la sensación de congelarse, con 12 bajo cero... en algunas ocasión.

Aquí no hemos vuelto a casa, ni mucho menos, podéis ver en la mesa: salchichón, jamón, chorizo, lomo, fuet, hasta tortilla de patatas... Rioja y Cava... es noche vieja del 2002, en el hotel Crowne Plaza de Pekín (antes de la reforma de hace dos años, ahora no están tan abiertos a acoger familias con niños, sobre todo cuando se trata de un grupo y sobre todo por una cuestión de precio, ya que han cancelado los acuerdos especiales con las agencias de adopción)

Muchas veces en las charlas antes del viaje, se me pregunta si se pueden llevar a China embutidos envasados al vacío.

Desconozco si hay alguna ley que lo prohibe, creo que últimamente se han firmado algunos convenios que han abierto un poco más la puerta a estos deliciosos productos. Sin duda deliciosos.
Pero María y yo no nos llevamos nunca nada, por que nos encanta probar de todo (todo todo yo, casi de todo María) y no hay motivo de llevar provisiones, en China, con la comida no sufrimos de morriña, pero claro, tampoco ponemos el cartel de prohibido a nadie :-)

De hecho esa tarde, 31 de diciembre de 2002, nos habían llevado a cenar para celebrar el fin de año a un delicioso pato laqueado, pero claro, con horarios chinos a la seis y media de la tarde ya estábamos de vuelta.
Así que después de un paseito, corto por el frío, G. y R. nos propusieron celebrar el fin de año con productos típicos made en Spain de la que tenían maletas, frigo y estantería llenos.

Comilones cómo somos no nos hicimos de rogar mucho...
Aunque también es verdad que casi todo se quedó en los platos...

En China se come muy bien y al final tampoco ellos pudieron con todo lo que se habían traído temerosos, entre otras cosas, que su hija mayor M. y la Tata pasaran hambre.
En China, lo repito una vez más, se come muy bien.

Y aquí está el papá con sus dos joyas, en la hall del hotel, creo de Changsha, con expresión de quién ha ganado una etapa de las más difíciles, de las más bonitas, de las más felices!!

Y todavía allí no sabíamos si la familia hubiese podido crecer más.
En el fondo el deseo estaba, pero otra cosa es saber si hubiéramos podido: el tiempo, el trabajo, la adaptación de las peques...

Todo nos fue tan bien, que Blanca llegó tres años más tarde, tercer viaje en el marzo de 2005.

Merecerá otra entrada, antes o después.

Las web de las pequeñas las tengo bastante abandonadas, pero para quién no las conociera (serán muy pocos, por que sobre todo la de Paloma tiene muchas más visitas que este humilde blog) aquí os paso el enlace

Paloma, Violeta, Blanca

feliz año, una vez más
lo iré repitiendo por lo menos hasta el verano :-)

domingo, 13 de enero de 2008

Actuar

Sólo las acciones cuentan.
Nuestros pensamientos, por buenos que sean, son cómo perlas falsas hasta que no sean transformados en acción.
Seas el cambio que deseas ver acontecer en el mundo.

Ghandi

viernes, 11 de enero de 2008

Han salido las familias a buscar a sus pequeñas


Buen viaje!!

Esta tarde han salido hacia China buena parte de las familias que viajan con Transmes del último grupo de asignaciones.
Sus niñas están en Jiangxi y en Jiangsu.
Mañana saldrán las que van a Hunan, Mongolia, Guangdong.

Ha sido un viaje muy especial, lo que hemos bautizado 1312 por la fecha de registro el 13 del 12, diciembre de 2005.

Un viaje especial por la rapidez con la que hemos conseguido organizarlo, gracias, una vez más, a la labor de la Agencia de la Mujer y, por supuesto, del Centro Chino de Adopciones: de los varios departamentos implicados en los trámites necesarios para cerrar con éxito esta última fase del proceso.

Terminada la labor de organización en España, el camino sigue en China.
Empieza una nueva etapa, la más deseada, ansiada, la más complicada sin duda... y la más feliz.

Los días nunca son iguales, siempre hay novedades, situaciones, problemas por resolver, motivos de preocupación y de tristeza. Razones por ser alegres, para reírse o sonreír, para sentirse satisfechos.

La vida a menudo nos juega malas pasadas. La injusticia se manifiesta en las formas más dispares. Hay carretadas de injusticia.
Un acusación falsa se transforma en una condena. La maldad gana la batalla.

