viernes, 27 de abril de 2007

mirando e imaginando...

Bajo las Ramblas mirando a todos los hombres que me cruzo, pero no, no encuentro ninguno que me guste como tú. Subo al metro y mientras pasa el tiempo hasta que llego, sigo mirando y sigo sin encontrar ninguno que me guste más que tú. Muy de vez en cuando veo algún jovenzuelo bien plantado, entonces mi mirada se torna filial. Siempre te prefiero a ti. Y a veces me pregunto si tú también miras sin hallar.

María

jueves, 26 de abril de 2007

Viajar


Pasado mañana nos vamos de viaje a Italia.
Cómo ya hemos hecho decenas de veces cogeremos un avión y nos enfrentaremos a la rutina del vuelo.
Cinturones, quién está con papi y quién con mami....
Quiero esto y quiero lo otro. Molestar al vecino, obviamente levantarse por un pipí en el momento menos oportuno.
Dibujar, jugar en amor y compañía.
Si se portan bien las miradas admiradas de los viajeros: son tres y además se portan como princesas!!
Si se portan mal las miradas comprensivas de quien tiene hijos o desearía tenerlos y las de reproche de otros...
Por supuesto miradas y comentarios.
Tres chinitas y además tan guapas no pasan desapercibidas...
V. si tiene alguien a lado normalmente no calla:
¿y tu cómo te llamas?
¿cuantos años tienes?
¿donde vives?
¿tienes hijos?
y un sin fin de preguntas.

Algunos encantados, pero otros...

Una vez recuerdo que V. estaba especialmente pesada, no sólo preguntaba, si no que le pidió a la señora si podía mirar lo que tenía en el bolso...
Pero la señora me dijo de dejarla tranquila que la estaba poniendo más nerviosa yo repitiendo a V. que dejara de importunarla que la niña con sus preguntas impertinentes.

Una señora muy maja :-) la verdad.

Pero ya sabemos que no todo el mundo es así.

martes, 24 de abril de 2007

Un artículo muy interesante

Ha empezado a circular por varios foros de correo, aquí en España, la traducción de un artículo muy interesante.
El autor del artículo es el presidente de la agencia americana CCAI trata de entender, pero más bien yo diría que explica, las razones del retraso en las asignaciones en China.
Lo hemos publicado en Panel de Noticias.
Os aconsejo vivamente su lectura.
Un agradecimiento especial, por la traducción de este texto tan interesante, a Yosue, que por lo que me comentan es una gran animadora del foro Tinta china

En las muchas llamadas que recibimos de parte de familias agotadas por la espera, asaltadas por dudas sobre qué pasa y qué pasará, desde hace tiempo comentamos parte de las razones que en el artículo aparecen bien resumidas y que he comentado en algunas entradas de este mismo blog.

Pero el texto ofrece y con equilibrio también otros datos sobre la situación en China, que ayudan a entender la situación real.

El resultado es un sabor agridulce.
Leed el artículo y volved a esta página si os interesa.

Es muy difícil escapar de una profunda sensación de tristeza.
El ser humano lo hace muchas veces muy mal.

Me fijo en las consecuencias de la oportuna, necesaria, laudable y pronta intervención del gobierno chino.
Se condenan duramente a los responsables de una actuación ilegal.
Se busca una siempre mayor claridad en todos los trámites del proceso de adopción.
Se pide a la autoridad local de hacerlo todavía mejor.

Pero los resultados positivos acaban manchados por otras actuaciones que son en definitiva consecuencia de hechos tan alabable difundidos de la forma equivocada.

No se trata de decir que el remedio ha sido peor que la enfermedad, por que a la búsqueda de la legalidad no hay que renunciar nunca, ni hay que alejarse de esa búsqueda jamás!!

Pero es cierto también, y es un hecho, que para miles y miles de niños inocentes las consecuencias de un acto criminal más o menos circunscrito ha sido que no podrán encontrar una familia, quizás nunca, por lo menos en su infancia.

Es profundamente triste e injusto.

Decirlo de poco sirve, reiterar obviedades tampoco es muy fructífero.

Pero quizás sea un poquito útil recordar y recordarnos que antes de hablar, antes de valorar y comentar ciertos hechos hay que ir con pies de plomo.
Las consecuencias de la mala información, del gusto por cebarse del caso aislado, acaban haciendo mucho, mucho daño.

Antes de emitir proclamas a los 4 vientos hay que pensárselo mil veces.

Hay que seleccionar el mensaje, la palabra crea realidades!!

No olvidaré nunca la llamada de una mamá que adoptó a su hija en la provincia donde hubo casos notorios de corrupción: el agobio, la fijación en la búsqueda de "algo"... la paranoia por si su hija hubiese podido ser una de las ... os aseguro que empezaban a manifestarse pequeñas fisuras en la integridad de los sentimientos hacia su hija adoptada.

Sé por cierto que las madres biológica de mis hijas no desearon encontrarse en la situación de tener que abandonarlas.
Sé por cierto que mi felicidad de padre deriva en parte de la tristeza de otros seres humanos.

Si hemos seguido todas las pautas de la legalidad en nuestro proceso de adopción, no tiene sentido alguno, ni ayuda a nadie, y menos a nuestra familia, obsesionarnos con ciertas dudas, transformarlas en culpabilidad y transferir a nuestros hijos la incertidumbre consecuente.

De la misma forma, las ilegalidades tienen que perseguirse duramente y con firmeza, pero también con mucha precisión.

Hay que luchar contra las ilegalidades con las esposas, aplicarlas al culpable en concreto, y no actuar al estilo de las guerras "preventivas" lanzando bombas que matan a todos: a algunos culpables y a muchísimos inocentes.

Violeta

Hoy Violeta nos ha regalado un dibujo y deseo compartirlo con ustedes.

Nos hemos mirado con María y los dos hemos pensado lo mismo: no somos tan guapos :-)

La felicidad, se sabe, no es una situación permanente.

La felicidad está hecha de una base: picos de emoción positiva, y de una construcción racional siguiente:
saborear aquellos picos más tiempo de lo que duran.

Las personas felices saben reconocer estos picos no sólo en los grandes y sonados éxitos, mas también en las cosas aparentemente pequeñas.

Las personas verdaderamente felices son las que saben olvidar pronto los reiterados golpes que regala generosamente la existencia y concentrar su atención, por ejemplo, en los trazos de un dibujo.

En el fondo, las personas más felices son las que saben olvidar.

Las que saben ser pacientes, esperar el momento adecuado, saben así encontrarlo y saben comprender las razones de los demás, el lugar donde viven y disfrutar de lo que tienen.

