lunes, 23 de abril de 2007

andando a la escuela


O del cómo transformar una rutina en un juego.

Hay que hacer una premisa: sobre bio-ritmos.
Si pudiera elegir mi horario de trabajo no empezaría pronto por la mañana, la verdad que no.

Cómo estoy frente a esta pantalla hasta las tantas de la noche, por la mañana el obligatorio despertarse - normalmente a las siete, siete y media - no es lo que más me gusta. Si me he acostado a las dos o a las tres de la mañana, me gustaría poder abrir los ojos a las ocho y media, nueve.
Cómo veis tampoco pido tanto: 5 o 6 horas de sueño...

Pero es imposible, el ritmo de vida de este mundo no acompaña el deseo. Y si no ya están mis hijas para recordarme "papaaaá despiertaaaa!!!"
Sobre todo la segunda que al primer rayo de sol está de pié pidiendo galletas.

Al final resultará que su papá es un dormilón, qué equivocada y a veces injusta es a veces la imagen que damos de nostros mismos cuando falta la perspectivas.
Claro que no les puedo decir que su papás se va a la cama a las tres de la madrugada...

Normalmente María despierta y prepara a las niñas y yo subo las dos mayores al cole. La pequeña este año todavía va una guarde' distinta. El año que viene celebraremos la comodidad de una unificación completa. Bien!!

Esta mañana vamos andando, cosa rara, mis peques no son de las que saben disfrutar de un agradable paseito de charleta. Lo que más gustito da es salir de casa peleándose por algo y si el plan además es lo de ir andando hasta el cole, sin los cinturones de seguridad del coche que limitan los movimientos, la tensión sube y sube :-)

Así que vamos a inventarnos algo.
Esta mañana nos llevamos la cámara de foto y vamos retratando todo, después escribiremos una historia.
Bueno, parece que la idea les ha gustado.


Sólo falta buscar el equilibrio entre las fotos que quiere hacer una, justamente cuando la otra tiene la cámara en mano y vice versa.

Lo conseguimos bastante bien, entre otras cosas por que para hacer una buena foto hay que correr adelantando los otros dos, y esto cansa y mete distancias saludables entre las señoritas peleoneas.


Hay mucho que fotografiar. No sólo los protagonistas del paseo.

Por ejemplo: la calle está hecha un asco.

Este árbol, pobre, lo han transformado en un cenicero.

Por supuesto no falta toda una colección de porquerías caninas (gracias desde aquí a esos dueños tan civilizados... me parece que son menos de hace unos años, pero siguen existiendo y la verdad que para llevar un niño a un parque hay que encomendarse a San glóbulo blanco, protector de las enfermedades y destructor de bacterias...

Aquí sólo un pequeñísimo ejemplo, de lo que no ha pisado por milagro V.

Hay que subir y subimos, pasandonos la cámara el uno al otro.


También hay imágenes más refrescantes y bonitas.

Las tiendas empiezan a abrir y exponer todo un catálogo de delicias...
El calor se hace notar, aunque no sean ni las ocho y media.

Este 2007, a parte un paréntesis por Semana Santa, va a ser el año más caluroso del milenio, de éste y del anterior quiero decir.


Aquí el papá feliz con su hija mayor, cruzando un paso de peatones bastante tranquilo.


No todos son así. Sobre todo por la mañana la gente tiene mucha prisa y se pone muy, muy nerviosa.

Todos llegamos tarde!

Pero tampoco hace falta hacer carreras en los cruces para ver a cuanto peatones confiados les provocamos un infarto del miocardio...


El otro día intervine para intentar tranquilizar un señor que además tenía cara de todo, menos del energúmeno en el que se había transformado en un momento.

Una señora le hizo notar que la estaba atropellando saliendo del aparcamiento sin mirar...

El tío paró el coche en seco, abrió la puerta y empezó a decirle de todo a la pobre señora que no imaginaría ciertamente ese tipo de reacción...

El coche embrutece el espíritu... y si no que os lo cuenten los taxistas.

Ahora el fotógrafo soy yo!!

Me han dejado un poquito la cámara, pero que no me haga demasiadas ilusiones, hoy las fotógrafas son ellas.

Seguimos!

Hoy con el reportaje tardamos en lugar de los 10 habituales minutos, un poco más de 20.

Hay mil cosas para entretenerse y distraer.

Por ejemplo: aquí el cartel colgado a otro árbol, pasada ya la mitad de abril, anuncian para el 29 de marzo una actuación del Ayuntamiento (poda de arbolado).

Uno duda si son tan previsores que con un año de antelación ya comunican a los ciudadanos las buenas intenciones...

Más probablemente no se había enterado que marzo se acabó... cómo pasa rápido el tiempo!!


Al final se llega, las banderas del portal de la escuela están casi todas invisibles y dobladas.

Buena la de Europa se ve bastante bien

Hemos llegado, tarde, pero hemos llegado !!!

Violeta dice: y mañana con el vídeo!!!

Bueno a lo mejor lo haremos

y si quieren, aquí lo verán.



Buon giorno y feliz día, siempre :-)

3 comentarios:

  1. Muy buena idea eso de retratar el paseo al cole. Ahora mismo yo voy a hacer lo mismo que tú (llevar a mis hijas al cole) pero con un poco más de prisa (es tan difícil substraerse a la tiranía del reloj....)
    Tenéis unas hijas preciosas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias José Luis!!
    A la mayor además le encanta hacer fotos y tenemos algunas preciosas, María y yo, gracias a ella.
    Una vez vencido el miedo a que se carguen la cámara :-))) y con un par de indicaciones, la verdad que estamos encantandos con nuestra pequeña fotógrafa!!

    ResponderEliminar
  3. Pués que sí , por supuesto, esperamos el video, porque es una gran idea, fíjate tan simple pero tan complejo para no caer en hacer un reportaje de camino al cole, aunque yo lo tendría que hacer en el coche, pués andamos 12 Km. desde casa hasta el colegio, te podrás imaginar a todo lo que nos dá tiempo...cantar, reirnos, hacer planes para cuando vaya a recogerla... Fabulosa idea.
    Enhorabuena por tu familia

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus palabras. Los comentarios se agradecen y animan!

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China