Confiamos en que no la guerra...

Nace un niño y muere un chaval, con sólo pocas horas de diferencia.

Entonces tomas las medidas de las cosas, de las situaciones y entiendes que no hay medida, que la proporción es la falta de equilibrio, pero que ese equilibrio no puedes dejar de buscarlo, nunca.

Mi primo tenía 18 años, y se lo ha llevado un cancer.
Brotan las lágrimas y menos mal que todo el dolor no se queda dentro a romper el corazón.

Mis pequeñas están aquí, juegan.

La mayor ya en plena fase bronca: y quizás haya que hablar de pre-adolescencia, con ocho años no ha perdido tiempo a meterse en esa etapa en la que los hijos, con frecuencia creciente, te meten a prueba, con sus no, con sus respuestas descorteses, con su forzar las situaciones.
Con su descontento reiterado.
Con su protesta por cualquier cosa, con sus pataletas y su vuelta repentina al buen humor.

Aguantar, aguantar y todavía más aguantar, buscando el equilibrio entre la firmeza y la flexibilidad. Nada fácil, está claro.
Iremos haciendo... y compartiendo experiencias y dudas.

Un tobogán de situaciones que enriquece y agota.

Cierro los ojos y veo mi primo, este verano... sin pelo por la quemio, con una mirada de adulto, que ya sabe, una mirada que da pena y duele cómo una cuchillada.

La peli de la realidad sigue a ritmo frenético... los aviones que salen, las llamadas y el correo, el teclado que no para, y esa mirada dura de ojos firmes que te persigue metiéndose en cada pequeño espacio libre...

Las niñas que te reclaman, y las llamadas... cómo tragarte un trozo de papel sin agua.
¿te estás ahogando?
Resistes, vuelves arriba y sigues, aguantando.

El abrazo de tu mujer, saber que estamos aquí, para juntar fuerzas, que nunca sobran.
No es fácil, claro que no.
La vida sigue, mojada de lágrimas que se secan, a pesar de todo, por el sol que sale, cada mañana, a veces limpio, claro, fuerte, otras veces entre bufos de vapor y niebla.

Hay que tomar las medidas de las cosas, saber que no podemos permitirnos de dar la misma importancia a todo y que si sabes hacerlo y aguantas habrá premio seguro.
Aprender que mañana volverá a salir el sol, aunque llueva.

Bienvenido 2008.



----------------
Now playing: Erik Wollo - Sounds Of The Seen Part II
via FoxyTunes

colores


La desesperación de la espera

Sigo recibiendo muchos correos y llamadas de familias en espera de asignación.
No puedo decir más (no hay en realidad mucho más que decir) a lo que escribí hace unas semanas en este mismo blog, en la primera nota después de la visita al CCAA.

En una de las últimas cartas escritas acabé con una frase que desearía compartir con vosotros:

Mi consejo, hoy, puede ser uno sólo: no olvidéis a los que os quieren y que os están ahora cerca. Todos y también a vosotros mismos.
A veces los deseos no alcanzados son tan fuertes, que borran lo que tenemos a mano, hacen borrosa esa felicidad de la que podríamos disfrutar... aunque no esté en nuestras manos lo que más deseamos, no podemos olvidar que el tiempo no vuelve atrás y vuela.

Es un grave pecado no luchar, aunque sea contracorriente, y a pesar de una realidad ciertamente dura, contra el desánimo que nos impide disfrutar de un trozo del camino, de nuestra vida, de esa parte que ya no volveremos a pisar nunca.

miércoles, 9 de enero de 2008

Educar al respeto y a la tolerancia

¿Cómo será el mundo mañana si no educamos a nuestros hijos a respetar a los que nos rodean?

Nos rodean personas, corazones que laten, ojos que ven y aman y lloran, mentes que reciben y procesan, estomagos que tragan y digieren, personas pintadas con pigmentos blancos, negros, chocolate y un sin fin de colores variados.
Personas. Gentes con creencias distintas, con culturas diferentes, con deseos diferentes.

Pero no todo vale.
No me vale la violencia, ni física ni verbal, no me vale la mentira, no me vale la maldad, no me vale la provocación, no me valen las trampas y la prepotencia.

Para crecer y ser feliz no sirve ser dos, aunque sin duda ayuda, ni la felicidad es negada por ser una o ser uno.
No es necesario ser hombre y mujer.