Sin que falte, obviamente, un poco de suerte.

lunes, 23 de abril de 2007

andando a la escuela


O del cómo transformar una rutina en un juego.

Hay que hacer una premisa: sobre bio-ritmos.
Si pudiera elegir mi horario de trabajo no empezaría pronto por la mañana, la verdad que no.

Cómo estoy frente a esta pantalla hasta las tantas de la noche, por la mañana el obligatorio despertarse - normalmente a las siete, siete y media - no es lo que más me gusta. Si me he acostado a las dos o a las tres de la mañana, me gustaría poder abrir los ojos a las ocho y media, nueve.
Cómo veis tampoco pido tanto: 5 o 6 horas de sueño...

Pero es imposible, el ritmo de vida de este mundo no acompaña el deseo. Y si no ya están mis hijas para recordarme "papaaaá despiertaaaa!!!"
Sobre todo la segunda que al primer rayo de sol está de pié pidiendo galletas.

Al final resultará que su papá es un dormilón, qué equivocada y a veces injusta es a veces la imagen que damos de nostros mismos cuando falta la perspectivas.
Claro que no les puedo decir que su papás se va a la cama a las tres de la madrugada...

Normalmente María despierta y prepara a las niñas y yo subo las dos mayores al cole. La pequeña este año todavía va una guarde' distinta. El año que viene celebraremos la comodidad de una unificación completa. Bien!!

Esta mañana vamos andando, cosa rara, mis peques no son de las que saben disfrutar de un agradable paseito de charleta. Lo que más gustito da es salir de casa peleándose por algo y si el plan además es lo de ir andando hasta el cole, sin los cinturones de seguridad del coche que limitan los movimientos, la tensión sube y sube :-)

Así que vamos a inventarnos algo.
Esta mañana nos llevamos la cámara de foto y vamos retratando todo, después escribiremos una historia.
Bueno, parece que la idea les ha gustado.


Sólo falta buscar el equilibrio entre las fotos que quiere hacer una, justamente cuando la otra tiene la cámara en mano y vice versa.

Lo conseguimos bastante bien, entre otras cosas por que para hacer una buena foto hay que correr adelantando los otros dos, y esto cansa y mete distancias saludables entre las señoritas peleoneas.


Hay mucho que fotografiar. No sólo los protagonistas del paseo.

Por ejemplo: la calle está hecha un asco.

Este árbol, pobre, lo han transformado en un cenicero.

Por supuesto no falta toda una colección de porquerías caninas (gracias desde aquí a esos dueños tan civilizados... me parece que son menos de hace unos años, pero siguen existiendo y la verdad que para llevar un niño a un parque hay que encomendarse a San glóbulo blanco, protector de las enfermedades y destructor de bacterias...

Aquí sólo un pequeñísimo ejemplo, de lo que no ha pisado por milagro V.

Hay que subir y subimos, pasandonos la cámara el uno al otro.


También hay imágenes más refrescantes y bonitas.

Las tiendas empiezan a abrir y exponer todo un catálogo de delicias...
El calor se hace notar, aunque no sean ni las ocho y media.

Este 2007, a parte un paréntesis por Semana Santa, va a ser el año más caluroso del milenio, de éste y del anterior quiero decir.


Aquí el papá feliz con su hija mayor, cruzando un paso de peatones bastante tranquilo.


No todos son así. Sobre todo por la mañana la gente tiene mucha prisa y se pone muy, muy nerviosa.

Todos llegamos tarde!

Pero tampoco hace falta hacer carreras en los cruces para ver a cuanto peatones confiados les provocamos un infarto del miocardio...


El otro día intervine para intentar tranquilizar un señor que además tenía cara de todo, menos del energúmeno en el que se había transformado en un momento.

Una señora le hizo notar que la estaba atropellando saliendo del aparcamiento sin mirar...

El tío paró el coche en seco, abrió la puerta y empezó a decirle de todo a la pobre señora que no imaginaría ciertamente ese tipo de reacción...

El coche embrutece el espíritu... y si no que os lo cuenten los taxistas.

Ahora el fotógrafo soy yo!!

Me han dejado un poquito la cámara, pero que no me haga demasiadas ilusiones, hoy las fotógrafas son ellas.

Seguimos!

Hoy con el reportaje tardamos en lugar de los 10 habituales minutos, un poco más de 20.

Hay mil cosas para entretenerse y distraer.

Por ejemplo: aquí el cartel colgado a otro árbol, pasada ya la mitad de abril, anuncian para el 29 de marzo una actuación del Ayuntamiento (poda de arbolado).

Uno duda si son tan previsores que con un año de antelación ya comunican a los ciudadanos las buenas intenciones...

Más probablemente no se había enterado que marzo se acabó... cómo pasa rápido el tiempo!!


Al final se llega, las banderas del portal de la escuela están casi todas invisibles y dobladas.

Buena la de Europa se ve bastante bien

Hemos llegado, tarde, pero hemos llegado !!!

Violeta dice: y mañana con el vídeo!!!

Bueno a lo mejor lo haremos

y si quieren, aquí lo verán.



Buon giorno y feliz día, siempre :-)

viernes, 20 de abril de 2007

Avestruz


Comentando la entrada del otro día, un conocido pensó oportuno avisarme de que a veces una visión demasiado optimista de una situación o de un hecho, llega a representar un peligro.

El optimista con su forma de observar el mundo, fijándose en lo bonito, más que en lo negativo, puede ocultar los problemas.

La poca atención hacia los problemas puede bloquear o, cómo mínimo, retrasar la toma de decisiones dirigidas a evitar sus consecuencias negativas.
Una persona realista, sin llegar a ser pesimista, divisa, preve y en consecuencia se prepara por si acaso.

Presentadas así las cosas, la verdad, a uno le entra el miedo en el cuerpo... a ver si con mi actitud llego a provocar que se dejen abandonados a su destino infeliz tantos niños y tantas familias con problemas de adaptación, de falta de filiación real, en crisis por la equivocación de expectativas sobre los hijos, familias afligidas por la desilusiones fruto de un mal planteamiento de lo que es adoptar, tener hijos, educarlos y aguantarlos...

Con lo fácil que sería, para evitar todo esto, cortar por lo sano la adopción. O establecer, por ejemplo que pueden adoptar sólo el 30 por ciento de lo que lo piden. Seguro que nos evitamos el 70 por ciento de los problemas.

Me atreví a suponer que las cosas van bastante bien y resulta que no, que todo es un desastre.

Describía la felicidad que tengo en casa y ese ánimo que transmito en realidad es una instigación a delinquir... diosmio

Pues aquí defendiendo un planteamiento de felicidad y buenas perspectivas de futuro en general para el colectivo de las familias adoptantes y, al contrario, tendría que estar enchufando un altavoz de alarma sobre los riesgos, los síntomas de la crisis del sistema...

En fin que el optimista toma forma del avestruz, ese animal que, se dice, frente a un peligro o a una situación que no le gusta, mete la cabeza en un agujero y, para él y en ese momento, se acaba el problema...
Muy parecido a lo que hacen los niños, si bien cómo juego, por lo menos normalmente, cuando se tapan los ojos y la realidad desaparece...

No lo sé, siempre es sano plantearse dudas, ver la otra cara de la moneda...

Sinceramente, en estos años he visto muchísimas más familias felices, normales, con los problemas que todo el mundo tiene y resuelve, que patologías y dolor.
Algunas nos han pedido ayuda, otras han confiado sus temores.

Reflexiono desde la experiencia acumulada en estos no pocos años en los que me he dedicado y he vivido temas de adopción desde la esfera privada, pública y laboral.

Tengo la impresión que, sobretodo en estos últimos tiempos, existe un crecimiento injustificado de anunciadores profesionalizados del desastre futuro.

Es muy fácil dejarse llevar por la impresión que dan unos casos duros. Cantan y suenan esos poquitos casos muchos más que los miles de otros casos que van perfectos, bien o que no revisten gravedad.

Hay que ver cómo están realmente las cosas. El fenómeno de la adopción internacional en España es relativamente nuevo y mucho queda por estudiar.
La impresión que me he ido haciendo en estos años es la que expongo en este escrito también más adelante.

Antes, a ver si ordenando por puntos las ideas, resulta más fácil entendernos.

1) En estos últimos 7 u 8 años en España han llegado decenas de miles de niños adoptados.

2) La mayoría de los niños adoptados en este tiempo todavía no ha llegado a la adolescencia, que, aquí todos están de acuerdo, será quizás el momento de tensión más fuerte en el seno de las familias (de todas las familias).

3) El desastre no es apreciable en la actualidad, los casos de fracaso existen, pero son un porcentaje muy pequeño, tan pequeño que se puede hablar con razón de que la adopción internacional "funciona" (palabra fría en este contesto, pero nos entendemos)

4) Así que tomemos la medida de las cosas: si es verdad que un sólo niño que sufre es demasiado sufrimiento, también hay que decir que cuando se plantea un juicio de mérito sobre un entero colectivo, la base de este juicio tiene que ser general y no basarse en el caso particular.

5) Creo que el sistema de fijarse en lo [poco] que va mal, para evitar ir a peor, en este caso no es buen sistema. Las consecuencias de estigmatizar un grupo de la población acabarían siendo peor remedio que la enfermedad: no hay que bajo-valorar la reacción de la ciudadanía y sus efectos en nuestras familias, en nuestros hijos.

6) No hay que olvidar ese porcentaje de problemas, por pequeño que sea: ¡claro que no! y hay que tomar todas las iniciativas oportunas para evitar que la ratio cambie.

7) Tienen razón los que afirman que hay más personas hoy, con respecto a hace unos años, que se acercan a la adopción con unas expectativas y unas ideas equivocadas, seguro que son más hoy que hace 10 años, aunque fuera sólo por que hay mucha más gente hoy que manifiesta su deseo de adoptar que hace 10 años.


Quizás el ejemplo del avestruz sirva aplicado de otra forma.

Los papás, los adoptantes y no, tenemos la obligación de estar siempre alerta. Tenemos que saber mirar a la cara los problemas. Nunca tenemos que hacer cómo el avestruz.
Escondernos y esconder los problemas por pereza, por el siempre malentendido orgullo, por incapacidad o desatención sería muy grave.

En algunos caso necesitamos ayuda. Tenemos que pedirla, buscarla, encontrarla.
La Administración tiene que ofrecer esta ayuda y tiene que abrir puertas de muy fácil acceso a unos recursos de tipo psicológicos, a la información y al asesoramiento.

Cuidado con lo que se lega a decir: "La palabra tiene la capacidad de crear realidades" (lo leí hace unas semanas en una entrevista a Luis Landero esta frase me ha gustado tanto, me parece tan acertada, que no me canso de repetirla y la he utilizado muchas veces en estos días).

Hay que evitar las consecuencias de puntar una lupa sobre lo que va mal y acabar pintándolo todo de gris o de negro.
No hay que hacer el avestruz, de acuerdo, pero es sano aplicar también en nuestro día a día el optimismo y el ánimo, la capacidad de fijarnos en la parte buena que siempre acompaña a esa parte que no es tan buena.
Hay que ser positivos para enfrentarse con más energía a lo difícil, a lo complicado, a lo negativo.

He tenido más de una vez la impresión que se utiliza el aviso del peligro no para salvar, si no para condenar.
Es muy, muy fácil caer en esta dinámica.
Si uno tiene un problema es su culpa, por que se has metido en algo al que no tenía que acercarse. Así que rechazar y levantar barreras en lugar de ayudar.
¿Es aquella una buena posición?

No lo sé, pero no es la mía.

Prefiero decir - aunque en medio de mil problemas - que hay que buscar y se puede encontrar el espacio para ser serenos, para ser felices, para crecer, para superar las crisis.
Los problemas se resuelven fijándose siempre en que una solución existe, enseñando el camino o abriéndolo, donde no existe.

Uno puede pasar por momentos muy duros, nadie se libra en realidad de estos momentos, pero ¿nos sirve de algo regocijarnos en el sufrimiento y hasta desear de alegrarse por que hay otra gente que también lo pasa mal?

Prefiero regar la planta del buen ánimo, por reseca que sea, que construir invernaderos donde se cultiva una equivocada visión "pesimista" de la existencia.

¿me paso con mi optimismo y con mis ganas de verlo todo de colores bonitos?
¿exagero con la confianza?
No problem, por uno así hay por lo menos otros dos que piensan lo contrario y que no dejarán de avisarnos del peligro.
En el fondo gracias a este equilibrio imperfecto puedo permitirme en este espacio mayores libertades y ser más positivo.

Buen fin de semana

jueves, 19 de abril de 2007

Las Cometas



En Caravia, este fin de semana habrá un Festival de Cometas que se prevé muy bonito.

A ver si tienen más suerte de los valencianos estos días con la Copa América

En China la práctica de hacer volar cometas es muy típica de los ... adultos, por ejemplo las cometas de Weifang (Shandong) son conocidas y apreciadas dentro y fuera de China.