¿Cómo será el mundo mañana si dejamos que la brutal naturaleza, el instinto o los que se llaman a representar los planes de dios en la Tierra decidan de nuestro futuro?

La injusticia es un veneno que abona a menudo los campos sembrados de semillas por los justos, pero esa flor preciosa y bella que esperábamos llegará a florecer.

Sólo contámolo a nuestros hijos.



----------------
Now playing: Ismael Serrano - Ya Ves (Ya Ves- Bonus Track)
via FoxyTunes

martes, 8 de enero de 2008

Quiere volver a ser un niño


Siempre podremos recordar, pero nunca volver a ser. Forma parte de la realidad, ¿no?

Es un comentario precioso que hace una lectora a una preciosa entrada del blog Escribir es vivir que se titula : Quiero volver a ser un niño

En realidad el autor acaba de salir de la niñez, un niño o poco más, con sus 16 años cuando escribió dicho texto.

Es sano, aconsejable y oportuno leer estas páginas que nos acercan a lo que serán nuestros hijos en un tiempo que llegará sin casi darnos cuenta.

Todavía hay gente que piensa que internet es un peligro, para los adultos y más para los menores.
Todo, claro, puede llegar a ser un peligro.
En realidad internet nos acerca, nos abre puertas, nos ayuda a comprender, nos ofrece casi a la carta recursos valiosísimos. Aunque algunos insistan en difundir la idea contraria.

Sobre este tema es muy interesante la entrevista que publica El País, el domingo 6 de enero, a Manuel Castells, donde pueden leerse frases cómo esta:

"Los medios de comunicación tienen mucho que ver. Todos sabemos que las malas noticias son más noticia. Usted utiliza Internet, y sus hijos, también; pero resulta más interesante creer que está lleno de terroristas, de pornografía..."

Nunca mejor dicho, y si no mirad el titular y lo que escribe en el mismo periódico, el mismo día, Lola Galán en el reportaje publicado con el alarmante título:

Devueltos al orfanato.
Una de cada cinco adopciones desemboca en situaciones dramáticas - La voluntad no siempre puede evitar la ruptura

El otro día publiqué una entrada en la que copiaba unas líneas del blog de Brenda Adopción por dentro, la podéis leer un poco más abajo, el 5 de enero y se titulaba: ¿De donde procede la información?"

Pura casualidad, hubiese podido hacer el contraste de títulos: " Me ha gustado" los que escribe Brenda, me ha profundamente disgustado el modo, la forma y el contenido, los comentarios y la estrategia de pseudocomunicación aplicada en ese reportaje.

Es muy interesante cómo las palabras de Manuel Castells ven una práctica demostración en pocas páginas de diferencia.
No sé qué le ha pasado a El País, últimamente cuando hablan de adopción aplican ni más, ni menos los criterios de superficialidad, morbo y alarmismo que la prensa rosa aplica para tratar sus temas favoritos.

Y además siempre en primera página... después algunos dicen que no, que no hay campaña anti adopción. Claro que la hay.
Los profesionales serios, los que buscan con honestidad las razones de los problemas, son los que necesitamos las familias adoptantes. Son pocos y escaso favor le han hecho a alguno citándolo en según que artículo.

Necesitamos profesionales serios.
No necesitamos para nada los que se dedican a propagar la confusión en la opinión pública, los que se ofrecen generosamente a vender cierto tipo de agua al público sediento de malas noticias, de escándalos o desastres, donde no los hay.
La normalidad aburre, pero es una sólida realidad para casi todas las familias adoptantes.

Las dificultades en las relaciones padres/hijos también existen, es un problema que no hay que tapar, ni esconder, ni mucho menos. Es absolutamente claro, que artículos cómo éste y formas de actuar parecidas no sólo no sirven, si no que son absolutamente contraproducentes.

Así actúan algunos: cogemos un caso o dos sobre cien, les ponemos delante una buena lupa y venga!!
Qué les importa si están ofreciendo un imagen falsa, equivocada, sesgada, parcial, llena de errores garrafales, de interpretaciones superficiales, fruto de la ignorancia y el desconocimiento de la realidad, y de paso echando un poquito del barro de la sospecha encima de todo el colectivo de los padres adoptantes.

Justificar el mal trabajo de un "informador", con la idea de que hay que hablar también de los problemas, es, en casos cómo éste, un insulto a la inteligencia y una forma de rendirse a la necesidad de la mentira.

Hay un escape en casa de un vecino, para que alguien, no sé quién, se ocupe del asunto hay que decir que el 20 por ciento o mejor, todos los vecinos tienen las cañerías rotas y echando agua sucia por la escalera... aunque no sea verdad.

Es inaceptable.

Mirad la forma de utilizar lo que dice Ana Berástegui, cito:

Aunque el porcentaje de adopciones truncadas en España es todavía muy bajo -en torno al 1,5%-, Ana Berástegui, profesora de la Universidad de Comillas y una de las pocas expertas que han realizado un estudio empírico del tema, calcula que una de cada cinco familias con hijos adoptivos "vive situaciones muy problemáticas", al filo de la ruptura.

Las situaciones muy problemáticas, frase entre comillas, se refuerza con un al filo de la ruptura que se inventa la periodista y así justifica el titular que se ha inventado para llamar la atención:
Devueltos al orfanato. Una de cada cinco adopciones desemboca en situaciones dramáticas...

El mensaje está servido, está aquí "demostrado": que el 20 por ciento de las familias adoptantes viven una situación dramática y de ruptura.
Ya no es ni el 5, ni el 10 por ciento (de otros escritos y publicaciones y que ya parecían una barbaridad) no ahora es el 20 por ciento... y tan frescos.
Es, simplemente, indignante.

Los padres adoptantes ya tenemos una condena y si no me creéis leed los comentarios que aparecen al final del artículo, no es de extrañar que digan lo que dicen, cuando las únicas fuentes que tienen son artículos cómo el citado.

Tampoco tiene desperdicio la frase de C. V. que ha llegado a esta brillante conclusión:

"Todo el que adopta debería entender que es tan necesario llevar al hijo adoptivo al psicólogo como al dentista"

Qué solución más genial!!

¿Tenéis la idea del nivel con los que nos podemos encontrar las familias adoptivas cuando buscamos ayuda?
Por lo menos hubiese dicho: "para los padres ir al psicólogo..." mirad, casi me hubiese parecido más sensato...

Si ciertas reticencias existen, en buscar la ayuda de un profesional, dependen quizás justamente de la actitud de algunos profesionales y más dependerán de la mala calidad de la información que se lee siempre más a menudo en la prensa.

No todos los periodistas son iguales, no todos los profesionales son iguales, por suerte.

Hay muchas formas de plantear las cosas.
El 27 de mayo de 2007 la misma Ana Berástegui era entrevistada por otro periodista en otro medio. LNE también ha publicado artículos bastante malos sobre adopción, por eso no hay que pensar que unos son siempre buenos y otros son siempre malos, ni mucho menos, hay que ver, caso por caso. Pero leed, si os apetece, esa entrevista y observad la diferencia de planteamiento, de matices, de capacidad de análisis, sea de Ana Berástegui que del periodista A. Rubiera, que la deja hablar. Por ejemplo en sólo estas dos breves frases que cito:

-El porcentaje de rupturas es del 1,5 por ciento. Esos son padres que van a la Administración a decir que han fracasado, pero sabemos que hay también lo que llamamos seudorrupturas: que es cuando al niño o niña le ingresan en un centro psiquiátrico, en un colegio interno... y deja de haber una relación cotidiana como familia. Pero, en general, a las familias les va bastante bien.

o

-Los más frecuentes son los síndromes antisociales o agresivos y la hiperactividad entendida como problema de atención y movimiento. Pero se ha tendido a mirar en exceso ese tipo de situaciones como un problema y yo creo que es un análisis incorrecto, ya que las familias adoptantes tienden a pedir ayuda más que las familias de hijos biológicos. Están más sensibilizadas y preocupadas por ofrecer el mejor de los entornos y eso les lleva más al psicólogo o al psiquiatra. Mi opinión es que las diferencias de estos niños con respecto a la población infantil general son muy pequeñas, y la mayoría de los niños remontan bien esos daños previos que puedan tener por las duras experiencias que hayan vivido.

Depende de la finalidad de cada uno: si lo que interesa es tratar con seriedad de un tema se utiliza cierta forma y contenido. Si lo que interesa es buscar más visitas en la página se actua de la forma en lo que lo ha hecho El País. Es un pena y una actitud muy criticable.
Y que conste, por si acaso, que estoy suscripto a este periódico, no se trata de otros motivos, se trata simple y llanamente que en el tema de la adopción internacional no hacen más que meter la pata... sus motivos tendrán, pero no me vendan la moto que es para defender a los niños, o a las familias, ni a los que necesitan ayuda.