Me encantan las cometas, y a mis hijas, si bien soy bastante desastre. Este verano en la playa pasó un señor chino que vendía cometas muy sencillas, pero él las hacía volar de una forma incréiblemente bonita y con una facilidad impresionante.
Os podéis imaginar las risas de mi hija mayor cuando el señor se fué y lo intenté yo sólo: la cometa daba media vuelta a 50 cm. del suelo y blaaaam, se clavaba en la arena sin remedio.

En su cara apareció una expresión que sólo podía significar una palabra: "patoso..."

Ahi lo que duele!! cuando notas que has desilusionados a tus hijas :-))


Y menos mal que no llegó a ver lo que es capaz de hacer un tal Alfonso Pérez !!
En la misma web encontrais de todo!! Incluidos varios manuales sobre historia, imágenes y cómo construir cometas ( o barrilete, cómo las llaman en Argentina) increible: Batoco

Ahora antes de montar el espectaculito con vuestras peques, quizás mejor entrenar un poco.

PD:

En mis navegaciones por internet he encontrado hace un ratito un blog que se llama "La Cometa" duró poco...
Y también esta web de fotos, y ésta con más estrellas, no son ni las mejores ni las peores, pero contienen algunas fotos de China muy, muy bonitas.

martes, 17 de abril de 2007

Ni santos, ni malvados

(foto Der Spiegel)

La valoración de las familias adoptantes se balancea constantemente entre dos opuestos.

Por un lado somos unos egoistas impedernidos cuyo único deseo es satisfacer nuestra alocada fijación para llenarnos la casa de llantos, olores a caca, pañales, noches de insomnio, rabietas y salpicaduras de papilla y vomitonas, en definitiva de hijos.

Por el otro somos una especie de Ongs encubiertas, cuya finalidad es salvar a la infancia desamparada del mundo a base de llenarnos la vida de alegría, picos cotidianos de felicidad, miradas perdidas en los ojos de nuestros pequeños que nos quieren, non miman, a menudo nos salvan de nosotros mismos llenandonos de felicidad.

Ni la una, ni la otra cosa. Ambas cambiantes y en perpetua evolución y mezcla...

A veces es muy duro, si no a cuesta de muchas explicaciones, peros y paréntesis, paradas y vuelta a trás en nuestra biografía, conseguir que se nos llegue a entender con un poco de ganas, con ese mínimo de abertura mental y sentido común necesarísimos siempre para comprender este mundo y sus habitantes, que por un lado andan movidos por sentimientos muy comunes, hasta sencillos, pero por el otro manifiestan una especialidad diferente, casi por cada uno de ellos.

Si manifestamos sinceramente que nuestro deseo es tener hijos, se entienda que somos necesariamente culpables de algo, de algo seguro, desde quitarlos a su entorno y a su familia biológica a no haber hecho nada para evitar que sus progenitores se encontraran en la necesidad de abandonarlos.
Si manifestamos que nuestra esperanza es que sean sanos se nos mira, juzga y condena sin apelación.
Los egoistas que somos, claro que sí, la verdad que en ningún momento de nuestros tres procesos de adopción mi mujer y yo hemos llegado a desear o esperar que nuestras futuras hijas tuviesen algún problema de salud.
Sinceramente no.

Y cada día me alegro de verlas crecer sanas y fuertes.

Así que no me merezco, ni quiero se me cuelgue ninguna medalla por haber adoptado tres niñas que un su día fueron abandonadas y se encontraban, cuando nos las asignaron, sin familias, en un centro de Bienestar Social, cómo se denominaba en los papeles el orfanato.

Pero tampoco quiero, ni creo merecerlo que se me condene por haber tenido de la adopción y en especial de la adopción de mis hijas una idea y un concepto más cercanos a lo de cualquier padre biológico, natural, espermático o cómo se le quiera definir, y mucho más lejana a esa imagen del santo solidario , generoso, altruista dispuesto a todo por salvar a un niño que sufre.

María y yo, en principio, estábamos dispuestos a mucho, a casi todo. Aunque claro no tiene mérito decirlo ahora que nos han tocado tres bombones.
Teníamos claro que la asignación era un proceso en el que nuestra decisión final tenía que ser necesariamente un sí. Aunque claro, qué fácil decirlo ahora con tres hijas que son las más inteligentes, guapas y alegres del mundo mundial.

Sé que circulan por allí unos individuos que no se merecen la generosidad de juicio que siento me concedéis muchos o algunos de los que estáis leyendo estas líneas y me conocéis.

He abrazado, visto y tratado con cientos ¿miles? de familias adoptantes en estos años.

En algunas, muy muy poquitas ocasiones, me dió un escalofrío el imaginar a mis hijas aunque fuera sólo por un segundo, en la casa de aquellos...

A mis hijas inteligentes, alegres y tremendas, guapas y gritonas, felices pero niñas, con sus historias, sus mentes vivas, sus caprichos, sus llantos, su impertinencia, su necesidad absorbente y total de atenciones, cuidados, paciencia, paciencia y más paciencia.
Su deseo de crecer guiadas y libres, estimuladas sin agobios, abrazadas, queridas, sin exigencias despropositadas, sin ambiciones constrictoras, con medida y con sentimientos desmedidos...
en el sofá manchado de chocolate, regañadas recordando siempre o sin olvidar jamás el lugar en el mundo que ocupa el sofá, el chocolate y ellas...

No es fácil ser papás.
Es más fácil decir cómo está bien hacerlo que hacerlo bien.

Hoy se multiplican los agoreros del desastre futuro, con tantos padres adoptantes que serán incapaces de salir con una nota suficiente de la asignatura de la adolescencia de sus hijos. Unos hijos adoptados cuya mochila se llena, se llena y se llena hasta explotar booooommmm... salpicando del componente gelatinoso producto del desastre familiar a la sociedad, la administración, los profesionales, las asociaciones, los expertos, los amigos y familiares (aunque se sabe que los desastres son mal para algunos y provecho para otros...)

La verdad que espero que no, que no sea tan desastroso el futuro de las familias adoptantes y, sobre todo, de los niños adoptados, o por lo menos no más de lo que argumenta la estadística para la familia en general, sin diferencias de procedencia biológicas o con denominación de origen menos conocida...
Sobre todo espero que esta legítima preocupación no se convierta en condena ni para un sólo inocente.

Por que cómo siempre cerrar la puerta es más fácil y rápido que buscar y encontrar otras soluciones, cuando la situación está cargadas de variables y la necesidad es de soluciones específicas, el camino palagado de dudas, y la obligación moral y ética la de mirar caso por caso, con serenidad y, una vez más, con sentido común.

Sin olvidar que el tiempo de los niños es proporcional a su edad.

feliznavidad

lunes, 16 de abril de 2007

COLORS


La revista Colors, publicada por la conocida empresa de moda italiana Benetton

dedica el n. 70 a la capital china Pekín.

En el pasado Colors, levantó más de una vez polémicas y escándalo por las fotos de Oliviero Toscani.

La portada de éste número anuncia el contenido de las muchas fotos que aparecen en las 49 páginas sucesivas en las que se retratan las profundas contradicciones que vive hoy la sociedad china y en especial Pekín.

La revista se presentó el 5 de marzo en esta ciudad.
En el Comunicado para la prensa, que puede leerse entero en español, se dice por ejemplo que:

"COLORS ha elegido a dos jóvenes fotógrafos chinos [Chen Jiaojiao y Peng Yangjun, realizadores del proyecto, las fotos, los gráficos y los textos] que han cribado cada rincón de Pekín para comprender mejor, mediante imágenes e historias de gente corriente, los cambios sociales y las mutaciones de las relaciones en un país que corre raudo y veloz hacia el futuro. "

La revista en italiano y en inglés, pero las imágenes no necesitan de muchas palabaras.

Merece la pena echarle un vistazo >>>

domingo, 15 de abril de 2007

¿Y las buenas noticias?


Prometo dedicarme con esmero a la búsqueda y captura de buenas noticias.

Las hay sin duda y todos los días, aunque pocas lleguen a los honores de la prensa.

Muchas buenas noticias las tenemos en casa con frecuencia animadora, pero es verdad que cuando se hecha de menos un poco de buen humor y alegría es difícil encontrarlo en los periódicos.

Por supuesto en internet hay web de "Buenas noticias" pero la verdad que no es que sean todas buenas, buenas esas dichosas noticias.

Empezamos:

las risas son contagiosas y las sonrisas, a veces, también: aquí se han dedicado a recoger 85 fotos de caras sonrientes, al final cuando te has mirado todo del listado algo se nota y es dificil que no te haya escapado a ti también una sonrisa


:-)



Son las 4 de la mañana, buenos días!

Roberto

No me gusta nada



Pero es lo que hay y lo que tenemos que tener en cuenta.

Me refiero a las noticias que he leído en pocos días en España y en Italia y que relato más adelante.

Conozco a más de una (y de dos) familias que han adoptado en China que no valoran con suficiente atención la realidad evidente de que nuestras hijas tiene en la cara bien pintada su origen.
No se trata de agobiarse, ni de asustarse.
Pero el conocimiento y la aproximación a una exacta valoración de las cosas ayuda, sin duda, a encontrar una solución más rápida y eficaz también en las situaciones más difíciles.
Exactamente lo contrario a cuando por imprevista esa misma situación nos deja atónitos e incapaces de reaccionar para largo rato.

Dichos conocidos argumentan que por un lado no existe tanto racismo en contra de los chinos y en segundo lugar que nuestras hijas no son como un inmigrante cualquiera.
En otra palabras no tenemos que preocuparnos mucho: aunque se encuentren nuestras hijas cara a cara con algún racista antichino, el hecho de tener DNI español y haber entrado por la puerta grande in the Spain, les protegerá de la dureza del muro del racismo contra el que se estampan irremediablemente, por ejemplo, los negros o los chinos de verdad.

Nuestras hijas son chinas, y aunque con todo el esfuerzo que se merece la búsqueda del momento adecuado, de la mejor forma para decir las cosas etc., estaría bien que nuestras hijas estén preparadas al hecho de que hay algunos individuos que valoran el origen cómo muy importante pero "en negativo".

El racismo se manifiesta de muchas formas. Brutales y más sutiles...
No sólo en plan cabeza rapada que propina palizas.

En Madrid hace unas semanas apareció en la prensa la noticia que reflejamos en Panel de Noticias:

Un comerciante chino acusa a policías de agredirle en la puerta de una comisaría

A los pocos días algo parecido pasó en Milán en Italia, podéis ver un vídeo de las protestas que se generaron como reacción a la actitud de la Guardia Urbana de esa ciudad

publica el vídeo el periódico La República
(un comento interesante por quien lee el italiano en el BLog de Beppe Grillo)

Todavía no he olvidado los hechos de Elche, en el 2004 (más info).
No he olvidado los comentarios de un comerciante de la zona cercana a la calle Traflagar de BCN "sobre la invasión amarilla" y su particular sistema para combatirla...

Ni la escrita en la pared a lado de una tienda de productos chinos que decía exactamente así: "Chinos de Mierda fuera de Catalunya"

Ni los valiosos comentarios de un taxista, sobre un hecho de crónica que tuvo amplia resonancia en los medio. Argumentaba, el taxista, cómo el número tenía virtudes terapéuticas contra el dolor, es decir: la pérdida de un hijo en el caso de pertenecer a un país sobre poblado hacía que su madre "seguro" sufriera menos siendo los chinos un mogollón...

Estas palabras brotan de mi teclado empujadas también por lo escrito (y que os invito a leer) en Pasión por China

Es verdad que no hay que vendarse la cabeza antes de tenerla rota, pero todos sabemos que el casco protege de consecuencias más graves en una caída y que además en determinadas circunstancias es obligatorio!!

viernes, 13 de abril de 2007

Tristeza, rabia.. impotencia


Cuanta injusticia y cuanto desinterés por los reales derechos de los niños.
De lo que tanto se llenan la boca algunos.
Cínicos, mentirosos, hipócritas.
¿De qué está hecho el superior interés de un niño?
En el fondo, no tan complicado: ser querido, tener oportunidades y ser querido, apoyado, protegido y ser querido, vivir en una familia que pueda darle cariño, las oportunidades de crecer, desarrollarse, de encontrar su lugar en el mundo y ser, en la medida de lo posible, feliz.

La sangre... ¿la sangre defiende necesariamente estos derechos?

Los resultados de cierta forma de aplicar el biologismo encima de cualquier otra consideración son evidentes, una y otra vez. Un niño más devuelto a un centro de acogida...

Conocí los padres adoptantes de David en Zaragoza.
Los sentimientos que emanaban de sus palabras dan el título a esta entrada.
Hoy parece que han tirado la toalla.

¿Y en la adopción internacional qué pasa?
Las cosas se pueden ver desde muchos puntos de vista.
Pero en algunos aspectos existe cierta similitud.
Defender la sangre a toda costa...