Una vez más feliz año a todos!!











sábado, 5 de enero de 2008

Me ha gustado

Uno de los peligros de la sociedad de la información moderna, y en esto los Blogs son una faceta más del conjunto, es la rapidez con la que caducan las noticias, en nuestro caso las entradas publicadas.
Me deleita volver a mis webs favoritas para buscar antiguos textos.
A menudo entro antes por el enlace a las entradas de hace 9 o 10 meses, que en la home page.
Así que hoy, paseándome en Adopción por dentro me he re-encontrado con unas frases que me gustaron el 29 de octubre y que me permito de aconsejar leer íntegras en el Blog de Brenda: Adopción por dentro, en la entrada ¿De donde procede la información?

en general damos demasiado atención a los estudios. Los resultados de un estudio pueden ser interesantes, fascinantes, increíbles - pero no son más que "los resultados de un estudio". Y un estudio puede haber sido mal hecho, puede haber sido afectado por una falta de objetividad no consciente por parte de los investigadores, puede haber sido contaminado de alguna forma.

Los resultados de cualquier estudio son para publicarlos en revistas científicas especializadas para que otros expertos del mundo entero pueden discutirlos y volver a repetirlos para luego volver a publicar sus resultados y así ir formando un cuerpo de conocimientos que puede ayudarles a formular teorías al respecto.

El problema es que los resultados de un estudio salen en los medios de comunicacion como si fueron hechos reales y probados...

fuente: Adopción por dentro

jueves, 3 de enero de 2008

miércoles


Después de unos pocos días de vacaciones en la Val Brembana al norte de Italia, en un hotelito donde no teníamos ni conexión a Internet, hemos vuelto a Madrid a casa de la abuelita.

Cuando estás bien, puedes estar bien en cualquier lugar.
Las niñas se los pasan pipa en el trineo, patinando sobre hielo, pero también jugando el el parquecito al lado del hotel, con un tobogán y una prima mayor que les haga caso.

Mas conocer el mundo ayuda a ser personas más completas. Ayuda a entender que tu rinconcito es un punto rodeado de otros miles de puntos.
Si has aprendido a mirar esa maraña de puntos cómo algo natural será también más fácil reconocer caminos, abrirlos y no tener miedo a hacerlo.

El miedo y el desconocimiento son el padre y la madre de entre las peores actitudes de los seres humanos.

Los papás disfrutan de verlas felices, y lamentan que la tranquilidad nunca dure demasiado. Siempre hay motivos para pelearse, aunque por suerte nunca son graves.

Levantas la mirada y casi 3000 metros de montaña llenan el paisaje, el agua se congela en los riachuelos, el aire es frío y limpio.

Las cara se le pone roja por las carreras y los 4 bajo cero que nos rodean, apretamos el sombrero y la bufanda y buscamos momentos de serenidad, lejos de las preocupaciones que intentamos dejar aparcadas en un rincón de la oficina.

He tenido tiempo de leer dos libros!! En fin que felicidad al estado puro :-)

Lo bueno dura poco. Ayer fue un día muy largo de trabajo, y casi no vi a las peques. Salí que estaban dormidas y volví que estaban a punto de irse a la cama.

Por la tarde recibí en el telefonino, que es cómo en Italia se llama el móvil, 3 mensajes iguales de la mayor que jugaba con el móvil de la madre.
María le dijo de enviarme un SMS diciendo "papá te echamos de menos".
Eso por lo menos fue lo que me explicó mi mujer.

Pero en la pantalla del móvil apareció otra frase, y por 3 veces... apunto la repetición a la inexperiencia de mi hija en el manejo del aparato, pero no deja de ser sintomático y me hace reflexionar.

La frase fue esta, tres palabras todas pegadas:
"papaeresunburro"

al llegar a casa casi a las diez de la noche estaba claro que tenía toda la razón del mundo...

miércoles, 2 de enero de 2008

¿Cambiado el numerito?


Feliz 2008 a todos

...ya ves, los niños no saben de fechas, de días señalados en los que esperar a que las cosas cambien.
Se meten en la fiesta, disfrutando de la alegría, o sorprendidos por las actitudes de los mayores.

Rara vez las cosas cambian un día para otro.

Casi siempre, cuando el cambio llega inesperado, es que no hemos sido capaces de percibir las señales que nos llegan en el día a día

repito, feliz año (y si no veis el n.8 en la imagen es el momento de ir al oculista)

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China