La legalidad por delante de todo. Sin duda y NO me cansaré de repetirlo.
Pero nadie se engañe: no es tan sencillo, y menos cuando en la misma olla hay una sopa de situaciones que incluyen la esfera personal y los grandes temas de la injusticia que gobierna este planeta.
La legalidad son las leyes hechas por un ser tan imperfecto cómo el hombre y el respecto TOTAL de la legalidad no borra por si sólo las sombras, las manchas de dolor, las lágrimas y las dudas.

Nuestra historia de papás adoptantes tiene raices en la injusticia de este mundo, en historias cargadas de tristeza, de pobreza, de dolor y de impotencia. Con esto tenemos que lidiar.

¿Tengo que sentirme culpable por la injusticia que reina en tantos lugares de la Tierra?
Incluida la calle a la lado de la mía... sí, y me siento implicado y hago lo que puedo, aunque quizás menos de lo que podría, como muchos otros.
Pero hago y he hecho mucho más de algunos que he oido por allí hablar y escribir sobre la adopción internacional en término muy lejanos de los que salen de este teclado.
Y no me refiero a tener tres hijas a las que quiero con locura.
Esto no es hacer nada para la solución de los problemas de este planeta.

¿Importa o no que un niño se quede 2, 3 o 5 años en un orfanato donde pasa penurias, falta de estímulos, enfermedades, cuando no hambre, cuando no se muere...?
A lo mejor al cabo de unos años puede hasta que reaparezca un pariente biológico... y mientras
¿qué le ha pasado al niño?
¿Tienen culpa los padres biológico de su pobreza, de su incapacidad para cuidar del niño?
Puede que ninguna. Puede que nos encontremos frente a la más dura de las injusticias, por supuesto que sí, por supuesto que detrás de la entrega de un hijo a un centro hay la más terrible de las injusticias.
En el 100 por cién de los casos hay algo de injusticia en un abandono.

¿Pero mientras se resuelve la injusticia que han sufrido los progenitores que han dejado a su hijo en un centro, o en una caja en la calle...
¿cómo se defienden los derechos de ese niño, de esa niña?

Hay miles de situaciones dispares, cada País tiene su historia, su problemática, cada grupo tiene su historia, y en lo que nos concierne, las raíces de nuestros hijos son plagadas de historias muy tristes.

Pero creo firmemente que la opción que han tomado las autoridades de China de dar en adopción a mis hijas ha sido una opción muy positiva.
Y es muy positiva esta opción siempre, cuando el niño es desamparado.
Y es muy positivo que se decida utilizar esta opción en tiempos breves, por que unos meses en un niño de pocos meses son toda su vida y no hay que esperar a nadie, aunque éste no tenga la culpa directa y la responsabilidad absoluta de su incapacidad por hacerse cargo de ese niño.

El mundo es injusto. No carguemos las culpas de la injusticia del mundo por partida doble a los adultos que sufren y a unos niños que pueden y deben dejar de sufrir.

Y en hara de nada se defienda que un niño tiene que tirarse en un centro años y años.
Y quién puede y debe, que trabaje para formar las familias, todas y más las que lo necesitan, para que ni un niño, ni de uno, de tres y menos de 10 años tenga que quedarse un día más sin disfrutar de sus derechos, entre los cuales, repito, hay

el derecho a ser querido, a tener oportunidades y a ser querido, apoyado, protegido y a ser querido, a vivir en una familia que pueda darle cariño, las oportunidades de crecer, vivir, de encontrar su lugar en el mundo y ser, en la medida de lo posible, feliz.

Posiblemente más de las oportunidades que se han dado a David, en la octava potencia económica mundial...

feliznavidad

miércoles, 11 de abril de 2007

manchas de tinta


Nuestra actitud frente a las dificultades y a las situaciones complicadas afecta a nuestros hijos y es más contagiosa que dar un bostezo.
Si estuviéramos alerta nos daríamos cuenta que la tranquilidad y el sentido común son más difíciles de practicar y a veces también de transmitir, pero cien veces más efectivos.
No por dar botes llegamos antes a la meta, un paso constante, atento y cuidadoso nos hace llegar además de antes, mejor.
Lo que pasa es que es complicado practicar con constancia el buen hacer aunque conozcamos sus extraordinarias virtudes.
Nadie puede ser condenado por un momento de debilidad y tampoco hay que justificar la actitud contraria: "equivocarse es humano, perseverar en el error es diabólico" muchas veces me repetía mi padre.

Un error que cometemos a menudo los bípedes dotatos de masa cerebral es buscar desesperadamente una explicación que permita generalizar las soluciones y que valga para todo y para todos.
Es un modo para buscar serenidad.

Desgraciadamente pocas veces se presentan situaciones sencillas y duraderas.
La felicidad es un momento (que se aconseja repetir y buscar cuanto más a menudo sea posible...)

Nos tranquiliza un paisaje dulce, verde, unos olivos relucientes y un vuelo lento y lejano de pájaros, pero a un sólo instante de este paraíso terrenal puede haber una tormenta, un río que crece destructor y la oscuridad que borra el paisaje.
¿en qué nos fijamos?
Concentramos nuestra atención y nuestra energía y sobre todo nuestra memoria ¿en un lado o en el otro de la misma moneda?

Nuestros hijos necesitan maestros, guías, seguridades.
Necesitan mucho menos que les vomitemos encima nuestras dudas existenciales.
Ya llegará el momento que ellos mismos se llenen la cabeza de problemas sin solución.
Entonces añoraremos los momentos en los que sabían y querían escucharnos.
O lamentaremos haber sido cómplices de la duda y de la inseguridad.

y una vez más feliznavidad :-)


martes, 10 de abril de 2007

Enterrando la fantasía


Hace miles de años los niños jugábamos con cualquier cosa, inventándonos historias, aventuras, personajes fabulosos, con un trozo de madera o una caja de cartón nos montábamos una tarde de emociones.

Todavía pasa con los niños de hoy, por ejemplo cuando se consigue apagar la tele sin tragedias (y pataletas de las que acaban anestesiando cualquier voluntad, las ganas de jugar de unos hijos telebasuradependientes... y las de animarles al juego de unos papás cansados por exceso de horario laboral)

¿Pero queda alguna esperanza para el pasado mañana?
¿Cómo serán los niños del futuro? si ya ni tienen que imaginarse el avioncito que vuela desde el plato cargado de papilla asquerosa a la boca cerrada-portaaviones, con acompañamiento de pedorretas de los papás desesperados por el hijo inapetente...

Hay que citar la fuente de tamaña noticia:

Descubierto en Microsiervos y en venta en Drinkstuff


mañana vuelta al cole!

domingo, 8 de abril de 2007

Cositas


Hoy he visitado la web de Francisca Rivera, fotógrafa.
Imágenes preciosas, como la que que podéis ver pequeñita a lado.
Os invito a una visión tranquila, sin prisas.

Es la hija de Mercedes, compañera valenciana de largas conversaciones telefónicas :-)
Pequeño homenaje en este humilde Blog a una amiga con la que hemos coincidido en más de una apreciación sobre varios temas. Tienes muy abandonado tu China Pasión Mercedes y es una pena...

Nunca cómo en estos años las palabras pueden llegar muy lejos desde su punto de salida. Tenemos a mano un instrumento muy potente, debemos usarlo y no desperdiciarlo. Debemos ocupar el espacio, que de otra forma la mala gente invadiría.

Circulan por doquier seres malvados, hambrientos de justicia, pero no para utilizarla, si no para
comerla y transformarla en el producto de una mala digestión.
A estos individuos hay que pararlos levantando muros de buenas palabras.

Confieso que siento mucho que mi castellano plagado de errores, quite fuerza a mis intenciones. Ojalá sepan perdonarme, queridos lectores :-)

Me permitiré un ejercicio de falta de modestia: cerrar citando a mi mismo: mejor dicho, citando las frases que abre la web de mi hija P., por que también la memoria es importante y para quién la memoria la tiene en pésimas condiciones, la repetición es necesaria y oportuna:

http://www.parolecon.com/paloma/

Esta página está dedicada a los cientos de miles de niños que no pueden disfrutar del cariño y de los besos de sus padres y a aquellos papás que entendieron como poder amar a un hijo que, un día, fue uno de esos niños, es disfrutar de la suerte más grande que la vida puede regalar.

P. está con nosotros desde el 27 de diciembre de 1999, es una niña llena de alegría y de vitalidad, como nos demostró desde el primer día, cuando todavía se asustaba por la cara barbuda de su padre y encontraba consuelo en los miles de besitos que le daba su madre.

Su mamá se llama María Luisa y su papá Roberto, asi que Paloma es china, española e italiana y cuando sus bracitos se abren para llamarnos a un abrazo, son ya suficientemente grandes como para abarcar en ellos un mundo que nos gustaría más libre de injusticias y prejuicios raciales.

feliznavidad

jueves, 5 de abril de 2007

Descubriendo a los Robinson


La verdad que me he llevado una buena sorpresa.
María siempre me pregunta cómo puedo meterme en un cine sin saber nada de la peli que iré a ver. Bueno, también esta vez nos metimos los 4, como hace nada y María fuera preparada por si a caso.
La película empieza con la imagen de una mujer que en una noche fría y lluviosa deja su bebé a la puerta de un orfanato: el cartel orfanato se ve muy bien.
Y de allí sigue la historia que si queréis conocer podéis leer ya en innumerables páginas. Por ejemplo en Fila 7 con todo lujo de detalle sobre cada uno de los protagonistas.
Las primeras imágenes después del"abandono" con cariño, lágrimas y sentido de culpabilidad de la madre bio (que se nota por el alejarse rápido y cabizbajo del lugar) sigue con los intentos frustrados del protagonista Lewis de caer bien a los candidatos a futuros papás adoptivos.

Hay un momento de especial desespero del niño que dice algo tipo: tiro la toalla, ya van 124 entrevistas y estoy a punto de cumplir 13 años y con esta edad ya nadie quiere hacerse cargo de un adolescente..."
en fin heavy, yo no podía dejar de mirar la cara sobre todo de la mayor y la veía muy, muy interesada, y muy seria.
La peli no es fácil, a una primera visión tiene mucha tela. Pasa un poco de todo, hay muchos personajes.
Quizás también me dio esa impresión por que el tema era tan nuestro qué monopolizó mi atención, dejando menos espacio por otros aspectos más cinematográficos...

Llegó un momento en que las tuve a las tres prácticamente encima, Paloma agarrada del brazo desde la butaca de la izquierda, Violeta en una pierna, Blanca en la otra.
La pequeña estaba claramente aburrida.
Demasiadas cosas para ella, demasiados detalles, situaciones, personajes, conversaciones etc. etc. no la recomiendo para los 3 añitos.

Violeta sí seguía la historia, pero del tema adopción, la mamá perdida, el deseo de tener una familia... no sé la verdad cuanto haya pillado.
Ya lo iré descubriendo poco a poco.
En el cine, en una escena en la que Lewis observa su misma madre bio dejar la cajita, me preguntó si eso era un sueño. Sí es un sueño.
A la salida, me hizo otra pregunta a la que contesté que Lewis había sido adoptado y ella me miró diciendo "¿qué quiere decir adoptado?"
¿Sorpresa mía? La verdad que no mucha, ni os sorprendáis vosotros, descubrir el sentido de palabras escuchadas mil veces, en un contesto especialmente claro no es tan raro, sucede y es un proceso que no se corta en un preciso momento.
Ni más, ni menos que la conciencia de ser china.
La "revelación" que se denomina, no se realiza en un instante, es el fruto de la suma de varios o muchos elementos y se consuma de forma y con ritmo diferente dependiendo del niño.
A veces sí que puede llegar a ser una iluminación, pero no siempre, ni mucho menos.
Le contesté simplemente: adoptada cómo tú, que has estado en la tripa de una mamá en China y mamá y papá te han adoptado y eres nuestra hija y eres adoptada.
"Ah, claro" fue su comentario.
Paloma es otra cosa, ella por supuesto se ha enterado de todos o casi todos los aspectos de la película. Pero que haya reflexionado sobre el tema... no lo sé, tampoco ha tenido mucho tiempo.
Empezó a contarla a María, incluyendo el detalle del orfanato.
Le he recordado que su adopción fue distinta.
Que en la película el chico conoce antes a las personas que podrán ser, o no, sus papás, entre otras cosas por que el chico tenía 12 años, no era un bebé.
"mamá y papá escribieron una carta a China en la que decíamos que deseábamos tener un hijo, y cuando te vimos por primera vez ya eras nuestra hija y te queríamos" sonrisas y abrazos.

Han transcurrido pocas horas desde la visión y hay que dejar pasar más tiempo para valorar los efectos del film. Si es que al final habrá alguno relevante.

El mensaje final es muy bonito, la frase "ya tengo una familia" no puede que gustarnos, pero queda un rastro de dudas sobre el valor en su conjunto de la peli, creo que volveremos a verla en vídeo, antes o después.
No sé por que algunos nos sorprendemos de que los niños quieran volver a repetir visión muchas veces. La repetición es un sano ejercicio de comprensión.

Mañana, bueno hoy que ya es 6 de abril, Paloma cumple 8 años.
Cumpleañooooos feliiiiiiz te deseamoooos todoooos cumpleaños feliz!!!!!!!

Rob

navegando por el ciber


Esta noche he dedicado un rato a una de las actividades con las que más disfruto: perderme de enlace a enlace en el fabuloso mundo de los Blogs.
Hay gente por allí que escribe cosas muy interesantes, la verdad.
A veces muy diver, otras no tanto. Como la vida misma.
En temas de adopción podríamos perdernos por horas, días, semanas enteras en leer historias personales, ver vídeos, escuchar entrevistas, leer textos a veces conmovedores por su inmediatez, por su sinceridad.
He visto el vídeo de una familia que nos abre las puertas de su casa, nos enseña cada una de las habitaciones, la familia, las fotos de sus viajes... durante la espera se desespera y uno hace de todo para pasar el tiempo. Bueno, la verdad que habría que decir gracias a todos ellos, quién no quiere no está obligado a ver nada, pero para quién quiere hay para aprender, curiosear y conocer de todo y más.
Este espacio es uno de los tantísimos que hay a disposición del público, además son todos gratis :-)) La sección de enlaces de este espacio irá creciendo, sin duda.

Me gustaría pasar enlaces más alegres. Intentaré enmendarme mañana, de momento os voy a
reenviar al Blog "DA IGUAL" una chica, supongo joven, pero la verdad no tengo ni idea, escribe un texto que me ha llegado al alma, se titula "cuando se te escapa la vida"
Os aviso, no es para salir del blog con una sonrisa pegada a la cara... pero la frase final tendríamos que tenerla muy presente, para no olvidar que todo los que nos pasa tiene su medida y que es muy sano aprender a valorar esta medida en proporción a lo que nos podría pasar.
De esta forma, quizás, nos ahorraríamos algún que otro sufrimiento.
Hay muchas cosas que no son para tanto.
Sobre todo cuando sabemos que a pesar de la oscuridad de un momento o de muchos momentos, al final del túnel hay luz .

feliznavidad
Roberto

martes, 3 de abril de 2007

Mantener los nombres


Es uno de los temas que a menudo se debaten entre las familias, en los foros también de vez en cuando se vuelve a hablar de la cuestión y, por supuesto, es una de las preguntas que puede caer en el proceso de idoneidad.
Como siempre, creo, las posiciones radicales no ayudan a encontrar la mejor decisión sobre si mantener el nombre sin más, cambiarlo, añadir uno nuevo.
Hay que ver caso por caso y utilizar el sentido común (vaya novedad ;-)
A veces se escucha que el nombre es una de las pocas cosas que poseen los niños adoptados y que es una crueldad robárselo quitándole lo suyo.
En principio parecería que sí.
Pero es un modo superficial y demasiado sencillo de ver las cosas.
Estamos dando por descontado que nuestros hijos adoptados tienen poco, que nosotros seamos capaces de pronunciarlo de una forma reconocible para el niño, que el cambio de nombre suponga necesariamente un trauma, que un nuevo nombre borre para siempre el antiguo, que el nombre antiguo sea, por el hecho de existir, una buena elección aceptada por el niño, u olvidando que los apellidos que adquiere no provoquen una desagradable cacofonía...

Muchos peros que será bien valorar a la hora de decidir que hacer.
La mayoría de las familias que adoptamos en China tenemos la costumbre de registrar las peques añadiendo al antiguo el nuevo nombre en español.
Creo que es la solución más savia y correcta.
No se borra nada y no se añade nada que queriendo no se puede dejar en segundo plano.
Seremos patosos con el idioma, sin duda, pero no hemos conseguido todavía que un chino entienda el nombre chino de nuestra hija a la primera...
Y conozco niñas que al pronunciar sus papás con toda la buena voluntad del mundo su nombre original, ni se daban la vuelta.
Un niño Boliviano, para poner un ejemplo, que se llama Jorge y tiene 8 años, se supone que sí entiende y posee su nombre!!
Pero si mi hija se hubiese llamado Cho Chi y siendo mi apellido Pili, la verdad me lo hubiese pensado antes de condenarla al ridículo por buena parte de su vida.
Mis hijas juegan a menudo utilizando otros nombres, que han elegido ellas, una se llama Anita, otra Berta, y a veces vuelven a bautizarse con otros...
Claro, un juego es un juego, pero insisto en que hay que tomarse las cosas cum grano salis.

¿Cuantas personas tienen dos nombres? y en según qué situación utilizan uno u otro, o los dos... y según qué personas nos llaman de una forma u de otra, a veces con apodos que nada o muy poco tienen que ver con nuestro nombre real.
A veces nos gusta y a veces no tanto.
Quizás no importe tanto la secuencia de letras, si no el modo y quién pronuncia esas letras.
El nombre es nuestro, nos identifica, pero los seres humanos no somos siempre los mismos.
La mayoría de los guías chinos que nos han acompañado a buscar a nuestros peques se han puesto un nombre occidental.
Es peor oír destrozar tu nombre con una pronunciación a menudo hasta incomprensible, que darte otro que te gusta, que has elegido y que la gente con la que tratas dice exactamente como te esperas que diga.
En la vida hay pocas cosas inamovibles y la rigidez de una posición tomada es a menudo el camino más directo hacia la equivocación.

Depende, de según cómo se mire todo depende...

feliznavidad o pascuas si se prefiere

lunes, 2 de abril de 2007

Rumores sin fundamento

Menos mal que todavía tengo un poco de sentido del humor y consigo reírme de ciertas cosas...
Hoy me ha llegado la noticia de que la causa de mi alejamiento de la actividad directiva de AFAC depende de un problema grave de salud: un cancer nada menos!!

Espero la verdad que no tengan razón :-)
Si estuvieramos en Italia lo entendería, ya que el 1 de abril es el correspondiente del día de los inocentes en España.

Bueno, mi salud no será una maravilla, pero hasta allí de momento no he llegado.
En estos días estamos en Madrid de visita a tías, abuelas, cuñados y amigos, espero tener un poco de tiempo para contar cositas

saludotes e Buona Pasqua!!

Roberto (que toca madera :-)))))

Entradas populares

Mágico Rio Li (Guangxi)

Mágico Rio Li (Guangxi)
El crucero es uno de los momentos más impactantes de cualquier viaje a China